mutatis mutandis

Un nuevo blog en Educastur

Artículos de Febrero, 2012

Los actos fallidos

Publicado por oscarlsv el 22 Febrero 2012

Por Rebeca Torre y Verónica Vergara.

Un acto fallido es aquel acto que manifiesta una forma de expresión diferente y contraria a la intención original del sujeto. Puede ser en la acción, en el discurso verbal, o en un gesto.
Este término fue introducido por Sigmund Freud en los inicios de sus conceptualizaciones teóricas y formuló una línea nueva de trabajo psicoterapéutico llamado psicoanálisis.

Seguidamente se relacionan las formas posibles en que se presentan estos actos fallidos:

  • Lapsus de la lengua, o verbales.
  • Errores de escritura de la pluma o gráficos.
  • Deslices auditivos.
  • Errores de lectura.
  • Olvidos.
  • Extravíos: implica no recordar dónde guardamos algo, ya sea nuestro o de otro.
  • Trastocar las cosas confundido.

Es importante destacar que estos lapsus, que Freud enmarcó en su obra Psicopatología de la vida cotidiana, se producen con frecuencia en la vida corriente de todas las personas, incluyendo las que tienen salud psíquica, y también que no son producto de la casualidad o el descuido, sino que están movidos por un deseo inconsciente que no encontraría otra forma de aflorar a la conciencia que burlando de esta manera la censura interna que mantiene lo inconsciente oculto.
El acto fallido, en síntesis, es una especie de traición que nos hace el inconsciente haciéndonos decir lo que conscientemente no queríamos decir, revelando un deseo o intención inconscientes. El yo siempre puede disculparse, tras un acto fallido, diciendo que no era eso lo que quería decir, pero siempre hay alguna verdad allí.

-Lapsus de la lengua o verbales: Lapsus linguae. Alude actualmente a todo error o equivocación involuntaria de una persona, cuando se comunica oralmente.

1.Pueden darse cuando se dice exactamente lo contrario a lo que se quería decir. Ejemplo: “Compruebo la presencia en el recinto de un número suficiente de señores diputados, y por tanto declaro cerrada la cesión”, cuando la iniciaba en los hechos, lo cual hace sencillo interpretar que su intención era cerrarla.
2. Por condensación de ideas que se iban a exponer, como por ejemplo: el profesor de anatomía que después de exponer la clase preguntó a sus alumnos si habían entendido, los cuales respondieron afirmativamente, a lo que el profesor dice casi no creerlo, “estoy seguro que puedo contar con un dedo, perdón, con los dedos de una manoa los alumnos que lo hayan entendido.”
3, Por formaciones mixtas,como el caso de la persona que dijo: “Pero entonces ciertos hechos salieron a Vorschwein”, palabra inexistente en alemán”

Errores de escritura de la pluma o gráficos: Lapsus calami: el DRAE lo define como un error mecánico que se comete al escribir.
Ejemplo: “nadie es perfecto”, en vez de nadie es “perfecto”. Podemos encontrar anticipación de palabras que también apunten a un deseo de terminar la frase, aunque a diferencia de los del habla, en una carta por ejemplo, quien los comete rara vez se dé cuenta.
En la actualidad se habla también, como una variedad de los lapsus cálami, los lapsus clavis(lapsus de clave) para significar los lapsus que ocurren cuando se mecanografía un texto.

Meteduras de pata: como se suelen llamar: donde uno dice algo a otro que si lo hubiese pensado probablemente no lo habría dicho.
Son errores que se producen inconscientemente, que se dan cuando uno responde rápidamente sin pensar, aunque en ese momento pensaba lo dicho, pero luego se arrepiente.

Los deslices auditivos: se dan cuando se oye falsamente algo que se le dice, sin que exista para ello una afección en la capacidad auditiva.

Errores en la lectura:se da generalmente el hecho de sustituir una palabra con otra, que casi siempre son parecidas, que puede darse debido a algún pensamiento que tenía anteriormente a quien le ocurre esto, en donde algo que se desea sustituye aquello que no interesa

Los olvidos pueden ser de varios tipos:

-de designios: la tendencia perturbadora es siempre una voluntad contraria, que puede no siempre estar relacionada directamente con la otra persona en cuestión. Por ejemplo, una persona que al recibir a su huésped, le dice “¿Hoy viene usted? Había olvidado por completo que lo invité para hoy”. En este caso el huésped podría sospechar que quien oficia de anfitrión no tenía muchas ganas de recibirlo, “por algo se habrá olvidado”. Sin embargo esto no significa necesariamente algo contra esa persona, sino que esta puede evocar en el anfitrión el recuerdo de una situación vivida en la que nada tiene que ver con el en sí.

