Sabado 10 de abril

Sabado 17 de abril

Hora : 8h30

Lugar :EOI

Etapa del día 10 : de Navia a Tapia

Etapa del día 17 : de Tapia a Vegadeo

Billete en venta en la EOI : 10 euros

Os espero a todos.

El pueblo de Ortiguera, está enclavado en la ladera de dos débiles vertientes que forman un  valle, cuyo fondo da paso por un lecho de piedras a un torrente que conduce sus cristalinas aguas hasta una reducida playa, en donde se confunden con las impetuosas ondas del mar Cantábrico que las  baña.

Ortiguera es uno de los centros de población mas importantes del Concejo de Coaña, cuyos verdaderos pobladores asentaron sus casas en verdaderos precipicios , sin tener en cuenta otra cosa que la proximidad a la playa, para atender con más facilidad y comodidad el servicio de las pequeñas embarcaciones que destinaban a la pesca, que era la base principal , entonces, de su profesión industrial.                

El nombre de Ortiguera , en su etimología, deriva de Ortiga, planta de pelos tiesos y punzantes, que causan al tocarla gran picazón. Primeramente se llamó Ortigal, Ortigueral y, por último, Ortiguera.

Ortiguera  data aproximadamente del  siglo XIV . La primera partida de matrimonio es del año 1.606, de lo que puede deducirse que hay un libro de nacimientos posterior .

En los primeros años, los pescadores vivían en sus barcas, saltando a tierra, solo para arreglar las redes. Para mejorar sus condiciones, hicieron en principio dos casitas: “el Portal” y  “casa de Baltasar”.

Hasta hace pocos años no había muelle y sólo hacía las veces de éste una peña plana junto a la que atracaban las embarcaciones; pero aproximadamente entre 1918 y 1923  se pudo construir un pequeño muelle.

Los hombres de este pueblo, en los primeros tiempos, se dedicaron casi exclusivamente a la pesca.

Andando el tiempo, a medida que aumentaba la población, la necesidades ya no se podían abastecer con la pesca; una parte de la juventud decidió dedicarse a la navegación.

Más tarde se creó la fabricación de conserva de la sardina, constituyéndose dos fábri cas   con tal objeto, que extienden su radio de acción fuera de la Península, hasta  América.

D. José Mª Jardón y Trelles, a quien había sonreído la fortuna en la Argentina , dejó apuntada la idea a sus hijos ( D. Fernando, doña Luisita, D. Eduardo y doña Rosita)   la idea de hacer unos colegios en el barrio del Rabeirón en Ortiguera.

A don José Mª Jardón debe este pueblo la carretera que va desde el puerto hasta Jarrio.

A su hermano D. Segundo y a los donantes de la escuela se debe la prolongación de la carretera hasta la capilla del pueblo, enclavada en el cabo de San Agustín.

D. Fernando Jardón, construyó  otro ramal de carretera, arrancando desde Mohias, de la que de Jarrio va a Ortiguera, conduce hasta la barra.

La senda costera de Viavélez a tapia :

Otra senda costera, que sigue por el entorno de una vía histórica y que aún está sin inaugurar oficialmente, pero que ya se puede recorrer, es la que va por los concejos de El Franco y Tapia de Casariego, entre los típicos puertos pesqueros de Tapia y Viavelez (lugar de nacimiento de la ilustre escritora Corín Tellado; y afamado, también, por ser antaño un importante astillero de buques veleros). La senda señalizada es, asimismo, la E-9, que recorre el litoral asturiano, como lo hacia otrora la calzada romana de la costa (o Vía Marítima de Agripa) y más modernamente el Camino de Santiago, aunque hay tramos modificados. La señalización es buena y abundante, aunque se nota, como es habitual, la acción de los gamberros deteriorando las señales o jalones. Pero no hay pérdida en los 17,8 kilómetros del recorrido. Pudiendo atajarse y reducirse a unos 15 kilómetros de longitud entre Viavelez y Tapia, si se aprovechan algunos tramos del Camino de Santiago o carreteras locales.

En realidad este tramo de la senda comienza en Pormenande y Grandadisla, zonas castreñas, lo mismo que el la punta del Gabioteiro, Castro Castredo, Balmorto y Cabo Blanco. En este último lugar los fosos para defensa del castro son impresionantes y de gran valor histórico, aunque recientemente una maquina removió el terreno y no sabemos lo que pudo pasar en ese viejo reducto defensivo de la Costa Occidental, considerada Paisaje Protegido, en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias; y enclavado en el Parque Histórico del Navia.

Cabo Blanco
La senda costera pasa junto a reductos castreños, como en Cabo Blanco.

Si se hace entero el recorrido de la senda, entre Viavelez y Tapia, pueden ser cerca de cinco horas de caminata, a paso normal, sin correr. Al principio subiendo algo al mirador sobre el puerto pesquero de Viavelez, donde hay bancos y mesas de piedra (como en varios lugares de la ruta). Lugo es ya por zona llana siguiendo en parte la traza de la famosa vía histórica de la costa, que enlazaba tierras de cántabras de Unquera y gallegas de Ribadeo, cruzando Asturias de Este a Oeste. Como ocurre por Ribadedeva y Llanes, la nueva senda se arrima más al Mar Cantábrico que la vía original, cercana en parte a la carretera N-634, lo mismo que el Camino de Santiago.

El kilómetro 1 lo tendremos al pasar Mernes (o Merníes) y el 2 ya en Valdepares, cerca de la capilla de San Pelayo (refugio de peregrinos). Luego se bordea la playa de Moniello para llegar al kilómetro 3 junto al palacio del Cerradín y el 4 ya en el afamado reducto castreño, de amplios y profundos fosos defensivos de Cabo Blanco. Después de seguir “caleyando” cerca de Campo Redondo, Foxos y Lloxe (donde hay un área recreativa y la “Fonte Pipiello”) se pasa el kilómetro 5 de la senda, para cruzar junto al mirador de La Atalaya y varios acantilados, hasta llegar a la hermosa playa de Porcía, donde desemboca el río del mismo nombre, haciendo límite de los dos concejos. Los kilómetros 6 y 7 están entre dicha playa y el pueblo de Porcía, que cuenta con un molino, una ermita y un viejo puente, así como el Palacio de Campo (lo triste es que un tramo es por carretera, sin arcén ni límites de velocidad).

Ya por el municipio de Tapia de Casariego (”Ruta del Ferro y del Oro”) y tras bordear la playa y el estuario citados (Kilómetros 8 y 9), se llega a Campos y Salave, donde se pueden ver dos lagunas en pleno bosque, que otrora fueron minas de oro romanas. Tras pasar junto a ellas (kilómetros 10 a 13) y de recorrer la costa de Salave, junto al Figo, Castro Castredo y Balmorto, se ve la Punta Mirallos (kilómetro 14), Mántaras y Cabo Cebes (kilómetros 15); llegando a las playas de Tapia (Aguileiro o Represas) entre los kilómetros 16 y 17, donde esta el panel de final de ruta (o de comienzo).


    ALGUNOS DATOS Y CONSEJOS VISITAS CULTURALES:

  • Minas de oro romanas de Salave
  • Capilla de San Pelayo, en Valdepares
  • Palacio de Fonfría, en La Caridad
  • Palacio del Cerradín, en Valdepares
  • Castro y fosos en Cabo Blanco
  • Ermita y Molino de Porcía
  • Palacio de Campo, en Porcía
  • Castro Castredo y Balmorto, en Porcía
  • Puertos pesqueros de Tapia y Viavelez

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  824  veces