Efectos colaterales de Mozart

Publicado en General Jueves, 1 Febrero 2007 por franciscfo | No existen comentarios »

Dejando al margen las polémicas sobre el “efecto Mozart”, aquí podéis ver algunos “efectos colaterales” de su música. Dos grupos de 1º de la ESO de nuestro Instituto realizaron una sesión de relajación y control de la respiración mientras de fondo sonaba el Andante del concierto para piano y orquesta nº 21, K.467. A continuación se les pidió que hicieran un dibujo libre, sin otra condición que la de dibujar en silencio mientras escuchaban el Allegro del concierto para flauta, arpa y orquesta, K. 299. No sé si mejorarían algo su capacidad de razonamiento espacio-temporal, pero sí está claro que estuvieron concentrados en sus dibujos y que estos son un buen reflejo de su personalidad y actitudes en el aula.

Aquí podéis ver algunos de esos dibujos:

smith.jpg                             carlota.jpg                                           nascimento.jpg

¿EFECTO MOZART O EFECTO $?

Publicado en General Miércoles, 31 Enero 2007 por franciscfo | No existen comentarios »

Ø    Todo empezó con las teorías del  médico francés Alfred Tomatis a mediados del siglo XX: La música es una necesidad. Favorece la maduración de diferentes estructuras funcionales del sistema nervioso.

Ø    Tomatis creó un método que (según él) favorecía el desarrollo del sistema nervioso y la capacidad para el lenguaje de los niños y que consistía básicamente en escuchar música antes de nacer, en el seno materno. La música más adecuada para este fin era para la de MOZART.

 

Ø    En 1993, la revista científica Nature, publicó un experimento de la psicóloga F. Rauscher y el neurobiólogo G. Shaw, de la Universidad de California en el que observaron que en unos tests de razonamiento espacio – temporal,  obtenían mejores resultados los estudiantes que habían escuchado música de Mozart mientras realizaban los ejercicios.

 

Ø    Esa mejoría de la capacidad de razonamiento espacio temporal duraba menos de  15 minutos tras la escucha pero era lo bastante importante para que se empezara a hablar del  “Efecto Mozart

Ø       Un espabilado músico estadounidense, Don Campbell,  se apresuró a registrar la expresión «Efecto Mozart» aunque no había intervenido para nada en las investigaciones. Además, se hizo con la exclusiva del “método Tomatis” para USA (convenientemente ampliado con el “efecto Mozart”). Ha escrito dos libros, ha editado varios discos, ha creado  centros de “terapia musical” y es asesor de algunos centros de salud. Todas estas actividades han tenido un efecto positivo sobre su bolsillo, que se ha llenado de dólares.

Ø    Mientras, los científicos seguían siendo conscientes de que aún quedaba mucho camino por recorrer antes de extraer conclusiones definitivas sobre el “efecto Mozart”.

 

Ø    En 1995, Rauscher y Shaw sometieron a un grupo de estudiantes a un test de razonamiento espacial y luego  les dividieron en 3 grupos para repetirles el test. El grupo 1 escuchó música New Age de Phillip Glass; el 2,  la sonata K448 de Mozart y el 3 estuvo en silencio. El grupo que había escuchado a Mozart logró mejorar un 62 por ciento sus resultados de la vez anterior, mientras los otros dos grupos sólo mejoraban en algo más del 10 por ciento sus respuestas.

 

Ø    Las críticas  a los experimentos anteriores fueron encabezadas por Chabris quien les negaba valor científico: “No hay nada de malo en que los niños escuchen música clásica, pero eso no les hará más inteligentes”.

 

Ø    Rauscher está de acuerdo en que escuchar a Mozart no aumenta la inteligencia general, pero el efecto Mozart existe, aunque limitado al razonamiento espacio-temporal.

 

Ø    En 1999, se aplicó la Resonancia Magnética para ver qué zonas del cerebro se activaban al escuchar música pop, Beethoven o Mozart. Solo Mozart parecía activar ciertas áreas del cerebro relacionadas con la coordinación motora fina, la visión y otros procesos superiores, todos con un papel supuestamente destacado en el razonamiento espacial.

 

Ø    Pese a todo, y aunque la propia Rauscher asegura que no es sólo la música de Mozart la que produce el efecto, los investigadores no han conseguido aún determinar qué rasgos musicales lo provocan.

 

Ø    Nuevos experimentos en grupos de preescolares de 3 - 4 años sometidos a tests de razonamiento espacio-temporal a los que se impartieron clases de música durante 6 meses obtuvieron un rendimiento un 30 por ciento mejor al de sus compañeros de similar edad, que o bien habían recibido lecciones de informática durante el mismo tiempo o bien no habían sido sometidos a ningún entrenamiento especial.

 

Ø    G. Shaw observó que los estudiantes que tocaban el piano mostraban puntaciones un 27 % por encima de lo normal en tests de matemáticas frente al resto de sus compañeros. Para este neurobiólogo, las matemáticas y la música guardan una relación directa, ya que “al aumentar la habilidad espacial aumenta, a su vez, la destreza en matemáticas”.

 

Ø    Rauscher concluye: “hacer música podría tener mayores beneficios para la inteligencia espacio-temporal que solamente escucharla”.

 

 

Para saber más

WWW.cienciadigital.es/hemeroteca/reportaje.php?id=61

 

WWW.tomatis.cl/metodo.htm

 

WWW.tomatis.cl/efecto mozart.htm

 

Críticas al “efecto Mozart”

 

WWW.kindsein.com/es/3/10/157

 

WWW.pianored.com/efectomozart.htm

 

¡Hola, mundo!

Publicado en General Miércoles, 24 Enero 2007 por franciscfo | No existen comentarios »

Este no es un un blog personal. Es un diario de las clases de música que imparto en el IES Llanera en el que iré subiendo artículos, comentarios, ejercicios, etc. Espero que pueda seros de utilidad a los alumnos y a otros profesores de la asignatura y que todos colaboréis con vuestros comentarios. Si os decidís seréis bienvenidos a bordo:Javier