Phalaenopsis: la orquídea mariposa

Publicado en EL JARDINERO — 1 Febrero 2010 @ 13:38

Phalaenopsis es el nombre genérico de las comunmente llamadas orquídeas mariposa (procede del griego phalaina, “mariposa” y opsis, “parecido”, ya que las inflorescencias de algunas especies  recuerdan a mariposas en movimiento), pertenece a la familia Orchidaceae y se conocen aproximadamente 60 especies. Son nativas del sudeste de Asia principalmente de Filipinas e Indonesia. La mayoría de estas orquídeas son epifitas, aunque las hay también litófitas, en la naturaleza viven debajo de los árboles, en un ambiente húmedo y  protegidas de la luz solar directa. Las flores aparecen en tallos largos y arqueados, en número de hasta 30 (oscilando entre 2,5 y 13 cm) y pueden aparecer en cualquier época del año, con una duración de hasta tres semanas. Los colores son variables, rosa, rojo violáceo, etc.

 Cultivo

Estas plantas no son muy exigentes en cuanto a su cultivo ya que requiere unas condiciones mínimas que son fáciles de conseguir dentro de las casas.

·         Temperatura: Soporta temperaturas de entre 14 y 35 °C con preferencia de temperatura durante el día de 20-24 °C y no inferior a 18 °C durante la noche.

·         Luz: Los Phalaenopsis prefieren una luz viva pero sin sol directo, lo ideal es colocarlas  junto a una ventana orientada al este o al oeste, con un visillo o cortina fina de por medio.

·         Agua: De preferencia no calcárea y sin cloro (usar cartuchos filtrantes si el agua disponible es muy calcárea). La humedad ambiental debe estar situada entre el 50 y 60%.

·         Riegos: Moderados. Hay que dejar secar un poco el compost entre dos riegos. Las raíces prefieren los compost con buen drenaje.

·         Maceta: Las raíces de estas orquídeas son verdes, tienen clorofila por tanto son capaces de realizar la fotosíntesis, por lo que es conveniente que estén en macetas incoloras.

·         Sustrato: Granulometría de fina a media, a base de corteza de pino, atapulgita o argex, carbón vegetal, poliestireno.

·         Abonado: Debido a que son plantas epífitas que viven sobre troncos de árboles y recogen el agua de lluvia que escurre, no tienen grandes exigencias de abono. Venden abonos especiales para ellas, pero basta con usar un abono para plantas de interior reduciendo su dosis a la cuarta parte, que aplicaremos cada 10-15 días en la floración y el resto del tiempo esporádicamente.

·         Poda: Cuando las últimas flores de Phalaenopsis se hayan marchitado, hay que recorta los tallos por encima de la tercera o cuarta yema; de esta yema puede brotar otro pedúnculo y cuando estén medio desarrollados es aconsejable colocar la planta durante unos meses en un sitio más seco y fresco. Esto estimulará la refloración.

250px-phalaenopsis_equestris_f_aureum_toapel.jpg

RSS 2.0 | Enviar un comentario | Enlazar

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Envía tu comentario

(requerido)

(requerido)



*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image