Un mundo ideal

26 10 2008

 

Como estamos viendo en clase, el filósofo ateniense Platón sostuvo que, más allá del mundo sensible e imperfecto que conocemos, ese mundo lleno de cosas mortales, de miserias, de transformaciones, aferrado a lo material y sensible, existe otra dimensión mucho más real: la de las Ideas. Las formas o moldes con las que se ha creado el mundo sensible son únicas, eternas e inmutables, también conocidas como formas, universales o esencias.

Ya sabéis que sólo existe una idea de caballo para todos los caballos pasados, presentes y futuros, al igual que sólo existe una idea de felicidad para todas las situaciones felices del pasado, presente y futuro. Claro que…, es mucho más fácil que nos pongamos de acuerdo acerca de qué entendemos por “caballo” que acerca de qué entendemos por “felicidad”.

Precisamente, una de las herencias que la teoría de las ideas de Platón nos legó en nuestra forma de pensar y entender el mundo, es la capacidad de pensar en ideales. Como podéis ver en esta canción de Disney, la princesa y Aladdín nos hablan de un mundo perfecto, bello, de ensueño, en el que podrían amarse sin complicaciones. Es un mundo en el que se puede volar, en el que hay libertad. (Hasta aparecen los caballos galopando, je, je). Podría pensarse que los seres humanos somos especialmente idealistas cuando nos enamoramos, como hacen los protagonistas, que están literalmente”en las nubes”.

Fijémonos ahora en las últimas palabras de la canción:

“Un mundo ideal, que compartir

que alcanzar, que contemplar,

tú junto a mí”.

Desde luego, Platón también sostenía que el mundo de las Ideas debe ser alcanzado y contemplado, a solas o en compañía, pero es un mundo inteligible, al que no se accede sobre una alfombra mágica, sino pensando, razonando, dialogando, “usando el coco”. Así, el “amor platónico” para el propio Platón, no es otra cosa que amar a las Ideas, amar el conocimiento, desear la sabiduría.

Para que reflexionemos sobre todas estas cuestiones, se proponen unas preguntas de opinión como actividad voluntaria. Hay que elegir una y responderla. (No olvidéis argumentar vuestras posturas):

1. ¿Es más feliz el que más sabe?

2.  ¿Somos más idealistas cuando nos enamoramos?

3. ¿Buscamos modelos perfectos a los que imitar o preferimos ser particulares, aún con nuestros defectos?


ANTIGUOS ARTÍCULOS SOBRE PLATÓN:Los mitos platónicos

Mujeres en la Grecia antigua

Las ideas y las cosas

El Bien es como el Sol

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  3785  veces


Acciones

Informaciones

11 Comentarios a “Un mundo ideal”

27 10 2008
irene (20:52:14) :

No es más feliz el que mas sabe…estoy de acuerdo en que algo de sabiduria puede dar ALGO de felicidad,pero creo que la felicidad es algo que nos viene raiz de otras cosas…como un buen dia en tu vida,y infinidad de ejemplos como este..por otra parte tambien pienso que la felicidad no es lo mismo para todas las personas,que a una persona le puede hacer feliz una cosa, que para otra no tiene significancia ninguna..

muy bien eso d poner videos eh

2 11 2008
Conchi (01:03:18) :

Muy bien Irene, tendré en cuenta esta aportación. Puede ser cierto eso de que no a todo el mundo le hace feliz las mismas cosas, aunque puede haber algunas cosas que hagan felices a muchas personas. ¿Se te ocurren ejemplos?

4 11 2008
César (21:33:51) :

¡Hola!
Te felicito por esta estupenda página. Tus alumnos tienen mucha suerte… Mis profesores de filosofía (de eso hace ya unos añitos) eran aburridísimos y, además, ¡feos! Quizás por eso aprendí poco.
Esas presentaciones que elaboras son muy didácticas y amenas, he utilizado alguna de ellas en el sitio web que estoy construyendo, donde toco algunas cuestiones relacionadas en cierto modo con la filosofía.
Yo también estoy elaborando algunas presentaciones en “Slideshare”, hace tan sólo una semana que he descubierto el sitio y veo que ofrece muchas posibilidades. Es una alternativa al vídeo, más complejo de manejar.
Te agradecería que, si tu tiempo te lo permite, le echaras un vistazo a mi página y me dieras tu opinión.
Un saludito.
César

7 11 2008
Lucia (08:27:30) :

¡Muchísimas felicidades! por ser un@ de las finalistas de los Premios Sociedad de la Información 2008. Es una mención muy merecida para un espacio que no ha perdido su interés en ningún momento y acerca la filosofía a much@s de una manera entretenida y creativa.
¡Mucha suerte!
Saludos.

7 11 2008
Conchi (12:12:55) :

Muchas gracias Lucía, viniendo de ti, sé que me lo dices de corazón. La suerte será poder estar en la Gala y conocer otras iniciativas interesantes de primera mano. La verdad es que lo que más ilusión me hace es que es un premio asturiano, la tierrina…, que tira mucho.

Un beso.

7 11 2008
Conchi (18:51:12) :

César, ante todo gracias por tus palabras. Tu web me parece un buen inicio para filosofar. Una vez leí un libro autobiográfico de Ken Wilber que me pareció muy interesante.

Saludos.

