9 de mayo, Día de Europa

9 05 2013

En estos momentos en que la situación de Europa y el sentimiento de los europeos hacia la Unión Europea, fundamentalmente por su política económica, son lo que son, tiene un especial sentido recordar qué es lo que se conmemora hoy 9 DE MAYO, y cómo, y cuál es su contexto. Cumplo así un doble objetivo: recordar una efemérides y aludir a nuestra situación socioeconómica y política actual.

diaeuropa2013.jpg

Y, como podéis comprobar, los titulares de los dos artículos que traigo aquí son harto elocuentes.

¿Y por qué se celebra hoy el Día de Europa?: “El 9 de mayo de 1950, en un momento en el que la amenaza de una tercera guerra mundial se cernía sobre el continente europeo, nacía la Europa comunitaria. 

A las 6 de la tarde de aquel 9 de mayo, se convocó a la prensa en el Salón del Reloj del Ministerio de Asuntos Exteriores en el Quai d’Orsay, en París: se iba a hacer pública una “comunicación de la mayor importancia”. Las primeras líneas de la Declaración del 9 de mayo de 1950, redactada por JEAN MONNET y comentada y leída ante la prensa por ROBERT SCHUMAN, Ministro francés de Asuntos Exteriores, expresan claramente el ambicioso objetivo de la propuesta: “La paz mundial sólo puede salvaguardarse mediante esfuerzos creadores proporcionados a los peligros que la amenazan”. “Con la puesta en común de las producciones de base y la creación de una Alta Autoridad cuyas decisiones vinculen a Francia, Alemania y los países que se adhieran a ella, esta propuesta establecerá los cimientos concretos de una federación europea indispensable para el mantenimiento de la paz”. 

Se concretaba así la idea de poner en común la producción de acero y carbón de Francia y Alemania y de crear la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA). La lógica que inspiró tal decisión era política además de económica, ya que ambas materias primas eran fundamentales para la industria y la potencia de los dos países. El objetivo político subyacente era reforzar la solidaridad franco alemana, alejar el fantasma de la guerra y abrir la vía de la integración europea…”



Hoy, 14 de abril de 2013

14 04 2013

14_abril2013.jpgNo elaboraré un post ad hoc para este 14 de abril de 2013, sino que aprovecharé los artículos sobre la II República que escribí para 2009, 2011 y 2012. Como nuevos contenidos haré una referencia al sufragio universal, contemplado en la Constitución de 1931 por primera vez en nuestra Historia, y, como no puede ser menos, haré un apunte sobre el decisivo papel de CLARA CAMPOAMOR en aquel histórico acontecer. También remitiré a la “Sanjurjada” y al Guernica de PABLO PICASSO.

Hoy, 14 de abril

Escuela y República. A propósiyo del 80 Aniversario

Las “Misiones Pedagógicas” una hermosa realidad de la Segunda República

80 años de la “sanjurjada”

Hoy hace 75 años 5.771 abombas provocaron que toda Gernika ardiera en llamas

  • El 1 de octubre de 1931, CLARA CAMPOAMOR, diputada del Partido Radical, tuvo una intervención en el Parlamento español, en el contexto de la elaboración y aprobación del artículo 36. Su defensa del voto femenino fue decisiva. Era la primera vez que un texto constitucional español cotemplaba el derecho al voto a “los ciudadanos de uno y otro sexo“.

Traigo aquí unas palabras de CLARA CAMPOAMOR, extraidas de su intervención parlamentaria.

“… Yo no creo que la mujer sea un peligro para la República, porque yo he visto a la mujer reaccionar frente a la Dictadura y con la República (…)

      Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad del género humano en la política para que la política sea cosa de dos, porque sólo hay una cosa que haga un sexo sólo: alumbrar. Lo demás, lo hacemos todos en común, y no podéis aquí vosotros venir a legislar, a votar impuestos, a decir deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nositras”.

  • El Artículo 36 de la Constitución de 1931 se expresaba así: “Los ciudadnos de uno y otro sexo, mayores de ventitres años, tendrán los mismos derechos  electorales conforme determinen las leyes”.



La mítica “CASABLANCA” cumple 70 años.

