El orfanato de los músicos

15 10 2007

Se habla mucho y bien de una película de terror rodada en Llanes y seleccionada para representar a España en la próxima ceremonia de los Oscars. Vamos a hacerle un hueco musical con múltiples implicaciones dentro de nuestro blog porque el acontecimiento de su estreno el pasado fin de semana no es para menos.

La verdad es que merece la pena acercarse al cine a ver este cuento fantástico dirigido por Juan Antonio Bayona y que encaja perfectamente en el ideario de Guillermo del Toro (su productor). El orfanato hace un completo repaso de los clichés más reconocibles del género (columpio, espantapájaros, piano, puerta, llave, sábana, sótano, escalera, bañera, mar, susurro, oscuridad, faro, máscara, niño, cueva, juego, lluvia, muñeca, medalla, medium…) pero lo hace de una forma que no resulta fácilmente predecible.

Además, cuenta con recursos cinematográficos poco frecuentes como el giro continuo en forma de travelling alrededor de Belén Rueda en la parte final o la persecución que se recoge el siguiente fotograma (aunque no da una idea del movimiento de cámara, que es lo realmente llamativo).

Vamos a fijarnos en su banda sonora ya que es un aspecto importante que suele pasarse por alto. El compositor elegido para la ocasión es Fernando Velázquez. Con el objeto de adentrarnos en la atmósfera del clautrofóbico ambiente, el autor elabora una partitura de tintes clásicos forjados al amparo de una agrupación académica como es la Bulgarian Symphony Orchestra y con el importante añadido del coro Kup Taldea. El conjunto se adecua muy bien a la intención de las imágenes. Como muestra, veamos como suena la música seleccionada para el trailer de la película:

Hasta el momento, aparte de algunos videoclips, Fernando Velázquez ha participado en una veintena de producciones (entre cortos y largometrajes). Este es su listado cronológico citado en orden inverso.

  • Zona, La (2007)
  • Señor Puppe, El (2007)
  • Orfanato, El (2007)
  • Espacio de las apariencias, El (2006)
  • Síndrome de Svensson, El (2006)
  • Bosque de sombras (2006)
  • Gran Zambini, El (2005)
  • Retruc (2005)
  • ¡Ay, Adolfo…! (2004)
  • Soñador, El (2004)
  • Agujeros en el cielo (2004)
  • Tren de la bruja, El (2003)
  • Temporada baja (2003)
  • 7:35 de la mañana (2003)
  • Hombre Esponja, El (2002)
  • Amor, dinero y salud, por este orden (2001)
  • Hauspo soinua (2000)
  • Torre (2000)
  • Amor de madre (1999)
  • Trabajo, El (1999)

Entre todos los títulos anteriores, destacamos el dirigido por Nacho Vigalondo (2003) que recibió varios premios, nominación a los Oscars incluída, y se llevó todos los aplusos del Festival Internacional de Cine de Gijón. Estos son sus 8 minutos de duración:

7:35 DE LA MAÑANA

Cambiando de tercio, señalaremos la curiosa circunstancia de algunos músicos que se relacionaron más o menos directamente con el mundo de los orfanatos. El primer caso a mencionar es el de un famoso compositor que consiguió evitarlos: J.S. Bach. A los diez años de edad quedó huérfano pasando su custodia a manos de su hermano mayor, organista en Ohrdruf, hasta que comenzara a prestar sus servicios como músico de capilla al duque Johann Ernest.

Análogamente, el violinista español Pablo Sarasate también quedó huérfano al enfermar su madre de unas extrañas fiebres y similar suerte corrió el compositor y organista briocense Sebastián Durón. Por otra parte, el autor ruso Piotr Ilich Thacikovsky se hizo cargo de sus hermanos Modest y Anatoli cuando perdieron a sus progenitores.

Otros autores tuvieron mucho más que ver con este tipo de instituciones. De hecho, el mismísimo Antonio Vivaldi prestó sus servicios al Ospicio della Pietà, un centro de acogida para chicas sin padres o abandonadas por ellos mismos. En este sentido, también a Domenico Cimarosa se le encomendó la dirección de uno de los ospedaletti italianos que no eran otra cosa que conservatorios para huérfanos.

Antonio Salieri, el gran “enemigo” de Mozart, tal como se nos presenta en la magnífica película Amadeus, no parece ser tan cruel como lo pintan. De hecho, en los últimos días de su vida dirigió conciertos en beneficio de las viudas y huérfanos de músicos. Curiosamente, Wolfgang había triunfado en Viena gracias a su aparición en uno de estos acontecimientos en los que practicamente nadie se negaba a participar.

Paralelamente, Rafael Orozco también trabajó para un hospicio de huerfános y, en fechas mucho más recientes, el compositor coreando Yun Isang fundó a mediados del siglo XX un orfanato para las víctimas inocentes de la guerra. En este sentido se desarrolló también la labor del violinista Yehudi Menuhin, quien trabajó en favor de los niños desvalidos creando escuelas musicales para salvarlos de las calles (algo similar al Candeal de Carlinhos Brown).

