Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

El bosque de Moal, la antesala de Muniellos

 

Moal se encuentra a 19 km de la Villa-capital Cangas del Narcea. Su principal actividad económica fue durante la segunda mitad del siglo XX la minería del carbón de antracita, junto con la agricultura y la ganadería.

Elvira Montoya nos mostró el bosque de Moal, la antesala del bosque de Muniellos, sin salirnos apenas de la pista forestal que discurre paralela al río Muniellos, que nace en la Reserva del mismo nombre. Aquí empezamos a estudiar la riqueza natural del Bosque Cantábrico Asturiano, que los usos tradicionales ha sabido respetar.

Hórreos y paneras

 

Edificaciones auxiliares de la casería, construidas sin clavos y sin puntas.

 

 

En esta zona presentan características propias como los pegollos de mampostería, las cubiertas de pizarra y las bellas decoraciones talladas que los adornan.

 

Cortinales

Huertos alargados cerca de la casa y próximos al río, ocupados actualmente por hortalizas (berzas, fréjoles, nabizas…), pero antiguamente dedicados a los cereales panificables de invierno como la escanda y el centeno.

Prados de siega y de diente

De ellos, el ganadero obtiene tres cosechas (dos de diente - en primavera y otoño - y una de siega - en julio) con las que alimentar a las Vacas Asturianas de los Valles (como las de la fotografía).

Esta cosecha es posible gracias al riego con agua rica en sales minerales procedente de los canales de agua paralelos al río y de los banzaos o estacadas hechas de troncos de aliso.

 

Los prados están rodeados por muros de piedra, sin argamasa, construidos con los cantos rodados del río.

 También pueden estar rodeados por setos vivos (”sebes“) de arbustos como el espino blanco y los avellanos.

En los prados también se encuentran árboles muy valorados por la población de la zona como los cerezos (ahora en flor-foto superior e inferior-) y los nogales.

El río Muniellos y su bosque de ribera

El río Muniellos discurre por esta zona de la España silícea de suelos ácidos, donde dominan los sustratos silíceos de origen paleozoico. Forma así:

  • Valles en V con prados en los terrenos de pizarras y areniscas.

 

 

  • desfiladeros de cuarcitas, rocas duras difíciles de erosionar, en las que el río se encaja.

 

 

En el curso medio, en Moal, nos fuimos encontrando, por este orden:

- Alisos.

 

Esta película necesita Flash Player 7

- Fresnos.

- Avellanos.

- Arces.

Pero en el curso alto, donde ya no aparece el aliso, hallamos sauces.

Esta película necesita Flash Player 7

En algunas zonas, el bosque de ribera se ha talado o simplificado para la creación de los cortinales y de los prados, dejando solo la hilera del borde para sujetar la tierra en las crecidas.

En las aguas abundan las truchas e incluso se puede observar la presencia de la protegida nutria. Los mustélidos son frecuentes, pues lo indica la presencia de heces en los bordes cercanos al río. Pero, además, viven aquí culebras de collar, anfibios, lavandera cascadeña, lavandera blanca, mirlo común, mirlo acuático…

Rebollares y cortines

En laderas de solana observamos rebollos cantábricos (Quercus pyrenaica) cubiertos del liquen Usnea barbata y con su característica corteza cuarteada.

Este árbol monoico de hoja tomentosa (para retener el rocío del verano) y muy lobulada no ofrece sus bellotas hasta que alcanza los 20 años de edad. Es muy valorado por la gente local pues se usa para leña, cama para el ganado y alimento para las cabras.

Observamos en los ejemplares jóvenes el proceso de marcescencia, es decir, la permanencia en otoño y en invierno de las hojas secas en el árbol.

El sonido del arrendajo (glayu, pegu ranciu) es frecuente, pero es tan difícil de ver como el oso, el lobo y corzo. El venado no está cómodo en estos bosques pues su cornamenta le dificulta el desplazamiento por el mismo.

En estas laderas de solana hallamos, para proteger las colmenas (”truébanos”) del  los ataques del oso pardo cantábrico, el cortín o recito circular de piedra en seco, sin argamasa, de 2-3 metros de altura y que se remata con un saledizo de grandes losas de pizarra.. Las colmenas se colocan en filas sobre escalones de piedra y sólamente se puede acceder a ellas, desde el exterior, por una escalera.

La abejas fabrican una miel oscura, espesa y  muy apreciada, con las flor del brezo y del roble; los campesinos la usan para endulzar, por ejemplo, el requesón.

Castañedo o castañar y las corripas o corras

En la ladera fresca de umbría se sitúan los castaños, en cuyos sotos donde se observan corripas - pequeñas construcciones de planta circular y cerramiento de mampostería de piedra de 1 metro de altura, que sirven para almacenar los erizos del castaño recogidos en octubre y noviembre, dejándolos allí curar hasta que se desprenda más fácilmente su fruto (en la primavera). Llegado el mes de mayo, se recogen y ya se pueden comer las famosas “castañas mayucas“-.

Abedules

 

Los abedules (Betula celtiberica y Betula pendula) son característicos de suelos ácidos como el rebollo.

Musgos y líquenes

La gran humedad permite el crecimiento de musgos, hepáticas y líquenes.

Uso artesano de la madera del bosque: txileiros y madreñeiros

La madera se empleó en esta zona por artesanos de gran prestigio, entre otros:

  • Txileiros del Valle Cunqueiro, maestros del torno que elaboraban útiles imprescindibles en otro tiempo en cualquier cocina.

  • Madreñeiros, que fabricaban el calzado con el que siglos atrás se recorrían las embarradas caleyas de los pueblos.

 

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  1984  veces

Deja una Respuesta


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image


Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.