Estamos de enhorabuena, pero….

5 10 2008

Hola a todos

Realmente estamos  de enhorabuena. Se ha inaugurado el nuevo Instituto y ya estamos trabajando en él. Están de enhorabuena los alumnos, ya que ahora tienen el IES cerca de sus domicilios, se ahorran el tiempo del transporte y estrenan unas instalaciones modernas. Están de enhorabuena los padres, en tanto en cuanto la cercanía al centro escolar favorecerá su implicación y participación en la comunidad educativa y el seguimiento del proceso educativo de sus hijos. Está de enhorabuena el barrio, ya que ve satisfecha una demanda larga y tenazmente solicitada y contempla como poco a poco los equipamientos culturales  van apareciendo. Está de enhorabuena la sociedad en general en tanto en cuanto las nuevas infraestructuras, con su mejor adaptación a los tiempos y demandas actuales, son claro síntoma de avance y progreso.

Deberíamos estar todos de enhorabuena, pero ….. ya ha pasado un mes desde que los profesores se incorporaron a los IES ( bueno nosotros a este no, entramos en él por primer aves el día 17 ), quince días desde que el nuevo IES fue solemnemente inaugurado - aprovechando el formal acto de  apertura del curso escolar en Secundaria para la comunidad -  por el  Exmo. Sr. Presidente D. Vicente Alvarez Areces y ……. aún estamos trabajando con luz de obra (lo que supone varios cortes de energía a lo largo de la jornada)……..el edificio ha estado sin agua varias jornadas,…… más de una semana sin personal de limpieza…….. no se dispone de línea telefónica………..aún  no hay posibilidad de conexión a Internet,…… falta un número importante de profesores,….. el IES no tiene aún capacidad de gestión y compra,……. los recursos informáticos están  incompletos,….los laboratorios no se han terminado correctamente,…….etc.…etc.….etc. 

En al acto de inauguración a algunos se les llena la boca con la necesaria mejora en la calidad de la enseñanza, pero parece ser que esta realmente no les preocupa demasiado a los gestores educativos. Es más, en palabras de algunos de ellos, cuando los profesores alegan la imposibilidad de iniciar el curso en tan desastrosa situación  afirman tajantemente que “con un encerado y tiza, se puede dar clase”. Poder claro que se puede. Y sin encerado y sin tiza también. Pero seguro que a la hora de buscar un centro en el que eduquen a sus hijos buscará un centro donde haya algo más que encerado y tiza.  Así que amigos míos, para vergüenza de todos y asombro de la humanidad, en el IES de la Corredoria estamos de enhorabuena, …..pero hemos retrocedido 100, 200, puede que incluso 500 años. Seguro que es un situación transitoria y que la normalidad volverá a nuestras vidas; mientras tanto seguimos asombrándonos de la incapacidad de algunos de nuestros gestores educativos.