Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Archivo de la Categoría “Plantas de Asturias”

Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias

Esta es la información que trabajamos en el aula antes de la visita al Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y al Bosque de Muniellos:

 

 

El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias fue declarado:

 

  • Parque Natural en 2002, por ser un área natural poco transformada por la explotación (no existe industrialización) y la ocupación humana (escaso número de habitantes que utilizan una economía tradicional) que, en razón a la belleza de sus paisajes, la representatividad y variedad de sus ecosistemas, la singularidad de su flora, la peculiaridad de su fauna y sus interesantes formaciones geomorfológicas, posee unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente. Está gestionado por la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias.

 

  • Reserva de la Biosfera en 2003, reconocimiento internacional otorgado por la UNESCO debido a su altísimo valor ecológico inalterado por la mano humana.

 

Este Parque Natural es el de mayor extensión de Asturias. Pues ocupa una amplia extensión del suroccidente asturiano, a lo largo de la Cornisa Cantábrica.

(Pueblo de Moal dedicado a la ganadería tradicional)

En su interior se encuentran otros dos espacios naturales de gran interés:

 

  • La Reserva Natural Integral del Bosque de Muniellos, actualmente uno de los mejores ejemplos de bosque caducifolio, que en otros tiempos cubría la mayor parte de la superficie de Asturias. Es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa, con una variada vegetación, especialmente de líquenes (más de 1000 especies) y un reducto de especial valor para la fauna, por estar presente la mayor parte de las especies que pueblan la montaña cantábrica.

 

  • La Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbás, uno de los mejores ejemplos de modelado glaciar de la Cordillera Cantábrica, que cuenta, además, con una excelente representación de ecosistemas subalpinos, complejos de turberas y lagunas de excepcional interés. Es asimismo un corredor biológico del oso pardo primordial para su supervivencia.

En la zona de Cangas del Narcea, el relieve es abrupto y accidentado al paso del río Narcea y sus numerosos afluentes, espacios ideales para la pesca de la trucha y el salmón. En esta área se encuentra incluido parte del fascinante bosque de Muniellos, cuya visita se mantiene restringida para preservar intacta su naturaleza excepcional. En otras masas forestales del concejo está permitida la caza de algunas de sus numerosas especies salvajes como el corzo o el jabalí.

En el concejo de Degaña abundan las altas sierras y los verdes valles, algunos de modelado glaciar. Su paisaje constituye uno de los ecosistemas más típicos de la Cordillera Cantábrica. Destacan en él los robledales y otras especies, como abedules, tejos, acebos… así como su fauna salvaje, en la que se incluyen especies amenazadas como el oso, el gato montés y el urogallo. Degaña es, a su vez, una Reserva Regional de Caza muy apreciada por los amantes de esta disciplina.

Ibias es una zona con gran relieve montañoso, que sin ser demasiado abrupto, dota al paisaje de gran belleza y riqueza vegetal. El monte de Valdebois, en el bosque de Muniellos, es su enclave más importante. Las fuentes del río Ibias y sus afluentes bañan las sierras de suaves lomas (”campas o chaos”) y valles de aguas cristalinas. Ibias cuenta con testimonios que demuestran su población en el Neolítico y en la época castreña y romana. Dólmenes en Pradías y Chao Leda funden historia, cultura y arte con la naturaleza espectacular de parajes como Muniellos o los Ancares. Destaca en todo el concejo la arquitectura popular, de hórreos y pallozas, que son una evolución de la casa castreña.

(Cortín en l ladera de solana del bosque de robles)

 

Localización

 

El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias se encuentra en el sector suroccidental de Asturias y recorre los concejos de Cangas del Narcea, Degaña e Ibias. Delimita al sur con la Cordillera Cantábrica y al este con el Parque Natural de Somiedo.

Abarca completamente el curso alto de los ríos Narcea  e Ibias y sus afluentes desde su nacimiento en Collado Alto hasta la zona de Rengos. Los afluentes incluidos del Narcea son los ríos Carabales, Junquera, Cibea, Naviego y Gillón por la ribera derecha y por la ribera izquierda los ríos Coto y Muniellos. El río Ibias, afluente del río Navia, incluye la zona de la sierra de Degaña y la de La Candanosa.

