El Vaticano exhibe sus secretos

3 03 2012

“Lux in arcana” (Luz sobre el misterio) es el título de una exposición absolutamente excepcional que se inauguró esta semana y que estará abierta hasta el 9 de septiembre en los Museos Capitolinos de Roma, en la plaza del Campidoglio, en la que fuera sede del gobierno de los papas para la ciudad de Roma.

La exposición recoge pergaminos, manuscritos, registros y códices de los últimos doce siglos. Quienes visiten la exposición tendrán la oportunidad de sobrecogerse al ver la firma de Galileo Galilei (1564-1642) al final de un grueso volumen en el que se recoge el proceso seguido contra él por la Congregación del Santo Oficio —la Inquisición— entre 1616 y 1633. El resultado, una frase, de su puño y de su letra temblorosa, las palabras con las que reniega finalmente de que la tierra gire alrededor del sol: “Yo, Galileo Galilei he renegado… “. Los documentos que verán la luz por primera vez, y que están comprendidos entre el siglo VIII y la primera parte del siglo XX, gozan de un buen estado de conservación. La selección se ha realizado pensando en interesar al mayor público posible. Por eso, además de las peripecias de Galileo Galilei y de Giordano Bruno, de la confesión bajo torturas de los templarios o de las angustias financieras de Miguel Ángel, también se ha incluido un guiño a los amantes de lo rosa. Hay hasta una carta de María Antonieta desde la cárcel: “Los sentimientos de quienes participan en mi dolor…” pudimos leer en El País del miércoles en el artículo Luz sobre el misterio de los papas“.

Otros valiososs, y algunos transcendentales, documentos que se muestran son: La Bula Inter-Caetera (1493), “bula de partición” con la que el papa Alejandro VI concedía a los Reyes Católicos en 1493 todas las tierras “descubiertas y por descubrir” al oeste de una línea entre el Polo Norte y el Polo Sur (el resto, para los portugueses); la carta enviada por los lores británicos a Clemente VII solicitándole que anulara cuanto antes el matrimonio entre Enrique VIII y Catalina de Aragón;  la bula “Decet Romanum Pontifice” con la que León X excomulgó a Martín Lutero…  

En total 100 valiosos documentos que se exponen por primera vez al público y que constituyen una parte minúscula de los más de 150.000 documentos custodiados en los 85 kilómetros de estanterías del Archivo Secreto Vaticano, propiedad del Papa (se llama ’secreto’ porque toma el nombre del vocablo latino ’secretum’, que significa privado), considerado una de las fuentes de investigación histórica más importantes del mundo. El archivo fue creado en 1612  por el papa Pablo V Borghese, archivo celosamente conservado y cuidado como algo precioso, especialmente desde que en 1815 volvieron a Roma tras cinco años en París a donde fueron trasladados en 1810 por orden de Napoleón.

tmplariosconfsion.jpg

Manuscrito  -pergamino de 60 metros de largo- que recoge el proceso en Francia a los templarios

El Mundo en “Los secretos del Vaticano, al descubierto” pone en boca de Umberto Broccoli, el concejal de cultura de Roma: “Nunca antes esos documentos habían salido del Vaticano, y es probable que nunca vuelvan a hacerlo”.


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image