Filosofía y TIC

29 03 2008

Del 31 de Marzo al 8 de Abril tendrá lugar en Gijón el Primer Encuentro de Profesores de Filosofía: Filosofía, Educación y Nuevas Tecnologías, organizado por la SAF y el CPR de Gijón. Aunque no podré asistir a todas las sesiones debido a que se celebran por la tarde (que es cuando tenemos clase) recomiendo a todo el profesorado interesado que acuda a esta actividad tan enriquecedora para los docentes de Filosofía.

El lunes 7 de abril a las 18:30, si todo va bien, pondré mi granito de arena con una ponencia que trata precisamente sobre este edublog. Hablaré del camino que hemos recorrido juntos desde que fue creado el curso pasado, con mi alumnado del IES Menéndez Pidal de Avilés, hasta la actualidad, en la que desempeño mi labor docente en el IES Alfonso II de Oviedo.

Si queréis aportar vuestra opinión sobre esta experiencia como alumnos/as que tenéis a vuestra disposición este Edublog, aún estáis a tiempo para que incluya vuestras impresiones. Al fin y al cabo, este blog no tendría sentido si no fuera por vosotros. ¡Animáos a colaborar dejando un comentario!

Programa del Encuentro

——————————-

Actualización:

Entrevista al ponente Carlos París



Y se hizo la luz (una “pedia” sin wiki)

24 03 2008

De vuelta a clase, retomamos la Historia de la filosofía donde la dejamos, en el siglo XVIII. El famoso siglo de las luces vio nacer la célebre Enciclopedia, con más de una veintena de volúmenes, así como más de una veintena de años les llevó a Diderot, a D’Alembert, al editor Le Breton y a sus colaboradores erigir semejante obra. Los problemas de financiación, así como dar con las artimañas para esquivar la censura, no ayudaron especialmente a su buena marcha. Sin embargo fue todo un éxito, tenía multitud de suscriptores que recibían cada nuevo volumen con la pasión de unos ojos ávidos por saber. Allí estaba todo…, todo el saber conocido hasta la época. Ya no era privilegio de unos pocos, estaba al alcance de toda aquella persona que tuviera la fortuna de saber leer… y de toparse con un ejemplar.

Este video introductorio ayuda a centrar la época (aunque las voces femeninas dejan mucho que desear). A quien le guste la novela de corte histórico, le recomiendo una que trata sobre la Enciclopedia, se llama “La Filósofa” de Peter Prange. Es medianamente entretenida y contribuye a comprender lo difícil que debió ser poner por escrito tal cantidad de conocimientos por primera vez.

Os animo a seguir el consejo de Kant. Encendamos la luz, ilustrémonos, atrevámonos a saber, o al menos, a intentarlo.



Si vis pacem

18 03 2008

En vista de los últimos comentarios surgidos a raíz del artículo sobre Johnny cogió su fusil, creo que el tema de la guerra, junto con el de la violencia, podría ser retomado para reflexionar sobre él en estos días de asueto.

Los filósofos del siglo XX han tratado con amplísimo detalle el tema de la guerra, especialmente porque sufrieron, entre otras, dos guerras mundiales. Desafortunadamente, nunca da tiempo a estudiarlos en la asignatura de 2º, así que la única solución que se me ocurre es citarlos en la Filosofía I. Por ejemplo, tomemos el caso del filósofo italiano Gianni Vattimo, quien sostiene, desde una perspectiva de corte postmoderno, que la filosofía debe consistir en un pensamiento débil, alejado del endiosamiento típico de la metafísica clásica. Ese pensamiento debe reflexionar sobre lo que los antiguos han dicho a lo largo de la historia, respetando sus diferencias. Ahora bien, ¿entender lo que se ha pensado con anterioridad implica aceptarlo sin más, o es posible combinar el respeto con cierta capacidad de crítica?

En esta línea, autores como Walter Benjamin no han dudado en posicionarse a la hora de juzgar el pasado. Así, Benjamin escribió lo siguiente mientras huía de la Alemania nazi: Hay un cuadro de Klee titulado Angelus Novus. En él se ve a un ángel que tiene aspecto de alejarse de algo sobre lo cual clava la mirada. Tiene los ojos desencajados, la boca abierta y las alas extendidas. Tal debe ser el aspecto que presente el Ángel de la Historia. Su rostro está vuelto hacia el pasado. En lo que para nosotros aparece como una secuencia de acontecimientos, él ve una catástrofe única, que acumula sin cesar ruina sobre ruina y se las arroja a sus pies. El Ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo despedazado. Pero una tempestad desciende desde el Paraíso, arremolina en sus alas y el Ángel no puede plegarlas de nuevo. Esta tempestad lo arrastra inevitablemente hacia el futuro, al cual vuelve las espaldas, mientras el cúmulo de ruinas, frente a él, sube al cielo. Tal tempestad es lo que llamamos Progreso. Obra: Tesis sobre la Filosofía de la historia.

