Sueños de cristal

3 06 2009

glass.jpg

¿Por qué debemos estudiar música? La respuesta a esta complicada pregunta es tan sencilla que resulta apropiado conocerla de mano de uno de los compositores que reduce sus obras a lo mínimo imprescindible, es decir, lo esencial (aunque últimamente los minimalistas parecen renegar de ser encasillados como tales).

Philip Glass realizó una entrevista para el periódico La Nueva España con motivo de su concierto del pasado 30 de mayo en el teatro de la Universidad Laboral. Entre otras cosas, hizo la siguiente recomendación: “Vuestros hijos deberían estudiar música, porque incluye los aspectos físicos, mentales y emocionales; las posibilidades de ser feliz aumentan”.

No es la primera vez que hablamos del tema, pero, conviene recordar que si los países con un sistema educativo indudablemente más avanzado (léase Finlandia) otorgan una importancia preponderante al arte de los sonidos no deben estar del todo equivocados. Quizá algún día, por estas latitudes, consigamos acercarnos a un modelo tan recomendable (ó, al menos, intentar no alejarnos demasiado del mismo).

De todas formas, siempre tenemos la posibilidad de imaginar que así sucede hasta el punto de creer que todo es real.Algo similar le ocurría al protagonista de El show de Truman (1998), aunque su mundo se tambaleó al descubrir que su vida era un sueño tan frágil como el apellido del compositor.

show_de_truman.jpg

Necesita actualizar Flash Player


Acciones

Informaciones

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image