7 12 2012

casablanca1.jpgCuando, en plena Guerra Mundial (el proyecto se puso en marcha el 8 de diciembre de 1941, al día siguiente del ataque de la Armada Imperial Japonesa a la base naval estadounidense de Pearl Harbor) el director estadounidense Michael Curtiz inició su rodaje, estaba lejos de pensar que iba a dar forma a todo un mito. CASABLANCA no sólo consiguió tres Oscars en 1944 (mejor película, mejor guión y mejor montaje), sino que acabaría siendo considerada una de los tres mejores films de la historia del cine.

Antes de continuar resulta obligado enmarcar la ciudad de Casablanca en su contexto histórico. Francia, invadida por el ejército alemán el 10 de mayo de 1940, fue vencida en menos de un mes. El 22 de junio firmó un armisticio con la Alemania nazi (a la que acababa de unise la Italia fascista de Mussolini), lo que ocasionó la ocupación directa alemana de París y de dos tercios de Francia y el establecimiento de un gobierno colaboracionista con sede en el sudeste de Francia, un régimen político autoritario bajo la tutela del mariscal Philippe Pétain y conocido como la Francia de Vichy, que se extendía al total de las colonias francesas y que permaneció hasta agosto de 1944.

En cuanto a Marruecos, se convirtió en Protectorado francés por el Tratado de Fez (30 de marzo de 1912), en el cual el sultán Abdelhafid de Marruecos cedió la soberanía de su país a Francia. La administración francesa se extendió sobre gran parte de Marruecos, en tanto que la franja norte pasó a ser Protectorado español.images2.jpg

Casablanca, perteneciente en aquellas fechas a la Francia de Vichy, fue un puerto estratégico durante la segunda Guerra Mundial que durante esa época era lo que nos muestra la película, un centro de corrupción y chantaje por donde pasaban toda clase de personas, sobre todo refugiados de guerra que buscaban un visado para ir a Lisboa y luego a Estados Unidos, circunstancia ésta que inspira la trama de CASABLANCA”. Es el caso de Victor Lazslo (Paul Henreid), lider de la resistencia checa, y su mujer Ilsa (Ingrid Bergman), para quienes la única forma de salir de allí y no caer prisioneros de los alemanes son unos pases especiales que están en poder de Rick (Humphrey Bogart), antiguo amante de Ilsa  y propietario del Rick´s café, lugar frecuentado por espías, nazis, representantes del gobierno de Vichy y europeos forzados por la guera a un exilio del que no conseguían salir.

Es en este contexto en el que se enmarca la que quizás es la escena más vibrante de la película: estamos en el Rick´s y Lazslo, para interrumpir a unos clientes alemanes del café que habían empezado a entonar el himno alemán, ordena a la banda “Toquen La Marsellesa…”. Es una escena emocionante en la que el himno francés se convierte en un canto a la libertad.

La que en un princpio iba ser una película propagandística enmarcada en la campaña ideológica de Hollywood contra el nazismo, acabó siendo, como ya dije al inicio de estas líneas, una de los tres mejores films de la historia del cine. Puede parecer excesiva esta calificación, pero de lo que no hay duda es de que es la historia de amor más famosa del cine y una de las películas que más escenas inmortales ha dejado en el imaginario colectivo de varias generaciones. Bogart con la gabardina y el cigarro empapados o en la barra de su bar con un whisky y vestido con esmoquin blanco; Ingrid Bergman con pamela y con la mirada desbordada por las lágrimas.

rick.jpg

Y qué decir de esas frases que se identifican con situaciones concretas de la película, pero que podríamos decir que se han convertido en lugares comunes: “Siempre nos quedará París“, “Creo que éste es el inicio de una bonita amistad” o el “Tócala otra vez Sam“, que no fue tal, sino sólo “Tócala, Sam” y que nos evoca la escena en la que Ilsa  se lo pide a Sam, el pianista, refiriéndose a una canción que solía interpretar en París en donde ella conoció a Rick  y al propio Sam. La canción “As Time Goes Bay” (Mientras el tiempo pasa”) es otro de los referentes inolvidables de esta historia de amor:

You must remember this,
A kiss is just a kiss,
A sigh is just a sigh,
The fundamental things apply
As time goes by.
And when two lovers woo,
They still say “I love you”.
On that you can rely,
No matter what future bríngs
As time goes by.

