Después del latín, el árabe

14 05 2013

El árabe es, después del latín, la lengua que más léxico ha aportado al castellano. En torno a ocho siglos de presencia árabe y musulmana en la península Ibérica es lógico que haya dejado una profunda huella en nuestro país, presencia que podemos prolongar hasta principios del s. XVII, con la expulsión de los últimos moriscos que mantenían viva su lengua en estos territorios.

La influencia afectó a varios campos de la sociedad española, desde la vida social y económica al campo artístico y también cultural y lingúïstico. Es esta última herencia, la lingüística, la que va a protagonizar las líneas que siguen.

letrasarabes.jpg

De “La presencia árabe en la lengua española”, conferencia de Hedi Oueslati, Inspector de Educación en Sousse (Túnez), impartida en el Instituto Cervantes de esta ciudad en abril de 1997.

En la conferencia aquí reseñada el profesor Hedi Oueslati afirma que “el árabe dejó sus huellas en la lengua española con una cifra aproximada a más de 4.000 palabras de origen árabe, una cifra que demuestra la importancia de esta influencia, que yo, personalmente, la llamo aquí presencia, porque no es una influencia pasajera sino una presencia total y completa que no se puede borrar facilmente”. En su trabajo enumera más de 800 palabras, algunas muy conocidas y usadas diariamente. Si pinchas en “La presencia árabe en la lengua española” encontrarás expresiones y palabras curiosas, interjecciones, adverbios (ojalá, hola…,  fulano, mengano…, rehén, añicos…, alarde, albricias… alagar...), adjetivos (mezquino…, baladí…, zafio…, gandul…, cazurro…, charrán…, mamarracho…, carmesí...); palabras relacionadas con la Literatura (algarabía…, jarcha…, almanaque…), la Historia, el Arte, la Música…

De gran interés es el reportaje “El deseado esplendor de Al Ándalus” (El País, 10/08/2007) que se inicia con estas palabras: La llegada de los árabes a la península Ibérica en el lejano 711 permitió el establecimiento de una civilización que ha dejado una intensa huella no sólo a través de monumentos como la mezquita de Córdoba o la Alhambra, sino también en los hábitos sociales y en el cultivo de la tierra”. Y en un pasaje del reportaje se lee que Henry Kamen en su libro Los desheredados afirma: “Los árabes trajeron el olivo, el limón, la naranja, la lima, la granada, la higuera y la palmera“… Los árabes sazonaban sus platos con “canela, pimienta, sésamo, macis, anís, clavo, jengibre, menta y cilantro, especies desconocidas en el resto de la Europa cristiana”.

Y qué decir de nuestra toponimia. Una leve mirada a cualquier mapa de España nos muestra una topografía salpicada de topónimos árabes.

1031.jpg

En 929 Abd-al-Rahmán III (912-961) se hace religiosamente independiente de Bagdad y se proclama Califa de los creyentes de Al Andalus, instaurando el Califato de Córdoba que será la etapa más brillante de Al Andalus. La última etapa del Califato estará monopolizada por el ministro del califa Hishan II (tercer califa omeya), Al-Mansur (977-1002), quien ejerece una auténtica dictadura nilitar y realiza más de 50 razias (Barcelona en 985, Santiago de Compostela en 997…). El Califato desaparecerá en 1031 y Al Andalus se divide en Reinos de Taifas: éste es el momento que se corresponde con el Al Andalus que vemos en el mapa anterior.

Es con este Al Andalus con el que identificamos, del que heredamos, entre otros, los topónimos que siguen: Mequinenza, Calatayud…, en Aragón; Ágreda, Medinaceli, Guadalajara, Guadarrama, Jarama, Alcalá, Madrid, Torrelodones, Torrejón..., en Castilla; hacia Extremadura: Calatrava, Talavera de la Reina, Trujillo, Badajoz...; ya en Andalucía: Córdoba, Écija, Carmona, Sevilla, Fuengirola, Antequera, Arcos de la Frontera, Jerez, Tarifa, Algeciras, Granada, Albaicín, Almuñecar, Alpujarras... Y en Levante: Benicasin, Murcia, Úbeda, Alicante, Alcoy, Albacete, Almería…  Y cómo olvidar los ríos: Guadiana, Guadalquivir, Guadalorce, Guadalete, Guadaira…

Y cierro el post con el breve, pero intenso relato que sigue: *

“El elemento árabe es, después del latino, el más importante del vocabulario español. Un hecho de esta naturaleza demuestra con creces hasta qué punto lo árabe es esencial en nuestra cultura. Esos marroquíes que tan altas tarifas pagan por cruzar la aduana de Algeciras, y atraviesan aldeas o alquerías de La Mancha entre jaras, retamas, espliego y mejorana antes de llegar a arrabales donde encontrar una alcoba con tabiques revestidos, tal vez, de azulejos, donde comer albóndigas, alcachofas, aceitunas, alubias, y desde allí marchar a trabajar a una tahona, o un almacen, o a vender alfombras por las aceras o a emplearse como albañíles, con los papeles en regla otorgados por un alguacil, con el permiso del alcalde, y que con fulano o mengano armarán buen alborozo cuando en una azotea se cuenten alguna hazaña celebrándola con arrope, alfeñique o albaricoques en almibar, quizás entre el perfume de alhelíes, azahares o azucenas, y aun con tiempo para jugar al ajedrez o tocar el laúd antes de que el cielo azul o añil se acicale de estrellas como Aldebarán, Algol, Vega…, pues bien, esos árabes vuelven donde señorearon sus mayores, aunque algunos mézquinos los tachen de gandules“.

* Estas líneas reproducen el contenido de un pequeño recorte de prensa que conservo desde hace mucho tiempo, del que no puedo precisar la fecha (podría ser de hace unos treinta años) ni siquiera el diario al que pertenece, pero al que acudía siempre que les hablaba a mis alumnos de Al Andalus y de la herencia (en este caso, la lingüística) que nos legó la presencia de los árabes-musulmanes en la península.

Hace meses que tenía proyectado este post y hasta estuve a punto de suspenderlo, aunque al final me pareció que merecía la pena terminarlo y publicarlo. Es el  último post de este blog, cuyos principales destinatarios han sido mis alumnos.



La mortalidad y la esperanza de vida en Europa. Las españolas son las más longevas.

