La Institución del Defensor del Pueblo

5 12 2009

    CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA DE 1978                              

TÍTULO I De los derechos y deberes fundamentales 

constitucionde1978_3.jpgEste Título se divide en cinco CAPÍTULOS y comprende los artículos 10  al 55, ambos inclusive.

El CAPÍTULO CUARTO es el De las garantías de los derechos y deberes fundamentales y consta de dos artículos, el 53 y el 54.  

Artículo 54: Una ley orgánica (*) regulará la institución del Defensor del Pueblo, como alto comisionado(**) de las Cortes Generales (*** ), designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en este Título, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la Administración, dando cuenta a las Cortes Generales

LEY ORGÁNICA 3/1981, de 6 de abril, DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

Artículo 1. El Defensor del Pueblo es el alto comisionado de las Cortes Generales designado por éstas para la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de la administración, dando cuenta a las Cortes Generales ejercerá las funciones que le encomienda la Constitución y la presente Ley

Artículo 2. Uno. El Defensor del Pueblo será elegido por las Cortes Generales para un periodo de cinco años, y se dirigirá a las mismas a través de los Presidentes del Congreso y del Senado, respectivamente.

defensorsede1.jpgArtículo 8. Uno. El Defensor del Pueblo estará auxiliado por un adjunto primero y un adjunto segundo, en los que podrá delegar sus funciones y que le sustituirán por su orden, en el ejercicio de las mismas, en los supuestos de imposibilidad temporal y en los de cese.

Artículo 36. Los Adjuntos y asesores cesarán automáticamente en el momento de la toma de posesión de un nuevo Defensor del Pueblo designado por las Cortes.

Sede de la institución del Defensor del Pueblo en Madrid

ENRIQUE MÚGICA HERZOG es el actual Defensor del Pueblo desde el día 15 de junio de 2000, fecha en que los Plenos del Congreso y del Senado le eligieron para el cargo en una primera votación favorable superior a las tres quintas partes de los miembros de ambas Cámaras. El 30 de junio de 2005, por primera vez en la historia de la Institución, fue reelegido como Defensor (el cuarto desde que existe esta figura en nuestro país).

VOCABULARIO.-

(*) Ley orgánica es la que se deriva de la Constitución de un Estado, y contribuye a su ejecución más perfecta  y a su observancia.

(**) Comisionado: delegado, representante.

(***) Cortes Generales: el Artículo 66 de nuestra Constitución en su punto 1 dice que “Las Cortes Generales representan al pueblo español y están formadas por el Congreso de los Diputados y el Senado”, y en su punto 2 “Las Cortes Generales esjercen la potestad legislativa del Estado, aprueban sus presupuestos, controlan la acción del Gobierno y tienen las demás competencias que les atribuye la Constitución”. Como ya vimos aquí, una de “las demás competencias” es la que contempla el Artículo 54 respecto al Defensor del Pueblo.

Ésta es la ficha que elaboré para los alumnos de 2º D de Bachillerato cuando, a principios del mes de noviembre, el Jefe de Estudios me comunicó que el grupo del cual era tutora había sido elegido (mediante sorteo) para cumplimentar una encuesta para el Defensor del Pueblo, encuesta cuyo objetivo y contenido se desconocían.

Me pareció oportuno que los alumnos tuvieran una información, la mínima, acerca de la Institución para la que iban a ser encuestados. Esto fue el lunes 16 de noviembre y en la cabecera de la primera página de una amplia batería de preguntas que cumplimentaron figuraban los anagramas del Defensor del Pueblo, de Unicef, de IUNDIA (Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia) y de Metroscopia (Estudios sociales y de opinión). Las preguntas versaban sobre “Lo que piensan los niños y adolescentes sobre el respeto a sus derechos fundamentales en televisión e internet”.

A continuación ampliaré esta información sobre el Defensor del Pueblo. Sus competencias y el organigrama están explicitados en la página web de la Institución.

En la historia del constitucionalismo español es en la actual Constitución en donde se contempla por primera vez la figura del Defensor del Pueblo, cuyo origen más inmediato está en el Ombudsman sueco. Fue la Constitución sueca de 1809 la que estableció por primera vez esta figura para dar respuesta inmediata a los ciudadanos ante abusos de difícil solución por vía burocrática o judicial; posteriormente, esta Institución (que en algunos países mantiene el nombre sueco) ha sido de gran aceptación en el moderno constitucionalismo de la segunda posguerra.

Para algunos autores el precursor de todos los Defensores del Pueblo europeos fue el Justicia de Aragón, figura que nació a finales del siglo XII y principios del XIII como mediador y moderador en los conflictos entre el rey y la nobleza; era la Institución más importante y prestigiosa de la organización política del Reino de Aragón y con el tiempo se convirtió en el Juez encargado de dirimir los conflictos entre la monarquía y los ciudadanos. La figura del Justicia Mayor la suprimió Felipe V (primer Borbón español) en los Decretos de Nueva Planta de 1711. Actualmente es el nombre con el que se designa al Defensor del Pueblo en la Autonomía Aragonesa.

Retrocediendo aun más en el tiempo, el emperador romano Valentiniano I creó en el año 368 la figura de Defensores civitatis o Defensores plebis, magistrados para proteger a los habitantes de las ciudades contra las vejaciones de los gobernadores, de los notables y recaudadores de impuestos. Parte de sus atribuciones, pero sobre todo la denominación -Defensor plebis o Defensor de la plebe- nos recuerdan al actual Defensor de Pueblo.  


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image