La mítica “CASABLANCA” cumple 70 años.

7 12 2012

casablanca1.jpgCuando, en plena Guerra Mundial (el proyecto se puso en marcha el 8 de diciembre de 1941, al día siguiente del ataque de la Armada Imperial Japonesa a la base naval estadounidense de Pearl Harbor) el director estadounidense Michael Curtiz inició su rodaje, estaba lejos de pensar que iba a dar forma a todo un mito. CASABLANCA no sólo consiguió tres Oscars en 1944 (mejor película, mejor guión y mejor montaje), sino que acabaría siendo considerada una de los tres mejores films de la historia del cine.

Antes de continuar resulta obligado enmarcar la ciudad de Casablanca en su contexto histórico. Francia, invadida por el ejército alemán el 10 de mayo de 1940, fue vencida en menos de un mes. El 22 de junio firmó un armisticio con la Alemania nazi (a la que acababa de unise la Italia fascista de Mussolini), lo que ocasionó la ocupación directa alemana de París y de dos tercios de Francia y el establecimiento de un gobierno colaboracionista con sede en el sudeste de Francia, un régimen político autoritario bajo la tutela del mariscal Philippe Pétain y conocido como la Francia de Vichy, que se extendía al total de las colonias francesas y que permaneció hasta agosto de 1944.

En cuanto a Marruecos, se convirtió en Protectorado francés por el Tratado de Fez (30 de marzo de 1912), en el cual el sultán Abdelhafid de Marruecos cedió la soberanía de su país a Francia. La administración francesa se extendió sobre gran parte de Marruecos, en tanto que la franja norte pasó a ser Protectorado español.images2.jpg

Casablanca, perteneciente en aquellas fechas a la Francia de Vichy, fue un puerto estratégico durante la segunda Guerra Mundial que durante esa época era lo que nos muestra la película, un centro de corrupción y chantaje por donde pasaban toda clase de personas, sobre todo refugiados de guerra que buscaban un visado para ir a Lisboa y luego a Estados Unidos, circunstancia ésta que inspira la trama de CASABLANCA”. Es el caso de Victor Lazslo (Paul Henreid), lider de la resistencia checa, y su mujer Ilsa (Ingrid Bergman), para quienes la única forma de salir de allí y no caer prisioneros de los alemanes son unos pases especiales que están en poder de Rick (Humphrey Bogart), antiguo amante de Ilsa  y propietario del Rick´s café, lugar frecuentado por espías, nazis, representantes del gobierno de Vichy y europeos forzados por la guera a un exilio del que no conseguían salir.

Es en este contexto en el que se enmarca la que quizás es la escena más vibrante de la película: estamos en el Rick´s y Lazslo, para interrumpir a unos clientes alemanes del café que habían empezado a entonar el himno alemán, ordena a la banda “Toquen La Marsellesa…”. Es una escena emocionante en la que el himno francés se convierte en un canto a la libertad.

La que en un princpio iba ser una película propagandística enmarcada en la campaña ideológica de Hollywood contra el nazismo, acabó siendo, como ya dije al inicio de estas líneas, una de los tres mejores films de la historia del cine. Puede parecer excesiva esta calificación, pero de lo que no hay duda es de que es la historia de amor más famosa del cine y una de las películas que más escenas inmortales ha dejado en el imaginario colectivo de varias generaciones. Bogart con la gabardina y el cigarro empapados o en la barra de su bar con un whisky y vestido con esmoquin blanco; Ingrid Bergman con pamela y con la mirada desbordada por las lágrimas.

rick.jpg

Y qué decir de esas frases que se identifican con situaciones concretas de la película, pero que podríamos decir que se han convertido en lugares comunes: “Siempre nos quedará París“, “Creo que éste es el inicio de una bonita amistad” o el “Tócala otra vez Sam“, que no fue tal, sino sólo “Tócala, Sam” y que nos evoca la escena en la que Ilsa  se lo pide a Sam, el pianista, refiriéndose a una canción que solía interpretar en París en donde ella conoció a Rick  y al propio Sam. La canción “As Time Goes Bay” (Mientras el tiempo pasa”) es otro de los referentes inolvidables de esta historia de amor:

You must remember this,
A kiss is just a kiss,
A sigh is just a sigh,
The fundamental things apply
As time goes by.
And when two lovers woo,
They still say “I love you”.
On that you can rely,
No matter what future bríngs
As time goes by.

Recuerda todo esto,
Un beso es sólo un beso,
Un suspiro es sólo un suspiro,
Las cosas fundamentales se juntan
Mientras el tiempo pasa.
Y cuando dos amantes se cortejan,
Todavía dicen “Te quiero”.
En eso puedes contar con que
No importa lo que trae el futuro

Mientras el tiempo pasa.

Su estreno figura en 1942, pero en noviembre sólo se realizó el preestreno de la película. El estreno oficial fue el 23 de enero de 1943, iniciándose a continuación su vida comercial. Es por ello que recibió los Oscars en 1944.

Para saber más (tiene fotogramas de la película)