Centenario de la CNT: 100 años de anarcosindicalismo

31 10 2010

cartel_cnt.jpgEl introductor en España de la ideología anarquista fue el italiano G. Fanelli, quien en 1869 viajó a Madrid y Barcelona para crear los primeros núcleos de afiliados a la 1ª Asociación Internacional del Trabajo y difundió las ideas anarquistas de Bakunin como si fueran las de la AIT. Desde un principio el anarquismo arraigó sobre todo en la industria catalana y en el campo andaluz. En 1871 llegará a España Paul Lafargue, yerno de Carlos Marx, quien impulsará el grupo de internacionalistas madrileños favorables a las posiciones marxistas. Los enfrentamientos entre las dos corrientes internacionalistas en el seno de la AIT tendrá su reflejo en nuestro país: en 1872 se fará efectiva la ruptura entre socialistas y anarquistas.

En los inicios del s. XX, el anarquismo continuaba teniendo su mayor presencia en Cataluña y Andalucía, seguidas de Aragón, Asturias (Gijón y La Felguera) y Levante (Alcoy). En 1907, las sociedades obreras y los sindicatos autónomos de inspiración anarquista habían creado Solidaridad Obrera, una federación de asociaciones de trabajadores de carácter apolítico, reivindicativo y favorable a la lucha revolucionaria.

Solidaridad Obrera fue la impulsora de la creación de la Confederación Nacional del Trabajo, de composición básicamente catalana, pero de ámbito español. Su 2º Congreso, celebrado en el Palacio de Bellas Artes de Barcelona entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre de 1910, acabó siendo el escenario del Congreso Constitucional de la CNT . La nueva sindical expresó el deseo de fusionar el proletariado español en una sola organización, en un sindicato único, fijándose una clara posición anarcosindicalista al establecer como objetivo la socialización revolucionaria de la economía y la emancipación política integral de la clase trabajadora.

“La huelga general ha de ser revolucionaria… Para esto es preciso una fuerte conexión entre todos los obreros, no de una región sino de las distintas regiones que integran la nación española; para que la huelga sea general en la verdadera aceptación de la palabra, quizá en la única aceptación, cuando dejen de producir al unísono todos los asalariados de un mismo país.
Creemos, pues, que la huelga general, para su completo éxito, debe llevarse a la práctica cuando los obreros federados en la Confederación nacional estén capacitados para llevar a feliz término la renovación de las malas condiciones en que hoy trabaja”
               Congreso Fundacional de la CNT. Barcelona, 10 de octubre de 1910

En el artículo La CNT y el anarquismo publicado en El País el miércoles 27, Antonio Elorza comenta el centenario de la CNT y, entre otras cuestiones, señala las diferencias entre el anarcosindicalismo y el anarquismo. 

Y muy interesante es el reportaje “Visiones del anarquismo”, también de Antonio Elorza, en el que, tras una breve introducción (”El centenario de la fundación de la CNT ha servido para reavivar hasta cierto punto el interés por el moivimiento libertario español. En realidad, sería más preciso hablar de ciento cuarenta años de anarquismo, por aquello de que fue en el Congreso de Barcelona, en 1870, fundacional de la sección española de la Primera Internacional, cuando el bakunismo se impuso al republicanismo en el incipiente movimiento obrero español”) comenta diversas publicaciones recientes -trabajos de calidad, en su opinión- que analizan el anarquismo desde diversas perspectivas: “Tierra y libertad. Cien años de anarquismo en España”, serie de ensayos coordinado por Julián Casanova; “La revolución libertaria” de Heleno Saña; “Anarquistas. Un movimiento libertario en España” de Dolors Marín.

En el Babelia de El País de ayer sábado, el repotaje “Matar al rey” nos cuenta el fallido magnicidio del rey Alfonso XIII, ”un episodio rescatado de los archivos de la policía francesa, reconstruido al cumplirse el centenario de la CNT”.

En 1931, tras una difícil trayectoria de huelgas generales, de persecuciones y de mártires, de clandestinidad y de vida pública, la CNT rondaba el millón de afiliados. Tras la derrota bélica, el franquismo supuso persecución y exilio, mandó al paredón a millares de libertarios y aplastó su vasto aparato sociativo. En la democracia -en los primeros momentos de la  transición- el anarquismo pareció resurgir, pero al no participar en los Pactos de La Moncloa y al ser falsamente acusada de ser la autora del atentado de la Discoteca Scala de Barcelona, en 1978, inició su declive.

Actualmente, la CNT tiene 50.000 afiliados y sigue los postulados libertarios de 1910. 