Dentro del parque están las sierras de Degaña, Rañodoiro, Oballo, Cazamosa, Caniellas, Soldepuesto y Genestoso.

 

Clima

Destaca esta zona por un clima de influencia continental (heladas en invierno y temperaturas elevadas en verano) más seco y soleado que el resto de la región, lo que permite la producción vitícola.

Flora

 

El Parque es ideal para el estudio del Bosque Cantábrico Asturiano por la gran extensión de frondosos robledales y hayedos.

El hayedo más importante, por su tamaño y estado de conservación, es el del valle del Hermo, que ocupa 10 kilómetros de ladera en las zonas más sombrías de las montañas, donde hay una gran humedad que permite el crecimiento de musgos y líquenes. Son también representativos los bosques de las cabeceras de los ríos Ibias y Molín.

Los robledales se distribuyen por toda la zona, siendo el máximo exponente de roble albar, el bosque de Muniellos.

(Rebollos cubiertos de líquenes)

Por Degaña, la cuenca alta del Naviego o la subida al puerto del Connio, abundan los abedules.

En la alta montaña, la vegetación está constituida por matorrales de enebros, brecinas y arándanos, siendo muy característicos los del Cueto de Arbás, donde destaca la flora relacionada con charcas, lagunas y zonas de pasto.

Entre las plantas de las turberas encontramos el helecho juncal (Isoetes velatum subsp. asturicense), el nenúfar amarillo pequeño (Nuphar luteum subsp. pumilum) y el junco filiforme (Juncus filiformis).

 

Fauna

 

El elemento más representativo de la fauna del Parque es, sin duda, el oso pardo cantábrico. Las condiciones de la zona, sus extensos bosques y las áreas de refugio poco accesibles, se convierten en un excelente lugar para su desarrollo y supervivencia. También el lobo mantiene una población destacada, con áreas estables de cría y de grupos familiares de relativa importancia. Y, en las grandes extensiones de bosques y matorrales encontramos numerosos corzos y rebecos.

En la mayor parte de los ríos, en cuyas aguas abundan truchas y salmones, se puede observar la presencia protegida de la nutria.

Una amplia zona se ha declarado zona de especial protección para las aves (ZEPA de Degaña-Hermo y ZEPA del Bosque de Muniellos). Se debe destacar el urogallo (Tetrao urogallus) o el pico mediano (Dendrocupus medius), azor (Accipiter gentilis) o el gavilán (Accipiter nisus).

 

¿Sabías que en los Concejos de Cangas del Narcea, Degaña e Ibias…

 

  • El agua mueve ingenios hidráulicos desde tiempo inmemorial como los molinos harineros, los mazos, donde se trabajaba artesanalmente el hierro para los aperos de labranza, clavos, herraduras, carros, etc.?

  • Existen importantes vestigios de la explotación minera romana del oro (asentamientos castreños vinculados a la actividad)?

  • Hay lugares donde el dramaturgo de la Generación del 27, Alejandro Casona, disfrutó su niñez?

  • Hay “Caminos reales“, rutas a través de las montañas que, desde épocas remotas, unen el territorio?

  • Se produce el único vino que se elabora en el Principado de Asturias, que posee la Indicación Geográfica Vino de la Tierra de Cangas?

  • Se elabora la cerámica negra en los tornos del pueblo Llamas de Mouro (xarras, escudiel.las, ol.las, queiseras, tarreñas, penadas…) que, aunque actualmente sólo se realiza en un taller, antaño se hacía en 17?

 

Árboles del bosque de ribera II: alisos

Ya conocimos el bosque de ribera en la salida de campo para el estudio geológico y ecológico del concejo de Aller realizada el 29 de octubre. Pero el objetivo ahora es la identificación de los distintos árboles que lo componen mediante el estudio de su corteza, hojas, flores y frutos.

 

La foto inferior corresponde a alisos del bosque de ribera del río Aller a su paso por Moreda.

