En todos los pueblos de la Monarquía se establecerán escuelas de primeras letras…

19 03 2012

El  24 de septiembre de 1810 se pomía en macha en nuestro  país el proceso histórico que supoondría su modernzaxión, el fin del Antiguo Régimen y la instauración del nuevo sistema Político Liberral, proceso que culminaría el 19 de marzo de 1812 con la aprobación en las Cortes de Cádiz de la CONSTITUCIÓN DE 1812VIVA LA PEPA!, gritaban los españoles en la calle, al enterarse de la noticia), la primera de un largo listado de diez, incluyendo la actual, Constituciones españolas.

Hoy se cumplen 200 años de este magno acontecimiento, lo que motiva que estos días proliferen artículos y reportajes en los distintos medios de comunicación y se traten diversos aspectos de la misma. En este post yo daré una somera visión, que espero sea suficientemente clarificadora, del tratamiento que la Constitución de 1812 dió a la Instrución Pública, es decir, a la Educación.  

titulo_i.jpg

Página de la Constitución de 1812 donde aparecen los primeros artículos.

“En todos los pueblos de la Monarquía se establecerán escuelas de primeras letras, en las que se enseñará a los niños a leer, a escribir y contar, y el catecismo de la religión católica, que comprenderá también una breve exposición de las obligaciones civiles” dice su artículo 366.

En la web alma mater hispalense de la Universidad de Sevilla podemos leer: ” La <Pepa> pasará a la historia por ser la única constitución española que ha dedicado un Título (el IX en este caso) exclusivamente a la educación, tal es la importancia que se le dio al tema educativo. Cuando las Cortes de Cádiz aprobaron el titulo IX de la Constitución, dedicado a la instrucción pública, los diputados estaban reconociendo de hecho su deuda con los hombres de la Ilustración. Aquí, como en tantos otros aspectos de la mítica Constitución gaditana, los liberales aparecen como herederos de las ideas matrices de la Ilustración. En efecto, la fe en la educación básica común a todos los hombres, la conveniencia de la gratuidad total de la instrucción elemental, la necesidad, en fin, de un plan general de la instrucción pública, son ideas que hombres como Jovellanos, Cabarrús o Campomanes habían difundido con extraordinaria tenacidad por todo el territorio nacional.

Aún cuando la fe en la fuerza transformadora de la educación proviene de la herencia de la Ilustración, el papel de la educación en la nueva sociedad liberal que se prepara, adquiere connotaciones propias y relevantes. Los liberales, arraigados en la tradición progresista del siglo XVIII español, tienen fe en el progreso, ligado ahora al desarrollo de la instrucción. Pero al mismo tiempo tienen fe en la igualdad, que en el liberalismo de la primera hora es no solo Igualdad, sino fundamentalmente igualdad ante las luces, igualdad ante la educación. De ahí que la instrucción, tal y como la definiese el “Informe Quintana”, de 1813, deba ser universal —extensible a todos— pública —abierta a todos los ciudadanos—, gratuita, uniforme y libre.

Para los liberales gaditanos la educación aparece, pues, no sólo como factor de progreso sino también como elemento básico del nuevo régimen político que nace. Nuestros liberales son conscientes de que una democracia estable sólo es posible si cuenta con una población educada para la libertad, con una población básicamente instruida, conocedora de sus derechos y de sus deberes, forjada en la difícil virtud de la convivencia y de la tolerancia…”.

Por su parte, la profesora Araque Hontangas cierra su artículo “La educación en la Constitución de 1812. Antecedentes y consecuencias” afirmando: “La política educativa de las Cortes gaditanas debe entenderse como una medida más en el conjunto de las destinadas a desmantelar el Antiguo Régimen (…) e instaurar un nuevo tipo de relaciones sociales, económicas y políticas conocido con el nombre de revolución burguesa. Este nuevo orden social precisaba un nuevo orden educativo que le diera legitimidad y apoyo, que distinguiera y clasificara, no según el nacimiento, sino por la educación recibida… Los liberales de las Cortes de Cádiz asociaron los derechos políticos a la educación, puesto que el artículo 25 de la Constitución establecía la necesidad y la obligación de “saber leer y escribir” a partir de 1830 para “el ejercicio de los derechos de ciudadano”, es decir, para ejercer el derecho al voto”. 

cortes_cadiz.jpgEra una Constitución basada en los principios de la Ilustración y muy liberal, lo que puede aumentar nuestra extrañeza ante el papel que otorga a la religión católica en la educación, en consonancia no obstante con lo establecido por el artículo 12: “La religión de la Nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquiera otra”. Así pues el catolicismo es la única confesión religiosa permitida. La necesidad de contar con la colaboración del clero (con una elevada, aunque variable, presencia en los escaños de Cádiz) en la lucha contra los franceses explica este rasgo intolerante que choca con el espíritu avanzado de la Constitución.  

Pinchando aquí conocerás los seis artículos del Título IX.-  De la Instrucción Pública.

En España quiere ser moderna e ilustrada, de José María Lasalle, encontrarás un buen resumen de elementos importantes de la Constitución gaditana, al tiempo que te sugiere otras interesantes lecturas con las que entrar más a fondo en la hoy recordada Constitución.



Educación y redes sociales

27 01 2010

Entre las sugerencias (siempre de interés) que el blog Las TIC en Plástica  nos hace en su último post -Enrédate con la Educación Artística en Clave 2.0.- está la lectura de “Redes sociales de educación”, artículo del blog Educativa. El título del artículo me atrajo de inmediato, lo leí y no me defraudó en absoluto.

