Reconociendo nuestra Historia: El Escorial y Valle de los Caídos, Madrid, Almagro y Almadén

28 02 2010

Reconociendo nuestra Historia: El Escorial y Valle de los Caídos, Madrid, Almagro y Almadén es un Proyecto de actividad extraescolar dirigido a alumnos de Historia de España de 2º de Bachillerato. Programado como alternativa a “Un viaje a la Historia de España. Madrid y La Granja de San Ildefonso”, añade información que puede resultar interesante, permite hacer de las dos actividades una o  simplemente facilita información para programar itinerarios históricos.

Se parte del proyecto “Un viaje a la Historia de España…”, pero se introducen las siguientes novedades:

- Se ha suprimido la visita al Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, lo que nos lleva a visitar el Palacio Real de Madrid, en donde prestamos especial atención al Salón del Trono y a los frescos de su bóveda -Alegoría de la Monarquía española- obra del pintor veneciano Tiépolo.

- También suprimimos el arte de Velázquez porque en esta ocasión nuestro marco cronológico no incluye el siglo XVII.

- Introducimos dos nuevos centros de interés: Almagro y el Parque Minero de Almadén.

En base a lo anterior, procede hacer las siguientes consideraciones:

- Para los centros de interés coincidentes no se aporta información, sino que se remite a “Un viaje a la Historia de España. Madrid y La Granja de San Ildefonso”.

- Se amplia la información sobre la historia de la ciudad de Madrid y la relativa al Palacio Real (se conserva la numeración de los centros de interés de Madrid).

- Se introduce la relacionada con las minas de Almadén

El programa de desarrollo de la actividad consta de tres partes y es el que sigue:

1) Introducción: en el aula, en los días inmediatos al viaje, se presentará la actividad a los alumnos, utilizando como recurso la proyección y comentario de imágenes de los lugares, monumentos y obras de arte que se visitarán.A los alumnos se les entrega un dossier que contiene el programa del viaje, los objetivos del mismo, información básica (textos, imágenes, planos, páginas web) de los centros de interés de la actividad y el cuestionario. Este dossier forma parte del documento que se presenta en esta página.

2) La actividad propiamente dicha, especificando los centros de interés (visitas a realizar) y la periodización (la actividad está programada para cuatro días).

3) Realización de un trabajo-cuestionario que el alumno realizará a partir de la información recibida durante el viaje y de la aportada por el dossier.

Una aclaración pertinente: En este Proyecto se quiere poner especial énfasis en las instituciones más representativas de nuestro sistema democrático, de ahí que uno de los apartados del programa sea Madrid, capital de la España de la Constitución de 1978, que incluye la visita al Palacio del Congreso de los Diputados y la asistencia a un pleno del Senado. Se elige asistir a un plenario de la Cámara Alta por ser ésta más desconocida para los alumnos, que, en cambio, pueden ver con frecuencia imágenes de plenos de la Cámara Baja en televisión. Al mismo tiempo, en la elección de visita a una de las dos sedes parlamentarias parece más interesante visitar el Congreso de los Diputados, entrar en el salón de sesiones que fue escenario de los sucesos del 23 F, ver el  ejemplar manuscrito de la Constitución Española de 1978, conocer su patrimonio histórico, la propia historia del edificio… Ésta es mi elección, que, naturalmente, puede intercambiarse: asistencia a una sesión plenaria del Congreso de los Diputados y visita a la sede del Senado.

Para ver el documento completo, mueve con el cursor las flechas del visor

Esta película necesita Flash Player 7

Para verlo a mayor tamaño

Una advertencia:

Es válida la información complementaria de “Un viaje a la Historia de España…” (temporalización, concierto de visitas, sugerencias), pero conviene tener en cuenta que para la visita al Congreso de los Diputados ya no es suficiente hacer la reserva con una anticipación de dos o tres meses (al menos, eso ocurrió en el presente curso).

Y dos recomendaciones:

- La visita al Parque Minero de Almadén tiene una duración de tres horas largas (sólo en visitar la mina ya se emplea hora y media, tiempo que no puede reducirse). Previamente se puede realizar un recorrido por el casco histórico de Almadén, prestando una especial atención a los edificios históricos ligados a la explotación e historia de las minas (aquí se remite al Programa de la actividad). Si se quiere visitar alguno de estos referentes históricos es conveniente hacer una selección ajustada que dependerá de los objetivos propuestos.

 - Para dormir en Almadén el sitio ideal es el Hotel Plaza de Toros, dada su  singula ubicación: una plaza de toros construida en 1752, única en el mundo por su forma hexagonal y declarada Monumento Histórico Artístico. El hotel está muy bien, su precio es asequible y a los alumnos les gustó mucho.

Otras sugerencias.-

Para familiarizarse con alguno de los lugares que se visitan en Madrid y con sus circunstancias históricas, se sugieren las siguientes películas:

. Esquilache, de Josefina Molina, especialmente las escenas que se desarrollan en el Palacio Real y su entorno.