-olvido de nombres propios y extranjeros, así como de palabras extranjeras en general: opera el propósito de evitar el displacer que provocarían el recuerdo de los mismos. Entonces el mismo nombre puede causar efectos distintos para dos personas distintas, por evocar a una persona importante para uno que no es en el otro, por lo que por ejemplo un nombre difícil, puede recordarlo con facilidad a cual de los dos el nombre le evoque esa otra persona importante, lo cual hace que este tema no sea de tan fácil interpretación.

-olvido de impresiones o vivencias:opera como un mecanismo de defensa, haciendo lagunas en la memoria también de aquellas situaciones no placenteras de la vida. Si bien es cierto que no todas las situaciones desagradables de la vida uno se la olvida, sino que muchas quedan grabadas a fuego, lo cual derrumba este punto de análisis de Freud.

Perder o extraviar algo: generalmente ocurre cuando lo que se pierde proviene de alguien que genera un recuerdo desagradable o si queremos sustituirlo por algo mejor. También puede darse por auto-castigo, cuando existe el propósito de ofrendar algo al destino para defenderse contra otra pérdida temida.

El trastrocar las cosas confundido: permite cumplir deseos que no se pueden realizar. Por ejemplo, un estudiante va un fin de semana a su ciudad natal y cuando llega el domingo de noche que va a tomar el ultimo coche que vuelve a la capital de su país, se demora para llegar a la terminal o confunde una calle, por lo que debe permanecer allí hasta el otro día, que es lo que en realidad estaba deseando.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Lapsus

http://www.e-torredebabel.com/Psicologia/Vocabulario/Actos-Fallidos.htm

http://psicopag.galeon.com/psicoanalisis.htm

http://html.rincondelvago.com/actos-fallidos.html

Publicado en PSICOLOGÍA | No existen comentarios »

La bulimarexia

Publicado por oscarlsv el 16 Febrero 2012

Por Carmen Alonso y Alba Iglesias

La bulimarexia es una psicopatología alimentaria que combina manifestaciones anoréxicas con fenómenos bulímicos.

1 Síntomas

Este trastorno combina síntomas presentados por las personas anoréxicas, tales como hiperactividad y restricción extrema a ingerir alimentos, con manifestaciones bulímicas como atracones y empleo de métodos como la autoinducción del vómito, la ingesta de medicamentos… para contrarrestarlos. El paciente presenta ansiedad, insatisfacción con su imagen física y obsesión por la misma, mareos,  baja temperatura… en caso de ser mujer puede tener menstruaciones irregulares o perderlas. Si el método empleado para expulsar la comida ingerida es el vómito, también puede tener, como en el caso de la bulimia, inflamaciones de garganta, boca seca, caries…
Se diferencia de la anorexia en que los anoréxicos no comen compulsivamente, y de la bulimia, en que que en el bulimaréxico se produce una gran pérdida de peso, mientras que en la bulimia hay altibajos.

2. Causas

Son las mismas que en la anorexia y la bulimia:

  • Causas biológicas (desarreglos hormonales, predisposición genética, ansiedad…)
  • Causas psicológicas (menosprecio de los que le rodean, necesidad de sentirse bien, modelo distorsionado de su persona, depresión, necesidad de aprobación…)
  • Causas sociales (necesidad de pertenencia a un grupo, asociación de éxito y belleza a delgadez; es importante el papel que juegan los medios de comunicación en esto).

3. Tratamiento

Es una combinación de los dos anteriores: psicoterapia, terapia comportamental, ingesta de antidepresivos para la recaptación de seretonina, terapia familiar… que puede combinarse con grupos de apoyo y terapia cognitivo conductual. Se debe tener en cuenta que debe tratarse al paciente con delicadeza, puesto que no es del todo consciente de la gravedad de su situación, y en muchos casos se niega a reconocer su enfermedad.