6 04 2013

El artículo “La salud divide Europa en dos” publicado en El País el 13 de marzo conecta con el post que precede a éste, respecto al cual constituye un magnífico complemento porque aporta datos estadísticos directamente relacionados con “¿Vuelve Malthus?”, valorando muy especialmente la información que gráficamente nos ofrece de la esperanza de vida en quince países de Europa Occidental y los fallecimientos en 2008 y 2009, en este caso de todos los países europeos.

Los datos proceden del Informe Europeo de la Salud 2012 de la OMS, dado a conocer en Londres la víspera de la publicación del artículo de referencia.

europa_mortalidad.jpg

Inician el artículo las siguientes afirmaciones: “Las españolas son las mujeres más longevas de Europa. Su esperanza de vida al nacer es de 85 años, por encima de los 84,8 de las francesas o los 84,5 de las italianas (lo refleja así la gráfica de barras). Las europeas que menos viven son las moldavas (73,5) y las ciudadanas de Kyrgikistan (73 años)… El salto es aún mayor entre los hombres: los israelíes -los más longevos- tienen una esperanza de vida de 80,1 años frente a los 62,1 de los ruso…”.

Asturias es, de las autonomías de nuestro país, la que tiene una esperanza de vida más alta: 81 años para ambos sexos, 77,5 para los hombres y 85 para las mujeres.

El mapa refleja otro rasgo demográfico que diferencia a unos países europeos de otros, que, como dice el titular del artículo, divide a Europa en dos. Se trata de la mortalidad: los países del Este tien una mortalidad más elevada, entre 999 y 1296 fallecimientos por cada 100.000 habitantes en Rusia, Bielorusia, Ucrania y Moldavia, y entre 867 y 998 en Letonia, Lituania, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Serbia y Bulgaria, mientras que en algunos países de la Europa Occidental (entre ellos España) y los países nórdicos (Suecia, Noruega y Dinamarca) la mortalidad está entre 503 y 543 muertos por cada 100.000 habitantes. La causa está fundamentalmente en la incidencia de las enfermedades cardiovasculares o incluso en el acceso al agua potable.

Según datos de 1908, entre los 900 millones de europeos, mientras el 96% de la población urbana tiene agua corriente en casa, la tasa cae al 75% en las zonas rurales, situación ésta que afecta a la población más vulnerable: en el interior de la Unión Europea hay 80 millones que viven en relativa pobreza, muchos de ellos en casas con humedades, sin suficiente calefacción y sanitarios poco adecuados.

A pesar de ello -nos dice el artículo- en Europa se vive cada vez más. La expectativa de vida ha aumentado cinco años, de media, desde 1980. La prevención de las patologías del corazón —a las que ya ha superado el cáncer como causa de muerte prematura—, la reducción de mortalidad infantil y la mejora en el acceso a los servicios sanitarios han logrado aupar las cifras. Sobre todo las masculinas. ”Los hombres están dejando de fumar y están ganando años de vida”…  Pero una de las claves para mejorar los indicadores es apostar por las políticas de salud pública. Los factores medioambientales pueden ser responsables del 13% al 20% de la aparición de enfermedades en Europa, señala el informe. Como la contaminación ambiental—con Turquía, Bosnia o Rumanía con las peores cifras de partículas en suspensión (PM10), que proceden en gran parte de la combustión de los motores—, el acceso a agua potable y servicios sanitarios higiénicos, las condiciones del hogar, el entorno de trabajo o la exposición a condiciones meteorológicas extremas”.

Es importante destacar que el Informe de la OMS analiza datos de 2009 y 2010, un momento en el que la reducción de la inversión sanitaria llevada a cabo por países como Irlanda, Grecia o España no se había iniciado, lo que ocurrió a partir de 2010. Los recortes preocupan a la OMS…

Para saber nás:

No consumiremos como antes de la crisis



¿Vuelve Malthus?

5 03 2013

 ninosindia.jpg

Más de 35 niños vuelven de la escuela subidos en un carro en las afueras de Nueva Delhi. / Pawel Kopczynski (Reuters)

“Los humanos son una plaga sobre la tierra” es la afirmación con la que el naturalista británico DAVID ATTENBOROUGH, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2009, se refirió al, en su opinión, exceso de población, y “que se den prisa y se mueran”  fue la declaración si no escandalosa, sí al menos impactante del ministro japonés de Finanzas, TARO ASO, recomendación hecha a los ancianos de su país para aliviar los gastos del Estado en atención sanitaria.

Ambas afirmaciones, coicidentes en el tiempo (finales de enero) y motivados por una misma idea -hay que controlar la población para que los recursos disponibles sean suficientes para satisfacer las necesidades básicas- son utilizadas por la periodista María Antonia Sánchez Viejo para iniciar su artículo “La maldición de Malthus” (al cual pertenece la imagen que encabeza este post), publicado por El País en su edición del martes 29 de enero, y para fundamentar su teoría sobre una cierta revitalización y mal uso del  malthusianismo.

Dada la actualidad que recobra la teoría de MALTHUS, ya sea para revivirla, ya para negarla, el objetivo de este post es recordar al inglés Thomas MALTHUS, exponer su teoría sobre le superpoblación, enmarcarla en el contexto en que ésta se desarrolló y conocer el porqué del MALTHUSIANISMO hasta llegar a la situación actual y tratar de dilucidar hasta qué punto hoy cabe hablar de NEOMALTHUSIANISMO.

Partiré de la llamada “Era de las Revoluciones”, es decir, del período que en líneas generales se extiende de mediados del s.XVIII a mediados del s.XIX y durante el cual se produjeron importantes novedades que afectaron de tal manera a la vida del hombre (del hombre occidental, especialmente) que dieron lugar a una nueva etapa de su Historia: la Edad Contemporánea. Más que novedades, son auténticas Revoluciones, que se sucedieron en el tiempo y a la vez se interrelacionaron y se potenciaron unas a otras: Revoluciones Políticas que entre 1776 y 1848 supusieron el triunfo del liberalismo revolucionario que puso fin al Antiguo Régimen (la página Las revoluciones (1776-1848) [PPT421 KB] - IES Abastos te ofrece un clarificador powerpoint de estas revoluciones); las Revoluciones Agrícola y Demográfica como antecedentes de la Primera Revolución Industrial que, a su vez, propició la Revolución de los Transportes, muy especialmente del impactante y decisivo invento de Ferrocarril. Introduciéndonos ya en la segunda mitad del s. XIX, en el contexto de la Segunda Revolución Industrial y destacando su conexión con los fenómenos citados, tendríamos que hablar de la Revolución Tecnológica, con importantes novedades en la Medicina, de la Revolución Urbana