Finalmente, en el polo complementario se posiciona Giuseppe Verdi (uno de los pocos artistas que experimentó el éxito en vida) al dejar un importante legado a favor de un asilo de músicos de edad avanzada dado que de niño le impresionó la suerte que corrían muchos de sus futuros colegas.

 


Acciones

Informaciones

9 Comentarios a “El orfanato de los músicos”

3 11 2007
Iñaki (10:40:07) :

Se agradece la mención del excelente trabajo de Fernando Velázquez pero Fer es getxotarra, por mucho que alguien se haya sacado de la chistera que es de Barcelona.

3 11 2007
Ignacio (23:05:34) :

Gracias por el comentario, Iñaki. En una sociedad de la información como en la que estamos, entre todos conseguimos aportar los datos correctos y necesarios.

Un saludo.

8 11 2007
lichi (01:09:38) :

hay una escena deliciosa que es el momento en que tocan a cuatro manos una pieza de piano antes de ser interrumpidos por el niño, me gustaría saber si la partitura es original o ya existía y si puedo encontrarla por internet .

8 11 2007
Ignacio (23:21:00) :

Tan sólo he visto una vez la película en cine, por lo que no recuerdo exactamente como sonaba esa música en concreto a la que te refieres. No obstante, sé que también me llamó la atención por ser especialmente tonal y “cantabile” pero, al estar pendiente de la trama, no le presté la suficiente atención.

En el disco editado con la banda sonora no parece haber un pasaje dedicado a ese momento, pero, me arriesgaría a decir que probablemente se trate de música original creada para la ocasión. Al menos, desde el punto de vista creativo, es más enriquecedor (y coherente) poder incluir en el tejido sinfónico total una melodía esbozada en un piano que forma parte de la escena (es decir, diegética, “sale” de la pantalla). Además, en la ficha con los créditos disponible en IMDB tan sólo aparece la autoría de Fernando Velázquez.

Tendría que volver a ver la cinta prestando atención, exclusivamente, a los sonidos integrados para decirlo con certeza y, para eso, es mejor esperar a la edición en DVD. De todas formas ¿alguien se anima a opinar al respecto?

Por lo que respecta a la partitura, tampoco parece que haya salido a la venta ni siquiera “on line”.

17 12 2007
alonso (22:55:18) :

La pieza de piano es igualmente de Fernando. Lo se de buena tinta, porque me lo ha dicho el propio compositor….
Si os fijáis, la parte correspondiente al personaje de Laura son Octavas de lo más sencillas, una escala descendente, ya que según tengo entendido Belen Rueda no tocaba el piano, y para esa escena Fernando preparó algo que fuera simple para ella, y Carlos (Fernando Cayo), que es un muy buen pianista, podía interpretar los acordes. Además, era una oportunidad para que tuviera algo que ver con el resto de la tonalidad de la Banda Sonora (el tema principal es una escala ascendente, a su vez).

No está editada en el disco… principalmente porque no se les ocurrió !! De todas formas, en Youtube ya se ha encargado alguien de colgar una interpretación (a dos manos) del tema, por si es de vuestro interés.

Dada la nominación a los Goya (Enhorabuena, Fernando, te lo mereces !!), no creo que tarde mucho en editarse la BSO….

18 12 2007
Ignacio (10:09:19) :

Gracias Alonso. Parece que nuestras intuiciones se han confirmado con el visto bueno del propio compositor. Desde aquí nos sumamos a la felicitación por su nominación.

El vídeo casero al que te refieres es, seguramente, este. La música se ha sacado de “oído” y, en los comentarios de la página, quien lo ha grabado explica lo “difícil que es tocar mientras sujetas la camara en tu cuello con la barbilla…”

27 06 2008
Aida (15:27:47) :

Me encanta la canción principal de El Orfanato. He encontrado la partitura en una pagina, pero en alguno de los pentagramas no aparecen las lineas, no se por qué.
Me encantaría tener la partitura para aprenderla con el piano porque no parece muy difícil. Por favor si alguien puede pasarmela que no dude en hacerlo. Muchas gracias a todos.

7 08 2009
Diego (18:04:50) :

Hola Aida:

Tambien he encontrado la partitura directamente de la pagina oficial y efectivamente algunas lineas no aparecen.
Por ahora estoy pasandola a un programa llamado guitar pro para posteriormente transformarla en pdf

7 08 2009
Ignacio (19:01:53) :

Efectivamente, la página oficial de la película ofrece un archivo con la partitura donde no se aprecian correctamente algunas líneas de algún pentagrama que otro, probablemente, a causa de la baja resolución del proceso de escaneado.

No obstante, teniendo en cuenta que la clave de sol sí se ve, no parece difícil reconstruir la pieza sobre el papel (escuadra y cartabón en mano) guardando las proporciones del espaciado. Un ejercicio de musicología, en cualquier caso.

Gracias por el aviso.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image