mutatis mutandis

Un nuevo blog en Educastur

Artículos de Febrero, 2011

El día que Nietzsche lloró

Publicado por raquelfmln03 el 28 Febrero 2011

Por Raquel Fernández

Friedrich Nietzsche quiso querer la vida. Quiso querer esta vida, la única que existe. La buscó e intentó embellecerla.Lástima que se quedase en el intento: siempre estuvo acompañado de la soledad y de  la profunda tristeza que esta trae. Sin embargo, Friedrich Nietzsche amó la vida. Su  problema fue el estar siempre a medio camino entre lo positivo y lo negativo.  Negativa es su forma de entender al ser humano, hasta el punto de necesitar  proyectar la idea de otro (super)hombre. Positiva es su visión de la vida; la vida  como proceso en el que cada uno existe en el tiempo y se prolonga a lo largo de él. La  vida en el sentido de que, el ser humano, decida sobre la suya propia.El día que Nietzsche lloró está basada en el libro del mismo nombre. El filme se desarrolla a finales del siglo XIX. Lou Salomé le pide a el médico Josef Breuer, que salve la vida de un por entonces desconocido Friedrich Nietzsche, un atormentado filósofo alemán que desea suicidarse. Breuer, con la ayuda de las teorías de su amigo Sigmund Freud, acepta la petición de Salomé y psicoanaliza a Nietzsche sin que este se dé cuenta de ello, ni de que piense que ha sido una argucia de Lou Salomé.Quien también acabará siendo ayudado, por el mismo Nietzsche, será Josef Breuer. Breuer, obsesionado con una antigua paciente (Bertha Pappenheim, que también es un personaje real), verá las charlas diarias con Nietzsche como el único momento en que no se siente preso de su vida,  creeyendo que no ha decidido sobre ella, ni ha llevado nada más que una vida rutinaria, en la que llega a pensar que ni siquiera ama a su mujer. Sin embargo, por influencia de Nietzsche acabará valorando la vida, dándose cuenta de cuál es su camino, advirtiendo que es hombre y que puede elegir e influir sobre la vida, como el filósofo defendía que debía hacerse. Es esto lo que hace que el filme gire en torno a la filosofía de Friedrich Nietzsche.  Lo que Josef Breuer aprende con la ayuda de Nietzsche es que la vida tiene valor en sí misma, no hay nada externo a ella. Comprenderá que la existencia es creación, destrucción, alegría, tristeza y dolor, pero que es un hombre debe vivir su vida y no ser vivido por ella.Si analizamos técnicamente El día que Nietzsche lloró no encontraremos, ni mucho  menos, una gran película. Como gran producción cinematográfica no merece gran  admiración, los actores están bastante mal caracterizados y la trama a veces puede  resultar lenta. Sin embargo, nos sirve para acercarnos al ambiente en el que se movían  estos filósofos de finales del XIX, y sobre todo, al personaje extraño y para muchos aún  desconocido, de Friedrich Nietzsche y sus ideas sobre la muerte, la libertad, la soledad  y la búsqueda de un sentido a la existencia.La película con subtítulos en español:

Publicado en HISTORIA DE LA FILOSOFÍA | Un Comentario »