En la gráfica Evolución de la población mundial se refleja la REVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA que acompañó a las Revoluciones Agrícola  e Industrial. Para referirnos a las otras dos gráficas (fuente: DEMOS 2º ESO, Edit. Vicens Vives) y para abreviar, diremos GRÁFICA I -Modelo demográfico de los países ricos- y GRÁFICA II -Modelo demográdico de los países pobres- 

evol_poblacion.jpg

1. En esta gráfica observamos cómo hasta 1750-1800 la población mundial creció lentamente (disminuyendo en ocasiones, caso, por ejemplo, de la Peste Negra que llegó a Europa en 1348 y redujo su población a la mitad y a la que se sumaría la Guerra de los 100 años /1337_1453/, o la Peste Bubónica del s.XVII). En el año 1 de la Era Cristiana la población mundial era sólo de 200 millones de habitantes, creciendo muy lentamente hasta  alcanzar los 1.000 millones en 1804. Con una tasa de natalidad y de mortalidad muy elevadas (en torno al 40 por mil), así como una alta mortalidad infantil (en torno al 500 por mil) y una esperanza de vida de unos 40 años, estaríamos hablando del Antiguo Régumen demográfico  /FASE I/  .

2. Pero el aumento de la productividad y la mejora de la ganadería derivados de la revolución agrícola motivaron el  aumento de la producción de alimentos, al tiempo que una serie de progresos en la higiene (recogida de basuras y mejora del alcantarillado en las ciudades, la extensión del uso del jabón y ropas de algodón más lavables…) y de avances médicos (vacunas, métodos de asepsia, etc.), así como la mejora de los transportes que facilitaron las relaciones humanas, motivaron un gran descenso de la mortalidad (también de la infantil) mientras la natalidad se mantuvo alta, lo que motivó una REVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA/FASE II/ en los países europeos industrializados que se descompone en dos períodos: en el primero la natalidad permanece muy elevada, pero sin oscilaciones, y la mortalidad (debido a los factores ya mencionados) desciende bruscamente hasta el 20 por mil, produciéndose un aumento considerable de la población, una EPLOSIÓN DEMOGRÁFICA . En el segundo período se desacelera el descenso de la mortalidad hasta aproximarse al 10 por mil y la natalidad desciende bruscamente. Gran Bretaña, país pionero de la Primera Revolución Industrial, lo fue también de la REVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA: su población tuvo un espectacular crecimiento y pasó de tener 5.800.000 habitantes en 1700 a superar los 40 en 1900, es decir, se multiplicó por siete (y esto pese a los 17 millones de personas que emigraron a las colonias y a Estados Unidos).

Como consecuencia de aquella REVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA, en 1900 Europa superó los 400 millones de habitantes, el 24,7% de la población mundial, lo que repercutió en los efectivos de la población mundial (como vemos en la gráfica Evolución de la población humana). Actualmente la población de Europa supone el 6% del total del mundo.

Es en este contexto de EXPLOSIÓN DEMOGRÁFICA en el que hay que situar a MALTHUS, clérigo anglicano que en su Ensayo sobre el principio de la población (del que publicó varias ediciones, la primera en 1803 y la última -la sexta- en 1830) expuso su doctrina demográfica, conocida como malthusiansmo, cuyo principio fundamental era que en tanto los recursos aumentaban en progresión aritmética, la población lo hacía en progresión geométrica y tendríamos que hablar de superpoblación:

“Cuando no lo impide ningún obstáculo, la población va doblando cada 25 años, creciendo en una progresión geométrica. Los medios de subsistencia en las condiciones más favorables, no se aumentan sino en una progresión aritmética”.

La previsión no cumplida para Gran Bretaña, comocida como catástrofe malthusiana, era que, en palabras del propio MALTHUS: “Al final del primer siglo la población será de 178 millones y las subsistencias no llegarán para los 55 millones, de modo que una población de 123 millones de habitantes tendría que morir de hambre”. Según el demógrafo inglés, de no intervenir obstáculos represivos (hambre, guerras, pestes…), el nacimiento de nuevos seres provocaria el crecimiento de la población aumentando la pauperización global de la especie humana e incluso podía provocar su extinción.

3. Observamos que en la FASE III, la correspondiente al Nuevo Régimen demográfico, tiene lugar un descenso y una estabilización progresiva de la natalidad, aunque con unas fuertes oscilaciones, en tanto que la mortalidad tiende a la estabilización (se desacelera el crecimiento vegetativo), seguida de un ligero aumento debido al gran envejecimiento de la población.

4. Si la gráfica continuara estaríamos en la FASE IV, en la que la mortalidad supera a la natalidad y la población disminuye. En esta fase está Asturias, que tiene un crecimiento vegetativo negativo desde la década de los 80 del siglo pasado. una alta esperanza de vida y una baja natalidad, que no asegura el nivel de reemplazo de la población, motivan el envejecimiento de la población  y de aquí su alta tasa de mortalidad. 

Es ésta una situación preocupante que se da en algunos países de Europa occidental (y cada vez más en los de Europa oriental), en los que el descenso de la fecundidad, el marcado decrecimiento de la población juvenil y la alta esperanza de vida dan lugar a pirámides poblacionales invertidas que progresivamente se ensanchan por la parte superior al tiempo que se estrechan en su base. Según el INE, el 20% de la actual población española tiene más de 65 años, pero en 2049 serán en torno a 37%-38%.

graficasevolucionpobl1.JPEG

  5. En el caso de la  GRÁFICA II -Modelo demográdico de los países pobres- observamos que el Antiguo Régimen demográfico  /FASE I/, al igual que en los paises ricos, se caracteriza por una natalidad y una mortalidad muy altas (epidemias, hambrunas, etc.) y se extiende hasta 1950. Pero mientras la persistencia de estructuras socioeconómicas fundamentalmente agrarias se traduce en un comportamiento natalista tradicional sin ningun tipo de control de la natalidad, a partir de este momento observamos un notable descenso de la mortalidad, debido a la mejora de la alimentación, los avances de la higiene y la medicina preventiva (los países ricos facilitaron medios y medicamentos para combatir enfermedades, especialmente las contagiosas, que podían transmitirse facilmente dada la facilidad y la rapidez de las comunicaciones).

Este crecimiento poblacional en los países subdesarrollados se traduce en una nueva EXPLOSIÓN DEMOGRÁFICA que queda claramente reflejada en el último tramo de la gráfica  Evolución de la población humana. Si en 1940 la población mundial era de 2.000 millones de habitantes, en 1960 había superado los 3.000 millones que serían 4.000 para 1975 y 6.000 para el año 2000. Es decir, que en 40 años (1960-2000) la población mundial se duplicó. En octubre de 2011 la población mundial llegó a los 7.000 millones de habitantes.