Recuerda todo esto,
Un beso es sólo un beso,
Un suspiro es sólo un suspiro,
Las cosas fundamentales se juntan
Mientras el tiempo pasa.
Y cuando dos amantes se cortejan,
Todavía dicen “Te quiero”.
En eso puedes contar con que
No importa lo que trae el futuro

Mientras el tiempo pasa.

Su estreno figura en 1942, pero en noviembre sólo se realizó el preestreno de la película. El estreno oficial fue el 23 de enero de 1943, iniciándose a continuación su vida comercial. Es por ello que recibió los Oscars en 1944.

Para saber más (tiene fotogramas de la película)



2 de diciembre de 1982. La revolución socialista felipista inicia su andadura.

2 12 2012

El video que sigue recoge una intervención de Felipe González en las elecciones de junio 1977, las primeras de la Transición. Son palabras que expresan la ideologá que guiaba el programa del PSOE.

El 28 de octubre de 1982, el PSOE ganaba sus primeras elecciones legislativas (eran las terceras de la Democracia). El eslogam de la campaña electoral había sido “Por el cambio“. El respaldo de los votantes fue ampliamente mayoritario: casi diez millones de votos que, traducidos a 202 escaños, supusieron la mayoría parlamentaria de un solo partido más aplasatante que ha habido en España.

El 2 de diciembre de 1982, hace hoy 30 años, Felipe González recibió su primera investidura como Jefe del Ejecutivo. 

Felipe González nombró un Gobierno joven (41 años de media, ligeramente por encima de su propia edad), en su mayoría gente de la clase media acomodada, la mayoría de perfil socialdemocrático y con experiencias profesionales más allá de la política.

Para informarte de este hecho histórico puedes leer el siguiente artículo, publicado en el diario El País de hoy: “La revolución felipista”, que a modo de entradilla dice: “La España de 1982 convivía con el miedo al golpismo y al terrorismo, una inflación del 14% y dos millones de parados. El centrismo estaba agotado. Jóvenes dirigentes socialistas se ofrecieron a “cambiar” esa situación y la sociedad les creyó: 202 diputados, mayoría de récord”. Un buen inicio que resume las líneas que llenan de contenido el titular del artículo que sigue así:

“Ese mismo partido socialista que hoy atraviesa horas bajas no solo representaba la gran esperanza del pueblo de izquierdas, treinta años atrás, sino de una parte considerable de la sociedad en su conjunto. Los españoles de la época usaban las libertades recién recuperadas y tenían expectativas de futuro, sí, pero convivían con las amenazas golpistas, las agresiones del terrorismo (37 asesinatos de ETA en 1982) y una crisis económica muy mal resuelta, producto del choque petrolero del decenio anterior…”.

Para saber más.-

Cierro el post con el reportaje del acto de homenaje que los socialistas han dado hoy en Madrid a Felipe González a los 30 años de su llegada a La Moncloa: González pide un PSOE más al centro. La que sigue pertenece a la galería de imágenes que ilustra el reportaje.

graciasfelipe1.jpg



50 aniversario del inicio del Vaticano II, “el Concilio de la esperanza”

15 10 2012

conciliovaticanoii.jpg

El 11 de octubre de 1962, 3.000 obispos y cardenales de todo el mundo se reunían en la Basílica de San Pedro de Roma, convocados por el papa Juan XXIII para discutir juntos los problemas más universales de la Iglesia católica, que en aquel momento, después del polémico pontificado de Pío XII, acusado de no haberse atrevido a condenar el nazismo, estaba sufriendo un gran bloqueo internacional.

Juan XXIII fue el papa número 261 de la Iglesia Católica, su pontificado se extendió entre 1958 y 1963. Anunció eljuanxxiii_1.jpg Concilio tres meses después de su elección, el 25 de enero de 1959; aquél se desarrolló a lo largo de tres años (fue uno de los más largos de la Historia) y constó de cuatro sesiones de tres meses cada una. La primera fue presidida por el propio papa Juan XXIII en el otoño de 1962, pero no pudo concluirlo porque falleció el 3 de junio de 1963; las otras tres fases fueron convocadas y presididas por su sucesor, el papa Pablo VI, hasta su clausura en 1965.

En la imagen, Juan XXIII durante la ceremonia de su coronación en San Pedro/Ullstein Bild (Cordon Press).

