Bienvenidos a La isla

16 12 2008

La semana pasada visionamos un extracto de la película “La isla” (de Michael Bay) con el fin de ir introduciendo paulatinamente problemas de bioética. Como su nombre indica, la bioética se ocupa de los problemas relacionados con la vida, como puede ser el que se plantearía en el supuesto de que se pudiera clonar a humanos adultos.

En la película, Merrik fabrica “productos”, unos clones denominados “agnates” que la gente rica se puede hacer por encargo con el fin de obtener de ellos órganos nuevos, piel nueva, hijos sanos, etc. En definitiva, son seres para obtener repuestos en caso de avería.

Ahora bien, el problema ético que se plantea no es sólo el de si se debería crear a seres por encargo simplemente por el capricho de alguna persona (cosa que, para qué nos vamos a engañar, se hace muy a menudo) sino el de si esos seres, en el caso de sentir, pensar, respirar y actuar como los originales podrían o deberían ser tratados como personas.

ACTIVIDAD VOLUNTARIA: Imaginemos que la situación planteada en la película ocurre en la realidad. ¿Son personas los clones que viven encerrados en la fábrica? ¿Tienen derechos que deben ser respetados? ¿Es lícito engañarlos, extraerles órganos, robarles hijos o matarlos? Argumentad las respuestas.

ENLACE:

 Sociedad Internacional de Bioética

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1217  veces


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image