La felicidad del sabio

10 11 2011

Que no cunda el pánico, porque ya hace días que tenía en mente publicar este artículo para el alumnado de 2º de Bachillerato, ávido de nuevas actividades para Aristóteles. No obstante, múltiples tareas docentes me han absorvido últimamente y no había encontrado el momento propicio para sentarme a filosofar un poco con todos vosotros.

Una primera posibilidad de actividad sobre Aristóteles es visualizar este vídeo humorístico e identificar alguno de los temas sobre los que discrepan Platón y Aristóteles. ¿Por qué dicen eso? ¿A qué se refieren? ¿En qué se diferencian sus teorías sobre esa temática?

Otra posible actividad consistirá en realizar una reflexión sobre uno de los conceptos centrales de la ética aristotélica: la eudaimonía o felicidad. Siendo la razón, el lógos, aquello que distingue al ser humano del resto de seres vivos, Aristóteles considera que la felicidad o florecimiento del ser humano está relacionada con trabajar para perfeccionarse, especialmente en cuanto al desarrollo de nuestras capacidades intelectuales se refiere.

Debemos recordar que el acceso al conocimiento estaba limitado a un reducido número de personas en la sociedad ateniense. Dedicarse al conocimiento era una oportunidad accesible a una minoría selecta. Así, aunque a algunos estudiantes actuales les pueda parecer imposible, Aristóteles postula que aprender también puede ser placentero y nos puede capacitar para vivir con más plenitud todo aquello que nos ocurra en la vida.

Hay quien dice que viajar y conocer lugares nuevos en una forma inmejorable de aprender. Por ello la segunda propuesta de actividad consistirá en elaborar una pequeña reflexión sobre algo que hayáis aprendido en algún viaje (no hace falta que haya sido a un lugar exótico, puede haber sido cerca de casa) y que os haya hecho “florecer”, es decir, crecer, madurar, contemplar algo nuevo e interesante y tener así a gusto el “dáimon”. Quedan abiertas las dos opciones de actividad (el vídeo o la felicidad), así que quienes queráis participar deberéis elegir sólo una y realizarla. A ver quién es más original.

Las respuestas serán corregidas y publicadas simultáneamente el día 20 de Noviembre.

——————————————————————————————————-

ANTIGUOS ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Generación y corrupción

Aristóteles, un discípulo díscolo

De mujeres y muelas

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1814  veces


Acciones

Informaciones

10 Comentarios a “La felicidad del sabio”

13 11 2011
Víctor López Pérez (15:08:59) :

Platón y Aristóteles filosofas sobre el tema de Aristóteles en contra de la teoría de las ideas, y Platón le replica por ello ya que el a sido su maestro y le parece mal que le critique alguien a quien a enseñado. Ellos debaten por que Platón dice que las ideas pertenecen a otro mundo y Aristóteles postula que las ideas están con las cosa y si no están con ellas esas no son sus ideas.

16 11 2011
Antonio Jardon Fernandez (20:48:30) :

A) Cada uno, defiende su teoria, Platon al racionalismo y Aristoteles al empirismo.
Se que se refiere a la distinción que existe entre empiristas y racionalistas.
Estas teorías se diferencian en que:
El empirismo esta basado en la experiencia para la formación del conocimiento. Esperamos que sucedan las cosas más por costumbre que por razonamiento científico. En esto es donde se opone al racionalismo.
El racionalismo considera que la forma de llegar a la realidad es a través de el mundo inteligible. Este, identifica la razón con el pensamiento.

20 11 2011
Ismael Tallos Pérez (21:44:08) :

En este vídeo Platón y Aristóteles discuten debido a que Aristóteles contradice ciertas teorías de Platón.
Platón fue maestro de Aristóteles pero su filosofía es muy distinta. La filosofía de Platón es idealista, y afirma que nuestro conocimiento proviene de ideas preconcebidas y preexistentes a la experiencia. Y que nuestros sentidos sólo nos ayudan a reconocer las cosas y conectarlas con las ideas preexistentes en nuestra cabeza. La filosofía de Aristóteles es realista. Aristóteles afirma que el principio de nuestro conocimiento son los sentidos y gracias a ellos conocemos la realidad y que a través de la materia podemos concebirla . Afirma además que la realidad no la creamos, sino que se nos impone.

20 11 2011
Pelayo Muñoz González (23:31:31) :

Discuten por la siguiente cuestión:Platón defiende que tenemos una serie de conocimientos desde que nacemos (ideas innatas),por el contrario,Aristóteles promueve que el conocimiento se adquiere de la experiencia.

