Homenaje a Miguel Gomis

8 11 2008

gomis.jpg

El pasado mes de agosto desapareció uno de los profesores que más me ha influenciado en lo profesional y lo personal. Hoy, La Nueva España da cuenta del concierto que se realiza en su memoria desde el Conservatorio de Oviedo.  Con un eterno agradecimiento transcribo íntegramente la reseña, acompañada de música de jazz que a Miguel también tanto le gustaba.

Necesita actualizar Flash Player


Una vida consagrada a la música

El fallecido Miguel Gomis, antiguo director del Conservatorio, recibe hoy un homenaje

Oviedo, P. GALLEGO

«Asturias es extraordinariamente melómana, y la gente hacía auténticos esfuerzos por recibir una educación musical. Incluso venía gente de la otra punta del Principado para tener media hora de clase con mi padre». Ana Gomis, rememora así a su padre, el recordado Miguel Gomis Verdier, que fue director del Conservatorio de Oviedo y responsable de su actual ubicación en el edificio del deán Payarinos. Fallecido en el mes de agosto pasado, dejó tras de sí un largo historial de dedicación y amor por la música.

Miguel Gomis se incorporó al Conservatorio de Oviedo en 1959, y con él llegó a la institución una nueva forma de entender la educación musical. «Mi padre luchó a brazo partido por la profesionalización, por conseguir un marco digno de gestación de una cantera de músicos y amantes de la música para el Principado», asegura su hija. Gomis creía en la importancia fundamental de la música como herramienta y vehículo de la formación humana, como instrumento para el desarrollo de capacidades cognitivas y emotivas esenciales desde la más tierna infancia. Una herramienta de integración. Y para ello defendió el acceso generalizado a la formación a través de las escuelas de música y la profesionalización de la carrera de músico.

Compatibilizando su labor docente con la de trombón titular de la entonces Orquesta Sinfónica de Asturias, Gomis obtuvo la cátedra de Solfeo del Conservatorio, y entre 1979 y 1986 ostentó la dirección del centro. Desde la dirección su meta fue elevar el nivel de las enseñanzas oficiales de Música en el Principado. Entusiasta y perseverante, se propuso emprender un enorme cambio, lo que, según Ana Gomis, «chocaba con la inercia, el desinterés y el escepticismo de muchos». Finalmente se alcanzó su propósito y el Ayuntamiento cedió el palacete del deán Payarinos como sede del nuevo conservatorio. El Principado aportó el profesorado. Sin embargo, cuando el sueño de Gomis se hizo realidad, él ya no estaba la frente de la institución. «Dimitir le costó y le dolió muchísimo», confiesa su hija, «aunque es evidente que todo su esfuerzo dio sus frutos». A lo largo de su dilatada trayectoria como profesor e instrumentista Gomis acumuló un buen número de libros y partituras que su hija pretende donar a la biblioteca del Conservatorio.

«Su forma de enseñar era muy intuitiva, muy cercana. Usaba la gestualidad para enseñar solfeo, y para él las notas eran sólo un punto de encuentro entre quien componía la obra y quien la ejecutaba», recuerda Ana, «caló muy hondo, y a raíz de su muerte mucha gente llamó diciendo lo importante que mi padre había sido para ellos». Su nieta, Joana, sigue los pasos musicales de su abuelo, aunque ha cambiado el trombón por el violín.

Como homenaje póstumo, el concierto que la asociación cultural La Castalia organiza hoy a las 19 horas en el auditorio del Conservatorio como clausura de su curso «La voz en la música de cámara» estará dedicado a su memoria, en agradecimiento tanto a su labor docente como a su batalla por dignificar la enseñanza musical en el Principado.


Texto del pie de foto: Cualquier momento era bueno para el solfeo. Arriba, Gomis con su nieta Joana.  A.G.


Acciones

Informaciones

9 Comentarios a “Homenaje a Miguel Gomis”

18 11 2008
Luis Cano (23:32:55) :

Durante mas de diez años fui alumno de Miguel (acudia cada semana a su casa en Oviedo, tan bien acogido por Juanita, tan bella persona también…), durante mas de 20 fuimos amigos y quisiera mandar desde Londres donde ahora resido un abrazo enorme y sin límites a todos aquellos que como yo sienten que una de las personas mas importantes de su vida ha desaparecido. Gracias Miguel por tanto y por todo, gracias por darme la música y la amistad, sin ti no podría cantar….