A este respecto, el filósofo español Reyes Mate publicó en un artículo periodístico lo siguiente: El día que la generación presente reconozca que lo que tiene se lo debe a unos antepasados que hacían historia con la lógica que denuncia el ángel, ese día pondremos en la bandera un crespón y haremos política reconociendo que estamos obligados al duelo por los aplastados sobre los que ha crecido nuestro bienestar.

¡Qué escalofriante pensar que la historia se escribe sobre las lápidas de las víctimas! No sé hasta qué punto las citas latinas, del gusto de Tuckel (Si vis pacem, para bellum), son un ejemplo a seguir, dada su clara actitud bélica (no en vano, los romanos formaron uno de los grandes imperios de la historia). Se me viene a la memoria aquella otra de Qui non est mecum, contra me est (Quien no está conmigo, está contra mí). Me parece un tanto corta de miras, ¿acaso no existen los matices ni las posturas intermedias?

Video sobre el texto de Benjamin hallado en La audacia de Aquiles:



Johnny cogió su fusil

10 03 2008

 

Tras la jornada electoral, ayer pudimos finalmente disfrutar de la puesta en escena de Johnny cogió su fusil, dirigida por Jesús Cracio y representada en el Teatro Jovellanos de Gijón. Este clásico antibelicista por excelencia fue cálidamente acogido por el público, que pudo disfrutar de una excelente banda sonora al tiempo que rememoraba la antigua película sobre la novela de Dalton Trumbo. Mucho más ágil que la cinta en blanco y negro, la historia incorporaba un monólogo del joven Johnny a modo de crítica de las guerras y los enfrentamientos causados por las grandes palabras, como la libertad, que en tantas ocasiones se vacían de sentido. No faltaron los toques de humor, que el respetable agradeció debido a lo crudo del tema, como por ejemplo el momento en el que observamos que la ratita que inquietaba al Johnny moribundo no era otra que Minnie Mouse.

Desde el punto de vista filosófico, Johnny consiguió, por un proceso netamente cartesiano, averiguar que era tan sólo un moribundo, un muñón triste y aislado en el más puro solipsismo, sin ojos, sin cara, sin brazos, sin piernas…, sin dignidad. Con la única ayuda de su razón consiguió comunicarse con el exterior para solicitar ayuda, para poner fin a su dolor.

La historia de todos los Johnnies corría paralela proyectada sobre un tejido traslúcido. Eran hombres fabricados por un Demiurgo sin piedad, idénticos, anónimos, desechables. De la fábrica al matadero, inquietante metáfora. Una ocasión más para reflexionar de la mano del arte. Esperemos que se presenten muchas otras.

Promo en La Voz de Asturias

Reseña en el diario El Comercio

Os dejo con la canción que se escuchaba al salir de la sala del teatro:



Algo pasa con Mary

4 03 2008

Como lo prometido es deuda, y ya hace tiempo que se me solicitó que hablase de alguna filósofa, esta semana el blog contará con la presencia de una filósofa ilustrada: Mary Wollstonecraft. (1739-1797). Wollstonecraft fue una pensadora que se hizo a sí misma trabajando como institutriz, dama de compañía, periodista e incluso directora de un colegio. Su obra Vindicación de los derechos de la mujer es una de las primeras aportaciones del feminismo filosófico a la causa por los derechos de las mujeres. En ella critica las posiciones extremadamente patriarcales de la pedagogía rousseauniana, abogando por una educación equitativa para las mujeres, que las intruya más allá de los conocimientos básicos para el cuidado y la crianza de sus hijos.

La desgracia de Mary aconteció al dar a luz a su hija Mary Shelley (la autora del famoso relato Frankestein), concebida con su marido, el filósofo anarquista William Godwin. Mary no se repuso del parto, falleciendo a la edad de 37 años. Durante el tiempo que duró su vida, la filósofa dedicó largas horas a perfilar su pensamiento, al tiempo que se vio envuelta en varios conflictos sentimentales, ya que parece ser que era muy pasional, pese a que trataba por todos los medios de usar la razón en sus escritos. Como diría Hume, las emociones se imponen a la razón, y conmueven al individuo más de lo que él (o ella) quisiera.