21 11 2011
Cristian Babei (01:50:05) :

En el video, distinquimos el descarcuerdo por parte de Platon y Aristoteles.
Para Platon las personas nacemos con unos conocimientos ya dados, conocimientos que van saliendo con el paso del tiempo. Sin embargo,Aristoteles esta en desacuerdo con la teoria de su maestro, el defiede el impirismo, teoria que consite en que el ser humano, va aprendiendo con la experiencia.

21 11 2011
Conchi (20:05:28) :

Bueno, tras corregir los resúmenes de Aristóteles paso a corregir la actividad del blog. Efectivamente Víctor, Aristóteles considera inconcebible que las formas estén separadas de las materias. Antonio, es cierto que el idealismo platónico sintoniza con el racionalismo y el realismo aristotélico con el empirismo, aunque quizás sea prematuro decir que ya estaban presentes en la época griega. En este sentido está mucho mejor la respuesta de Ismael. Pelayo también acierta al decir que parte de la discusión se refiere a la teoría del conocimiento de ambos autores, que es muy distinta.
Por último Christian, tu comentario entró fuera de tiempo, procura que no se repita.
En general lo habéis hecho todos muy bien, os felicito.
Nos vemos en clase.

23 11 2011
Chus Plástica (18:00:36) :

¡Uff! Yo también escribo fuera de plazo. Bueno, confieso que es porque me da un poco de reparo. No sé si me estoy entrometiendo en un espacio reservado para vosotros y, en el fondo, temo que esto pueda pueda cohibiros a la hora de hacer comentarios. En fin, dejemos que la moderadora resuelva esta cuestión. Yo me he decantado por el tema de los viajes fuera de casa.

Vivo en un sexto izquierda, y desde la terraza del patio interior tengo una visión platónica de mis vecinos. Es curioso, llevo ya cinco años aquí y todavía no me entero bién de quién vive dónde. Pero bueno, a veces observo el tipo de colada, la forma en que está tendida, si hay plantas o no… y, aunque esto se puede considerar un análisis empírico, las deducciones provienen sobre todo de mi fantasía, o de mis ideas preconcebidas.

Mi verdadero laboratorio aristotélico es el ascensor. El otro día leía en un periódico nacional una crítica sobre un bailarín gijonés. “El bailarín poeta”, se titulaba. Bueno, pues resulta que éste es nieto de Tere, la vecina del quinto izquierda. Ahora comprendo la paciencia que tiene conmigo cuando me pongo a bailar en casa, o con la fiesta de Nochevieja. Además Tere conoce a mi amiga Celia desde que era un bebé. También me lo contó en un viaje vertical, no recuerdo si para arriba o para abajo. Severina, la del tercero izquierda, es madre de Felisa, una amiga de mi hermana de toda la vida. Así que, cuando coincidimos hacemos de mensajeros de nuestras respectivas.

“El mundo es un kleenex”, y estoy a punto de demostrar que se encuentra dentro de mi ascensor.

23 11 2011
Conchi (23:38:18) :

Je, je, ¡qué graciosa la anécdota! Lo cierto es que, curiosamente a veces nos encotramos con desconocidos a los que parece que conocemos más de lo previsto y otras creemos conocer a la gente pero no les conocemos en absoluto.
Opino que lo mejor para conocer a los demás es escucharles. Hay que escucharles con paciencia, largo y tendido, sin precipitarse, sin hacer valoraciones apresuradas. Una vez hecho esto, ya se puede pasar a la segunda parte, que es la de la réplica o la del consenso. Hay quien pasa directamente a la segunda parte y se pierde todo lo que podría haber aprendido con la primera. Pero es cuestión de gustos. Y sobre eso poco más se puede decir… :.)

10 12 2011
Risto (18:55:26) :

Yo, más que en las llamadas diferencias, me habría gustado centrar el tema en las similitudes entre profesor y discípulo. Las diferencias son famosas, de hecho siempre se destacan cuando se habla de Platón y Arístoteles. Sin embargo me gustaría profundizar en un aspecto que los dos tenían en común, y es su rechazo a la democracia. Para ambos ese debía ser el gobierno de la chusma.

11 12 2011
Conchi (14:50:09) :

Risto, desde luego Platón y Aristóteles también tenían muchas coincidencias, no en vano Aristóteles fue platónico durante dos décadas. Ambos tenían recelos sobre la democracia, especialmente Platón, debido a la muerte de Sócrates.
Aristóteles no la ve del todo negativa siempre que sea una “politéia” bien constituida, porque si degenerase entonces sería un sistema político corrupto.
Un saludo.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image