  6. Esa EXPLOSIÓN DEMOGRÁFICA de los años 60-70 hicieron revivir a MALTHUS. El  neomalthusiansmo habla de la superpoblación del mundo y de la necesidad de controlar la natalidad. Como respuesta, a mediados de los 70 se empezó a aplicar la política del hijo único en China, que en 1982 llegó a los 1.000 millones de habitantes de los 4.500 que poblaban el mundo, o las campañas de esterilizaciones en la India de Indira Gandhi, o en el Perú de Fuji Mori.

Se habla de superpoblación cuando los recursos de un país, región, etc, son insuficientes para mantener su población, de modo que es obligado preguntar: ¿está hoy el mundo superpoblado? acaso carece de los recursos necesarios para sostener a su población? disfrutan de aquellos por igual todos los países? y en estos ¿existe un reparto equitativo de su riqueza entre todos los grupos sociales?. Evidentemente éstas son preguntas retóricas que se contestan por sí solas, pero que es obligado tomar en consideración si queremos contestar a: ¿Vuelve MALTHUS? hoy, en el mundo actual, tienen validez sus teorías acerca del control de la supuesta  SUPERPOBLACIÓN? Tienen sentido las afirmaciones de DAVID ATTENBOROUGH y de TARO ASO que inician e inspiraron este post?.
Añado unos datos de interés: a) el 20% de la población mundial consume el 80% de los recursos del mundo; b) según la ONG Oxfam International, con la fortuna de 2012 de los 100 hombres más ricos del mundo se podría eliminar cuatro veces la pobreza global. Y considero que es obligado sugerir la lectura de “La maldición de Malthus”  

Llegado a este punto, tú, lector/a, tienes la respuesta: ¿Vuelve MALTHUS?.

Para más información:



Wert, el minitro “revolucionario”

13 02 2013

Wert, el ministro “revolucionario” es un artículo que escribí para La Nueva España y que se publicó ayer 12 de febrero.

Está leyendo usted bien, estimado/a lector/a, le he adjudicado al ministro de Educación la condición de “revolucionario”. Bueno, más bien se la ha adjudicado él mismo, como luego aclararé. Pero permítame que haga primero otras consideraciones.

Entre quienes han tenido la oportunidad de compartir debates en radio o televisión, antes de su incorporación al Gobierno Popular, es comentario recurrente que al ministro de Educación, Cultura y Deportes le gustaba ser protagonista, buscaba destacar con sus bien preparadas intervenciones, pero también con su estudiada presencia, no sólo prestando atención a su aspecto, sino también elevando la altura de su asiento para sobresalir físicamente sobre los contertulios que lo flanqueaban. Así nos lo presentan, y así lo podemos identificar en sus comparecencias ministeriales ante los medios de comunicación y ante los colectivos convocados, con la diferencia de que en estos casos no necesita poner un suplemento artificial, su condición de  ministro le concede el lugar preeminente y ser el sujeto protagonista.

En sus intervenciones como tertuliano el hoy ministro Wert se percibía como una persona moderada, lo “jugoso” lo dejaba para otros foros. Vale como ejemplo la conferencia “La sociedad española ante la agenda de reformas”, impartida en el campus de verano 2010 de FAES, en cuya exposición, entre los cambios legislativos más urgentes situó la educación, respecto a la cual hizo afirmaciones tales como “La comunidad educativa no puede ser una comunidad democrática, porque el proceso educativo no es democrático”, considerando abusiva la “idea de cogobierno por parte de padres, alumnos, docentes y no docentes”, llegando incluso a culpabilizar a este, para él, exceso de democracia del “deterioro primero de la autoridad, después de los estándares de exigencia y, finalmente, de los valores nucleares del proceso educativo”, como “esfuerzo, mérito, reconocimiento” o “excelencia”. Éste es el bagaje ideológico con el que José Ignacio Wert superó su reválida, su oposición particular, en la fundación FAES; el resto, una vez al frente del ministerio de Educación vendría rodado y responde a un doble objetivo: aplicar los principios ultraconservadores e involucionistas en materia de educación del “laboratorio de ideas del PP” y conservar su plaza.

¿Que no es esto? Que el ministro Wert (extiéndase al gobierno Popular y muy especialmente a su máximo responsable y principal valedor de la contrarreforma educativa el presidente Rajoy) invoca como objetivo principal mejorar la calidad del sistema educativo público? Y esto, se consigue reduciendo la inversión en educación en 3.000 millones de euros, y prescindiendo de decenas de miles de  profesores (la plantilla en la enseñanza pública retrocede a los niveles del curso 2007-2008, al tiempo que crece el número de escolarizados), y aumentando la ratio de alumnos por aula,  y eliminando las clases complementarias y los instrumentos que permitían ayudar a quienes tenían más dificultades, y aumentando la carga horaria de la Religión en más de un 100%, y… y…?. No es propósito de estas líneas hacer un análisis exhaustivo de las medidas que nos brinda el ministerio de Educación, pero resulta inevitable preguntarse si el señor Wert conoce la realidad de las aulas, o si afronta el ministerio que dirige con la misma ligereza con la que hace determinadas declaraciones, o si nos toma por tontos a los ciudadanos de este país.

¿Wert, “revolucionario”? En la intervención realizada en el acto de entrega del XXI Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana al  poeta, sacerdote y ex ministro de Cultura sandinista  Ernesto Cardenal, celebrado el 15 de noviembre en el Palacio Real y presidido por la reina, el Ministro describió las reformas educativas del Gobierno popular como una aplicación de “la tan ansiada por el galardonado revolución al ámbito educativo “. “Tratamos de romper con el molde de una escuela anclada en el pasado”  fue otra de sus sorprendentes afirmaciones.

Es conocida la afición del ministro de Educación a efectuar declaraciones epatantes para centrar la atención en su persona. Es fácil que en este caso se haya sentido defraudado dado que su intervención en el acto citado tuvo poco eco en los medios de comunicación. Pero ¿se puede comparar –poner al mismo nivel- la contrarreforma educativa del gobierno PP con los principios ideológicos de Ernesto Cardenal? El proyecto educativo wertiano prima a la escuela privada y castiga a los sectores sociales económicamente más débiles, quebrantando así un principio fundamental de la educación cual es el ser el instrumento más poderoso para propiciar la igualdad de oportunidades en una sociedad. “La educación es la lucha contra la fatalidad social” son palabras del filósofo Fernando Savater. Y podrían ser también las del sacerdote poeta, defensor acérrimo de la Teología de la Liberación que incluso le llevó a enfrentarse con la Iglesia de Roma.