Tras ofrecer una definición del concepto “red social”, el post se inicia con estas palabras: “Creo que a nadie se le escapa que la estructura social educativa se adapta perfectamente a este concepto. Donde los nodos están formados por profesores y alumnos y las aristas por relaciones educativas, como pueden ser los cursos impartidos, tutorías, grupos de trabajo interdisciplinar, etc.”.

facebook_educacion2.jpgY en líneas posteriores dice: “Las redes sociales tienen un enorme atractivo en el aspecto personal y de relación por parte del que las usa. Por este motivo, cuanto mayor sea el número de los participantes más atracción genera en los alumnos al poder estar en contacto directo con sus profesores, sus amigos y compañeros de otros cursos a los que quizás conozcan de vista pero con los que no ha hablado nunca. Esto permite crear un ambiente de trabajo favorable que es uno de los motivos directos del éxito de las redes sociales.

Las redes sociales tienen el innegable valor de acercar el aprendizaje informal y el formal, ya que permiten al alumno expresarse por sí mismo, entablar relaciones con otros, así como atender a las exigencias propias de su educación…”.

Su autor reflexiona en el post sobre las redes sociales, expone una serie de normas sobre cómo actuar, opina y recomienda redes sociales concretas… en definitiva, una información muy interesante que transciende el mundo de la Educación. Yo también os recomiendo su lectura.

Se puede completar la información anterior con el Listado de redes sociales y microblogging más usuales que también nos ofrece Educativa.



Cumplimos un año

8 09 2009

lacalumnia_botticelli.jpg

“La calumnia de Apeles” de Sandro Botticelli (1)

Hoy se cumple un año de la existencia de este blog ¿Balance? Pues, qué decir… Que me proporcionó buenos momentos; que no resultó ser una mala experiencia; que no puedo decir si se cumplieron o no mis expectativas porque no las tenía claramente predeterminadas, porque cuando me metí en esta tarea lo hice por un “a ver qué pasa”; que -así lo creo yo- las páginas y algunos posts son bastante dignos; que esto de alimentar un blog requiere mucha dedicación (al menos eso me pasa a mí), lo que motivó que dejara por el camino algunas cosas interesantes, pero que requerían más tiempo del que yo disponía o ya había pasado el momento de publicarlas, y esto me fastidia. Bueno, la conclusión es que me lo paso bien, que me proporciona algunas satisfacciones y que mi intención es continuar.

Pero el objetivo fundamental de este post no es tanto cavilar sobre su existencia o plantearme su continuidad como referirme a las palabras de Derek Walcot -La profesión de profesor es “un privilegio por poder orientar las mentes de los jóvenes”- que abren mi blog y en cierto modo le sirven de lema.

A mediados del mes de mayo los medios de comunicación se hicieron eco de la siguiente noticia: El poeta antillano Derek Walcot, premio Nobel de Literatura en 1992, renunciaba a ocupar la cátedra de poesía de la Universidad de Oxford (una de las cátedras más prestigiosas del mundo, cuya existencia se remonta a 1708 y que hasta ahora estuvo siempre ocupada por un europeo blanco) después de que los 200 académicos que debían participar en la elección, el 16 de mayo, recibieran un documento anónimo con extractos del libro “El profesor lascivo”, escrito en 1990, en el que, entre otros casos de acoso, una ex alumna de Harward acusaba a Walcot de haberla acosado sexualmente en 1982 y de haberla suspendido ante su negativa. “Nunca ofrecí mi versión de algo que  ocurrió hace veinte años y ésa seguirá siendo mi política” fue el comentario de Walcot, quien describió el documento como un “intento bajo y degradante de asesinar su carácter”.  

La noticia se completaba con la elección de la poeta, periodista y escritora Ruth Padel, aspirante también a ocupar la cátedra de Oxford y quien, a su prestigio literario, añadía su condición de ser tataranieta de Darwin.

Mi primera reacción ante la noticia fue de auténtica consternación, mi sensibilidad ante hechos de este tipo me empujaba a eliminar de mi blog la referencia al poeta antillano, me dolía especialmente que se viniera abajo el excelente recuerdo que me había quedado de su conocimiento en Noreña. Decidí tomarme un tiempo antes de tomar una decisión.

No necesité esperar mucho. A finales del mismo mes de mayo, el hecho vuelve a ser noticia, pero entonces se habla de difamación y de complot urdido por la propia Ruth Padel, quien había informado a dos periodistas de la existencia del libro. Esto trasciende y Padel (que dijo haber obrado de buena fe, aunque negó ser la autora del envío del documento a los académicos), la primera mujer que ocupaba la cátedra de poesía de Oxford, acabó dimitiendo también el 26 de mayo. A últimos de agosto la cátedra continuaba vacante.

Las palabras de Derek Walcot seguirán introduciendo mi blog.

(1) El nombre por el que conocemos esta pequeña tabla viene determinado por una acusación por envidia del pintor griego Antifilos a su colega Apeles. Se le acusaba de provocar una revuelta contra el rey egipcio Ptolomeo IV por lo que fue encarcelado, obteniendo la libertad cuando un auténtico líder de la rebelión manifestó la inocencia del pintor. El rey rehabilitó a Apeles y le concedió a Antifilos como esclavo, realizando el artista una obra en referencia a su caso. La historia se conoce gracias al poeta Luciano, realizando Botticelli una nueva versión del asunto / arteHistoria.