Luis Cano
Londres

24 11 2008
Ana Gomis (14:47:51) :

Querido Luis:

Gracias por tus palabras sobre mi padre y sobre mi madre, a la que tanta gente ha olvidado injustamente. No hemos podido ponernos en contacto con vosotros porque no tengo teléfonos. Quiero desde aquí decir lo mismo a todos cuanto sintieron la muerte de mi padre y se han extrañado por no tener noticias nuestras directas. No nos ha sido posible pero, gracias a los titulares de este blog puedo mandar desde aquí un abrazo a todos y todas las que guardan algún recuerdo enriquecedor de esta familia a la que se le ha apagado una de sus luces-guía. Gracias a todos y todas

1 05 2009
Luis Cano (23:41:33) :

Querida Ana,
Acabo de volver ahora a este blog despues de mi mensaje meses atras y me he llevado una grata sorpresa con tu respuesta. Por favor, escribeme un email y yo prometo mandarte los teléfonos o mantener el contacto. Me resulta muy dificil olvidarme de Miguel, pues aun sigo aprendiendo de sus palabras. En mi memoria estara siempre y nunca olvidado. Pero tienes razon, debería hacersele mas justicia. Me encantaria escribir sobre el o hacerle una pagina web pero por supuesto quisiera contactar con vosotros y pediros permiso Creo que su legado se merece continuar.Ademas, si en algo, fuera lo que fuera yo pudiera ayudaros de alguna manera a honrar su memoria estaría encantado Muchas gracias de nuevo y ojala leas este mensaje. Un abrazo enorme,

Luis

27 07 2010
CARMEN RONDEROS (17:05:22) :

DURANTE MÁS DE 15 AÑOS FUI ALUMNA DE MIGUEL;EN MI CORAZÓN ESTARÁ SIEMPRE PQ PARA MÍ NO FUE SOLAMENTE MI MAESTRO ,TAMBIÉN FUÉ UN PADRE;ME HIZO AMAR POR ENCIMA DE TODO LA MÚSICA CUANDO OTROS INTENTABAN QUE ESTO NO FUESE ASÍ; A RESPETARLA Y A ENTENDERLA DESDE ESE PUNTO DE VISTA QUE SOLAMENTE PODÍA APRECIAR ÉL :ME ENSEÑÓ A NO TENER MIEDO A CANTAR Y LA IMPORTANCIA DE ELLO Y A TANTAS Y TANTAS COSAS MÁS QUE SOLAMENTE PODRÍAMOS ENTENDER LAS PERSONAS QUE HEMOS TENIDO EL GRAN HONOR DE CAER EN SUS MANOS.A DIARIO EN MIS CLASES REFLEJO SUS ENSEÑANZAS NO SOLAMENTE MUSICALES YA QUE SUS LECCIONES MÁS MAGISTRALES ERAN PARA LA VIDA ;INTENTO QUE MIS ALUMNOS SEPAN QUIEN FUE EL PARA MÍ Y QUE SUPUSO EL HABERLE TENIDO CERCA.

ME HIZO MÁS SENSIBLE,HUMANA,ME ENSEÑÓ A VALORAR TODO , A AMAR LA PESCA,EL CAMPING LA VIDA PERO SOBRETODO ME HIZO APRENDER A PENSAR EL CÓMO ,EL PORQUÉ Y EL PARA QUÉ DE LAS COSAS.

Y ME ENSEÑÓ A TRAVÉS DE SUS 3 HIJOS Y MI ADORABLE JUANITA QUE SIEMPRE ME ABRÍA LA PUERTA DE CON UN BESO ENORME,Y SUS NIETOS QUE LO MÁS IMPORTANTE EN LA VIDA ES LA FAMILIA.

PARA SU FAMILIA FUE EL PAPA /ABUELO DE BARBA BLANCA;PERO PARA MÍ FUE UN PADRE QUE LO SIENTO CERCA DÍA A DÍA Y QUE SE QUE ME ACOMPAÑARÁ HASTA QUE ME MUERA .

RECUERDO CON MUCHO CARIÑO LO QUE LES GUSTABA A LOS DOS QUE DESPUES DE HACERME ADULTA,CASARME… LES FUESE A VER A LOS DOS DE VEZ EN CUANDO PARA CONTARNOS COSAS Y LO QUE
SE PREOCUPABA DE SI YO HACÍA TODO LO QUE ME HABÍA ENSEÑADO A LO LARGO DE TANTOS AÑOS.

CUANDO MURIÓ Y PASÓ EL TIEMPO LLAMÉ A SU CASA Y ME ENCANTÓ HABLAR CON UNA DE SUS HIJAS .

AUNQUE DECIA QUE NINGÚN PADRE ERA BUEN MAESTRO DE SUS HIJOS,ESPERO QUE SU NIETA NO DEJÉ SUS PASOS.

CON TODO MI RESPETO HACIA TODOS , CON TODO EL CARIÑO A SUS FAMILIARES Y A TODOS LOS ALUMNOS QUE PASARON POR SUS MANOS . Y MUY ESPECIALMENTE A JUANITA LA GRAN DAMA COMPAÑERA INSEPARABLE DE ESTE GRAN SEÑOR.

CON TODO MI CARIÑO .CARMEN RONDEROS.

3 08 2010
CARMEN RONDEROS (12:28:28) :

con todo cariño

3 11 2010
Luis Cano (19:29:21) :

Querida Carmen, no nos conocemos pero por lo que he leido tenemos mucho en comun. Aun sigo pensando como puedo ponerme en contacto con aquellos que tanto amamos a Miguel y su legado, incluida familia…..por favor no dudes en contactarme.

