Buitre devorando una niña

25 09 2007

dream.jpg

El artículo de hoy rompe la sintonía amable del blog. Resulta un duro golpe para cualquiera que siga leyendo (si no fuera así, el asunto todavía es mucho más grave). Aparte de lo justificado de su inclusión en este espacio, resulta inútil pasar por alto el hecho de que la vida se vuelve tremendamente cruel en alguna de sus manifestaciones. Podemos pretender ignorarlas, pero eso no las cambia, tan sólo adormece nuestras conciencias.

Necesita actualizar Flash Player

El otro día, en clase de CAM, alguien ponía en duda el poder comunicativo de una fotografía. Creo que ésta imagen (parafraseando el conocido dicho) “habla” más que mil palabras. Incluso transmite sensaciones, aunque sean desagradables (algo parecido a lo que ocurre con el Expresionismo en Arte).

Quizá algunos ya la conozcáis. Fue tomada en Sudán por el reportero gráfico Kevin Carter (1960-1994) y publicada en el New York Times (1993). Al año siguiente su autor ganó el premio Pulitzer por ella. Sin embargo, poco tiempo después, se suicidó. Ésta es:

buitre.jpg

Con el objeto de obtener un documento más impactante, esperó más de 20 minutos para ver si al buitre le apetecía desplegar sus alas sobre la niña sudanesa, pero tal cosa no oucurrió. El fotógrafo se convirtió en el blanco de durísimas críticas que vieron en su proceder un mero aprovechamiento de la situación para conseguir renombre internacional.

Aquí es donde se plantea un enorme dilema moral. Carter, al parecer, finalmente espantó al animal y dijo haber visto como la pequeña se recuperaba y reiniciaba su camino. Sin embargo, ciudadanos implacables del mundo “desarrollado” condenaron al autor de la instantánea (quizá hasta tal punto de conducirlo a su autodestrucción).

Por tanto, cabe preguntarse: ¿realmente este periodista no hizo nada? ¿no vapuleó las mentes de millones de personas? ¿hace más (acaso) quien se limita a censurar la conducta de los demás, acaparando la razón suprema más absoluta? ¿mataron al reportero quienes, sin piedad, le recriminaron su actuación?

Ahí no acaba la cosa. Existe un documental sobre la vida de Carter que demuestra como en Ayod (la aldea donde fue registrada la imagen) los buitres no están esperando que fallezcan niños desnutridos sino que, como aves carroñeras que son (por cierto, con más mala prensa de la que se merecen), van al mismo estercolero al que los humanos se acercan a hacer sus necesidades.

Unos pocos meses después de la polémica foto, dos periodistas españoles (José María Arenzana y Luis Davilla), sin tener conocimiento de ella, tomaron otra bien distinta para documentar el hambre en África. Los elementos son los mismos. Hay una niña y también merodean buitres alrededor. Sin embargo, no existe impresión de amenaza alguna.

davilla.jpg

Según explicaron, la inanición sufrida por estas personas les hace caer al suelo dando la apariencia de que están muertas. Por otra parte, un teleobjetivo puede eliminar la sensación de perspectiva haciendo que unos deperedadores (y estas aves no lo son) a 20 metros de la niña parezcan estar a su lado esperando ávidamente el momento de poder devorarla.

¿Carter nos quiso confundir? En todo caso, pudo sacar de contexto una parte de la realidad (incluso distorsionarla), pero, ejemplifica muy bien la desgracia que ocurre en esa parte del mundo (a pesar de que la foto, tal vez, parezca lo que no es).

Desde el punto de vista de CAM, la idea que debe quedar muy clara es la siguiente: una foto, NO refleja las cosas tal como son. Es completamente subjetiva. Nos lleva a engaño el hecho de que capte porciones de realidad, pero, eso no es la realidad. Ya hablaremos más acerca del tema.

 


  • Fuente: Periodista Digital
  • Opinión en primera persona: aquí
  • Audio: Música de Clint Mansell para la película Requiem for a Dream

 


Acciones

Informaciones

7 Comentarios a “Buitre devorando una niña”

25 09 2007
cristina (13:05:24) :

Qué buen ejemplo para reflejar al subjetividad de la fotografía, ni siquiera son necesarios retoques, solo cambiando el punto de vista la impresión es totalmente distinta. La banda sonora de Requiem por un sueño es genial, de hecho en el departamento estábamos pensando en crear un blog llamado Requiem por la plástica y pensaba utilizarla, que coincidencia.

26 09 2007
Ignacio (00:29:44) :

Gracias por el comentario, Cristina. En relación con el tema, viniendo de una profesora de Educación Plástica, se valora más todavía. Y sí, coincido, tanto la música como la película son bastante impactantes.

23 01 2009
linda (17:17:46) :

Bueno, la verdad, ver esta foto es espantoso ya que no solo es visible el dolor que rodea a estas familias. El hambre, todo cae sobre ellos y la foto, bueno, es muy impactante.

23 01 2009
Ignacio (20:50:37) :

Realmente es una fotografía muy buena porque, además, cumple a la perfección su cometido: remover las conciencias.

Sin embargo, estamos tan acostumbrados a ver imágenes tan terribles en los telediarios (incluso mientras comemos) que, de hecho, peligra nuestro nivel de sorpresa al acostumbrarnos a situaciones tremendamente crueles.

Sería muy triste que pudiéramos considerar estas situaciones como “normales” (en el sentido de “habituales”) ó “inevitables” (lo que sería aún peor).

Gracias, Linda, por escribir y por tu sensibilidad.

Un saludo

10 04 2010
ARMANDO MENDOZA (22:12:37) :

y quien ha provocado todo este problema? es dificil saber? Este continente ha sido explotado por otras naciones civilizadas. Esta imagen es pobreza y lo que hacen con ellos ES MISERIA.

13 04 2010
pau (22:41:15) :

Me causa mucha tristeza y fluye la desolación de esos angelitos

15 10 2010
Daniel p (18:24:23) :

Yo creo que no la ayudó porque pensó que habría mas niñas como esa en el mundo y que no las podría salvar todas así que la dejó frente a un terrible remordimiento pero, igualmente, no podría haber hecho nada.
Un saludo; Daniel p
http://danielysergi.blogspot.com

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image