4. Gravedad

Pueden hallarse diversas complicaciones, que ya hemos nombrado en los anteriores apartados: infecciones de garganta y de cuerdas vocales; cáncer de las mismas, alteración del funcionamiento neuromuscular, problemas con la menstruación, atrofia muscular, problemas circulatorios… así como desmayos frecuentes. También pueden quedar secuelas cardiovasculares (arritmias, disminución del tamaño cardíaco, hipertensión…), endocrinológicas (puede conducir a una infertilidad, a la pérdida de la menstruación, a una osteoporosis), dermatológicas (como caída del cabello), nerviosas o psiquiátricas (diversos trastornos como hipocondría, psicosis, trastornos obsesivos, alteración del sueño…)

5. Ejemplo

Cristina tiene 16 años y ha pasado por una bulimarexia. Siempre se había sentido muy insegura respecto a sí misma, tenía baja autoestima.
Todo comenzó, sin embargo, cuando su novio y su mejor amiga empezaron a tontear; estos coqueteos se fueron haciendo cada vez más frecuentes y Cristina empezó a pensar que si su novio (Álex) se había fijado en su amiga, era por su culpa. Empezó a comer muchos bombones y chocolate; su novio le decía que estaba engordando y que se pusiera a régimen. Ella se sentía fatal; empezaba a verse gorda, así que le hizo caso. Un día descubrió a Álex y Mireia besándose; se sintió fatal y rompiendo su régimen, se dio un atracón. Tras esto, se sintió muy culpable y vomitó por primera vez. Dejó a su novio y cayó en el mundo de la bulimarexia. Diariamente comía muy poco, lo imprescindible, pero una vez a la semana se daba un atracón, que después vomitaba, aunque llegó un momento en que la autoinducción del vómito dejó de ser suficiente. Régimen, atracón, vómito, autolesión. Se convirtió en un círculo vicioso.
Cristina sufría cambios de humor y experimentó una increíble bajada de peso; tenía desmayos e insomnio, así que por las noches hacía abdominales. Ocultaba su enfermedad usando ropa holgada y manga larga; su cara estaba hinchada por los vómitos. Un día, dos amigos la sorprendieron vomitando. Intentaron hablar con ella y en medio de la conversación, Cristina se desmayó. La llevaron al hospital y allí se descubrió su enfermedad. Estaba anémica, desnutrida, con el potasio tan bajo que era un milagro que no le hubiera dado un infarto.
La llevaron a una clínica, después de diagnosticarle bulimarexia, y ahí, poco a poco, lo superó.

6.Fuentes

http://es.wikipedia.org/wiki/Bulimarexia
http://www.bulimarexia.com.ar/secuelas.html
http://www.sineljefe.com/bulimarexia-analimia-anorexia-bulimia/
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=164393
http://www.sineljefe.com/recuperacion-ana-mia-ayuda-profesional/

Publicado en PSICOLOGÍA | No existen comentarios »

La bulimia

Publicado por oscarlsv el 15 Febrero 2012

Por Carmen Alonso y Alba Iglesias.

La bulimia es un trastorno psicológico y alimentario, que causa desarreglos en la ingesta de alimentos del individuo que la padece. Éste consume grandes cantidades de comida en episodios incontrolados para después sentirse culpable e intentar expulsar el  exceso de alimento de su cuerpo, bien sea a través de vómitos o la ingesta de ciertos medicamentos como laxantes y diuréticos (en cuyo caso, estaríamos hablando de una bulimia de tipo purgante); o ayuno y ejercicio excesivo (característicos de una bulimia no purgante).

Suele iniciarse en la adolescencia o en el inicio de la edad adulta, y generalmente países industrializados. Es más común en mujeres (de cada 10 casos, solo 1 es un hombre).

1 Síntomas

Esta afección se caracteriza por varios síntomas. Normalmente, la persona que lo padece se ve gorda independientemente de su peso. Como hemos dicho anteriormente, tiene “atracones” (a menudo en secreto), seguidos de sentimientos de culpabilidad y expulsión de la comida ingerida (autoinducción del vómito, uso de medicamentos; o realización de ejercicio excesivo y seguimiento de dietas exageradas). Además, el individuo presenta ansiedad, menstruaciones irregulares o ausencia de ellas (en caso de ser mujer), así como insatisfacción consigo mismo y con su cuerpo, lo cual puede conducirle a una depresión. En la parte posterior de sus dedos pueden aparecer cicatrices, como resultado del proceso de autoinducción del vómito; su boca suele estar seca y las glándulas salivales suelen estar inflamadas. Un examen de los dientes puede mostrar caries dental o infecciones de la encía (como gingivitis). El esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición a los ácidos del vómito, los cuales también causan infecciones de garganta. El bulímico también puede sufrir deshidratación y aumentos y bajadas de peso bruscas.

