Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Lauráceas: Laurel (”lloréu”). La especia y el símbolo del triunfo que regalan ahijadas y ahijados asturianos a sus madrinas y padrinos

Con este artículo envío buenos deseos a mi ahijado Alejandro, a mis alumnos de Bachillerato de Luces, Badajoz, los Santos de Maimona y Zafra, y a todas aquellas personas que creen que todavía no han triunfado.

DIVISIÓN: Magnoliophyta (Magnoliófitas).

CLASE: Magnoliopsida (Magnoliópsidas)

SUBCLASE: Magnoliidae.

ORDEN: Laurales.

FAMILIA: Lauraceae (Lauráceas).

GÉNERO: Larus.

ESPECIE:   Laurus nobilis. (Laurus es el nombre latino del laurel).

NOMBRE COMÚN CASTELLANO: Laurel, laurel común, laurel noble, laurel de Apolo.

NOMBRE COMÚN ASTURIANO: Lloréu, lloreo, choríu, lloureiro, lloreru, llorín, alloru, alloriu.

NOMBRE COMÚN EN INGLÉS: Bay tree.

OTRAS LAURÁCEAS: alcanfor, canelo, aguacate y lindera.

Árbol perennifolio dioico (con pies masculinos y pies femeninos) y ornitocórico (se reproduce a través de las aves, que portan sus semillas), que se ramifica desde la base y que presenta ramas verdes, glabras y lustrosas de jóvenes pero que se tornan de color gris oscuro al envejecer. Se puede multiplicar por esquejes, tanto de raíz como de tallo (estacas).

El laurel es un árbol muy conocido en Asturias que procede de la cuenca del Mediterráneo y Asia Menor, habiéndose cultivado y naturalizado desde la antigüedad, por lo que su área natural en la Península Ibérica está poco definida.

Es el origen de numerosos topónimos asturianos como Llauréu (Grau), Lauredo, Laurante, Ladredo, Lloreda (Corvera), etc.

Existe un dicho antiguo que dice que “el que planta un laurel nunca lo verá crecer”, aludiendo al lento crecimiento de la planta, aunque en la cultura popular alude a la muerte del que lo planta.

HOJAS

  • Simples, alternas y con peciolo corto.

  • Oblongo-lanceoladas, con el borde en ocasiones algo ondulado, ápice agudo y base atenuada.

  • Color verde oscuro lustroso por el haz y más pálido y mate por el envés.

  • Nerviación pinnada, con el nervio principal bien visible en el haz y prominente en el envés.

  • Consistencia algo coriácea.

  • Aromáticas (olor penetrante y acre).

  • Pelos en las axilas.

  • Componentes activos: aceite esencial, cineol, engenol, lactona, sesquiceneol, taninos.

FLORES

  • Aparecen en marzo-abril.

  • De color amarillo pálido.

  • Dispuestas en umbelas sésiles de 4-6 flores en las axilas de las hojas.

  • Unisexuales y situadas en árboles distintos: unos masculinos (”lloreru”) y otros femeninos de hojas más anchas y más flor (”llorera”). La unisexualidad de las flores es debido a un fenómeno de aborto, y prueba de ello es la presencia de 2-4 estaminodios en las flores femeninas.

  • Masculinas con nectarios.

FRUTOS

  • Maduran a principios de otoño.

  • Bayas pequeñas ovoides exclusivas de los pies femeninos.

  • De color verde primero y negro brillante en la madurez.

  • Componentes activos: aceite esencial (cineol, pineno, linalol, geraniol, eugenol, terpineol, rabinero, limonelo, caufeno, p-cimeno), lactonas sesquitérpénicas y glicéridos de los ácidos láuricos, oleico, palmítico, linoléico.

HÁBITAT Y ECOLOGÍA

  • Crece en cualquier tipo de suelo pero en los sueltos calizos y bien iluminados es donde mejor se desarrolla.

  • Aparece como sotobosque en encinares como recuerdo de un clima más cálido de épocas pasadas, también en setos (”sebes”), cantiles, robledales oligotrofos y castañales, siempre que se trate de suelos secos. Es por lo tanto una planta característica de las comunidades de Querco-Fagetea.

USOS MEDICINALES

  • Antiséptico (el aceite extraído de sus bayas se utilizó en veterinaria para combatir los piojos y los ácaros).

  • Antirreumático, en forma de pomadas y linimientos, por las propiedades antiinflamatorias del alfa-pineno y beta-pineno.