¡Cuán distinto José Ignacio Wert!. El ministro de Educación no se conforma con eliminar los derechos humanos del currículum de la enseñanza secundaria (como hizo en un primer momento cuando habló de sustituir la asignatura “Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos” por “Educación Cívica y Constitucional”), sino que ahora en un nuevo volantazo pacta a escondidas con los obispos del país y se rinde a sus peticiones, con lo que no sólo nos alejamos  de la mayoría de los países de nuestro entorno democrático europeo que, en cumplimiento de la Recomendación 12/2002 del Consejo de Europa,  cuentan en sus curricula con la  Educación para la Ciudadanía como asignatura obligatoria en primaria o en secundaria, sino que el ministro Wert también hace oídos sordos a lo expresado en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU de 1948, que en su Preámbulo determina como ideal común que “… se promuevan mediante la enseñanza y la educación los derechos y libertades” en ella contemplados.

Y  privando a los estudiantes del derecho a formarse como ciudadanos democráticos y respetuosos con los derechos humanos se quebranta también  nuestra Constitución (art. 9. 2). Y se evidencia claramente que la reforma de la educación del ministro Wert no obedece a una necesidad económica, sino que el  gobierno del PP utiliza la crisis como excusa para desmantelar los logros sociales de décadas y propicia la liquidación de los fundamentos de la cohesión social y del estado del bienestar.

Cierro estas líneas con unas reflexiones del poeta nicaragüense:”Ahora los problemas son tan grandes que la poesía social, la protesta, la rebeldía y la insurrección son muy necesarias”. “Hoy el mundo está tan mal, tan feo, porque es más capitalista, y el capitalismo salvaje es un fracaso estrepitoso”.

Y Wert dice que su reforma es la “revolución” de Ernesto Cardenal en educación…

nota.- la publicación de La Nueva España destaca el párrafo que aquí va en negrita



“La selección minera” hace historia

12 09 2012

“La selección Minera” hace historia, los mineros del carbón protagonizaron un nuevo hito en la historia de nuestro país. Tal protagonismo no es una novedad, llevan dos siglos ejerciendo ese papel, porque si la máquina de vapor es el símbolo de la Revolución Industrial y el carbón la fuente de energía que la mueve, los mineros del carbón tienen un papel fundamental en la historia de Europa y de nuestro país, y de nuestra región, en su devenir económico, social y político. Sí es novedoso que fueran el núcleo, el motivo, de la masiva movilización que inundó las calles de Madrid (en la imagen, el Paseo de la Castellana) en la noche del 10 de julio.

nocheminera.jpgCon estas líneas y las imágenes que las ilustran,  y en unos momentos en que se vislumbra un nuevo recrudecimiento de la lucha minera, mi intención es recordar el conflicto y las movilizaciones que protagonizaron los mineros y que culminaron con el impresionante recibimiento, tanto que nadie lo esperaba, ni los propios mineros, a su llegada a Madrid.

El 22 de junio mineros de las cuencas de Castilla y León, Aragón y Asturias habían comenzado una marcha a pie hasta la capital del país para exigir al gobierno una solución al conflicto que los mantenía en pie de guerra.

El 11 de julio, La Nueva España se hizo eco de la noticia que tituló con un sugerente “Los mineros brillan en la noche de Madrid” y a modo de entradilla: “La <marcha del carbón>, arropada por miles de personas (200.000, según algunos medios), llegó anoche hasta la Puerta de Sol en una movilización alumbrada por sus lámparas y a la espera de la gran manifestación de hoy”.

La multitudinaria manifestación -del día siguiente, miércoles 11- acabó por convertirse en un clamor contra las nuevas medidas de ajuste anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en medio de cargas policiales y enfrentamientosde nuevo congregó a miles de personas” informó el diario HERALDO.es

mineros_extranjero.jpgLa noticia no se quedó en los medios nacionales, sino que tuvo eco, y protagonizó primeras páginas en medios internacionales. De nuevo La Nueva España nos ofreció un atractivo titular: “El carbón arde en los medios mundiales”. “La llegada de la marcha del carbón a Madrid, el pasado martes, y la manifestación que recorrió las calles de la capital española captaron el interés de los medios de comunicación internacionales. Las luces de los cascos y de las lámparas con las que los mineros cubrieron la última etapa de la caminata aparecen en periódicos como el estadounidense <The Washimgton Post> en su versión europea o el francés <Le Monde>. También la cadena de televisión árabe <Al Jazeera> y la estadounidense <CNN> conectaron con la marcha que concluyó en la Puerta del Sol. El conflicto minero ya había irrumpido en los medios de comunicación extranjeros pero estas dos últimas jornadas ha vuelto con fuerza…”. Y cita 8 diarios más, entre ellos el tailandés <Bangkok Post>.

En este mismo artículo, La Nueva Españaminero_tiragomas.jpg ofrece una galería de las Fotos de la huelga minera en Asturias desde su inicio el 25 de mayo hasta el 18 de julio.

Asturias fue escenario del conflicto minero que se mostró especialmente virulento y que tuvo su momento culminante en la huelga general convocada para el 18 de junio (fue seguida también en Castilla y León, Aragón y en Castilla-La Mancha), de la que informó en directo La Nueva España.

El conflicto en Asturias tuvo una especial transcendencia al hacer revivir “la huelgona”, conflicto que 50 años antes habian protagonizado los mineros asturianos. Así lo recordaba El País en “La mina arde porque el carbón se apaga: “… Medio siglo después, los mineros españoles de la hulla y la antracita están protagonizando, como ocurría en las explotaciones asturianas en aquellos días de 1962, una enconada conflictividad, contundentes enfrentamientos policiales, encierros en minas de Asturias y León, una marcha de protesta en Aragón, acampadas como las de Oviedo y una elevada crispación que amenaza con abocar a una espiral creciente de tensión…”.   

Otros reportajes:

Muy interesantes son los reportajes que Javier Bauluz fue colgando en su blog “Periodismo humano”, a través de los cuales hizo un seguimiento pormenorizado de las diversas variables y de los sucesivos episodios del conflicto minero desde sus inicios en el mes de mayo hasta su fin (más bien su interrupción) en agosto.