El video que sigue es la primera de las cinco partes de las que consta el documental “Un pueblo en armas“. La acción transcurre entre los inicios de la Guerra Civil y 1937 y narra el alzamiento militar contra el Gobierno republicano y la respuesta popular por parte de militantes de la CNT. El montaje del documental -auténtico documento histórico- se realizó con materiales de productoras vinculadas a los sindicatos anarquistas de la Segunda República.

Actualización.-

El diario Público en su edición de hoy, lunes 1 de noviembre, publica el artículo “Anarquismo y CNT” del historiador José Luis Ledesma.

De este artículo, cuya lectura recomiendo, destaco lo que sigue:

“Anarquismo ibérico y CNT no pueden confundirse sin más. Por un lado, el primero precedía en mucho a la segunda y no se limitaba a ella. Antes y después de 1910, el mundo libertario era un complejo conglomerado en el que, además de sociedades obreras y sindicatos, había otros muchos espacios, como ateneos y escuelas racionalistas, grupos de afinidad y falansterianos, comités de defensa y propresos, periódicos y editoriales, grupos naturistas y nudistas. Pero al mismo tiempo, el anarquismo era menos que la CNT. Si bien en ella estaban casi todos los que eran anarquistas, no lo eran todos los que estaban…

Desde al menos 1917 hasta el final de la Guerra Civil, los anarquistas orientaron la central sindical más poderosa del país, cosa que no ocurrió en ningún otro, e hicieron de ella la organización de inspiración libertaria más importante del mundo… No pocos de sus valores y demandas de emancipación individual y colectiva, política y social, cultural o sexual son aún retos pendientes recogidos por los nuevos movimientos sociales”.



Saca tarjeta roja al maltratador

18 10 2010

tarjetaroja2.jpgSaca tarjeta roja al maltratador es la campaña de sensibilización en materia de violencia de género puesta en marcha por el Ministerio de Igualdad.

En las diferente piezas audiovisuales de esta campaña, basadas en un guión de Iciar Bollain, Alicia Luna y Pizca Gutiérrez y realizadas por Gracia Querejeta, han participado desinteresadamente personas de diferentes ámbitos profesionales, que han querido pasar a la acción sacando su Tarjeta Roja al maltratador. De este modo expresan ante la cámara un rotundo NO a cualquier tipo de agresión contra las mujeres.

Si pinchas en esta dirección podrás saber cómo aportar tu colaboración a la campaña.

http://www.sacatarjetaroja.es/

Y en ésta conocerás algunos de los nombres que ya colaboran.

http://www.sacatarjetaroja.es/plantemos-cara

En el presente año ya han muerto 57 mujeres víctimas de la violencia de género. Tres de ellas en la última semana. Y al menos doce niños han sido asesinados por sus padres.

Sobra todo comentario.

No sé si esta ínfima aportación servirá para algo, pero !cómo pasar de intentarlo!.



diseño+imagen+creatividad en el Patrimonio Industrial. Otro acierto de INCUNA

11 10 2010

tanes2.jpg 
Sala de Turbinas de la Central Hidroeléctrica de Tanes (Rioseco) //PEREZ LASTRA, JOSE RAMON, ”VAQUERO”, Ed. Colegio Arquitectos de Asturias, Oviedo 1992.        La Central Hidroeléctrica de Tanes fue construida en 1980 por el arquitecto, pintor y escultor asturiano Joaquín Vaquero Palacios, en colaboración con su hijo Joaquín Vaquero Turcios. La Central es subterránea y constituye un ejemplo de integración de escultura, arquitectura y pintura en una obra industrial, respondiendo así a un deseo de humanizar un espacio que está al servicio de la técnica. Quien visite la Central difícilmente podrá olvidar la impactante y hermosa visión de la sala de turbinas con esa combinación de roca (en la que está excavada la Central), acero (el que cubre sus pilastras de hormigón) y las pinturas de la bóveda -grandes formas geométricos en amarillo y blanco sobre un fondo gris-.

El jueves 30 de septiembre y el viernes 1 de octubre INCUNA celebró sus XII Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial. Siete conferencias y cinco ponencias repartidas entre las dos sesiones matinales y 52 comunicaciones impartidas en dos salas a lo largo de las correspondientes sesiones vespertinas, consecuencia de la participación de investigadores y expertos en diversas disciplinas procedentes de catorce países y de diferentes comunidades autónomas españolas, podrían considerarse referencias suficientes para calibrar la importancia de estas intensivas XII Jornadas, pero es obligado destacar el interés y la calidad de la mayor parte de las intervenciones que, sin precindir del necesario rigor, tuvieron un marcado carácter divulgativo. Lo pueden acreditar los asistentes (170 inscripciones) a las Jornadas.