  • Tratamiento externo de las afecciones de la piel contra afecciones causadas por hongos gracias a las propiedades fungicidas del ácido acético.

  • Regenerador de la epidermis en golpes, úlceras, quemaduras, acné,…

  • Bactericida, antitusivo y antibronquítico en afecciones del aparato respiratorio, debido al cineol (ácido acético, alfa-pineno y canfeno).

  • Antiarteriosclerótico, por los ácidos oleico, linoleico y láurico.

  • Regulador de la menstruación, disminuyendo las menstruaciones demasiado abundantes y favoreciendo aquellas que son pobres.

  • Diurético: favorece la eliminación de líquidos y toxinas (especialmente el ácido úrico) en caso de obesidad y enfermedades circulatorias, hepáticas, gota, artritis, reumatismo, etc.

  • Regenerador del cuero cabelludo y capaz de combatir la caspa, la seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello.

USO CULINARIO

  • Las hojas secas se usan como especia (la más utilizada en Asturias) para aromatizar platos diversos (arroz blanco, patatas guisadas, estofados de caza, cocidos, guisos, sopas, asados de cordero, preparados picantes, etc.).

  • En adobos con vinagre (escabeche) suaviza el sabor.

  • Como muchas otras hierbas utilizadas en la cocina (el romero, el tomillo), ayuda a facilitar la digestión (eupéptico) de los alimentos más pesados (legumbres y caza, por ejemplo) y a eliminar los gases, haciendo las legumbres menos flatulentas (carminativo).

  • No se debe servir al comensal la hoja cocinada pues, si la introducimos en la boca, puede cortarnos con facilidad. En Rubianu (Grau) existe la creencia de que el que encuentra en su plato la hoja de laurel no se casará en un año.

TOXICIDAD

  • No conviene tomar dosis altas de esta planta, pues puede resultar perjudicial en personas con estómago sensible, a las que les produce vómitos por sobreestimulación del aparato digestivo.

  • Las personas alérgicas a esta planta deben abstenerse de tomarla incluso cocinada.

  • Es una de las plantas que, en contacto con la piel, con más frecuencia producen dermatitis de contacto y fenómenos de fotosensibilización.

  • Cuidado de no confundir el laurel (Laurus nobilis) con el tóxico laurel cerezo o laurel real (Prunus laurocerasus).

RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN

  • Las hojas deberían recogerse después de la floración de la planta, aunque pueden recolectarse durante todo el año.

  • Los frutos se recogen cuando están bien maduros.

  • Hojas y frutos deben secarse a la sombra y guardarse en recipientes herméticos en un lugar oscuro y seco.

  • Las hojas no deben almacenarse más de un año pues pierden su aromaticidad.

CURIOSIDADES

  • En la edad media eran coronados con laureles los poetas y los artistas, y los doctores recibían una corona adornada con bayas de laurel (Bacaae lauri).

  • La palabra bachillerato deriva de Bacca laureatus (baya o fruto del laurel), el símbolo de los triunfos.

  • Las ramas cortadas del laurel y colocadas en los armarios ahuyentan a polillas y otros insectos, además de dejar un aroma muy agradable.

  • Una hoja de laurel colocada en la maceta mantiene alejados de ella a los insectos y parásitos no deseados.

  • En el S. XIX era costumbre introducir en las cartas que se enviaban con buenos deseos una hoja de laurel. El origen de esta tradición se encuentra en los pastores romanos: cuando se trasladaban con sus ganados recogían hojas de laurel que luego iban repartiendo a lo largo de su viaje a las personas con las que se encontraban en señal de paz, armonía y prosperidad (PAP).

  • Cuando se terminaba el tejado de una casa en construcción se celebraba colocando el “ramu” de laurel en lo más alto de la vivienda.

USO SIMBÓLICO, RITUAL Y MÁGICO

  • Nobilis, en latín, significa noble, notable, célebre, puesto que el laurel es símbolo de gloria, triunfo y victoria en las culturas mediterráneas desde la antigüedad: cuando Jesús hizo su entrada en Jerusalén, se le recibió con palmas y laurel; los griegos y los romanos lo utilizaban para realizar coronas con las que coronaban a los poetas y premiaban a los ganadores, tanto en el juego deportivo (olimpiadas) como en la batalla (la corona triunfal o laureola fue la distinción concedida al general/emperador victorioso que entraba en Roma. Consistía en un cerco de ramas, elaborado en un primer momento de laurel (de allí en latín: lavrĕa o laura), pero realizándose luego en oro. De aquí deriva Laura y laureado/a (que contemporáneamente se refiere a la persona que ha logrado cumplir y superar las exigencias de educación y cultura, especialmente al concluir los estudios de bachillerato y, sobre todo, los universitarios. Si alguien se “duerme en los laureles” significa que ha dejado de trabajar o de esforzarse en un asunto después de haber conseguido un triunfo.