. Sangre de mayo, de José Luís Garci. Esta película, que narra los acontecimientos del Dos de mayo de 1808, se inicia con unas imágenes que tratan de recrear el Madrid de los meses anteriores a mayo de 1808, al tiempo que un relator (creo que el propio director del film) nos va dando datos y desribiendo la composición de la sociedad madrileña del momento, los oficios, las diversiones, la opinión que tienen de sus gobernantes… secuencias todas que, en mi opinión resultan  muy ilustrativas e interesantes, además de recrear “Los fusilamientos de La Moncloa del tres de mayo”.

. Los fantasmas de Goya, de Milos Forman

ACTUALIZACIÓN:

En su Revista de Verano de ayer (27/08/2010) El País nos ofrece un artículo -”Mad Max” de La Mancha- que habla de las minas de Almadén. Lo traigo aquí fundamentalmente por el interés de una de las dos imágenes que lo ilustran: el baritel de las minas de Almadén, del que nos dice que es el único de Europa que se encuentra bajo tierra. El baritel, elemento importante de la visita a la mina, movido por tracción animal, servía para introducir y extraer de la mina hombres y materiales.



11 de febrero de 2010, veinte aniversario de la liberación de Mandela

12 02 2010

Si en mi último post utilicé la película Invictus como pretexto para traer a Mandela a la actualidad, hoy estoy obligada a hacerlo. Fue un 11 de febrero -hoy se cumple su veinte aniversario- que Mandela, el prisionero 466/64 de la cárcel de Victor Versten , fue puesto en libertad, tras 27 años de estar privado de ella. 

mandela_winnie2.jpg 

Tras pasar casi tres décadas en prisión, Nelson Mandela sale de la cárcel el 11 de febrero de 1990. En la imagen momentos después de ser un ciudadano libre, con su mujer Winnie, de la que posteriormente se separó.- REUTERS

A sus 91 años, Mandela conserva intacta su imagen de infatigable luchador por la libertad, continua siendo la personificación de la ética indestructible y su reconocimiento ha superado fronteras para convertirse, en palabras de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, en un “ciudadano global ejemplar”.  

Nelson Mandela conmemora 20 años de su liberación

En el día de hoy, el hombre que llevó la democracia a Sudáfrica es protagonista de artículos y reportajes en la mayor parte de los medios de comunicación, que unánimemente reivindican su figura, que utilizan la efeméride para recordar que dentro de cinco meses se celebrará en Sudáfrica el Mundial de Fútbol, evento que nos trae a la memoria aquella final del Mundial de rugby de 1995 que sirvió a Clint Eastwood para realizar su magnífica Invictus, pero que, sobre todo, aprovechan la ocasión para analizar la Sudáfrica de hoy.

Así el diario La Voz de Asturias encabeza la noticia con este titular: Suráfrica busca un nuevo impulso a los 20 años del fin del <apartheid>” que va seguido de esta adirmación: “El país espera mostrar su fortaleza económica y política con la organización del Mundial de fútbol. La pobreza, la inseguridad y la vuelta del recelo entre blancos y negros son los grandes retos”.

El País, con el epígrafe común “La nueva Suráfrica” nos ofrece dos reportajes, con sendos significativos titulares: La Suráfrica que Mandela unió, 20 años después que, a modo de entradilla, dice: ”La democracia surafricana es hoy estable, y la mayoría de los blancos y negros se tratan con respeto. La pobreza, la delincuencia y la corrupción son los grandes problemas“. Y “Nacidos libres” , seguido de un “La desigualdad se perpetúa y se ceba con los jóvenes de los guetos”.

ABC nos ofrece el lado oscuro de la Suráfrica actual -”El legado inacabado de Mandela”-, mientras El Mundo centra su noticia en los sentimientos que Mandela sigue despertando en sus compatriotas -”Los sudafricanos reviven <con una inmensa felicidad> la liberación de Nelson Mandela” y los escenifica en las siguientes palabras: “Miles de personas han regresado esta mañana a las puertas de la cárcel de Victor Verster -a 70 kilómetros de Ciudad del Cabo- para repetir el paseo que Nelson Mandela realizó hace justo 20 años, cuando salió libre tras 27 años de encarcelamiento”.

Así pues, luces y sonbras en la actualidad del proyecto que inició Mandela en 1994.  

Y para cerrar este recordatorio hacia el ciudadano global ejemplar, me sumo al siguiente homenaje musical: 

Estoy segura de que a tí también te gustará. 

Aquí puedes encontrar las fechas clave de la vida de Nelson Mandela: “Los avatares de una existencia difícil”



Invictus, un magnífico pretexto para traer a Mandela al primer plano de la actualidad

1 02 2010

invictus.jpg

Nelson Rolihlahla Mandela fue el primer Presidente de Sudáfrica elegido democráticamente por sufragio universal. Esta circunstancia, de por sí extraordinaria, es aun más notable si tenemos en cuenta que Mandela fue un importante activista contra el apartheid, lo que le llevó a ser considerado como un terrorista por este régimen y sus naciones aliadas y a estar encarcelado durante 27 años. En la cárcel –en donde fue el prisionero 466/64- se  involucró en el planeamiento de actividades de resistencia armada, se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los hombres negros sudafricanos (el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad). Su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica.