22 11 2008
Lorena (17:37:32) :

1. ¿Es más feliz el que más sabe?
Desde mi punto de vista, esta afirmacion no es correcta. No es más feliz el que más sabe. La felicidad está en la ignorancia. Cuanto más sabes y más abres los ojos, más defrente te topas con la cruda realidad. Vivimos en un mundo cruel y cuanto menos sepamos de él mas felices seremos.

2. ¿Somos más idealistas cuando nos enamoramos?
Absolutamente cierto. Cuando estamos bajo los efectos del amor, o de lo que creemos que es amor, todo nos parece maravilloso, nos cegamos completamente y no vemos más alla de lo que queremos ver. El problema está cuando abrimos los ojos…

3. ¿Buscamos modelos perfectos a los que imitar o preferimos ser particulares, aún con nuestros defectos?
Prácticamente todo el mundo busca un modelo o un canon al que parecerse. Es muy poca la gente que admite sus defectos y se muestra tal como es, y creo que esto es algo que se debe aprender. Todos debemos aprender a admitir que somos tal y como somos y no preocuparnos tanto de lo que dicen los demás ya que si solo nos preocupa lo que la gente que nos rodea piensa, jamas llegaremos a un estado de felicidad, porque viviremos siempre renegados a no ser como queremos ser, sino a mostrarmos tal y como creemos que los demas nos aceptarán.

P.D.: Lástima que tengamos que estar renagados a acudir a la factoría Disney para ver historias de amor como la de Aladdin… jeje

Un saludo.
Lorena Rodríguez. 2ºBach.

24 11 2008
Conchi (20:59:51) :

Lorena, muy bien el comentario. Te respondo con una nueva tanda de preguntas:
Dices que se es más feliz en la ignorancia. Si es así, ¿para qué ir a la escuela o al colegio? ¿Estamos creando personas infelices?
¿Es imposible disfrutar aprendiendo? ¿Cuál es la solución a este problema?

Saludos.

26 11 2008
Lorena (20:53:53) :

Dices que se es más feliz en la ignorancia. Si es así, ¿para qué ir a la escuela o al colegio? ¿Estamos creando personas infelices?
¿Es imposible disfrutar aprendiendo? ¿Cuál es la solución a este problema?

Bajo mi humilde punto de vista, no es el conocimiento de nuevos conceptos el que interfiere en la felicidad. Es el conocimiento que poco a poco vamos teniendo acerca de las cosas que hay a nuestro alrededor y las connotaciones que tienen. El abrir los ojos y ver que cosas que creíamos “buenas” igual no lo son tanto, que pueden tener una parte “no-buena”
Claro que es posible disfrutar aprendiendo, pero si nos fijamos los conceptos que podemos aprender en Química no tienen una relevancia importante en nuestro día a día. Si es verdad que a la hora de estudiar una carrera y orientarnos al mercado laboral nos puede resultar útil, pero no saber formulación orgánica no supone un handicap para poder desenvolvernos por nosotros mismos en nuestro día. Al igual que me refiero a Química, sería aplicable a cualquier materia impartida en un colegio/instituto.
Yo creo que las mayores lecciones de nuestra vida se reciben cuando salimos a la calle y nos enfrentamos a la realidad. Ahí es donde debemos darnos cuenta que no toda la gente es buena, que existe la hipocresía, la injusticia, etcétera. Debemos diferenciar lo que creemos bueno de lo malo y cuando pasan los años y vas abriendo los ojos, te vas dando cuenta que no hay tantas cosas buenas, que detrás de casi-todo hay intereses u otros aspectos negativos.
Es a ese conocimiento al que me refiero cuando digo que se es más feliz en la ignorancia.
Y la solución… buena pregunta pero me temo que no tengo una respuesta alcanzable porque no podemos hacer las cosas buenas ni cambiar la sociedad. Por tanto, resignación.

Un saludo.

29 11 2008
Conchi (14:31:15) :

Hola Lorena. Por lo que expresas, me parece que por “saber más” estás entendiendo madurar, con todo lo que de desencanto supone. Siendo así, sería más feliz el niño inocente que el adulto que ha visto la cara más negra de la vida. En eso quizás esté algo de acuerdo, madurar es complicado, y lo peor es que se tarda mucho tiempo en conseguirlo.

Por otro lado, me parece una lástima que ningún concimiento de los aprendidos en la escuela te parezca importante para la vida diaria. En mi opinión, muchos sí lo son, aunque a veces cuando nos los enseñan no somos capaces de entenderlo porque aún es pronto para ello.

Con respecto a que las mayores lecciones se aprenden por experiencia propia, en contacto directo con el mundo real, estoy de acuerdo. De poco sirve la teoría si una nunca se mueve de su silla para ver más cosas.

Buen comentario. Tomo nota.

10 12 2008
alicia (22:00:57) :

hola juanjo!

estaba pasando por tu blog y encontre esta entrada sobre la filosofia.
la verdad es que estoy leyendo un libro (el mundo de sofia) y me acorde de el mundo de las ideas de platon (aunque en este momento se me juntan muchos nombres de filosofos y muchas formas de ver el mundo…. [me lio]).
la filosofia me parece interesante… podriamos hablar de ella en clase, en vez de hablar de la politica estadounidense…;)
intentare separarme de la piel del conejo para llegar a la punta del pelo y ver la cara del mago…;)
saludos juanjo!

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image