  • Es un árbol que aparece consagrado al dios Apolo (rey de la sabiduría y del heroísmo). Ver Mitología: Apolo y Dafne.

  • Es el objeto simbólico preferido en la astrología para el signo Aries.

  • Existía la creencia de que este árbol no podía ser alcanzado por los rayos e incluso los alejaba, por lo que algunos romanos contaban con la presencia de unas ramas en las casas, que cogían en el momento de las tormentas para no ser alcanzados por alguna descarga eléctrica. También se cuenta que el emperador Tiberio César siempre que oía tronar se ponía en la cabeza una corona de laurel. Andrés de Laguna (1570) cuenta que en el año 1539 cayó en Roma, en el palacio del Duque de Castro, un rayo que destruyó un hermoso laurel que allí había. Como quiera que este hecho rompía con la histórica tradición de que el laurel alejaba a los rayos, se interpretó como “un muy infeliz agüero“, y pocos años después murió de forma trágica el propio Duque, que había caído en la codicia, y su hacienda se vio inmersa en la ruina y la tragedia.

  • En muchas culturas se han masticado hojas de laurel o se han quemado ramas de esta planta para provocar visiones proféticas o sueños clarividentes. Así, en Grecia las pitonisas y adivinos mascaban o quemaban el laurel en honor a Apolo antes de las ceremonias de adivinación.

  • Espiritualmente se ha considerado desde la antigüedad que hay una relación entre el laurel y la fortuna, por lo que desde hace muchos años se viene plantando cerca de las casas para que transmita esas virtudes a sus moradores. Albert Fargas cuenta que en el País Vasco se emplea la expresión “esta casa no tiene laurel” para hacer referencia a que sus moradores han caído en desgracia y se encuentran desamparados. Como el laurel se reproduce a través de las aves, se considera que cuando nace un laurel de forma natural junto a la entrada de una casa, los moradores de esta casa han sido escogidos por la fortuna y conforme el árbol se vaya consolidando y creciendo, también crecerán sus riquezas materiales y espirituales. El origen de esta tradición se encuentra en la antigua Roma, donde se cuenta que un águila enviada por Júpiter dejó caer en el regazo de Drusilla, mujer de Augusto, una gallina muy blanca, la cual llevaba a su vez en el pico una ramita de laurel cargada de frutos, que en los lugares donde se plantaron se multiplicaron las abundancias.

  • Es la hierba protectora y purificadora por excelencia: se dice que un laurel que crezca cerca de una casa, protege a sus moradores de la enfermedad, y que quemar hojas de laurel, solas o mezcladas con sándalo, puede deshacer maldiciones y malos encantamientos, o purificar las “malas vibraciones” de un hogar. Así, en Asturias se ha utilizado en prácticas mágicas o religiosas para desaojar o quitar el “agüeyamiento” o mal de ojo a los niños y para quitar los maleficios a las vacas. Además, los ramos de laurel benditos en la procesión del Domingo de Ramos sirven para preservarse de las tormentas eléctricas, proteger las casas, defender las cosechas y animales y curar los enfermos reumáticos.

  • En Asturias también se ha empleado en ritos funerarios depositando hojas y ramas de laurel en el fondo del ataúd, quizás como una primitiva forma de embalsamamiento pastoril.

  • En todas las localidades asturianas, y sus parroquias, se celebra el Domingo de Ramos la bendición de los ramos de laurel y romero y de las palmas ya que existe una tradición muy arraigada por lo cual los ahijados y las ahijadas llevan el “ramu benditu” (antiguamente adornado con caramelos, rosquillas de anís y naranjas) a los padrinos y a las madrinas pues con esta ofrenda se cree que les guardará de todo tipo de enfermedades y desgracias. A la semana siguiente, en el Domingo de Pascua, dichos ahijados recibirán, a cambio, el bollu“, (pan dulce, coleta de pan dulce, afilada, enfilada alfilada, bollo mantecado de Avilés, bollu de Pascua, siendo en la actualidad regalos de toda índole, incluso dinero en metálico). En Rubianu (Grau), por ejemplo, este pan dulce lo hacía la mujer de la casa en Pascua para familiares que vivían fuera del pueblo.