2 Causas

Se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero factores tanto biológicos, como psicológicos y sociales juegan su papel: la bulimia se produce por una combinación de uno o más de estos factores.

  • Causas biológicas:  Durante la adolescencia se producen desarreglos hormonales, que pueden favorecer la aparición del trastorno. También puede haber cierta predisposición genética, o ansiedad creciente ante la necesidad de perder peso.
  • Causas psicológicas: Dentro de este grupo, se encuentra el menosprecio de las personas que rodean al individuo (o el menosprecio del propio individuo), bien por su aspecto físico, su cuerpo… Así, este se encuentra presionado porque necesita sentirse querido por los demás. También interviene el modelo distorsionado de sí mismo (suele verse feo y gordo y compararse con otro individuo al que considera mejor) y puede haber ciertos problemas afectivos dentro del seno familiar, pero la causa psicológica más destacable es la depresión y la angustia por la necesidad de aprobación de las personas cercanas a él.
  • Causas sociales: Como causas sociales, se encuentran la necesidad de pertenencia a un grupo y, especialmente, la asociación del éxito y la perfección y la delgadez, sobre todo en los medios de comunicación, que juegan con la idea la idea de que únicamente a través de la delgadez y su atractivo se podrá triunfar en la sociedad.

3. Tratamiento

Con mucha frecuencia, se utiliza un método por pasos para los pacientes con bulimia dependiendo  de la gravedad de la afección y de cómo responda el paciente; y antes de que un programa empiece, se debe tener claro que puede que sea necesario ensayar diversas terapias hasta que una tenga éxito, que puede haber una recaída y que el proceso requiere esfuerzo y apoyo de familiares y amigos. Así, se emplean diversos métodos:

  • Grupos de apoyo, útiles para pacientes que no hayan tenido graves complicaciones físicas.
  • Terapia cognitivo conductual (TCC) y nutricional, en caso de que la bulimia no responda a los grupos de apoyo.
  • Antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) también pueden ser empleados. Una combinación de terapia cognitiva-conductual e ISRS es muy eficaz si la primera no es efectiva sola.

Las personas bulímicas no suelen ser hospitalizadas a menos que presenten un cuadro grave.

4 Gravedad

Los trastornos en la alimentación como éste presentan una de las tasas de mortalidad más altas dentro del grupo de los trastornos mentales. Y es que la bulimia puede ser peligrosa y llevar a que se produzcan complicaciones graves con el paso del tiempo. Puede producir una alteración grave de los electrolitos (cloro, sodio, potasio, calcio y magnesio), esenciales para la producción de energía para el organismo; amenorrhea (pérdida de los ciclos menstruales por falta de la secreción de estrógenos por parte de los ovarios), atrofia muscular (desgaste de los músculos y disminución de la masa muscular), alteración del funcionamiento neuromuscular, problemas circulatorios, acumulación de altos niveles de ácidos en sangre, ocasionar daños permanentes en el esófago (debido al vómito frecuente)… entre diversas afecciones. Incluso puede llegar a producir cáncer de garganta y cuerdas vocales, por trastornos de reflujo ácido, o inducir a la persona a suicidarse por la depresión que ocasiona. Ésta también puede fallecer como consecuencia de un atracón muy severo.

Por tanto, podemos decir que es un trastorno grave, que puede ocasionar la muerte por diversos motivos.