El profesor Juan José Tamayo en su artículo “Juan XXIII, primavera en la Iglesia”, publicado en El País en octubre de 2008 con motivo del cincuentenario de la elección como Papa de Juan XXIII, escribía: “…En menos de cinco años, la duración de su pontificado, logró poner en marcha una de las mayores transformaciones de la Iglesia católica  que pasó del autoritarismo piano al conciliarismo, del integrismo al compromiso con la histotia, de la Contrarreforma a la reforma, de la Cristiandad a la Modernidad, de la alianza con el poder a la Iglesia de los pobres y del anatema al diálogo. Ponía fin a cuatro siglos de Contrarreforma, haciendo suya, sin citarla, la propuesta de Lutero (”La Iglesia debe estar en permanente reforma”) que luego asumió el Concilio Vaticano II…

Juan XXIII llevó a cabo una revolución copernicana de la Iglesia católica. Con la convocatoria del Vaticano II recuperaba la tradición democrática de los concilios medievales de Basilea y de Constanza, que defendieron el concilio como forma colegiada de dirección de la Iglesia… Hizo suya la cultura de los derechos humanos, anatemizada sistemáticamente por los papas desde la Revolución Francesa, y la incorporó a la doctrina social de la Iglesia en su memorable encíclica <Pacem in terris>, “dirigida a todos los hombres de buena voluntad” y publicada el 11 de abril de 1963, apanas dos meses antes de su fallecimiento…

… Gracias a Juan XXIII volvió a haber primavera en la Iglesia católica, tras siglos de invernada, y empezamos a acariciar la esperanza de Otra Iglesia Posible. Pero fue una primavera corta, que apenas duró diez años. Luego vino, de nuevo, la larga invernada, que ya dura cuarenta años ¿Hasta cuándo?”.

Pero dentro del Concilio una minoría defendía los principios tradicionales de la Iglesia, entre ellos “… los obispos españoles, la mayoría elegidos con el beneplácito de Franco y defensores de una teología política legitimadora del franquismo, escucharon atónitos el discurso de apertura del Concilio Vaticano II que les obligaba a romper con la dictadura, pero no se dieron por enterados, ya que siguieron vinculados al régimen casi hasta la muerte del dictador” (Juan José Tamayo, “Cambio de paradigma”).

Cabe diferenciar al cardenal Vicente Enrique y Tarancón, quien participó en el Concilio colaborando en la apertura de la Iglesia con Juan XXIII, primero, y posteriormente con Pablo VI, quien nombrado Papa en 1963, protegió al cardenal frente a los ataques de los círculos integristas y políticos de la dictadura franquista. Le designó cardenal en abril de 1969. Tarancón presidió la Conferencia Episcopal Española entre1971 y 1981 y jugó un importante papel en los años de la Transición española. Su homilía en el acto religioso celebrado en la Iglesia de los Jerónimos tras la proclamación de Juan Carlos como rey de España sinbolizó la apertura de la Iglesia española a la democracia.

Del cardenal Tarancón es la frase: “El Concilio ha cogido a la Iglesia española fuera de juego”. 

Termino con dos artículos:

  • “Cuando Juan y Pablo abrieron las ventanas”, de Manuel Robles, un breve recuerdo del Vaticano II y de sus protagonistas Juan XXIII y Pablo VI.
  • “Mis memorias del Concilio Vaticano II”, atractivo artículo en el que su autor, Juan Arias, narra sus vivencias como testigo directo del Concilio y nos cuenta interesantes pormenores del mismo. Éstas son las palabras que cierran su relato, y mi post: “Mejor que los teólogos más abiertos aprovechen este 50 aniversario del que fue apellidado <El Concilio de la esperanza> para mostrar sus luces, que tantos intentan enterrar”.