El 3 de agosto el diario La crónica de León publicó el artículo “67 días de huelga que no han dado ningún fruto”. Industria insistió en negociar el plan 2013-2018 y ahora dice que no puede hasta que no tenga presupuesto. Tal fue el desenlace del conflicto, un desenlace transitorio porque se anuncia la vuelta al mismo.

“La selección Minera“... me pareció una denominación muy apropiada para dar entrada a estas líneas. No es de mi cosecha, sino del suprimido programa de Radio 3 Carne Cruda. El video que sigue fue el homenaje de Carne cruda a los mineros, porque “todos tenemos que estar orgullosos de ellos. VIVA LA LUCHA MINERA! RESISTENCIA!”. Se elaboró al día siguiente del triunfo de la selección española en la Copa de Europa y se publicó el 11 de julio, el día de la apoteósica manifestación de los mineros por las calles de Madrid. El comentario que lo acompaña es muy elocuente. Me permito reproducir por escrito lo que sigue: “… Sólo piden que se les dé lo que se les prometió, lo que Europa dice que les corresponde y España ha malgastado nuevamente en otros menesteres. No luchan por un pasado glorioso, sino por un presente decente y por un nuevo futuro en ese campo o en otros campos, como cualquiera de nosotros… Son la selección de la que deberíamos estar más orgullosos, la selección de los mineros…”.

Sin duda este audio-programa expuso crudamente, pero sin faltar a la realidad, el problema de los mineros ¿Contribuyó a la laminación de Carne Cruda?. Vaya mi respeto y mi homenaje para el programa “desaparecidó” desde el 31 de agosto (tras tres años en antena en la cadena pública).

Resulta inevitable señalar que, ante la postura del Ministerio de Industria, los sindicats preparan ya un nuevo calendario que se pondrá en marcha a partir de pasadomañana viernes.

Finalizo con este homenaje a los mineros.

 



El artículo 81 de nuestra Constitución, la LOE y el Ministro de Educación.

23 04 2012

elmundo_wert.jpg

Ley Orgánica, frente a la ley ordinaria, es aquella que según la Constitución Española de 1978 requiere el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados en una votación final sobre el conjunto del proyecto. Así lo establece el artículo 81, con el que se inicia el CAPÍTULO SEGUNDO  del TÍTULO  III, que trata del funcionamiento de las CORTES GENERALES. Como veremos a continuación, la Constitución determina primero qué leyes son las que tienen la condición de orgánicas:

  Artículo 81.

1. Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general y las demás previstas en la Constitución.

Para regular a continuación la aprobación, derogación y modificación de una ley orgánica

2. La aprobación, modificación o derogación de las leyes orgánicas exigirá mayoría absoluta del Congreso, en una votación final sobre el conjunto del proyecto.

Recordar aquí el artículo 81 de la Constitución de 1978 (la Ley Orgánica de Educación, LOE, es una ley orgánica) obedece a la afirmación realizada por el Ministro de Educación en la entrevista publicada hoy por el diario El Mundo («Garantizaré que cualquier niño catalán que quiera estudiar en español pueda hacerlo» JOSÉ IGNACIO WERT):

   “Yo podía haber derogado la LOE el día que llegué”

Es ésta una afirmación absolutamente irresponsable que obedece a un exceso de prepotencia, que podríamos considerar hasta infantil, pero la cuestión es mucho más grave porque llama a engaño, a un falseamiento de la legalidad constitucional. El ministro Wert debería actuar de acuerdo con su condición de máximo representante de la Educación en nuestro país y ejercer pedagogía en sus declaraciones  (quizás más que ningún otro ministro). Esto lo sabemos bien los profesores con respecto a nuestros alumnos. Hay que ser muy cuidadoso con las declaraciones.



En todos los pueblos de la Monarquía se establecerán escuelas de primeras letras…

19 03 2012

El  24 de septiembre de 1810 se pomía en macha en nuestro  país el proceso histórico que supoondría su modernzaxión, el fin del Antiguo Régimen y la instauración del nuevo sistema Político Liberral, proceso que culminaría el 19 de marzo de 1812 con la aprobación en las Cortes de Cádiz de la CONSTITUCIÓN DE 1812VIVA LA PEPA!, gritaban los españoles en la calle, al enterarse de la noticia), la primera de un largo listado de diez, incluyendo la actual, Constituciones españolas.

Hoy se cumplen 200 años de este magno acontecimiento, lo que motiva que estos días proliferen artículos y reportajes en los distintos medios de comunicación y se traten diversos aspectos de la misma. En este post yo daré una somera visión, que espero sea suficientemente clarificadora, del tratamiento que la Constitución de 1812 dió a la Instrución Pública, es decir, a la Educación.  

titulo_i.jpg

Página de la Constitución de 1812 donde aparecen los primeros artículos.

“En todos los pueblos de la Monarquía se establecerán escuelas de primeras letras, en las que se enseñará a los niños a leer, a escribir y contar, y el catecismo de la religión católica, que comprenderá también una breve exposición de las obligaciones civiles” dice su artículo 366.

En la web alma mater hispalense de la Universidad de Sevilla podemos leer: ” La <Pepa> pasará a la historia por ser la única constitución española que ha dedicado un Título (el IX en este caso) exclusivamente a la educación, tal es la importancia que se le dio al tema educativo. Cuando las Cortes de Cádiz aprobaron el titulo IX de la Constitución, dedicado a la instrucción pública, los diputados estaban reconociendo de hecho su deuda con los hombres de la Ilustración. Aquí, como en tantos otros aspectos de la mítica Constitución gaditana, los liberales aparecen como herederos de las ideas matrices de la Ilustración. En efecto, la fe en la educación básica común a todos los hombres, la conveniencia de la gratuidad total de la instrucción elemental, la necesidad, en fin, de un plan general de la instrucción pública, son ideas que hombres como Jovellanos, Cabarrús o Campomanes habían difundido con extraordinaria tenacidad por todo el territorio nacional.

Aún cuando la fe en la fuerza transformadora de la educación proviene de la herencia de la Ilustración, el papel de la educación en la nueva sociedad liberal que se prepara, adquiere connotaciones propias y relevantes. Los liberales, arraigados en la tradición progresista del siglo XVIII español, tienen fe en el progreso, ligado ahora al desarrollo de la instrucción. Pero al mismo tiempo tienen fe en la igualdad, que en el liberalismo de la primera hora es no solo Igualdad, sino fundamentalmente igualdad ante las luces, igualdad ante la educación. De ahí que la instrucción, tal y como la definiese el “Informe Quintana”, de 1813, deba ser universal —extensible a todos— pública —abierta a todos los ciudadanos—, gratuita, uniforme y libre.