El investigador del patrimonio industrial es como un notario que levanta acta de lo que existe, de lo que hay detrás de la realidad presente, de cuál es su estado, qué debe permanecer y qué puede desaparecer. Es ésta una disciplina que va ganando adeptos gracias en gran parte a asociaciones como INCUNA y gracias a personas volcadas en la investigación y divulgación del rico patrimonio industrial. Cuando lo conoces, te engancha irremediablemente; personalmente, asistí por primera vez a unas Jornadas de INCUNA en 2003 y quedé tan sorprendida por la cantidad de países participantes y por el interés de las exposiciones que me convertí en una fan incondicional; las Jornadas siempre me aportan descubrimiento, conocimiento y disfrute.

Cada año las Jornadas giran en torno a un tema, en este caso fue diseño+imagen+creatividad en el Patrimonio Industrial. Entre las palabras de presentación del Programa se lee: “El diseño en la industria ha generado en su dilatada historia un patrimonio importante con una influencia notable en las formas de ver y entender la vida de los ciudadanos. En su trayectoria podemos admirar y aprender, como un árbol vivo, que va desde la arqueología industrial a los nuevos saberes y técnicas digitales del nuevo milenio”. Sugerente presentación generadora de espectativas ampliamente satisfechas a lo largo de las Jornadas.

A continuación sólo algunos apuntes (seleccionados de entre aquellos que me llamaron especialmente la atención) que espero sean suficientemente expresivos del interés de las Jormadas.

aeg.jpgLas nuevas industrias, especialmente la eléctrica, convirtieron a Berlín -Electrópolis- en la capital de la II Revolución Industrial (protagonismo compartido con Nueva York, pero en este caso carecemos de vestigios). En su conferencia “El patrimonio industrial de la Industria Eléctrica en Alemania. Historia, Arquitectura y Arte en la segunda revolución industrial” AXEL FÖHL, arquitecto y Presidente de TICCIH Alemania, nos relató cómo en un primer momento la industria eléctrica no tenía edificios específicos y cómo las instalaciones de AEG, una de estas primeras eléctricas alemanas, estaban en un edificio cuyo aspecto exterior era el propio de uno de viviendas. En aquellos primeros momentos se conocía la técnica, pero no había una arquitectura específica y menos aún existía el diseño.

aeg_berlin_fabrica.jpg

Éste fue el primer edificio construido con tal fin, es la Fábrica de Turbinas AEG (obra del arquitexto Peter Behrens, Berlín 1908-09), un ejemplo de arquitectura racionalista que combina arte y técnica y que aún hoy se conserva. También se diseñó por primera vez su logotipo que aquí reproduzco y que, como se aprecia,  figura en la parte superior de la fachada de la fábrica. 
Otro ejemplo interesante es el de Puebla, ciudad mejicana en la que en 1835 se fundó la primera empresa textil de América Latina. La conferencia “Iconografía de la industria poblana:1830-1940″ del profesor UMBERTO MORALES MORENO, procedente del Centro de Investigación de historia económica y social, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, tuvo como protagonista a Puebla, el más importante centro textil mejicano. En su exposición el profesor Morales Moreno relató cómo las haciendas cerealísticas estuvieron en el origen de la fábrica textil mejicana, cómo los dueños de las grandes haciendas fueron los impulsores de las primeras industrias textiles, motivados más por un afán de emular lo que consideraban que era una moda de la burguesía europea que guiados por un auténtico espíritu empresarial, destacando que aquellas primeras industrias textiles, al igual que las centrales eléctricas berlinesas, tampoco tenían edificios específicos y utilizaban las haciendas para sus instalaciones. También aquí primero fue la técnica y luego la arquitectura.

La sala de turbinas de la Central Termoeléctrica de Tanes que abre este post formó parte del repertorio de imágenes que el arquitecto asturiano ROGELIO RUIZ FERNÁNDEZ proyectó para ilustrar su interesante y motivadora conferencia “El diseño arquitectónico como cualificador de la industria”. Si en los casos anteriores nos situábamos en el contexto de las Revoluciones Industriales, Ruiz Fernández nos trajo al presente, en el que, como sugiere el título de  su ponencia,  el diseño, la imagen y la creatividad realzan y proporcionan calidad a la industria a través de la arquitectura.