Actualización (21/10/2012):



80 años de la “sanjurjada”

10 08 2012

Hoy hace 80 años, el 10 de agosto de 1932, el general Sanjurjo protagonizó un fallido golpe de estado, la primera sublevación militar contra la II República, poco más de un año después de su proclamación. Nos lo recuerda el historidor JULIÁN CASANOVA en su artículo “Por amor a España”, publicado hoy en el diario El País:

“El 10 de agosto de 1932, el general José Sanjurjo se sublevó en Sevilla contra la República. Declaró el Estado de guerra y en la clásica tradición del pronunciamiento militar publicó un manifiesto, redactado por el periodista Juan Pujol, director de Informacionesy agente del millonario Juan March, en el que se anunciaba la disolución de las Cortes y la toma del poder por una Junta provisional. Lo hacía “por amor a España”, para “salvarla de la ruina, de la iniquidad y de la desmembración” son las palabras con las que el historiador inicia su recordatorio.

La intentona fracasó y, como nos recuerda el profesor Casanova,Condenado a muerte por un consejo de guerra, “como responsable en concepto de autor de un delito consumado de rebelión militar”, la pena fue conmutada por cadena perpetua…”

Y finaliza así: Sanjurjo estuvo preso en el penal cántabro de El Dueso, hasta que, amnistiado por el Gobierno de Alejandro Lerroux en abril de 1934, estableció su residencia en Portugal. Desde allí encabezó otro golpe contra la República en julio de 1936, de fatales consecuencias porque causó una guerra civil, aunque no pudo ver su desenlace. Murió el 20 de julio, cuando la avioneta que debía trasladarlo a España, pilotada por Ansaldo, se estrelló nada más despegar del aeródromo de Cascais. Había encabezado dos rebeliones militares en cuatro años. “Por amor a España”.

sanjurjada.jpg
Sanjurjo durante el golpe /Celtibético

Pero quizás sea obligado hacer una breve exposición de las circunstancias que rodearon a la “sanjurjada”.

Proclamada la República el 14 de abril de 1931, pasados nueve días, el 23, el Ministerio de la Guerra, a cuyo frente estaba Manuel Azaña, publica una norma por la que modifica el juramento de fidelidad de los militares, quienes (en su mayoría de afiliación monárquica) deberán jurar fidelidad al nuevo régimen republicano, los que se negaran a ello podían optar al retiro voluntario, pasando a situación de segunda reserva con el mismo sueldo que cobraban en la escala activa.

El 28 de junio se celebran elecciones a Cortes Constituyentes, la nueva Constitución será aprobada el 9 de diciembre de 1931 y reflejará las ideas de la nueva mayoría parlamentaria. Se inicia entonces un nuevo período, el conocido como Bienio Reformista que se extiende entre  enero  de 1932 y noviembre de 1933, con Niceto Alcalá Zamora como Presidente de la República y Manuel Azaña como Presidente de un Gobierno que, integrado mayoritariamente por republicanos de izquierda y socialistas, impulsó un programa de ampliación y profundización de las reformas iniciadas durante el período constituyente.

La reforma militar impulsada por Azaña pretendía modernizar las fuerzas armadas, hacerlas operativas para defender las fronteras españolas y que dejaran de intervenir en la política nacional. Objetivo fundamental era crear un ejército profesional y democrático, para lo cual se creía necesario reducir los efectivos militares y acabar con la macrocefalia (en 1917 había un oficial por cada tres soldados), se pretendía suprimir el grado de capitán general y crear el cuerpo de suboficiales para ensanchar la base social de la oficialidad y republicanizar el ejército. Se quería reducir el número de divisiones y el de duración del servicio militar.

En marzo de 1932 el Ministro de Guerra recibe autorización para pasar a la reserva a todo general que no hubiera recibido ningún nombramiento en el plazo de seis meses. Con esta medida se adecuaba el número de generales en activo al ejército reducido y, al mismo tiempo, se podía forzar al retiro a los generales hostiles a la República. Es en este contexto que el 10 de agosto de 1932 tiene lugar el fallido levantamiento militar del General Sanjurjo, que fue destituido como jefe de la Guardia Civil.

Con la reforma militar la República se había creado un enemigo cuya fuerza iba a demostrarse en julio de 1936.