Clasificación

DIVISIÓN: Magnoliophyta (Magnoliófitas).

CLASE: Magnoliopsida (Magnoliópsidas).

ORDEN: Fagales.

FAMILIA: Betulaceae (Betuláceas).

GÉNERO: Alnus (del celta cerca de las aguas).

ESPECIES:    Alnus glutinosa (del latín pegajoso).

NOMBRE COMÚN CASTELLANO: Aliso negro, aliso común, alno, vinagrera.

NOMBRE COMÚN ASTURIANO: Umeru, humeiru, llumeru, omero.

NOMBRE COMÚN EN INGLÉS: Alder.

OTRAS SALICALES: Abedul.

(Dibujo tomado de Wikimedia)

 

 

El árbol caducifolio dominante de los bosques de ribera es el aliso y por eso se denominan alisedas. La aliseda también incluye fresnos y olmos y un estrato arbustivo con saúco, cornejo, hierba de san Roberto, cola de caballo y aguileña.

 

Su sotobosque permite identificar el tipo de suelo, pues en suelos ácidos (pizarras, cuarcitas y areniscas) abundan los helechos Osmunda regalis y la herbácea Carex laevigataa, y, en cambio, en los básicos (calizos) predominan las hierbas Allium ursinum o ajo de oso y Carex pendula.

 

Es muy higrófilo: requiere mucha humedad y frescura ambiental, por lo que se desarrolla en el borde del cauce o en zonas encharcadas: necesita tener sus raíces permanentemente embebidas en agua. Compite con los sauces en la colonización de estos lugares.

Aunque posee un sistema radical muy ramificado, el aliso está menos adaptado que los sauces para resistir las inundaciones y la sequía, así como para colonizar zonas pedregosas fluviales. Pero en los márgenes consolidados crece en altura por encima de los sauces (hasta 20 m) proyectando sobre éstos una densa sombra que impide su existencia.

Hojas

  • Alternas, de color verde oscuro, forma orbicular o redondeada truncada en el ápice y con el borde doblemente dentado.

  • Cuando brotan en primavera, resultan algo pelosas pero muy pronto se vuelven lampiñas.

  • Son pegajosas en estado juvenil.

  • Permanecen verdes hasta su caída.

  • Las hojas en fresco alivian los pies doloridos y sudorosos, y troceadas a modo de cataplasma provocan la retirada de la leche en las mujeres que crían.

 

Flores (imagen tomada de Wikimedia)

  •  Poco vistosas.

  • Masculinas y femeninas en el mismo árbol (monoico).

  • Aparecen antes que las hojas.

  • Las masculinas en amentos amarillo rojizos y péndulos.

  • Las femeninas en conos o pequeñas piñas ovoides de color pardo oscuro con cierto parecido al de las coníferas. Cuando las pequeñas semillas aladas son liberadas, los conos permanecen en el árbol, a menudo durante todo el invierno.

Frutos

  • En forma de piña.

  • Cuando se secan en otoño adquieren un color marrón.

Corteza

Resquebrajada y de color pardo oscuro, como se aprecia en la imagen tomada de Wikimedia.

Raíz

 

  • Carece de raíz principal diferenciada.

  • Raíces secundarias  horizontales.

  • Raíces terciarias verticales (para su función de anclaje y resistir avenidas y riadas).

  • En zonas muy húmedas el tronco emite unas raicillas adventicias rojizas con unos nódulos en los que viven unos hongos fijadores de nitrógeno atmosférico.

  • Emite chupones por la raíz par la reproducción asexual.

 

Uso de la madera

 

  • De color claro, pero al cortarla se vuelve color rojo-anaranjado y por eso en muchos países de Europa creían que este árbol estaba embrujado.

  • Blanda: se usa para fabricar ejes de los carros del país, madreñas (ver imagen tomada del blog Alysu) y útiles caseros.

  • Muy resistente en el agua y por lo que nuestros antepasados la utilizaban para realizar palafitos e incluso los cimientos de los edificios de Venecia.

  • Proporciona chapas de calidad en la industria del contrachapado.

