De visita por Atenas

24 08 2010

 ¡Hola de nuevo! ¿Qué tal os está yendo el verano? Una servidora ha estado muy ocupada con asuntos personales y además ha tenido la suerte de poder pasar unos espléndidos y calurosos días en Atenas.

Atenas es, sin duda, la ciudad de la filosofía. Asimismo, es una urbe de contrastes. Mientras sus restos arqueológicos quitan el hipo por su magnificiencia, sus calles también asombran, pero por su estado descuidado, incluso se podría decir que sucio. Abundan los mendigos y en determinados barrios conviene andarse con ojo, pues ha habido sustracciones de carteras en un descuido de sus propietarios.

De todas formas, yendo con cuidado y adaptándose al entorno, en Atenas se pueden contemplar maravillas históricas como la Acrópolis, presidida por el Partenón; el Ágora por el que paseaba Sócrates, el templo de Zeus Olímpico, el templo de Hefesto y otras maravillas más recientes como la Biblioteca Nacional o la Academia de las artes.

De recuerdo me he traído un par de libros muy útiles para las clases y una baraja de cartas con las caras de los filósofos griegos más ilustres. Seguro que dicha baraja va a dar mucho juego en cursos venideros. De todo el material que he fotografiado y grabado, he seleccionado esta fotografía junto a la famosa Lechuza de Minerva, que da nombre a este blog. Dicha estatua se encuentra en la entrada del Nuevo Museo de la Acrópolis, aunque el guarda no deja tocar ni siquiera el pedestal que la sujeta.

La lechuza es el símbolo de la sabiduría y el animal que siempre acompaña a Atenea, la diosa doncella y guerrera que dio nombre a tan insigne pólis. Viene impresa en el euro griego y se encuentra en numerosas tiendas de “souvenirs”. Homenajeando a la lechuza finalizo este artículo y aprovecho para desearos un feliz fin de vacaciones.