Para los liberales gaditanos la educación aparece, pues, no sólo como factor de progreso sino también como elemento básico del nuevo régimen político que nace. Nuestros liberales son conscientes de que una democracia estable sólo es posible si cuenta con una población educada para la libertad, con una población básicamente instruida, conocedora de sus derechos y de sus deberes, forjada en la difícil virtud de la convivencia y de la tolerancia…”.

Por su parte, la profesora Araque Hontangas cierra su artículo “La educación en la Constitución de 1812. Antecedentes y consecuencias” afirmando: “La política educativa de las Cortes gaditanas debe entenderse como una medida más en el conjunto de las destinadas a desmantelar el Antiguo Régimen (…) e instaurar un nuevo tipo de relaciones sociales, económicas y políticas conocido con el nombre de revolución burguesa. Este nuevo orden social precisaba un nuevo orden educativo que le diera legitimidad y apoyo, que distinguiera y clasificara, no según el nacimiento, sino por la educación recibida… Los liberales de las Cortes de Cádiz asociaron los derechos políticos a la educación, puesto que el artículo 25 de la Constitución establecía la necesidad y la obligación de “saber leer y escribir” a partir de 1830 para “el ejercicio de los derechos de ciudadano”, es decir, para ejercer el derecho al voto”. 

cortes_cadiz.jpgEra una Constitución basada en los principios de la Ilustración y muy liberal, lo que puede aumentar nuestra extrañeza ante el papel que otorga a la religión católica en la educación, en consonancia no obstante con lo establecido por el artículo 12: “La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquiera otra”. Así pues el catolicismo es la única confesión religiosa permitida. La necesidad de contar con la colaboración del clero (con una elevada, aunque variable, presencia en los escaños de Cádiz) en la lucha contra los franceses explica este rasgo intolerante que choca con el espíritu avanzado de la Constitución.  

Pinchando aquí conocerás los seis artículos del Título IX.-  De la Instrucción Pública.

En España quiere ser moderna e ilustrada, de José María Lasalle, encontrarás un buen resumen de elementos importantes de la Constitución gaditana, al tiempo que te sugiere otras interesantes lecturas con las que entrar más a fondo en la hoy recordada Constitución.



Constitución Española de 1978: artículo 135 y reforma constitucional

29 08 2011

constitucion2.jpg

En este post se recoge el artículo 135 de nuestra Constitución, su redacción actual y la redacción propuesta tras el acuerdo PSOE-PP para incluir un compromiso genérico de estabilidad presupuestaria en la Constitución. Se alude también al Título X, el de la Reforma Constitucional, a su artículo 167. Por último, se reproduce al artículo 13, punto 2, para recordar la única reforma constitucional hecha hasta el momento, remitiendo a un documento del Congreso de los Diputados que recoge las circunstancias de dicha reforma. 

Artículo 135 de la Constitución Española de 1978.-  

  1. El Gobierno habrá de estar autorizado por Ley para emitir Deuda Pública o contraer crédito. 

  2. Los créditos para satisfacer el pago de intereses y capital de la Deuda Pública del Estado se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de los presupuestos y no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión.

En la nueva redacción se modifica el artículo 135 y se añaden dos disposiciones.-

  1. Todas las Administraciones Públicas adecuarán sus actuaciones al principio de estabilidad presupuestaria.  
 
  2.
El Estado y las Comunidades Autónomas no podrán incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes establecidos, en su caso, por la Unión Europea para sus estados miembros.  
 
Una ley orgánica fijará el déficit estructural máximo permitido al Estado y a las Comunidades Autónomas en relación con su Producto Interior Bruto. Las entidades locales deberán presentar equilibrio presupuestario.  
 

  3. El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por ley para emitir deuda pública o contraer crédito.  Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión. El volumen de deuda pública del conjunto de las administraciones públicas en relación al Producto Interior Bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.  
 
  4. Los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública sólo podrán superarse en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado, apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados.  
 
  5. Una ley orgánica desarrollará los principios a que se refiere este artículo, así como la participación, en los procedimientos respectivos, de los órganos de coordinación institucional entre las Administraciones Públicas en materia de política fiscal
y financiera.  En todo caso, regulará: a) La distribución de los límites de déficit y de deuda entre las distintas Administraciones Públicas, los supuestos excepcionales de superación de los mismos y la forma y plazo de corrección de las desviaciones que sobre uno y otro pudieran producirse.  
 
b) La metodología y el procedimiento para el cálculo del déficit estructural

c) La responsabilidad de cada Administración Pública en caso de incumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria.  
 
 
6. Las Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus respectivos Estatutos y dentro de los límites a que se refiere este artículo, adoptarán las disposiciones que procedan para la aplicación efectiva del principio de estabilidad en sus normas y decisiones presupuestarias.  

El TÍTULO X, el DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL, comprende los artículos 166, 167 (el que aquí procede considerar, especialmente su punto 3), 168 y 169.

Artículo 167.-

  1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado. 

  2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso por mayoría de dos tercios podrá aprobar la reforma. 

3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.

Tras 33 años de vigencia, ésta será la segunda reforma de nuestra Norma MáximaDesde que la Constitución española se aprobó en 1978 solo ha experimentado una reforma. Se produjo en 1992 y fue necesaria para adaptar la Carta Magna al Tratado de la Unión Europea acordado en Maastrich; su objetivo fue permitir que los ciudadanos de otros países de la UE residentes en España pudieran ir en las listas para las elecciones municipales. Esto se logró incluyendo en el artículo 13.2 la expresión y pasivo“, referida al ejercicio del derecho de sufragio de los extranjeros en elecciones municipales.

Artículo 13.2.

Solamente los españoles serán titulares de los derechos reconocidos en el artículo 23, salvo lo que, atendiendo a criterios de reciprocidad, pueda establecerse por Tratado o Ley para el derecho de sufragio activo y pasivo en las elecciones municipales.

Dada la polémica suscitada por la reforma del artículo 135, considero de sumo interés consultar el siguiente documento del Congreso de los Diputados en el que se recogen los antecedentes y el proceso de aprobación, en julio de 1992, de esta reforma del artículo 13, en su punto 2:

Volviendo a la actualidad, en mi opinión es de sumo interés el artículo que sigue, publicado ayer domingo por El País, en el que catedráticos institucionalistas (entre ellos, Gregorio Peces Barba, uno de los siete padres de la Constitución) opinan sobre esta reforma constitucional y sobre la celebración de un referéndum:



75 aniversario de aquel 17/18 de julio

18 07 2011

guerracivil.jpg

Ilustración de Federico Yankelevich en el artículo “Julio de 1936″ de J. Fontana que se cita aquí.

