Lo que Tolkien no tenía previsto

4 01 2009

Cuando el británico J.R.R. Tolkien ideó sus novelas fantásticas sobre la Tierra Media y El Señor de los Anillos, seguramente no imaginó que su imaginarium conseguiría durante tres Navidades consecutivas (2001-2003) ser llevado al cine con éxito , en el amplio sentido de la palabra. Mucho menos, seguramente, podría suponer que sus personajes y escenas acabarían siendo transformadas de maneras bastante peculiares.

La Trans-Syberian Orquesta mezcló a ritmo de Metal dos obras cumbres de la “Música Clásica” (nunca mejor  dicho ya que sus autores pertenecen a la etapa que sí convenismos en llamar “Clasicismo”). Se trata del Requiem de Mozart (concretamente la parte del Confutatis) y la Quinta Sinfonía de Beethoven. El resultado vino en llamarse Requeim The Fith y no tardó en encontrar hueco en YouTube para almacenar un “videoclip” realizado  para la ocasión mezclando imágenes de la famosa trilogía deTolkien llevada a la gran pantalla a principios de siglo.

 

Curiosamente, antes de esta versión oscarizada, hubo un intento en 1967 de llevar el argumento a la gran pantalla. The Beatles serían los protagonistas (Paul McCartney como Frodo, Ringo Starr como Sam, George Harrison como Gandalf, y John Lennon como Gollum) y Stanley Kubrick el director de la película. Sin embargo, el proyecto no prosperó a pesar de que hoy hubiera resultado muy interesante disponer de ese material. Tenemos que conformarnos con ver a los cuatro de Liverpool como Los señores del anillo (en singular).   Pero, retomando el tema, oigamos las versiones sinfónicas más fieles al original.

Necesita actualizar Flash Player

Necesita actualizar Flash Player

Aunque no hay color entre las diferentes aproximaciones a la partitura, quizás los matices oscuros que aportan estas obras constituyen un buen marco para la The Lord of Rings. Sin embargo, ello no conforma ningún obstáculo para impedir los acercamientos mucho más jocosos y divertidos. Veamos que ocurriría si el desaparecido humorista Eugenio doblara alguna que otra escena de las dirigidas por Peter Jackson.

En otro orden de cosas, visualicemos ahora qué ocurriría si fuese la sintonía de El Equipo A (A-Team) la que estuviera sonando de fondo como cabecera para la conocida serie de televisión. Y es que, realmente, en Internet se pueden encontrar ideas de todo tipo.  Ene ste caso, no faltan los títulos de crédito asociando cada personaje con su correspondiente alter ego. La música pertenece a Pete Carpenter, un prolijo compositor a quien también le debemos la banda sonora de El gran héroe americano ó, sin ir más lejos, Los Soprano.

Finalizamos, a modo de colofón, con una de las actuaciones del ya mencionado Eugenio. El hecho de que el escenario donde se desarrolla el chiste sea el Transiberiano, no sólo constotuye un modo de relacionar el tema en cuestiión con la orquesta del primer clip sino que, además, tambié da lugar (como todo humor bueno que se precie de serlo) a alguna que otra reflexión sobre el asunto.


Acciones

Informaciones

2 Comentarios a “Lo que Tolkien no tenía previsto”

22 01 2009
Dangotapia (09:57:49) :

Muy bueno el post!! Mucho ruso en Rusia jejeje, me recuerda a algún discurso de aspirante a Miss, hace años ya.

Un saludo!!

22 01 2009
Ignacio (13:10:31) :

Gracias, Dangotapia.

Qué bien que continúes viniendo por aquí de vez en cuando e incluso te animes a escribir.

¡Saludos!

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image