Leer a Mary Wollstonecraft siempre es un placer, pues sus argumentos son sólidos, valientes y respetuosos. Para que luego digan que “antes” nadie pensaba como “ahora”. A saber a qué se refieren quienes así hablan. Lo que mis alumnos y alumnas de Historia de la Filosofía deben haber averiguado ya, a estas alturas del curso, es que la historia del pensamiento no es un bloque compacto. Suele haber diferentes tendencias, corrientes y signos que se dan simultáneamente. Este es un buen ejemplo de ello. Por eso harán un trabajo comparando textos de Condorcet, Rousseau, Kant y Wollstonecraft acerca de la cuestión de los sexos. Todos ellos pensadores ilustrados, pero con diversidad de opiniones.

Las webs de consulta recomendadas para completar el trabajo sobre la Polémica de los sexos son las siguientes (pueden utilizarse otras si se indica cuáles son):

http://www.fyl.uva.es/~wceg/articulos/democracia%20e%20igualdad%20Pontevedraywebceg.doc

http://www.stes.es/mujer/92001.pdf

http://www.fmujeresprogresistas.org/visibili7.htm

Los grupos de primero de Filosofía hará un trabajo biográfico sobre una de estas autoras: Hipatia de Alejandría, Santa Teresa de Jesús, Marquesa de Châtelet, Mary Wollstonecraft, Rosa Luxemburgo, Edith Stein, Simone de Beauvoir, Hannah Arendt, María Zambrano y Celia Amorós.

Os deseo a todos y todas un buen 8 de Marzo. Para finalizar, unos enlaces a artículos de este blog relacionados:

Ellas también filosofaron

Luces y sombras

100 años después de Simone

Cortina y Valcárcel: filósofas y profesoras

Mujeres en la Grecia Antigua

Hannah y sus hermanas

————————————— o ——————————————-

REFERENCIADO EN:

Artículo recomendado por el Rincón de Filosofía de Extremadura

La Consejería de Educación del Principado de Asturias recomienda al profesorado que realice actividades relacionadas con el día 8 de Marzo, cumpliendo así con el objetivo de educar en valores, en coeducación y para la convivencia. Ver web aquí.

 



Dialogar para crecer

3 03 2008

Nada mejor para cargar pilas, y desestresarse de corregir exámenes, que acudir al Seminario anual de profesores de Filosofía para Niños de España. Este año se ha celebrado en Gijón bajo el título Dialogar para crecer. En dicho encuentro nos hemos dado cita profesorado de Filosofía, maestros y maestras, educadores sociales, padres y madres, adolescentes, niños y niñas; en definitiva, todos aquellos simpatizantes de la construcción comunitaria del pensamiento.

Siempre teniendo como referente el marco del Programa de Matthew Lipman denominado Filosofía para Niños, los asistentes hemos podido conocer nuevas propuestas para incorporar el diálogo filosófico en el aula, el cual no es un simple debate, sino que contiene unos contenidos, objetivos y metodologías propios.

El diálogo filosófico posibilita el desarrollo de habilidades del pensamiento como la percepción, la investigación, la conceptualización, el razonamiento y la traducción. Además desarrolla el pensamiento “cuidadoso o cuidante”, que se refiere al respeto, la escucha y la valoración de las aportaciones del resto de participantes. Dicho diálogo puede emplearse en el aula con niños y niñas, adolescentes y adultos. Ahora bien, cada grupo tiene características propias que deben ser tenidas en cuenta.

Como bien decía Immanuel Kant, no se aprende filosofía, sino a filosofar. De poco sirve memorizar enormes listados de autores y obras si después no se sabe dar vida a todos esos conceptos, repensarlos, cuestionarlos, reelaborarlos y valorarlos. No se trata, entonces, de saberlo todo, sino de poder construir algo con lo que se sabe. De ahí la importancia de promover el diálogo, haciendo que la palabra, el lógos, fluya de unas mentes a otras con el fin de abrir nuevas perspectivas en el camino filosófico de cada persona. Una experiencia de diálogo filosófico es sumamente enriquecedora para el alumnado pero, de forma colateral, lo es también para el docente. Se puede aprender mucho de los alumnos y alumnas, de sus opiniones y conocimientos, de sus vivencias e ilusiones. Todos pueden aportar argumentos valiosos, pero para conocerlos hay que escucharles.

Por eso propongo que los profesores agucemos el oído, tomemos nota, y les tengamos en cuenta. La palabra no debe estar siempre en boca de quien dirige la sesión, ha de ser cedida para que se produzca el diálogo. Lástima que, en ocasiones, las tarimas de las aulas marquen una frontera física más propia de la clase magistral que de las propuestas dialógicas. En ese caso habrá que bajar los escalones, descender a la caverna, y luchar contra las sombras. En esas estamos…, a ver qué sucede.