La oposición de buena parte de los sectores conservadores españoles a la democratización política y al reformismo social de la Segunda República se tradujo en una acción golpista que se inició el 17 de julio de 1936. El clima de confrontación del Frente Popular les sirvió de coartada para justificar su decisión (J. Aróstegui Sánchez, pg. 298, Historia de España. Vicens Vives, Bachillerato).

En HISTORIA DE ESPAÑA. podemos leer:

El 18 de julio de 1936 los militares más conservadores del Ejército español se levantaron en armas contra la República. Este acto significaba el fin del experimento democrático realizado en España desde abril de 1931. La caída de la Dictadura del general Miguel Primo de Rivera y el descrédito de la Monarquía habían posibilitado la proclamación de la II República Española como panacea que pretendía sacar al país de su histórico atraso. Sin embargo, los años que van desde 1931 a 1936 se convirtieron en fiel reflejo de las contradicciones de la sociedad española. De un lado muchos pedían un cambio social y económico profundo que acabara definitivamente con el poder oligárquico en España. Del otro, ese mismo poder, apoyado por el Ejército y la Iglesia, luchaba por defender su posición privilegiada. Las elecciones de febrero de 1936 sólo sirvieron para dividir aún más a los españoles y tras el triunfo del Frente Popular la oligarquía ya solo tuvo fe en una acción salvadora del Ejército que librara a España de la anarquía y la revolución. Se daba paso así a la Guerra Civil Española. HISTORIA DE ESPAÑA. La guerra civil española

Las líneas que siguen abren el apartado El triunfo del Frente Popular: A finales de 1935 empezó a gestarse una grantriunfofrntpopular.jpg coalición de partidos de izquierdas que se preparaba para las elecciones de febrero de 1936 y que poco más tarde se conocería como Frente Popular. El pacto entre republicanos y socialistas pretendía un programa reformista, pero desde la derecha se identificó como un pacto revolucionario. El llamado Frente Nacional o de Orden se creó para oponer sus intereses a los de las izquierdas en las elecciones más reñidas que hasta entonces había vivido España.

A su vez, El Alzamiento se inicia con éstas: El alzamiento militar que daría paso a casi tres sangrientos años de guerra civil se inició de improviso en Melilla el 17 de julio de 1936, pero para que éste se produjera hizo falta la connivencia de grupos de presión político-económicos y la ayuda del Ejército. Tras su fracaso, el alzamiento se convirtiría en un conflicto bélico de amplias proporciones.

Si se quiere un relato breve de lo esencial del porqué y el para qué del acontecimiento cuyo aniversario hoy se conmemora remito a  HistoriasigloXX.org:

Cara a profundizar en el tema, me parecen muy interesantes los siguientes artículos, escritos por historiadores especialistas en el tema:

En el reportaje que sigue tres nonagenarios relatan cómo era la vida ciudadana en Madrid la víspera de la guerra:

El diario La Voz de Asturias publica en su edición de hoy la siguiente entrevista que nos permite conocer la repercusión y el desarrollo del 18 de julio de 1936 en Asturias:.

Y para terminar, el siguiente video:



La Declaración de Independencia de EE.UU. cumple 235 años

7 07 2011

independencia2_eeuu.jpg

Firma de la Declaración de Independencia de Estados Unidos de América el 4 de julio de 1776. En la imagen, entre los redactores de la Declaración y en el grupo que aparece de pie en torno a la mesa, se distinguen Thomas Jefferson (primero por la izquierda), tercer presidente de EEUU, 1801-1809; Benjamin Franklin (el cuarto) y George Washington, primer presidente de las colonias independizadas, del recien nacido Estados Unidos, que destaca en el grupo de la derecha.
El segundo presidente de EEUU fue Jhon Adams, 1797-1801.

Las protagonistas de la que fue la primera insurrección colonial independentista contra una metrópoli y el primer ejemplo de gobierno fundado sobre las ideas de igualdad y libertad fueron las trece colonias que Gran Bretaña tenía en la costa este de América del Norte.

trececolonias2.jpg

Fue necesaria una larga guerra, que duraría hasta octubre de 1781, cuando el principal ejército británico se rindió a las fuerzas estadounidenses y francesas, al mando respectivamente de George Washington y del marqués de La Fayette, en Yorktown (Virginia). Inglaterra no reconocería la independencia del nuevo país hasta 1783. 

bandra13colonias_1.jpg1776

bandera1777-2.jpg1777 

En 1777, trece estrellas, simbolizando las trece colonias americanas, sustituyeron en la bandera de Estados Unidos a la cruz de San Jorge y de San Andrés, que eran el símbolo de sus lazos con Inglaterra.

Fue !Feliz 235 cumpleaños, Tío Sam! de Edward Malefakis (1), publicado por el diario El País el lunes 4, el que me sirvió de recordatorio del acontecimiento que desembocó en el nacimiento de la que llegaría a ser, y aun es, la primera potencia económica y política mundial. El autor recuerda la efeméride destacando los valores y lo excepcional del proceso independentista -primera revolución de la historia que reivindica los principios de la nueva ideología liberal, heredada del pensamiento ilustrado-, al tiempo que, con evidente admiración, describe los elementos del sistema político que se instituye en el joven país y alude a sus primeros dirigentes; pero también menciona los defectos considerables que tenía la nueva república creada por la Declaración de Independencia y la Constitución de los Estados Unidos”.

Cierro esta referencia al artículo de E. Malefakis (cuya lectura por supuesto recomiendo) reproduciendo el siguiente párrafo: Las inmortales palabras de dicha declaración proclaman los objetivos de cualquier Gobierno democrático: “Sostenemos que las siguientes verdades son evidentes: Todos los hombres han sido creados iguales. El Creador les ha dotado de ciertos derechos inalienables. Entre ellos, la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. Para garantizar esos derechos, los hombres constituyen Gobiernos que derivan sus legítimos poderes del consentimiento de los gobernados. Siempre que un Gobierno se torne destructivo para esos fines, el pueblo tendrá derecho a instaurar uno nuevo y a organizarlo del modo que le parezca más proclive a garantizar su seguridad y su felicidad”.

Artículos relacionados: 

(1) El artículo titulaba “Feliz 265 cumpleaños…”, pero al día siguiente El País corrigió el error.