  • En Pola de Siero los ahijados regala a sus padrinos, el Martes de Pascua, el tradicional “Güevu pintu“.

MITOLOGÍA GRIEGA: APOLO Y DAFNE

Este mito, cuya transformación de Dafne relata Ovidio en sus “Metamorfosis”, ilustra el origen de uno de los símbolos típicos del dios Apolo, la corona de laurel.

Dafne, cuyo nombre significa “laurel” en griego, era una ninfa (hija del dios del río Peneo) consagrada a Artemisa, la diosa de la caza y hermana de Apolo, que había jurado no pertenecer jamás a ningún varón.

El bello Apolo (hijo Zeus y de Leto) era dios de la música y de la poesía y tocaba la lira. Afectado por una de las flechas de Eros, amaba a Dafne, pero ella no le correspondía y le esquivaba. Un día, el dios Apolo, la sorprendió cantando, y ella, al notar su presencia, dejó de cantar y quedó inmóvil por el susto, mientras buscaba con ojos aterrados un escondite a su alrededor. Apolo la sedujo con mágicas palabras de amor, y aunque Dafne le suplicó que se detuviera no escuchó su ruego. Entonces Dafne echó a correr por el bosque hacia las montañas, pero como no tenía a donde huir y viéndose indefensa, pidió ayuda a su padre o a Zeus. Comienza así a metamorfosearse entre los brazos del Dios: su suave piel se recubre de una corteza, sus uñas delicadas se alargan en hojas multiplicadas con mágica velocidad, sus cabellos y brazos forman un denso ramaje, el rostro desaparece detrás de la corteza y el cuerpo se transforma en tronco, de sus pies iban saliendo raíces que se hundían en la tierra y con las que quedó fijada, rígida e inmóvil. Apolo abraza tristemente el árbol y entre lágrimas declara que ese árbol será consagrado a su culto.

La más famosa de las obras inspirada en este relato mitológico es el grupo escultórico de estilo barroco de Lorenzo Bernini (1621-1623), quien con su arte captó el grito de horror y toda la angustia de la ninfa fugitiva, así como las diferentes etapas de sus cambios. Vista desde la espalda de Apolo, la figura de Dafne queda oculta, mostrándonos sólo el árbol de laurel en que se transforma, pero girando alrededor de la estatua tenemos una visión en el tiempo de la metamorfosis de la ninfa. Apolo es percibido como un muchacho andrógino, joven y delgado, con un peinado casi femenino y con el rostro perplejo por la metamorfosis, y que aunque predicaba la virtud griega de la armonía interior, la moderación y la sobriedad, aquí se muestra persiguiendo desesperadamente a su amor, en vano.

USO EN EL AULA DEL ARTÍCULO:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, la naturaleza asturiana, la naturaleza de la Península Ibérica, el bosque caducifolio, los tipos de hojas, los tipos de flores, los tipos de frutos, las plantas medicinales, las hierbas y plantas aromáticas, la alimentación,…

LLINGUA ASTURIANA: Al abordar los términos Lloreu, lloreo, choriu, lloureiro, lloreru, llorín, alloru, alloriu, la toponimia, las costumbres y tradiciones populares, el mal de ojo, los ritos, el Domingo de Ramos, el Domingo y Lunes de Pascua, los ramos, etc.

LENGUA ESPAÑOLA y LITERATURA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científico, la expresión “dormirse en los laureles”, Federico García Lorca, …

HISTORIA Y ARTE: Al abordar los símbolos, la mitología, la escultura, el barroco, Lorenzo Bernini, las costumbres y tradiciones populares, los ritos, etc.

CULTURA CLÁSICA: Al abordar la mitología, Apolo, Dafne, las Metamorfosis, Ovidio, etc.,

RELIGIÓN: Al abordar la mitología, la Semana Santa, el Domingo de Ramos,…

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de la especie, etc.

¿Qué usos tiene el laurel en tu localidad? Envía un comentario.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  3430  veces

Una Respuesta a “Lauráceas: Laurel (”lloréu”). La especia y el símbolo del triunfo que regalan ahijadas y ahijados asturianos a sus madrinas y padrinos”

martarh dice:


Una nueva aplicación del laurel: su uso como elemento decorativo dentro de las casas. A mi por lo menos me encanta.
Interesante y completo artículo.

Marta

Deja una Respuesta


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.