La elegancia del erizo

16 08 2008

Esta novela firmada por la profesora francesa de filosofía Muriel Barbery y editada por Seix Barral en el 2007, ha sido calificada por Le Figaro como “la revelación del año”, o al menos así lo anuncia la faja con la que se presentó el libro en su segunda edición. Por si esto fuera poco, ha recibido el Premio de los libreros 2007, no en vano la obra conquistó a más de 600.000 lectores en toda Francia. Con semejantes referencias, la novela promete hacer pasar un rato entretenido en las tardes de verano, especialmente cuando el tiempo refresca por el norte de España más de lo que a muchos nos gustaría.

La historia, en apariencia sencilla, no está centrada en los grandes relatos o en la épica heroica, sino en la presumiblemente insulsa vida de la portera de un edificio de familias ricas en París. Al lector o lectora se le brinda la posibilidad de conocer los pensamientos de la señora Renée (cuyo nombre ya nos da una pista sobre sus gustos y anhelos), una mujer que atraviesa la cincuentena con pasos cortos y mirada baja, ocultando ante las familias para las que trabaja la extraordinaria inteligencia que puebla su cabeza, en la que se arremolinan infinidad de pensamientos sobre la existencia humana, el clasismo, el arte, la literatura, la música, la amistad y excepcionalmente la soledad.

El segundo personaje relevante es Paloma, una de las residentes en el edificio, niña de familia bien, la mejor de su clase. Como buena adolescente odia a su familia cercana, se considera superior a ellos, los juzga sin la más mínima compasión y no encuentra sentido a su vida, por lo que juega con la idea de terminar con ella.

Ambos personajes poseen el mismo sentido crítico, de acidez implacable, el gusto elevado por el conocimiento y cierto desdén hacia quienes no han tenido la suerte de disfrutar de tan tremendos cerebros. Pero no se conocen, hasta que un hombre se muda al edificio y todo da un vuelco en la vida de Renée…

Hecha la presentación de los contenidos, tan solo queda ofrecer una breve opinión. La novela tiene un buen comienzo, aunque en la mitad del libro pierde fuelle por resultar un poco redundante (las ínfulas de la portera pueden llegar a convertirla en un personaje demasiado engreído) sin embargo hacia el último tercio del libro descubrimos a una Renée mucho más humana. En una estupenda regresión freudiana aliñada con lluvia, descubrimos el origen de sus recelos, así como la fiel amistad que la une a su amiga íntima, la sirvienta Manuela. A medida que Renée se va ablandando y las púas del erizo se relajan, el personaje atrapa de verdad. Realmente llega a apetecer entrar en su portería, como hace Paloma, a tomar un té y charlar jugueteando con su gato León. Otro aspecto reseñable es el humor con que se narran algunas escenas en las que Renée lidia con sus interlocutores midiendo sus palabras en un intento frustrado de esconder sus verdadero yo. Al final resulta que es una filósofa enmascarada, con su moral  por provisión cartesiana incluida. En resumen, es una novela recomendable que puede dar pie a la reflexión, individual o en grupo.

Como colofón, un consejo de Renée:

Ahora ya sé lo que hay que vivir antes de morir. Bien: se lo puedo decir. Lo que hay que vivir antes de morir es un aguacero que se transforma en luz.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  6105  veces


Acciones

Informaciones

14 Comentarios a “La elegancia del erizo”

21 08 2008
Dante (04:12:02) :

Basta ya de nuevos fenómenos, de autores revelación, etcétera. La publicidad es una de las peores mierdas que le ha caído encima a la literatura.

27 08 2008
Conchi (12:53:27) :

Vaya Dante, se te percibe muy malhumorado. Es posible que tengas razón en parte de lo que dices, pero hay que tener en cuenta que la edición de libros no deja de ser un negocio y que las editoriales no pasan por buenos momentos. Por eso se entiende que se traten de promocionar las obras editadas. Otra cosa es que haya autores que estén en todas las librerías como si fueran los únicos, eso es un tanto exagerado, es verdad.

Saludos.

4 09 2008
nacho (09:28:59) :

de diálogos metafísicos y existencialistas cotidianos, y para que Dante se sienta respaldado en una afirmación que yo secundo, aconsejaré “El árbol de la ciencia”. No es un super-ventas, es, simplemente, fundamental, imprescindible, real, brillante.

saludos

4 09 2008
Conchi (10:08:47) :

Acepto la recomendación, Nacho. Habrá que releerlo, que ya lo tengo algo olvidado.

Saludos.

21 09 2008
Gra (18:59:38) :

Me parece que la filosofia tiene que ser un instrumento, sera necesario estar cuestionandose por la existencia, de sentir que nos elevamos por encima de de los demas, solo por el hecho de que creemos que somos mas pensantes. Se podria tomar como cierta esta creencia occidental y cristiana de pensar que nuestro conocimiento nos eleva por encima de los demas mortales. Creo que la filosofia debe responder a la ciencia como herramienta y nada mas. Lo otro dejarlo a lo instintivo , si es que no lo hemos matado.

26 10 2008
Dante (23:46:57) :

¿Qué es un clásico? Un libro, simplemente, fundamental, imprescindible, real, brillante, parafraseando a Nacho.
Si “El árbol de la ciencia” lo es, también “Luces de bohemia” (Pío Baroja y Valle-Inclán sí que molaban).

2 11 2008
Conchi (01:04:37) :

Hola Dante, da gusto seguir leyéndote por aquí. La verdad es que mi recuerdo de Valle-Inclán, de la época del instituto, es sombrío. Debería volver a leerle.

Saludos.

17 11 2008
Dante (19:55:28) :

Es normal, porque yo diría que un tipo con barba hasta el ombligo, enclenque, manco y además gallego tiene que ser sombrío. Y lo es hasta extremos perversos, pero entre tanta sombra hay una luz exquisita.

23 11 2008
Conchi (00:22:47) :

Es verdad, Dante. Un día, en un parque de Santiago de Compostela, me lo encontré… ¡¡sentado en un banco!! Es el arte contemporáneo, que le pega a una unos sustos…

24 11 2008
Dante (02:44:15) :

Lo malo es que en Oviedo tenemos a Woody Allen en mitad de una calle, y luego a un viejo sentao en un banco mirando una iglesia. Lo de Valle-Inclán era barba, y lo demás tonterías.

Me está gustando mucho “La elegancia del erizo”, me quedan pocas páginas para terminar.

27 08 2010
Monsina (21:20:42) :

Me regalaron “La Elegancia el Erizo” He empezado a leerlo, y no puedo con el
me aconsejáis que continúe?
Moltes gracies.

28 08 2010
Conchi (19:14:28) :

Pues depende un poco de la persona. Conozco a más gente a la que se le ha atragantado. Es una novela con la que hay que esperar, es verdad, pero el final lo recuerdo muy bien, y eso no me pasa con todas las novelas.
Un saludo.

15 02 2011
maria (13:32:55) :

Dona-li una oportunitat Monsina, no te’n arrepentiràs.

17 06 2014
novela policiaca (04:03:10) :

No quiero parecer demasiado condescendiente, pero me ha encantado este blog.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image