El apartheid y sus actuaciones de segregación racial (que desde 1948 tomaron forma jurídica), estuvieron vigentes en África del sur durante buena parte del siglo XX. Los excesos de la política de apartheid motivaron la oposición de la comunidad internacional y promovió el aislamiento de Sudáfrica en el plano internacional, se le impusieron sanciones económicas, se retiraron inversiones de Sudáfrica y la economía y la estabilidad del país llegaron a verse seriamente afectadas (en 1985 el gobierno sudafricano se vio obligado a declarar el esrado de emergencia que se mantuvo durante cinco años).  

En febrero de 1989, el presidente Botha sufrió un ataque de apoplejía y fue reemplazado por Frederik de Klerk. Éste, en su primer discurso como presidente, en febrero de 1990, anunció que empezaría un proceso de eliminación de leyes discriminatorias y que levantaría la prohibición contra los partidos políticos proscritos, incluyendo el Congreso Nacional Africano (ANC, del inglés ‘’African National Congress’), el principal y más relevante partido de oposición negro, a cuya cabeza estaba Mandela y que había sido declarado ilegal 30 años antes. En el discurso de febrero De Klerk anunció también la liberación de Mandela

Entre 1990 y 1991 se desmanteló el sistema legal sobre el que se basaba el apartheid. En marzo de 1992, un referéndum (la última ocasión en la que sólo votaron los blancos) concedió facultades al gobierno para avanzar en negociaciones para una nueva Constitución con el ANC y otros grupos políticos. El resultado fue la elaboración de un borrador de Constitución y la celebración de nuevas elecciones entre el 27 y el 29 de abril de 1994.

Estas elecciones convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica; desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación nacional, manteniendo a De Klerk como vicepresidente. Su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista. El esfuerzo por unir la nación, a blancos y negros, del recién elegido Presidente de la República Surafricana, su empeño personal por tender una mano a la minoría blanca que lo había encarcelado, cómo supo conducir a su país a una transición histórica, es lo que muestra ‘Invictus’, la nueva película de Clint Eastwood (parece ser que será la última de éste como director), la cual se centra en los primeros  meses de mandato de Nelson Mandela como presidente de Sudáfrica y en su brillante actuación frente a la copa del mundo de rugby .

Después de varios años de no poder participar en competencias deportivas, como sanción al régimen racista de Sudáfrica, la selección de Rugby de ese país - los Springboks- ganó el mundial de 1995 al vencer a los temibles All Blacks de Nueva Zelanda que eran los grandes candidatos.

invictus2.jpgLa imagen reproduce uno de los últimos fotogramas de la película cuando Morgan Freeman -Mandela- asiste al stadium en el que se va a celebrar la final de la copa del mundo de rugby entre el equipo de la República Sudafricana y los All Blacks de Nueva Zelanda. Va vestido con la camiseta de los Springboks y saluda al público, los sudafricanos (los negros y los blancos) le responden con una atronadora aclamación.   

Mandela es un político intuitivo, sabía que el rugby era importante para el país, acabar con él no hubiera sido bueno, por eso convirtió a los sudafricanos en forofos de los Springboks, a todos los sudafricanos, especialmente a los negros, que hasta entonces no sólo rechazaban al equipo nacional y a su camiseta verde, sino que apoyaban a cualquier otra nación que fuera rival de Sudáfrica. El lema era “Un equipo, un país”. Utilizando el rugby como pretexto,Invictus”  narra la historia que hubo detrás de aquella gran final, nos cuenta cómo el liderazgo de Mandela jugó un rol fundamental en el triunfo de los Springboks, pero sobre todo, lo que Clint Eastwood trata de transmitirnos es la difícil tarea a la que se enfrentó Mandela para unir a un país marcado por el odio y el resentimiento que dejó el final del apartheid. La película otorga un papel fundamental a las reacciones humanas.  

Mandela fue presidente por un solo período, se negó a ser reelecto; consideró que ya había mostrado el camino a seguir. En Sudáfrica es conocido como Madiba,  un título honorario adoptado por ancianos de su tribu.

Entre otras distinciones, fue Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1992 y Premio Nobel de la Paz  en 1993, compartiendo esta última con De Klerk. Son muchos los que opinan que Mandela y Gandhi han sido los dos mejores políticos del siglo XX.

Naturalmente, os recomiendo ver “INVICTUS”. En mi opinión es una muy buena película, con una temática atractiva y bien tratada, además de la buena interpretación de sus protagonistas. Morgan Freeman y Matt Damon, en los papeles de Mandela y capitán de los Springboks, respectivamente, hacen un estupendo papel.

11 de febrero de 2010, veinte aniversario de la liberación de Mandela