Reina de la Música

10 05 2009

young-victoria.jpg

La reciente película británica La Reina Victoria (The Young Victoria) recrea la juventud de esta longeva monarca con especial inclinación hacia la música. La inteligente banda sonora nos recuerda un buen puñado de clásicos.

El “score” escrito especialmente para la ocasión se debe a Ilan Eshkeri pero durante el metraje podemos escuchar una nutrida selección de autores como Schubert, Haendel, Donizetti o Purcell (por supuesto, el compositor inglés por excelencia).

De hecho, Eshkeri entremezcla los fragmentos de estos maestros en su partitura de manera que puede resultar difícil saber cuando comienzan unos y acaban otros. Algunos funcionan a modo de auténtico leit-motive  (melodía recurrente asociada a un personaje determinado). Así sucede en el caso del lied extraído del ciclo El canto del cisne de Franz Schubert conocido como Serenata (Ständchen).

Necesita actualizar Flash Player

Y, evidentemente, no podía faltar a la cita la pieza que usualmente se utiliza en las coronaciones del trono inglés  desde los tiempos de Jorge II, en cuyo honor fue concebida. Pertenece a George F. Haendel y, con toda seguridad, te suene mucho más por  haber derivado en la sintonía que aparece en las televisiones de toda Europa antes de las retransmisiones deportivas de la Champions League. Su verdadero nombre es Zadok, el sacerdote y suena así:

Necesita actualizar Flash Player

Zadok the priest
And Nathan the prophet
Anointed Soloman, king

And all the people
Rejoiced.

And all the
people (Alleluia)
Rejoiced.

Zadok the priest
And Nathan the prophet
Anointed Soloman, king


Curiosidad: The Platters, al igual que otros muchos intérpretes, versionaron a su manera el mencionado título de Schubert. Ellos lo grabaron cantado en inglés y renombrado como My Serenade.

 


Acciones

Informaciones

2 Comentarios a “Reina de la Música”

12 05 2009
P.S. (17:50:57) :

Me encantó esta película. En este artículo tan acertado a lo mejor también cabría mencionar, aunque con otro estilo musical, la canción de Sinead O’Connor “Only you” con la que, si mal no recuerdo, se termina la película:

http://www.youtube.com/watch?v=8Q629eoZiW4

La historia está muy bien ambientada y parece que refleja la bonita historia de amor que sí existió entre la reina Victoria y su primo el príncipe Alberto de Sajonia. Deben abstenerse de verla los pocos románticos y los que no crean en eso de que el “amor es para siempre”. Hoy día quedan en Londres dos lugares que, a modo de mausoleo, simbolizan la devoción perpetua que la reina sintió por su esposo después de que éste falleciese: el famosísimo ROYAL ALBERT HALL, uno de los más famosos teatros y centros culturales del mundo, y también el ALBERT MEMORIAL, el monumento que está en los jardines de Kensington, justo enfrente del teatro.

Muchas gracias por este buen comentario musical de la película porque muestra aspectos en los que no me había fijado.

13 05 2009
Ignacio (11:55:48) :

Gracias por las referencias que complementan el artículo, P.S.

Ciertamente, las películas británicas suelen cuidar mucho los detalles de ambientación. No habíamos citado la canción de Sinead O’Connor para circunscribir el artículo a la música “clásica”. No obstante, es interesante la sugerencia porque no todo el mundo suele quedarse en el cine hasta el final de los títulos de crédito.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image