Las anacletas

8 08 2008

 

En el día de hoy, miles de telespectadores de todo el orbe nos hemos dado cita ante el televisor para contemplar, al menos durante unos instantes, la ceremonia inaugural de los juegos olímpicos de Pekín (Beijing 2008). Hasta el archiconocido Google celebra esta fiesta deportiva adornando su logo con los muñecos oficiales del evento.

Pudimos contemplar la fastuosa escena del pergamino luminoso que mostraba la historia de China. Durante el acto aparecieron unos señores que portaban altas plumas en sus cabezas simbolizando la importancia de las palabras del filósofo chino por excelencia: Confucio. En un momento de la retransmisión, los comentaristas televisivos aseguraron que la obra más importante de Confucio es “las Anacletas“. ¿Anacletas? ¡Qué nombre más extraño!

No es de extrañar la confusión, dado que la filosofía oriental no ha gozado de mucha estima en el ámbito académico, siendo en muchas ocasiones relegada a cursillos especializados o asignaturas voluntarias. Como resultado, quien sepa de filosofía pero no haya manifestado particular interés por el pensamiento oriental, puede desconocer a qué obra se estaban refiriendo los reporteros, por mucho que Confucio sea para los chinos lo más excelso del pensamiento patrio.

Es más, muchas de las obras divulgativas de que dispongo ni siquiera mencionan a este personaje de la China clásica que dio origen al confucionismo, corriente que se convirtió en la filosofía oficial de la dinastía Han. Por fortuna, la Guía visual de Filosofía le dedica sendas páginas en las cuales matiza que Confucio era enseñante y político, llegando a ser ministro de justicia. Las ideas de Confucio fueron recogidas en las Analectas (Lun-Yu), donde se recomienda seguir las tradiciones para garantizar el orden social y se perfila la figura del gobernante ideal, alguien elegido conforme a sus méritos, que se comporta con moralidad respetando a los súbditos.

Hasta aquí llega este primer avance sobre Confucio. Se aceptan contribuciones para completar o corregir este artículo. ¿Qué libros se podrían recomendar sobre este autor? ¿Cuál es su teoría más conocida? ¿Qué lazos unen a Confucio con la filosofía occidental? ¿Alguien ha estudiado en detalle a Confucio?


Enlaces:TVE 1 y “las Anacletas”

Confucio y su filosofía

Una reflexión ética sobre la China de los juegos

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  2602  veces


Acciones

Informaciones

3 Comentarios a “Las anacletas”

9 08 2008
Juanjo (10:34:39) :

Hola Conchi:
Efectivamente, es un gran error por parte de TVE. La obra no es “Las Anacletas” sino “Mortadelo y Filemón”.
Saludos y buen verano.

10 08 2008
ainhoa (16:49:38) :

Buenas,

salté de la silla al oír por dos veces consecutivas “las anacletas”, no por parecerme curioso sino por conocer el nombre correcto “las analéctas” y maravillarme una vez más de la incultura y poca documentación de los comentaristas de la primera…en fín.

16 08 2008
Conchi (11:57:49) :

Je, je, bonita alusión al cómic Juanjo, lo mismo para ti.
Ainhoa, la anécdota ha sido curiosa, la verdad, especialmente por lo chocante del término, ¿cómo iba a llamarse una obra así?
Gracias a los dos por vuestras aportaciones.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image