Políticamente correcto o incorrecto

30 07 2007

Hay ciertas verdades incómodas que no todo el mundo se halla dispuesto a reconocer o, cuando menos, escuchar. Sin embargo, otros están deseando proclamarlas a los cuatro vientos. Etiquetarlas como algo políticamente correcto o incorrecto, por tanto, depende de las perspectiva o implicación que tenga en el asunto aquel que lo juzgue.

En este orden de cosas, la rivalidad existente entre los dos personajes de la foto, Steve Jacobs (Apple) y Bill Gates (Microsoft) ¿es perjudicial o beneficiosa? Las empresas que representan ¿juegan siempre limpio la una con la otra? En definitiva ¿han mejorado nuestras vidas los avances tecnológicos que nos proporcionan?

Teniendo en cuenta, precisamente, que Gates es uno de los nombres más influyentes del planeta, al margen de que podamos entender sus opiniones como convenientes o poco convincentes, por si acaso, deberíamos darnos la oportunidad de recibirlas con los menos prejuicios posibles para no caer en la trampa de preferir negar la realidad antes que afrontarla.

Hace un par de años, parece ser, el promotor de la plataforma PC enunció en la Universidad de Yale una serie de reglas destinadas a padres sobreprotectores e hijos que se quejan continuamente. Han dado la vuelta a la red originando la ilusión de que tal vez se trate de una leyenda urbana y nunca las haya pronunciado en realidad. Sea como fuere, aquí están:

Regla Uno- La vida no es justa, acostúmbrate a ello.

Regla Dos- Al mundo no le importa tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.

Regla Tres- No ganarás 5.000 dólares mensuales justo después de haber terminado tus estudios y no serás un vicepresidente hasta que con tu esfuerzo te hayas ganado ambos logros.

Regla Cuatro- Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.

Regla Cinco- Dedicarse a vender hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para referirse a ello: lo llamaban oportunidad.

Regla Seis- Si metes la pata no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.

Regla Siete- Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa y escucharte hablar acerca de la nueva onda en la que estabas. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

Regla Ocho- En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas, como ya no se repiten cursos, te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Esto no ocurre en la vida real.

Regla Nueve- La vida no se divide en semestres. No tendrás largas vacaciones de verano en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte para que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.

Regla Diez- La televisión no es la vida diaria. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.

Regla Once- Sé amable con los “nerds” (los estudiantes más aplicados de tu clase). Hay muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Como apuntábamos antes, las opiniones que suscitan estos consejos son encontradas y por la red circulan abundantemente partidarios y detractores de las mismas. Ello es debido a las connotaciones totalmente subjetivas atribuibles a la línea que separa lo válido de lo que no lo es.

Algo parecido ocurre con algunos aspectos del mundo de la música. Por ejemplo, tomar un sample (muestra) de una canción para componer otra totalmente diferente, pero que permita reconocer la original ¿debe ser considerado homenaje o plagio? ¿revela carencia de ideas o, por el contrario, rebosa abundante creatividad? Una vez más, al respecto, hay posiciones para todos los gustos. Nosotros nos limitamos a exponer un caso, relacionado con los ordenadores, donde sucede exactamente eso.

El grupo Coldplay rindió pleitesía a la música electrónica europea en la canción Talk (2005). El riff de las guitarras eléctricas se basa en un sample extraído del trabajo conceptual Computer World (1981) del grupo alemán Kraftwerk (pioneros en el uso de los sintetizadores). Escuchando ambos temas ¿serías capaz de ver cómo se incorpora el fragmento de uno dentro del otro?

Necesita actualizar Flash Player


Necesita actualizar Flash Player


Si a estas alturas aun necesitas alguna pista más, prueba a escuchar esta especie de “remix” que fusiona ambos discos como si fueran concebidos como uno sólo. La polémica (caso de que alguien la quiera admitir) está servida.

Necesita actualizar Flash Player

 


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image