mutatis mutandis

Un nuevo blog en Educastur

Artículos de Octubre, 2011

Percepción subliminal

Publicado por carmenalln03 el 28 Octubre 2011

Por Carmen Alonso y Alba Iglesias 

La percepción subliminal consiste en la percepción de mensajes sin darse cuenta de ello; podría definirse como un proceso de extracción y análisis de información de estímulos de los que el sujeto nunca es consciente.

Percepción subliminal en la publicidad

Se considera publicidad subliminal todo aquel mensaje audiovisual (compuesto por imágenes y sonidos) que se emite por debajo del umbral de percepción consciente y que incita al consumo de un producto. También es aplicable a aquellos mensajes visuales que contienen información que no se puede observar a simple vista, como por ejemplo los anuncios de imagen fija en revistas ilustradas o en carteles.

En el caso de las imágenes en movimiento que se proyectan sobre una pantalla a una cadencia de más de 14 imágenes por segundo, el ser humano no es capaz de detectarlas de manera consciente. Hay quien afirma que el cerebro sí que es capaz de percibirlas de forma subconsciente y que este tipo de imágenes influyen en la voluntad del individuo a la hora de realizar una determinada actividad (consumir un determinado producto, sentir algún tipo de sensación, incitar alguna necesidad…)

Los orígenes de la publicidad subliminal se remontan a 1957, cuando el famoso publicista estadounidense James Vicary decidió realizar un experimento relacionado con el hipnotismo y control mental que consistía en la proyección de mensajes ocultos de forma intermitente en fotogramas de la película ‘Picnic’, en los cuales se podía leer “Beba Coca-Cola” y “Coma palomitas”, sin que los espectadores fueran conscientes de ello. El resultado fue que las ventas de Coca-Cola se incrementaron en un 18%; las de palomitas subieron un 58%.

Existe una gran controversia en este tema, puesto que hay una división de opiniones. Por una parte, están los que afirman que la publicidad subliminal no tiene el efecto o poder que se le atribuye; mientras que, por el otro lado, hay quien piensa que es efectiva.

Un ejemplo del primer caso son los expertos publicistas O’Guinn, Allen y Semenik, que consideran que, aunque es cierto que existen ciertas pruebas en relación con algunos tipos de procesamiento inconsciente de anuncios, éstos son derivados de la repetición y la facilidad de recordarlos, no de la enunciación de fórmulas de encantamiento que ha convertido a la publicidad en mitología, como algunos ingenuos piensan.

Al igual que los anteriores, Philip Kotler y Gary Armstrong mencionan en su libro “Fundamentos de Marketing” que numerosos estudios realizados por psicólogos e investigadores de consumidores no han logrado encontrar un vínculo entre los mensajes subliminales y el comportamiento de los consumidores.

Timothy Moore sugiere que algunos estudios recientes ponen en evidencia que cierta duración de la exposición o la intensidad de los estímulos no sería detectada por los sujetos experimentales, ya que estos se encuentran por debajo de su umbral de percepción, por lo que no pueden percibirse conscientemente, y es muy improbable, por no decir imposible, que puedan ser detectados de forma inconsciente. Sin embargo, dado que el umbral de percepción es diferente en cada individuo y no se ha determinado un parámetro absoluto para dicho umbral, cabría la posibilidad de que los estímulos fueran concientemente percibidos por una parte de los individuos bajo estudio.

En el otro extremo, están los que creen que la publicidad subliminal es una realidad que tiene alcances insospechados. En ese sentido, Laura Fischer y Jorge Espejo, consideran que el mundo de la publicidad subliminal es cambiante, pues la electrónica más moderna y el pensamiento, que es más veloz que la luz, están a su servicio.

A su vez, el publicista Pelayo Redondo opina que esta publicidad puede ejercer una influencia bastante relevante sobre la conducta humana y puede generar ciertos efectos psicológicos en la mente, manipulando la misma de forma inconsciente e incitando al consumo o a otras actividades.

Pese a todo, también hay que tener en cuenta que, aunque este tipo de manipulación fuese eficaz, no seria ético utilizarla. Consideramos que es una forma de manejar la mente de las personas sin su consentimiento, y así lo establece la ley en varios países. Es el caso de la Comisión Federal de Competencia de Estados Unidos, que la considera ilegal porque afirma que está diseñada para engañar a la población.

En conclusión, y en lo personal, creemos que la publicidad subliminal podría tener cierto efecto en algunas personas, en momentos y circunstancias concretos; pero, indiscutiblemente, carece de los efectos casi mágicos que algunos le atribuyen. Pese a todo, la mayoría de la gente sigue creyendo en su efectividad, aunque no haya sido demostrada por la comunidad científica.

Publicado en PSICOLOGÍA | No existen comentarios »

Programas de filosofía

Publicado por oscarlsv el 5 Octubre 2011

Aunque parezca mentira en televisión hay programas de filosofía que, claro está, seguro que son de vuestro interés. Recientemente la 2 ha estrenado el programa “pienso luego existo” que, de momento, emiten los domingos a las 23:00 horas. El último ha sido dedicado al profesor Emilio Lledó y aquí tenéis un fragmento:

En todo caso no es el primero. Hace ya años que el argentino José Pablo Feinmann hizo un  peculiar y muy personal programa titulado “Filosofía aquí y ahora”. Aquí podéis ver el primer capítulo que es un introducción sobre el sentido de la filosofía:

Publicado en FILOSOFÍA Y CIUDADANÍA | No existen comentarios »