5 Ejemplo

Ruth tiene 17 años y padece bulimia desde hace uno. Siempre ha sido una chica delgada y físicamente atractiva; jamás se había sentido mal consigo misma ni con su cuerpo hasta un año atrás. En esa fecha, comenzó a sufrir comentarios algo ofensivos por parte de su novio, quien, secundado por su grupo de amigos, que se burlaba de que “estaba cogiendo peso”. Y es que debido al estrés producido por exámenes y por la separación de sus padres, Ruth había empezado a darse pequeños atracones (patatas fritas, chocolate, hamburguesas…) para aliviar en cierto modo ese estrés. Las burlas de su novio hicieron que éste aumentara, entrando así en un círculo vicioso: ella comía para aliviar su ansiedad, pero las quejas de su pareja por la ingestión constante de “comida basura” hacían que ésta aumentara. Comenzó a verse “gorda y fea”, algo que sus amigas no entendían. Ruth empezó a sentirse culpable por su aspecto (o por el aspecto que ella creía tener) y a autoinducirse el vómito tras las comidas (aunque sus atracones seguían teniendo lugar); comenzó poco a poco, pero llegó un punto en que empezó a tener mareos cada vez más frecuentes y un día su madre la sorprendió provocándose el vómito, por lo que decidió llevarla al psicólogo. Éste le recomendó un grupo de apoyo y Ruth comenzó a mejorar, aunque poco a poco.  Su madre se dio cuenta de que parte del problema provenía de su novio, por lo que la obligó a dejar de verlo. Aunque al principio fue duro para ella, terminó conociendo a otro chico, que significó un gran apoyo para ella. Continuó en el grupo de apoyo con buenos resultados; han cesado los atracones y ya no se provoca el vómito desde hace algunos meses; espera recuperarse del todo.

6.Fuentes:

http://www.tuotromedico.com/temas/bulimia.htm
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000341.htm
http://www.aperderpeso.com/causas-de-la-bulimia/
http://es.wikipedia.org/wiki/Bulimia#Poblaci.C3.B3n_en_riesgo
http://www.psicopedagogia.com/definicion/bulimia

Publicado en PSICOLOGÍA | No existen comentarios »

La anorexia

Publicado por oscarlsv el 14 Febrero 2012

Por Carmen Alonso y Alba Iglesias.

La anorexia nerviosa es un trastorno psicológico y alimenticio en el que se produce una distorsión de la imagen corporal que hace que la persona que lo padece se vea gorda aunque realmente no lo esté; esto la obliga a seguir dietas estrictas y a dejar de comer para perder peso. Generalmente se produce en chicas adolescentes o jóvenes adultas, aunque hay casos en hombres y en personas de edad algo más avanzada.

1 Síntomas

La anorexia no se puede diagnosticar al ver sólo a una persona con un bajo peso corporal, ya que es un trastorno del comportamiento alimentario que se caracteriza por una pérdida significativa de peso producida por decisión voluntaria. Este adelgazamiento se consigue suprimiendo o reduciendo el consumo de alimentos, mediante vómitos, uso indebido de laxantes, ejercicio físico exagerado y consumo de anorexígenos, diuréticos…

El trastorno suele iniciarse entre los 14 y 18 años de edad, pero en los últimos años está descendiendo peligrosamente la edad de inicio.

Una persona que padezca esta afección experimenta un intenso miedo al aumento de peso: el único objetivo de los pacientes es la extrema delgadez, rechazan tener el peso normal teniendo en cuenta su edad y altura, tienden a ser hostiles e irritables así como a adquirir actitudes depresivas, pudiendo incluso llegar a tener pensamientos suicidas, distorsión de la imagen objetiva de su propio cuerpo, preocupación de las calorías de los alimentos, así como de su elaboración, pueden llegar a provocarse vómitos…

Esta malnutrición provoca hipotensión, alteraciones en  piel, caída el cabello, trastornos gastrointestinales… así como ansiedad, depresión, aislamiento social…

