Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Physalia physalys, la carabela portuguesa, no es una medusa sino una colonia de hidroides

Este llamativo invertebrado es quizás el más peligroso para los bañistas en el Cantábrico, cuando las corrientes y los vientos lo empujan hacia las costas y lo hace embarrancar en las playas, especialmente durante las mareas vivas y las galernas.

FILO

Cnidarios (Cnidaria)

CLASE

Hidrozoos (Hydrozoa)

ORDEN

Sifonóforos (Siphonophora)

FAMILIA

Physaliidae

GÉNERO

Physalia

ESPECIE

Physalia physalis

NOMBRE VULGAR

 

Carabela portuguesa

Fragata portuguesa

NOMBRE EN INGLÉS

 

Portuguese man-on-war

Bluebottle

Hemos dedicado los artículos del verano a la vida acuática marina. Este último tiene su sentido por que en Asturias, desde hace unos años, los medios de comunicación se hacen eco de la presencia de estos organismos ya que incluso se tuvieron que cerrar algunas playas.

Sabemos que la temperatura del Cantábrico ha subido entre 0,5 y 0,7 grados en los últimos diez años. ¿Pero es el calentamiento de los mares lo que está provocando su llegada a nuestras playas o es algo esporádico que viene determinado por la abundancia de estos organismos en las aguas abiertas del Atlántico y la combinación con corrientes y vientos en la dirección de nuestras costas?

A pesar de ser una especie muy común en las costas de gran parte del mundo, muy poco se conoce sobre su biología, ecología y papel en los ecosistemas marinos. De hecho, la mayor parte de la atención que se le presta tiene relación con sus efectos sobre la salud de los bañistas.

Aunque tiene apariencia de medusa, la carabela portuguesa es en realidad un animal carnívoro colonial cuyos individuos se especializan y coordinan perfectamente para mantener viva la colonia, que se comporta como un organismo flotante único. Se trata, por lo tanto, de una agrupación de individuos o zooides hidroides (varios tipos de pólipos y medusas modificados) que se dividen el trabajo y se encuentran distribuidos a lo largo de los tentáculos que están sujetos al neumatóforo:

  •  el neumatóforo (flotación),

  •  los gastrozoides (digestión),

  •  los dactilozoides (detección y captura de presas, defensa)

  •  los gonozoides (reproducción),

 

Hábitat: el neumatóforo

y la flotación

Physalia physalis es una especie pelágica de hidrozoo sifonóforo que se vive flotando en alta mar en todas las aguas cálidas del planeta, en especial en las regiones tropicales y subtropicales de los océanos Pacífico e Índico, así como en la Corriente del Golfo atlántica. Por lo tanto, es muy ocasional en el Mar Mediterráneo, al que llega a través del Estrecho de Gibraltar.

A diferencia de las medusas, no nada sino que flota en la superficie gracias al neumatóforo: una vejiga llena de gases (principalmente dióxido de carbono) que se producen en una glándula especial y que son los responsables del color púrpura o azul plateado con matices rojos. Este flotador está coronado por una especie de velamen gelatinoso transparente en forma de cresta que permite a la colonia recorrer los océanos impulsada por los vientos, las mareas y las corrientes marinas (de ahí su nombre común).

Además, el neumatóforo tiene músculos que le permite volverse de lado cada cierto tiempo para humedecer su superficie. Y, en caso de temporal, es capaz de deshincharse parcialmente para hundirse hasta aguas profundas más tranquilas y  así evitar el oleaje, y luego, una vez pasada la galerna, inflarse y ascender de nuevo a la superficie.

Parece ser, que si éste llegara a reventarse, en cuestión de minutos podría regenerarse.

Dactilozoides:

cnidocitos y nematocistos

De cuerpo central de la fragata portuguesa cuelgan numerosos tentáculos (dactilozoides) que le sirven para atrapar las presas y que extendidos puede llegar a medir hasta 50 m, aunque normalmente tienen una extensión de unos 10 m.

Estos tentáculos están provistos de una elevada densidad de cápsulas urticantes exclusivas del filo Cnidarios que se  denominan cnidocitos. Ante el estímulo apropiado, liberan un filamento hueco espiralado de un único uso llamado nematocisto, con el que inyecta toxinas de tipo proteínico paralizantes para capturar presas, y que presenta una toxicidad semejante al 75% de la del veneno de la cobra.

Los nematocistos, con su potente veneno y gran poder de penetración pueden:

  • Permanecer activos e incluso actuar aunque la carabela portuguesa esté moribunda o muerta.

  • Paralizar a un pez grande y matar instantáneamente animales pequeños.

  • Producir en humanos graves quemaduras muy dolorosas, por las consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas del veneno. Y como atraviesan incluso los guantes de goma, se recomienda no tocar nunca a P. physalis.

  • Producir la muerte por choque anafiláctico, pues las personas que han sido picadas una vez, quedarán sensibilizadas, por lo que una segunda picadura podría producir una reacción más severa.

Los pólipos urticantes transfieren la presa a pólipos alimentarios o gastrozoides para su digestión. Cada uno se abre al exterior por la boca (que también hace las funciones de ano). Luego el alimento, parcialmente digerido, se reparte a los restantes individuos de la colonia por la cavidad gastrovascular, común a todos ellos.

Reproducción y gonozoides

Los gonóforos medusoides femeninos suelen desprenderse y nadar libremente, mientras que los masculinos son muy rudimentarios y no llevan vida libre nunca.

Los productos genitales se vierten al agua del mar donde tiene lugar la fecundación. Surge una larva que comienza a formar un pequeño flotador en cuya cara inferior se van produciendo, por gemación, pólipos hijos. La vejiga va creciendo de tamaño mientras el número y tipo de pólipos inferiores también crece hasta formar una nueva colonia adulta.

Depredadores

  • El molusco nudibranquio Glaucus atlanticus, capaz de almacenar las toxinas de la carabela portuguesa para su propia defensa.

Curiosidades

Todas las fotos del artículo se encuentran en Wikipedia y Wikimedia Commons y Biodidac.

¿Te has encontrado alguna vez con este animal?

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  2712  veces

4 Respuestas a “Physalia physalys, la carabela portuguesa, no es una medusa sino una colonia de hidroides”

Rubén dice:


Hola Diego ¿qué tal de vacaciones?
Estuve leyendo este articulo sobre la carabela portugesa y me parece muy bien que expliques este invertebrado. Pues me sorprendió que no sea una medusa ya que en el colegio nos lo explicaron así.

Yaiza dice:


¡Qué interesante! Nunca había escuchado o leído que la carabela em realidad no es una medusa.
Creo qu el hecho de que este tipo de animales estén llegando al mar Cantábrico demuestra que el calentamiento global no es nada inventado para asustar.

Alejandro dice:


Me parece interesante este invertebrado ya que nos han invadido nuestras playas del cantabrico y son muy venenosos.

Jonathan dice:


Me sorprendio mucho que ese invertebrado pueda ser carnívoro y muy peligroso en el Cantabrico pues me parece animal muy raro y poco frecuente.
Me gusto mucho este artículo por que aprendiívarias cosas.

Deja una Respuesta


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.