Estas XII Jornadas se cerraron el sábado 2, tal como contemplaba el Programa, con el Itinerario: ARNAO, UNA MINA SUBMARINA Y PROYECTO DE VALORIZACIÓN DEL PATRIMONIO INDUSTRIAL Y CULTURAL.  NIEMEYER Y LA ISLA DE LA INNOVACIÓN. AVILÉS. Rutas de INCUNA por el paisaje industrial y natural asturiano. Fue un magnífico final.

arnao_conjunto2.jpg
El castillete de la Mina de Arnao,  de madera con revestimientos exteriores y cubierta de chapa de zinc, es un modelo único en España. Construido en la década de los años treinta del siglo XIX, constituye un icono de la industrialización asturiana y un símbolo de la misma, por vincularse al primer pozo vertical profundizado en Asturias, que sirvió para explotar una mina de carbón submarina desde mediados del siglo XIX hasta comienzos del XX. Es el elemento más destacado del conjunto histórico industrial de Arnao (incluido en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias) y actualmente se está tramitando su declaración como bien de interés cultural (BIC), con la categoría de monumento.
Según documentos hallados hace unos meses en Madrid por los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García, la explotación de la mina de Arnao data del siglo XVI (por concesión de Felipe II a un fraile en 1590, pero interrumpida posteriormente) y fue la primera de carbón de España, el primer pozo vertical de Asturias y el único del país cuyas galerías discurrían bajo el mar.

Pero la arquitectura industrial no fue el único centro de interés de las Jornadas, como quizás pudiera deducirse de la lectura de estas líneas, sino también el diseño de diversos objetos, máquinas de distinta funcionalidad, locomotoras de tren, signos tipográficos, las patentes, la publicidad… una amplia serie de contenidos conectados al tema de estas XII Jornadas. Todo quedará reflejado en las Actas que, al igual que en ediciones anteriores, se publicarán dentro de unos meses y servirán para recordar y profundizar en lo escuchado en el escenario de la Universidad Laboral de Gijón.  

  
  
  


3 de octubre de 2010, mucho más que el 20 aniversario de la reunificación de Alemania

3 10 2010

La I Guerra Mundial acaba hoy es el destacadoi titular de un artículo del diario El País de hoy. al que le siguen, a modo de introducción, las siguientes palabras: “Alemania aprovecha el 20º aniversario de su reunificación para realizar el último pago de las indemnizaciones de la Gran Guerra estipuladas en el Tratado de Versalles“.

Los alumnos de 4º de ESO estudian, y los de Bachillerato deberían saber, que Alemania fue la gran perdedora de la I Guerra Mundial, que en la Conferencia de París iniciada en la capital francesa en enero de 1919 estuvieron presentes las delegaciones de 27 países vencedores (los vencidos no fueron convocados, de ahí que se le considerara la paz de los vencedores), aunque las negociaciones fundamentales quedaron en manos de EEUU, Reino Unido, Francia, Italia y Japón.

La Conferencia de París finalizó con la firma de cinco tratados con los países derrotados, de los cuales el Tratado de Versalles (28 de junio de 1919) fue el más importante y en él Alemania, declarada culpable del inicio de la guerra, fue tratada con especial dureza. Entre las condiciones que este país hubo de aceptar estaba el pago de importantes sumas de dinero, en concepto de indemizaciones por los daños causados.

Pero no es este hecho histórico el que da sentido al titular de este post, sino el fin del pago de esas indemnizaciones de guerra que la canciller alemana quiso hacer coincidir con el 20 aniversario de la reunificación alemana el 3 de octubre de 1990. Es esta doble circunstancia la que tratadoversalles.jpgmotiva que hoy sea mucho más que un aniversario, tal como como título mi post e insinúa el elocuente titular de El País. 

El Salón de los Espejos del palacio de Versalles, durante la firma del tratado de paz tras la I Guerra Mundial.- JULES HARDOUIN/CORBIS. El Tratado se firmó simbólicamente en la  Galería de los Espejos, el mismo lugar en el que en 1871 se había proclamado el Imperio Alemán, tras la ocupación de Alsacia y Lorena.

Si lo acordado en el Tratado de Versalles nos lleva al origen de la II Guerra Mundial, una de las consecuencias de este conflicto será la división de Alemania y la posterior construcción del muro de Berlin. Hace casi un año conmemorábamos el 20 aniversario de su caída -Imágenes 4. Muro de Berlín- y hoy lo hacemos de la reunificación de Alemania, tal día como hoy hace 20 años y con el canciller Kohl como artífice fundamental de la nueva Alemania. 

También son interesantes los siguientes artículos:

La Voz de Galicia:

Berlín terminó de abonar las reparaciones de la I Guerra Mundial. Realizó el pago simbólico de 69,9 millones de euros. 

El Mundo:

De dos Estados a uno, sin derramar una gota de sangre

La reunificación alemana celebra su mayoría de edad