2. Causas

  • Factores genéticos: Los estudios realizados sugieren que la genética contribuye en aproximadamente un 50% en la aparición de este trastorno, y que la anorexia nerviosa comparte este riesgo genético con la depresión clínica.
  • Factores neurobiológicos: Algunos investigadores, como el psiquiatra Pelayo Redondo, sugieren que existe una fuerte correlación entre el neurotransmisor serotonina y el estado de ánimo, el sueño, el vómito, la sexualidad y el apetito, siendo estos una respuesta a unos niveles demasiado altos del neurotransmisor.
  • Factores psicológicos: Todo indica que son los factores psicológicos los que más influyen en esta enfermedad. El comportamiento anoréxico se origina al tener sensación de gordura y falta de atractivo, y se mantiene por varias tendencias cognitivas que alteran la autoevaluación del individuo y sus pensamientos acerca del cuerpo, la comida y los alimentos. Los sujetos anoréxicos carecen de autoestima, por lo que sienten a las demás personas mucho más atractivas en comparación con ellos mismos; y hay rasgos en la personalidad de la personalidad que les predisponen a desarrollar estos desórdenes alimenticios, como pueden ser altos niveles de obsesión, de perfeccionismo y de fuerza de voluntad. A su vez, a menudo la anorexia nerviosa convive con otras enfermedades mentales como la depresión, que favorecen su aparición.
  • Factores sociales y ambientales: También hay que hacer un hincapié en los factores culturales, que promocionan la delgadez femenina como un ideal de belleza. Un estudio clásico de Garner y Garfinke, demostró que las personas con profesiones como modelos o bailarinas hacen que haya una probabilidad más alta para desarrollar la anorexia durante su carrera. También hay una elevada tasa de personas diagnosticadas con anorexia que han sufrido abuso sexual en la infancia.
    Internet, en los últimos años, ha permitido que las anoréxicas contacten entre sí, e intercambien formas de engañar a los parientes para que no lo noten, farmacias online para conseguir diuréticos o laxantes… a pesar de que haya numerosas páginas web donde los médicos critican fuertemente este problema.

3. Tratamiento

Hay diversos tratamientos para la cura de la anorexia, las alternativas son: psicoterapia, terapia comportamental, terapia medicamentosa, familiar, etc. Es fundamental que se solucione todos los problemas del ámbito de familiar, ya que el papel de la familia es muy importante. Se recomienda en el caso de los padres del afectado que traten de hacer encontrar a su hijo los valores perdidos, fomentar su iniciativa, independencia y autoestima. Ayudarlo a manejar su ansiedad, si se manifiestan actitudes sospechosas no hay que encubrirlas sino pedir ayuda profesional rápidamente, no imponer comida: que el tema de la alimentación no se convierta en una discusión.

4. Gravedad

Existen diversas complicaciones en el caso de la anorexia si ésta no es tratada a tiempo y de una forma adecuada: los vómitos provocan engrosamiento glandular, caries, desgaste de la raíz dental, pérdida de piezas dentales, desgarramiento del esófago, inflamación de la garganta haciendo que se dificulte cada vez más tragar, espasmos estomacales, problemas digestivos, anemia, problemas gastrointestinales, etc.
También están las complicaciones que se manifiestan cuando se produce un abuso de diuréticos: descenso del nivel de potasio, disminución de los reflejos, manifestación de sed, daño hepático, y arritmia cardiaca, entre otras afecciones.

5. Ejemplo

Cuando Sandra tenía 15 años, pesaba 55 kg y pasaba por una mala racha: sus padres se acababan de separar, estaba enamorada de un chico 9 años mayor que ella… y lo peor, era una adolescente que no sabía cómo salir de sus problemas. Entonces pensó que si reducía sus muslos y los pequeños michelines que tenía, podría conquistar al chico y a la vez llamar la atención de sus padres. Empezó con una pequeña dieta de dejar el pan y las comidas entre horas, pero esto fue a más; comenzó a controlar la comida que ingería de tal forma que llegó a pesar 35 kg. Sus amigas estaban al tanto de su rigurosa dieta y la quisieron advertir de las consecuencias que podía acarrear la anorexia nerviosa, pero ella estaba convencida de que controlaba la situación. Poco después, fue el chico que le gustaba, Alberto, el que al contárselo a sus padres consiguió que la ingresaran en un hospital. Estuvo dos meses allí, sin poder recibir visitas, pero cuando le dieron el alta en su casa todo siguió igual; sus padres no le hacían caso y Alberto la rechazó, lo que provocó una recaída. Pero poco tiempo después, de nuevo en el hospital, comprendió que ni por nada ni por nadie se merecía estar a las puertas de la muerte, reconoció su enfermedad y con mucho esfuerzo y terapias, logró superarla.

6.Fuentes:

http://www.muydelgada.com/causas-anorexia.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Anorexia
http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/anorexia
http://www.monografias.com/trabajos/anorexia2/anorexia2.shtml
http://www.tuotromedico.com/temas/anorexia.htm

Publicado en PSICOLOGÍA | Un Comentario »