TRASPASO DE UN NEGOCIO DE HOSTELERÍA: luces y sombras

22 10 2014

Esta posibilidad la tienen en cuenta algunos futuros empresarios de perfil muy variado:

- Profesionales de Hostelería con poca experiencia.

- Personas ajenas al sector a las que les parece más asequible, económica o tecnicamente.

-  Trabajadores del sector con ganas de trabajar de forma autónoma.

Etc etc.

Puede ser una opción viable, por supuesto, pero creemos que tiene tantas posibles ventajas como desventajas, y son éstas, las desventajas las que no se suelen sopesar, las que quedan ocultas o maquilladas por la parte interesada en desprenderse del negocio.

Nuestra experiencia, la observación y el sentido común nos dicen que si un negocio se traspasa puede deberse a varios motivos (dando por supuesto que los reclamos tipo “Funcionando a pleno rendimiento”, “Ingresos demostrables”, “Clientela fiel”, “Reforma reciente y equipamiento en perfectas condiciones”…muchas veces son sólo eso, reclamos.

Recapitulando y sin pretender ser exhaustivos, hay varios motivos por los cuales se traspasa un negocio:

-1- Los rendimientos, los ingresos han bajado (por motivos diversos).

-2- Problemas con las instalaciones por requisitos incumpidos a nivel técnico (ruidos, humos, sanidad) o con los vecinos de la zona.

-3-  Zona conflictiva en determinados horarios o deprimida económica o socialmente.

-4- Los llamados “vicios ocultos” como deudas con proveedores,profesionales instaladores y de reformas o a nivel de impuestos con las distintas administraciones.

Por todo ello, además de estudiar las características del negocio y hacer números, sería conveniente contratar los servicios de profesionales de una gestoría, abogados y otros expertos, también de hostelería) para evitar “sustos” o sorpresas; supondrá un coste añadido pero será mínimo en comparación con el ahorro en disgustos posteriores, sobre todo si el negocio no resulta ser la oportunidad que parecía.

Pero ¿Qué deberíamos tener en cuenta?, ¿Qué detalles podemos estudiar? , evidentemente antes de cerrar el trato. Pues varias cosas y muchas de ellas no necesitan ni siquiera de la contratación de profesionales, a veces basta con armarse de paciencia y abrir los ojos.

-1- ¿Cuál es la vida del negocio?: cuantos años lleva abierto, cuantos dueños ha tenido, que tipo de oferta tenía.

-2- Analiza el tipo de clientela que tiene, aunque lo cambies y adopte otro concepto, muchas veces heredarás, quieras o no la clientela anterior o parte de ella.

-3- Estudia la zona, si es de paso, si está cercana a colegios, oficinas, polígonos, cuanta gente pasa por delante a lo largo de varias horas del día.

-4- “Espía” a la competencia de la zona, tipo de bares, restaurantes, precios, oferta; consume en ellos y usa tu sentido común.

-5- Trata de responder, lo más imparcialmente posible a la siguiente pregunta ¿Qué voy a ofrecer yo que no hagan los demás? o lo que es lo mismo ¿Por qué me van a escoger a mi si ofrezco algo similar?

-6- El presupuesto de la servilleta: basta con un papel pequeño o una servilleta para apuntar los costes (aparte del traspaso) a los que habrá que hacer frente: personal (aunque no contratemos empleados debemos contar con un sueldo para nosotros y el coste las cotizaciones a la Seguridad Social), alquiler, luz, agua, reparaciones o renovación de instalaciones y menaje.  Os sorprenderá a cuanto puede ascender el total de gastos mensuales fijos.

A título puramente orientativo, podeis contar con el coste del alquiler (muy variable), sueldo digamos tirando por abajo  de 1000 €, ya sea para nosotros o para empleados más cotizaciones o seguros (+/- 260€ mínimo), energías (+/- 400€), reparaciones o similares…materias primas (desde un 25 a un 35% de las ventas)…insistimos que sin entrar en detalles, estamos hablando ya de unos 3000-3500€ mensuales ¿A que da que pensar?, hay que vender muchos cafés, refrescos y menús.

A modo de conclusión, nadie regala nada, por supuesto partimos de la base de hacerlo todo legalmente y sobre todo, leer el siguiente enlace:

http://cincodias.com/cincodias/2014/03/05/empresas/1394044208_666070.html

¡¡¡10.000 cierres en el último año!!!, ¿QUÉ VAMOS A HACER NOSOTROS QUE NO HICIERAN ELLOS?

Es decir, las oportunidades existen, claro que si pero todas las lunas tienen una cara oculta.