50 años del Congreso de Munich, el “Contubernio de la traición”

10 06 2012

 Contubernio de Munich fue el término peyorativo con el que los periódicos franquistas llamaron al IV Congreso del Movimiento Federal Europeo, celebrado en Munich en junio de 1962, en plena oleada de huelgas mineras en Asturias y tras un primer y fallido intento español de ingresar en la Comunidad Económica Europea.

contubernio_abc.jpg

Imagen que ilustra el post “50 años del IV Congreso del Movimiento Europeo. Contubernio de Múnich” del blog “LA AVENTURA DE LA HISTORIA”

Acudieron 118 políticos españoles de todas las tendencias opositoras al régimen franquista, tanto del interior (80) como del exilio (38), encabezados, respectivamente, por José María Gil Robles y Salvador de Madariaga. Representaban al conjunto de la oposición democrática al franquismo:  monárquicos liberales, democristianos, socialistas, socialdemócratas y nacionalistas vascos y catalanes. No acudió el Partido Comunista de España (no fue invitado por ser partidario del estalinismo), aunque parece ser que sí hubo representantes del partido en el hotel en que se celebraba la reunión, pero se limitaron a permanecer en el pasillo como observadores.

La desaparición del régimen franquista y el paso a una España democrática constituía el objetivo común de los delegados españoles. En base a tales ideas, una comisión de diez miembros representativos de los 118 delegados elaboró la siguiente resolución que fue aprobada por unanimidad:

                “El Congreso del Movimiento Europeo, reunido en Múnich los días 7 y 8 de junio de 1962, estima que la integración, ya en forma de adhesión, ya de asociación de todo país a Europa, exige de cada uno de ellos instituciones democráticas, lo que significa en el caso de España, de acuerdo con la Convención Europea de los Derechos del Hombre y la Carta Social Europea, lo siguiente:

  1. La instauración de instituciones auténticamente representativas y democráticas que garanticen que el gobierno se basa en el consentimiento de los gobernados.
  2. La efectiva garantía de todos los derechos de la persona humana, en especial los de libertad personal y de expresión, con supresión de la censura gubernativa.
  3. El reconocimiento de la personalidad de las distintas comunidades naturales.
  4. El ejercicio de las libertades sindicales sobre bases democráticas y de la defensa por los trabajadores de sus derechos fundamentales, entre otros medios por el de la huelga
  5. La posibilidad de organización de corrientes de opinión y de partidos políticos con el reconocimiento de los derechos de la oposición”.

Resolución del Congreso del Movimiento Europeo.

Múnich, 8 de junio de 1962.

Fue la primera vez que ideologías enfrentadas en la Guerra Civil llegaron a un acuerdo. Es de destacar que no se dice nada respecto al modelo de régimen, monárquico o republicano, en lo que no estaban de acuerdo los delegados del interior (monárquicos) y del exilio (republicanos). Al terminar la reunión, Salvador de Madariaga dijo: “Hoy ha terminado la guerra civil”.

La reunión de los opositores españoles produjo la represión política más sonada de la oposición de centro y derecha durante todo el franquismo. La respuesta de Franco a los acuerdos de Munich fue inmediata: se culpó a la intervención extranjera en los asuntos de España, se suspendió el Fuero de los españoles y la prensa desencadenó una terrible campaña contra los asistentes al “Contubernio de Munich“.

Según llegaban a Madrid, los delegados que habían acudido a Munich desde el interior tuvieron que elegir entre el confinamiento en Canarias o el exilio. Todos los que asistieron al Congreso estuvieron presentes en la Transición desde 1975.

Para conmemorar esta efemérides la Casa de América ha organizado la exposición Münich 1962. El contubernio de la concordia”. A través de cuarenta fotografías, instantáneas familiares de sus protagonistas, documentos de la diplomacia franquista e informaciones periodísticas, la muestra cuenta en instantes aquella reunión que se organizó en 1962 en el marco del IV Congreso del Movimiento Europeo tratando de explicar aquel episodio como antecedente de la Transición.

Estos días el Congreso de Munich ha ocupado espacios en los medios de comunicación de nuestro país.

  • En mi opinión, tiene particular interés el artículo “El contubernio de Munich” de La Vanguardia.com, especialmente porque sus primeras líneas son de una dramática actualidad: “La primavera española de 1962 fue particularmente conflictiva. El 7 de abril, el pozo Nicolasa de Mieres se declaró en huelga. En días sucesivos, el resto de minas asturianas se fueron sumando al paro. La huelga duró casi dos meses, participaron cerca de ciento cincuenta mil mineros y finalizó con la subida de los salarios –también del precio de la tonelada de carbón, que beneficiaba a los empresarios-. A lo largo de la primera quincena del mes de mayo, la huelga se fue extendiendo a otros sectores industriales y a diferentes provincias. El régimen decretó el estado de excepción para Asturias, Vizcaya y Guipúzcoa el 4 de mayo. Y ocho días después, el 12, la totalidad de la prensa nacional publicó una nota de Cifra de inserción obligatoria en la que se minimizaba el conflicto minero y se ensalzaban las virtudes de Asturias…”.