  • Por su alta capacidad de admitir tintes se usa para imitar maderas nobles como ébano y la caoba.

  • Arde muy mal.

Árboles del bosque de ribera I: Sauces

Durante estas semanas, para celebrar el Día Mundial del Árbol (21 de marzo, primer día de primavera) y el Día Mundial del Agua (22 de marzo), y así recordar la importancia de proteger las superficies arboladas y los recursos hídricos, aparecerán en el blog una serie de artículos sobre los árboles del bosque de ribera, ecosistema que podemos visitar en cualquier momento ya que lo tenemos en las proximidades de nuestro Instituto.

Recuerda que el bosque de ribera o ribereño recibe varios nombres, entre ellos bosque galería, soto, sauceda y aliseda.

Ya conocimos este bosque en la salida de campo para el estudio geológico y ecológico del concejo de Aller realizada el 29 de octubre. Pero el objetivo ahora es la identificación de los distintos árboles que lo componen mediante el estudio de su corteza, hojas, flores y frutos.

 

Las saucedas son formaciones vegetales en las que domina el sauce, Salix sp.. La Sauceda de Buelles en el Río Deva en Peñamellera Baja (Asturias) es Monumento Natural.  En cambio, la de la Fresneda de Lugones (Asturias) está muy degradada por las carreteras que la rodean. La foto inferior corresponde a sauces del bosque de ribera del río Aller a su paso por Moreda.

Los sauces arbóreos más comunes en los valles de los cursos medios y bajos de los ríos asturianos son S. alba y S. fragilis.

En las zonas de montaña nos encontramos sauces arbustivos como S. eleagnos subespecie angustifolia, S. atrocinerea y el endemismo orocantábrico, S.cantabrica, en las proximidades de hayedos y robledales de montaña.

Los sauces se encuentran en el borde del río en contacto con el agua formando una banda estrecha. También colonizan los islotes y cascajares que quedan al descubierto en el interior del cauce. 

Sus funciones ecológicas como protectores del bosque de ribera son de gran importancia pues fijan los márgenes del cauce evitando o disminuyendo la erosión y los efectos de las inundaciones en las crecidas.

 Clasificación

DIVISIÓN: Magnoliophyta (Magnoliófitas).

CLASE: Magnoliopsida (Magnoliópsidas).

ORDEN: Salicales.

FAMILIA: Salicaceae (Salicáceas).

GÉNERO: Salix sp. (del latín mimbre o sauce).

ESPECIES:    S.alba, S. fragilis, S. eleagnos subespecie angustifolia,   S. atrocinerea, S. cantabrica

NOMBRE COMÚN CASTELLANO: Sauce.

NOMBRE COMÚN ASTURIANO: salguero, salgueiru, salguera, salguiru, brimba, blimba, mimbrera, blimal.

NOMBRE COMÚN EN INGLÉS: Willow.

OTRAS SALICALES: álamo y chopo.

(Imágenes de S. alba y S. fragilis obtenidas de Wikipedia).

Hojas

  

Observa en las fotografías superiores (tomadas de Wikipedia) las hojas lanceoladas: verde brillantes de S. fragilis, y con el envés gris plateado en S. alba. Ambas presentan sus márgenes finamente aserrados. Comienzan en primavera muy pilosas y después quedan glabras.

Flores 

Flores en amento (polinizadas por insectos), en diferentes árboles las masculinas y las femeninas, pues son árboles dioicos. Debajo puedes ver la imagen de los amentos masculinos de S. alba tomada de Wikipedia).

Frutos

El fruto es una cápsula ovoidea (ver en los dos dibujos del principio del artículo).

Ramas y corteza

Como se puede observr en la foto tomada de Wikimedia, las ramas se utilizan para hacer cestos de mimbre por su flexibilidad y resistencia. Y la madera también para cuencos, cucharas, jarras, madreñas…

 

En la imagen puedes observar la corteza del sauce, tomada de Wikimedia,  que se usaba para bajar la fiebre, pues de ella se obtiene el ácido acetil salicílico de la aspirina que reduce la sensación de dolor y posee propiedades antiinflamatorias y antipiréticas.

