Investigadores, detectives y policías (I)

23 07 2007

No hace mucho se decía que la familia que veía la tele unida, permanecía unida. Tal cosa ya no es válida hoy día donde cada cual cuenta con su propio aparato receptor y la oferta de canales puede llegar a ser abrumadora. Eso sin abordar la transformación experimentada por el concepto “familia” o el hecho de que los más jóvenes dediquen cada vez menos tiempo a la caja tonta (afortunadamente).

La maniquea división entre buenos y malos ha fomentado la proliferación continua de series donde los protagonistas son policías, investigadores, detectives o grupos de operaciones especiales. Aprovechando la coyuntura, vamos a comentar someramente la música que los suele acompañar en todas y cada una de sus apariciones. Vamos con la primera parte, centrada en un eje establecido alrededor de los años 70:

 


HAWAII 5-0

El inconfundible redoble de batería con que comienzan estos títulos de crédito nos da una idea bastante aproximada de cómo la música hace sobrevivir a algunos productos cinematográficos o, como es el caso, televisivos. Sin este arranque sonoro tan efectivo de Morton Stevens, tal vez no hubiera sido tan longeva esta serie que la CBS comenzó a emitir en 1968, llegando a estar en antena hasta el año 1980.

Gracias a esta música, en un tiempo donde triunfaban los temas instrumentales al estilo de The Shadows, una formación como The Ventures alcanzaría el puesto número 4 en 1969.

Necesita actualizar Flash Player


LOS HOMBRES DE HARRELSON (S.W.A.T.)

Las Fuerzas Especiales de Los Ángeles arrasaron en España entre 1975 y 1976. El título original se refería a las siglas correspondientes a Special Weapons And Tactics que, al no significar gran cosa para nuestro país, acabó convirtiéndose en Los hombres de Harrelson y que los espectadores recordarán por una frase que no solía faltar en muchos episodios: TJ al tejado.

El tema principal compuesto por Barry DeVorzon, no puede negar la plena influencia de la música setentera de por aquel entonces. La versión extendida corrió a cargo de la banda disco-funk llamada Rhythm Heritage y se situó en el nº 1 de las listas en el año 1976.

Necesita actualizar Flash Player


MISSION: IMPOSSIBLE

El bajo ostinato resultó muy efectivo en este ejemplo que ocupó varias temporadas en TV y que, al igual que el anterior y los siguientes, inspiraría años después el paso a la gran pantalla. En este caso, los repetitivos sonidos graves establecen el éxito del leit-motive ideado por el gran autor argentino Lalo Schifrin. Resulta curioso que de esta composición surjan versiones rock, algunas cercanas al metal, como las grabadas por U2 (con un sample tomado del original), Limp Bizkit o Dream Theater:

Necesita actualizar Flash Player

Necesita actualizar Flash Player

Necesita actualizar Flash Player

Pero la visión más original al respecto, sin ningún género de duda, es la establecida por The Swingle Singers (hay un error en los créditos que figuran en el reproductor), una prestigiosa agrupación a capella que, aparte de cantar sin acompañamiento instrumental, aportan a sus interpretaciones las atmósferas características del jazz tradicional:

Necesita actualizar Flash Player


STARSKY & HUTCH

La música funky de los 70 impregna las andanzas de este par de policías que siempre se desplazaban en un inconfundible Torino rojo. Los conductores más intrépidos de nuestro país (precursores del tunning) se apresuraron a pintar sus Renault 12 con una banda blanca a estilo y semejanza del coche de los protagonistas. El tema principal de la primera temporada fue encargado a Lalo Schifrin, pero se sustituyó para la segunda por el de Tom Scott (que es el verdaderamente popular).

Por cierto, posteriormente, mientras que Paul Michael Glaser (el moreno) prefirió dedicarse al cine dirigiendo actores como Arnold Schwarzenegger, su compañero David Soul (el rubio) proseguía con una modesta carrera musical como cantante melódico.

Necesita actualizar Flash Player

Por otra parte, la banda sonora de la película homónima (2004) hace un repaso por algunos temas que significaron algo en los 70’s como es el caso de la canción The Weigh interpretada por The Band (a pesar de haberse grabado en 1968):

Necesita actualizar Flash Player


LOS ÁNGELES DE CHARLIE (CHARLIE’S ANGELS)

En USA se conocían como The Alley Cats y dieron lugar a 115 capítulos que contaban con una peculiaridad de guión. En la agencia de detectives de “alto nivel” donde trabajaban las tres chicas protagonistas (cuyas actrices fueron cambiando con el tiempo) tenían por jefe a un tal Charlie que no podían conocer ni ellas mismas ni tampoco el propio espectador.

Siempre se mantenía la intriga sobre su aspecto. En ocasiones, llegaba a parecer de espaldas o había abandonado la escena tan sólo unos instantes antes. Ocurre algo parecido con la esposa de Colombo: jamás aparecía (y eso que tal personaje femenino llegó a originar una especie de “secuela” aunque sin conseguir igualar el éxito de su “marido”).

La sintonía de la serie era una versión instrumental del tema Undercover Angel de Alan O’Day. Cerramos esta primer capítulo dedicado a los “buenos” de la tele con el audio de cabecera para que se pueda escuchar en estéreo y sin la introducción hablada (que casi parece un rap):

Necesita actualizar Flash Player

PD: Una cosa más: ¿no parece un rasgo de estilo el uso (abuso) del congelado para introducir los nombres de los actores en todas estas series a las cuales nos hemos referido?


 


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image