Artículos de 18 Febrero 2008

Instrucciones

Lunes, 18 Febrero 2008

Las instrucciones. Características

Las reglas que nos informan del uso de un aparato o las indicaciones que nos da el profesor de gimnasia acerca de cómo realizar un determinado ejercicio son instrucciones. Llamamos instrucciones al conjunto de reglas o advertencias que sirven para realizar una tarea.
A diferencia de las órdenes, las instrucciones no tienen un carácter imperativo (no pretenden obligarnos a hacer algo), sino informativo: nos informan de los pasos que hay que dar para llevar a cabo una tarea.
A veces, las instrucciones incluyen imágenes que aclaran o refuerzan el contenido del texto.

Cómo se dan instrucciones

• El lenguaje empleado para dar instrucciones ha de ser muy claro y preciso. Sólo si el receptor comprende perfectamente las instrucciones
que se le dan será capaz de llevar a cabo con éxito la tarea correspondiente.
• Los textos de carácter instruccional han de organizarse de acuerdo con un esquema en el que se pueden distinguir dos partes:
- La meta u objetivo a cuya realización se encaminan las instrucciones.

Por lo general, la meta se expresa en el título. Ejemplo:

  • Instrucciones para confeccionar una cometa.
  • Cómo grabar un archivo en un disquete.

- El programa o conjunto de instrucciones ordenadas que permiten alcanzar la meta. Las instrucciones, que por lo general aparecen numeradas, hande presentarse en el mismo orden en que deben realizarse las acciones respectivas.

EJEMPLO: Cómo salir del laberinto:

1. Situarse en una de las plazas o glorietas del laberinto.
2. Leer los nombres de los distintos caminos que parten
de la plaza.
3. Seguir el camino cuya letra empieza por C hasta llegar
a otra plaza.
4. Repetir el proceso anterior hasta encontrar la salida

el programa está constituido por el Conjunto de instrucciones que van numeradas del 1 al 4.
• Hay que decidir la forma o expresión verbal que se va a emplear para dar las instrucciones: en infinitivo, en imperativo o con fórmulas encabezadas por se. Ejemplos:
- Infinitivo: Pulsar el botón verde.
- Imperativo: Pulse el botón verde.
- Expresión con se: Se pulsa el botón verde.

Actividades: 

Lee los siguientes textos y explica de forma razonada en cuál de ellos se dan instrucciones:

texto A

1. Está prohibido fumar en todas las instalaciones del Metro.
2. Queda prohibido instalarse en los espacios existentes entre vagón y vagón.

texto B

1. Desenchufar el aparato y cortar el cable con una cuchilla.
2. Usar el pelacables para quitar el recubrimiento de los cables.
3. Abrir la clavija.
 Justifica por qué razón el otro texto no tiene carácter instruccional.
Escribe unas instrucciones de carácter humorístico o disparatado.
Ejemplo Instrucciones para lavarse la cara.

Aquí tienes una muestra, de Julio Cortázar: Instrucciones para subir una escalera

Nadie habrá dejado de observar que con frequencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situá un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de transladar de una planta baja a un primer piso.

Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).

Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.