Regalos que no debes hacer

28 12 2007

A estas alturas de las fiestas navideñas nos bombardean por todos los flancos con ideas para comprar obsequios a diestro y siniestro. Nosotros vamos a recordar aquellos que no debes pedir ni regalar si no tienes la certeza de que van a ser cuidados durante toda su existencia.

Un ser vivo no es un juguete. Sin embargo, es impresionante la cantidad de perros abandonados que deambulan sin rumbo porque sus ¿dueños? se han cansado de ellos. Y cuando pasen estas fechas, desgraciadamente, todavía serán muchos más.

La asociación protectora de animales La Xana se ha propuesto sensibilizar a la sociedad sobre este tema y ha repartido multitud de folletos por institutos asturianos. La versión pdf puedes descargarla pinchando sobre la imagen siguiente o visitando la sección de su espacio web dedicada a dar más detalles sobre la cuestión.

Aunque hoy es 28 de diciembre no estamos gastando ninguna inocentada ni nada que se le parezca. Etimológicamente, inocente es quien no hace daño y, por extensión, se lo causan o lo provoca sin darse cuenta. No prolongues dolorosa e innecesariamente esta cadena absurda de daños colaterales.

Cerramos el artículo con una antigua canción de Alberto Cortez que habla, precisamente, de un perro callejero esperando que seas un poco menos inocente y te hayas dado cuenta de las consecuencias que supone ser irresponsable con los animales. Ya sabes, “él nunca lo haría”.

Necesita actualizar Flash Player

Era callejero por derecho propio
Su filosofía de la libertad
Fue ganar la suya sin atar a otros
y sobre los otros no pasar jamás

Aunque fue de todos nunca tuvo un dueño
Que condicionara su razón de ser
Libre como el viento era nuestro perro
Nuestro y de la calle que lo vio nacer

Era un callejero con el sol a cuestas
Fiel a su destino y a su parecer
Sin tener horario para hacer la siesta
Ni rendirle cuantas al amanecer

Era nuestro perro y era la ternura
Que nos hace falta cada día más
Era una metáfora de la aventura
Que en el diccionario no se puede hallar

Era nuestro perro por que lo que amamos
Lo consideramos nuestra propiedad
Y era de los niños y del viejo Pablo
A quien rescataba de su soledad

Era un callejero y era el personaje,
de la puerta abierta en cualquier hogar
Era en nuestro barrio como del paisaje
El sereno, el cura y todos los demás

Era el callejero de las cosas bellas
Y se fue con ellas cuando se marchó
Se bebió de golpe todas las estrellas
Se quedó dormido y ya no despertó.

Nos dejó el espacio como testamento
Lleno de nostalgia, lleno de emoción
Vaga su recuerdo por los sentimientos
Para derramarlos en esta canción.


Acciones

Informaciones

2 Comentarios a “Regalos que no debes hacer”

25 12 2008
Alondra Yam (05:24:17) :

¡Vaya! ¿De quién es la canción? De verdad que queda con el perro callejero. La letra es muy buena y me encantó ó más bien me conmovió. Pero, sea de quien sea, le quedó fantástica, muy bien merecida para el perro callejero.

26 12 2008
Ignacio (02:27:15) :

Alondra:

La canción tiene ya unos cuantos años. Pertenece, precisamente, a quien la canta. Es argentino, se llama Alberto Cortez y desarrolló una trayectoria muy interesante en España.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image