… Y hoy hace 75 años que Picasso dio la primera pincelada al “Guernica”

10 05 2012

El 26 de marzo escribía: Hoy hace 75 años 5.771 bombas provocaron que todo Gernika ardiera en llamas…” . Y hoy 10 de mayo: “… hace 75 años que Picasso dio la primera pincelada al <Guernica>”.

Con motivo de esta efeméride El País publica el artículo “Mi primer cara a cara con el <Guernica>”, en el que artistas e intelectuales dónde y cuándo lo contemplaron por primera vez y la sensación que les produjo. Es una manera de rendir homenaje a esta emblemática e inmensa (no por su tamaño, que también, sino por su contenido) tela.

picassopintandoguernica2.jpg

Pablo Picasso pintando el ‘Guernica’, fotografiado por Dora Maar en 1937, ilustra el artículo.

Yo vi el Guernica por primera vez, la única en este emplazamiento, en el Casón del Buen Retiro. Luego lo visité una decena de veces en el Reina Sofía. Su contemplación no sólo no me cansa, sino que me entusiama y me sobrecoge una y otra vez. Esta obra bastaría por sí sola para hacer de Picasso un artista excepcional.

Para saber más:



Hoy hace 75 años 5.771 bombas provocaron que todo Gernika ardiera en llamas…

26 04 2012

Gernika pasó a los anales como la primera ciudad europea devastada por la aviación. Franco apoyó este horror hitleriano. 

calleguernica_26_04_1937.jpg

Una de las calles de Guernica después del bombardeo que tuvo lugar el 26 de abril de 1937. / Fundación Sabino Arana.

El 26 de abril de 1937, como todos los lunes, era día de mercado semanal. Gernika entera, con los cerca de 5.000 habitantes que tenía entonces la villa vizcaína (muy próxima a Bilbao), estaba en la calle. Eran las cuatro y media de la tarde cuando las campanas de las iglesias del pueblo doblaron con más fuerza que nunca.

No anunciaban nada bueno: las aviaciones alemana e italiana se acercaban. Los jinetes del Apocalipsis, pilotando 31 bombarderos y 36 cazabombarderos Junkers, Heinkels y Dorniers de fabricación nazi, lanzaron 30.000 kilos de explosivos incendiarios sobre la localidad vasca. Los aviones de la terrible Legión Cóndor y la Aviación legionaria italiana escupieron tantas armas de destrucción masiva que la localidad quedó prácticamente destruida en poco más de tres horas” son las palabras con las que empieza el artículo “El día que Gernika sucumbió a las bombas” que pudimos leer en eldiariomontañés.es. 

Este histórico suceso lo inmortalizó Picasso en su famosa y simbólica tela “GUERNICA”.

guernika.jpg

Tela de gran tamaño, de 7,76 x 3,49 metros, con gran poder simbólico, auténtica crónica de la nueva forma de hacer la guerra, bombardeando a la población civil, el “GUERNICA” representó para Pablo Picasso el inicio de su compromiso político como pintor. Fue su respuesta a un encargo que el Gobierno de la República Española le hizo para la Exposición Internacional de 1937 en París. Un cuadro emblema en blanco, negro y gris, como las fotografías, como las noticias de la prensa escrita francesa a través de la cual Picasso conoció el terrible suceso.
El 30 de abril el diario Ce Soir informaba de los hechos ocurridos en la tarde del 26, lunes, día de mercado, en la histórica ciudad de Guernica. Fue así cómo Picasso se enteró de la noticia y cómo la interiorizó. Hasta ese momento aun no había decidido qué tema plasmar en la tela encargada por el Gobierno Español. El 1 de mayo más de un millón de personas se manifestaron en Paris como repudio a lo sucedido en Guernica cinco días antes. Picasso no asistió a la manifestación, ese mismo día se puso a trabajar en la tela; en su casa hizo el primer esbozo: un caballo con un pájaro sobre la grupa y una mujer que se asoma a una ventana portando una lámpara. Entre el 1 de mayo y el 13 de junio Picasso pintó 50 bocetos. La exposición se inauguró el 12 de julio.
Siete semanas después de la inauguración, se instaló frente al “GUERNICA” otro cuadro con el rostro de García Lorca (había sido fusilado el 18 de agosto).

