mutatis mutandis

Un nuevo blog en Educastur

Trastorno por dependencia.

Publicado por oscarlsv el 5 Diciembre 2013

Por Lidia Abad, Carla Castañón y Belén Ortiz.

Los trastornos de personalidad por dependencia son una afección de salud mental en la cual las personas dependen demasiado de otras para satisfacer sus necesidades físicas y emocionales.

Causas:

Las principales causas de estos trastornos suelen ser casos de gente que han estado muy sobreprotegidos desde pequeños, creando en ellos la sensación de que no saben valérselas por sí mismos, con la lógica indefensión ocasionada. No es menos cierto que la persona con dependencia se aferra cómodamente a su rol y continúa perpetuando esta sobreprotección de los demás, enganchándose a ellos para así afrontar las exigencias de la vida. Además, es uno de los trastornos de la personalidad más frecuentes y es igualmente común en hombres y mujeres.

Síntomas:

La característica fundamental de este trastorno es la incapacidad general para tomar decisiones por sí mismo y la necesidad de que se ocupen de uno, incluso en las parcelas más cotidianas.

Las personas con este trastorno, sienten muchísimo miedo al rechazo y al abandono y pueden llegar a hacer cosas con las que no está a gusto, con tal de agradar y complacer a otra persona, para mantenerla a su lado. Tienen la autoestima muy baja y se consideran torpes, inútiles e indefensos. Las críticas las toman como prueba de su inutilidad y buscan la sobreprotección continua. Sus conductas son pasivas y de espera. Necesitan que alguien les guíe continuamente en cualquier tipo de decisión.

Tratamiento:

La psicoterapia se considera el tratamiento más efectivo. El objetivo es ayudar a que las personas con esta afección hagan elecciones más independientes en la vida. Los medicamentos pueden ayudar a tratar otras afecciones de salud mental, como la ansiedad o la depresión, que ocurren junto con este trastorno.

Un caso real.

Comentaremos un caso real, el caso de Marta, en el que se muestra claramente la presencia de un trastorno de la personalidad por dependencia.

Marta de 29 años está casada y vive en su barrio de toda la vida, a poca distancia de sus padres. Es ayudante de enfermería y a menudo se ha puesto a llorar en el trabajo (una clínica privada) cuando su jefa le ha dicho que no hacía bien su trabajo y que se había equivocado. Ha pensado más veces en el suicidio y su marido explica que a Marta nunca le ha gustado estar lejos de él o empezar algo sola. Sigue contando el marido: “Marta confía en mi para tomar todas las decisiones en casa y no sabe funcionar bien sola”. Siempre ha presentado una fuerte dependencia desde que era pequeña: tenía fobia a quedarse en el colegio tanto en infantil como en primaria. Durante la escuela primaria lloraba en clase hasta que su madre no iba a recogerla. Tuvo una buena amiga desde la escuela primaria hasta la universidad y eligió la facultad de enfermería igual que esta amiga, cursando con ella todas las etapas tanto escolares como laborales. Marta cuenta que va a ver a su madre todas las semanas porque la madre le ha dicho siempre que quiere verla y tenerla cerca por si acaso la necesita.

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image