Un abrazo

12 01 2011
CARMEN RONDEROS (22:10:48) :

Hola Luis:

Perdona por la tradanza en contestar,hoy he visto tu comentario y no se como contactar contigo.A mi me encantaría poder poder hablar con personas que tengamos en común a nuestro querido profesor y su familia.

Un abrazo.

2 02 2011
Ana Gomis Arbonés (13:54:01) :

Después de mucho tiempo me decido de nuevo a escribir un comentario en este blog, que se ha convertido en uno de los pocos cordones umbilicales que me unen a una parte del pasado que quedó atrás con la muerte de mi padre.

Mi madre también ha muerto. Ocurrió hace ya más de un año, en octubre de 2009.

Esta serie de acontecimientos me llevaron personalmente a una situación de “agotamiento”, por llamarlo de alguna manera comprensible, que me ha hecho intentar alejarme de recuerdos y contactos…hasta que he empezado una especie de “reconciliación con parte de mi historia” a la que me ha ayudado mucho Carlos Tejerina, empeñado en rescatar la figura de mi padre para provecho de cuantos y cuantas estén interesados/as en comprender la historia del Conservatorio de Oviedo, y en general de la enseñanza de la Música en Asturias (o al menos una parte de ella).

De veras agradezco muchísimo a todos cuantos guardais recuerdos entrañables de mis padres, que los plasméis aquí, y en otros lugares, porque creo que ambos se merecieron, y se siguen mereciendo, el reconocimiento de quienes se beneficiaron de su trabajo, de su esfuerzo, y de su fortaleza para superar decepciones, que de todo hay en la viña del señor.

Pero también vosotros los que habéis escrito aquí, y los que les recordáis con cariño,. merecéis un reconocimiento por mi parte, y de hecho por parte de la familia, porque fue gracias al afecto que les trasladasteis en vida que lograban recargarse del optimismo suficiente para seguir adelante…y esto lo se porque lo he oído cientos de veces de boca de los dos… cómo os recordaban, a algunos desde pequeños…mi padre como profesor, (y tremendo contador de anécdotas)…mi madre como “mami” postiza por un rato, el que pasabais en la salita de casa…en la que a ella le encantaba que os sintierais como…eso…como en vuestra casa.

27 08 2015
Tomas Recio (00:27:31) :

Querida Ana: no se si a estas alturas de la historia recibiras este comentario. Hace mucho ya del fallecimiento de tus padres, pero solo ahora –fruto de la casualidad– nos hemos enterado. Te escribo en nombre de mi hermana Belen y de mi mismo, Tomas Recio.

Queremos decirte –a ti y tu familia– que sentimos mucho el saber que nuestro querido profesor de solfeo y piano, y su encantadora mujer, ya no estan entre nosotros. Fuimos, mi hermana y yo, posiblemente, alguno de sus primeros alumnos en Oviedo, sobre 1959. Yo tenia 10 años, mi hermana, 8…Inicialmente, Don Miguel –asi llamabamos a tu padre y asi me gusta seguir llamandole– venia a nuestra casa a darnos clase de solfeo; pero pronto fue al reves, y eramos nosotros dos los que ibamos a vuestra casa, en la calle Foncalada. Asi fue durante muchos años, años de clases particulares de solfeo y piano… que nos servian, luego, para examinarnos como alumnos externos en el Conservatorio. No recuerdo muy bien cual es mi “curriculum” musical oficial, pero creo que tengo los cuatro años reglamentarios de solfeo y otros tantos, al menos, de piano… Quiero decir que el trato con tu padre fue, desde luego, dilatado.

Dilatado y entrañable. Guardamos, mi hermana y yo, innumerables y encantadores recuerdos de aquellas clases. Eran mas que clases, desde luego. Cuando llegabamos a tu casa –eramos, repito, unos niños de 10 y 8 años– teniamos siempre, gracias a tu amable madre, un rato para jugar contigo y con tu hermana (tu hermano llego años despues), en aquella terraza sobre el garaje, que tal vez recuerdes. Vuestra familia tenia una television –algo que era para nosotros una tremenda novedad–y alli pasabamos un buen rato viendo, con vosotras, series infantiles de la epoca, como Guillermo Tell (?).

Tambien nos llamaba mucho la atencion –es un recuerdo de mi hermana– unas faldas que llevabais, rojas, con unas notas musicales bordadas sobre las mismas! Y que decir del impresionante belen navideño que tu padre montaba cada diciembre…

No me he dedicado a la musica –tampoco mi hermana–, aunque la huella de las clases de D. MIguel fue tan profunda que, ya en la universidad, tuve que pararme a pensar seriamente si queria dedicarme a la musica o a las matematicas… La musica ha marcado, ciertamente, muchos aspectos de mi vida. Por ejemplo, no he sabido entonces, o no lo recordaba, que D. MIguel era, ante todo, un trombonista. Seguramente le habria gustado saber a tu padre que yo, que aprendi piano con el, por cosas de la vida, he estado tambien implicado, durante un año, como trombonista de una banda de musica! Y, ahora que estoy proximo a la jubilacion, no descarto retomar esos rumbos….

Con un fuerte abrazo,

Belen y Tomas Recio Muñiz

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image