A través de  “Memoria de bombas y niños“, de Almudena López, nos llegan los recuerdos de supervivientes -por entonces unos niños de entre 7 y 14 años- de aquel horror.

Y Jacinto Antón en “Las tres horas de la Cóndortrata sobre el debatido tema si la devastación de la ciudad fue intencionada o una consecuencia indeseada de una operación que perseguía la destrucción solo de objetivos militares.

En el siguiente post se realcionan los hechos del bombardeo de Guernica con sucesos posteriores: “Dramática actualidad del Guernica”.



Las “Misiones Pedagógicas” una hermosa realidad de la Segunda República.

14 04 2012

misionspdagogicas2.jpg

Cartel de “Las misiones pedagógicas”, documental dirigido por Gonzalo Tapia y emitido por TV2 en enero de 2007

 La II República española ha sido llamada «República de intelectuales » y «República de profesores», porque la concepción del proyecto republicano partía de considerar a la cultura como parte integrante de la justicia social. El preámbulo del decreto del ministro Marcelino Domingo llegaba a decir: «La República redimirá a España por la creación de escuelas»; estamos ante una visión utópica de la función de la educación, ante una exaltación de los valores de la cultura” se puede leer en  Las Misiones Pedagógicas y La Barraca. La cultura en la II República, artículo de Alfonso Guerra en el nº 100 de Letra Internacional.

labarraca2.jpg

La Barraca / ARTE E HISTORIA

Hoy, que se cumplen 81 años de la proclamación de la II República, en estos momentos en que la educación y la cultura de nuestro país se ven agredidas por la crítica situación económica  y por unas políticas que las minusvaloran aplicando criterios mercantilistas y discriminatorios, muy lejos de la consideración de “parte integrante de la justicia social” que les otorgaba la II Repoública, hoy más que nunca quiero recordar su política cultural a través de la hermosa realidad que fueron las Misiones Pedagógicas.

Las Misiones Pedagógicas fueron un proyecto educativo español creado en el seno del Museo Pedagógico Nacional y de la Segunda República Española e inspirado en la filosofía de la Institución Libre de Enseñanza, se iniciaron en  1931 y finalizaron con el comienzo de la guerra civil en 1936.

El Decreto de creación del Patronato de Misiones Pedagógicas, de 29 de mayo de 1931, siendo Ministro de Instrucción Pública MARCELINO DOMINGO, determinaba como objetivo «difundir la cultura general, la moderna orientación docente y la educación ciudadana en aldeas, villas y lugares, con especial atención a los intereses espirituales de la población rural». Dependía del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes y estaba dirigido por una Comisión Central, cuya sede se encontraba en el Museo Pedagógico.

Con un nivel de educación muy inferior al de otros países europeos, el 44,3% de la población de España era analfabeta, localizada principalmente en el ámbito rural con escasos medios y miseria. Fue un tiempo donde por primera vez en nuestro país la cultura se extendió como un bien común y no como algo reservado para las clases privilegiadas.

Para cumplir con estos objetivos, las Misiones Pedagógicas crearon un conjunto de equipos encargados de las variadas actividades que creían necesarias para la difusión cultural pretendida: El Museo del Pueblo, el servicio de cine, el coro y el teatro del Pueblo, el servicio de música, el retablo de fantoches y el servicio de biblioteca (se llegaron a distribuir más de 5.000 bibliotecas). Los verdaderos protagonistas de estas misiones fueron los ciudadanos de los pueblos y aldeas donde llegaron, además de los que colaboraron en ellas como maestros, actores, escritores, figurinistas, pintores, etc.

Los siguentes videos nos ofrecen testimonios e imágenes.

 

Para más información:

“Las Misiones pedagógicas en la II República”

“La huella astur de las Misiones Pedagógicas”

“Escuela y República. A propósito del 80 Aniversario”