Adaptaciones morfológicas

Están adaptados a las inundaciones mediante rápido crecimiento, ramas flexibles que se inclinan al paso del agua, hojas estrechas y potente enraizamiento. 

  • Potente enraizamiento para evitar ser arrastrados por el empuje del agua durante las avenidas.

  • Flexibilidad de las ramas que impide su rotura en épocas de fuertes corrientes y se inclinan al paso del agua.

  • Hojas estrechas para ofrecer menos resistencia al paso del agua.

  • Hojas cubiertas de un denso tomento para evitar la pérdida de agua por transpiración pudiendo así desarrollarse en las lleras de los ríos, depósitos formados por materiales gruesos muy permeables y con escasa retención hídrica.

 

Adaptaciones fisiológicas

  • Crecimiento rápido para  colonizar eficazmente las áreas barridas por las riadas.

  • Facilidad para reproducirse asexualmente de forma que un solo árbol podría colonizar la ribera de un río.

  • Formación de las flores antes de la foliación para facilitar la fecundación cruzada y que las semillas estén listas en primavera cuando se producen las crecidas por fusión de las nieves que dejan libres nuevas tierras para la germinación de las semillas.

  • Abundan las formas híbridas fértiles que aumentan la variabilidad genética y las posibilidades de adaptación a un medio cambiante.

 

Estudio del bosque de ribera en el Concejo de Aller

En la salida de campo del mes de octubre estudiamos los bosques de ribera o ribereños del concejo de Aller, que reciben támbién otros nombres, entre ellos   bosque galería, soto y aliseda. He aquí un resumen:

Los bosques ribereños son formaciones arboladas autóctonas caducifolias presentes hasta los 500 m de altitud y adaptadas a condiciones de inundación prolongada al requerir suelos húmedos (vegetación riparia). Crecen, por lo tanto, como su nombre indica, en las orillas de un río (principalmente en el tramo medio y bajo) o donde el agua del subsuelo es somera.  Son independientes del clima de la zona al no depender de las aportaciones de agua de lluvia, sino de la que toman directamente de las aguas subterráneas muy superficiales.

Constituyen un ecosistema clímax (maduro) asentado en un suelo formado por los propios aluviones del río (arenas, limos y arcillas) depositados en las avenidas y caracterizado por la falta de estructura, una buena aireación y la presencia constante de agua a escasa profundidad. Por eso, las plantas crecen con rapidez, puesto que disponen de agua suficiente. Además, muestran una capacidad de recuperación ante los incendios muy superior a la de los montes cercanos.

 

 

Soto (que etimológicamente significa arboleda a la orilla del río) al lado del IES Valle de Aller de Moreda.

Vegetación del bosque de ribera

En la foto inferior vemos el bosque galería del Río San Isidro. El nombre “galería” proviene del hecho de que su vegetación exuberante cubre al río formando una especie de túnel, pasillo  o corredor, como en la galería impenetrable de una mina en la que solamente el río puede abrirse paso.

La vegetación del bosque en galería (principalmente de sauces y alisos) se dispone en bandas paralelas en los márgenes del cauce del río en función de las necesidades de humedad y de la resistencia a los desbordamientos del río. De forma que el estrato arbóreo y el herbáceo entretejen sus ramas de forma impenetrable.

Las más exigentes en agua son las más cercanas al río, que hunden sus raíces en el mismo cauce (sauces), mientras que las menos exigentes aparecen alejadas varias decenas (a veces hasta cientos) de metros (el aliso, y luego chopos o álamos, el fresno, el olmo). Aún más separados del río pueden ser frecuentes las choperas artificiales, plantadas para obtener madera, como la que vemos a continuación, perteneciente a la senda fluvial de Moreda.

El árbol dominante es el aliso y por eso se denominan también alisedas. Su sotobosque permite identificar el tipo de suelo, pues en suelos ácidos (pizarras, cuarcitas y areniscas) abundan los helechos Osmunda regalis y la herbácea Carex laevigata, y, en cambio, en los básicos (calizos) predominan las hierbas Allium ursinum o ajo de oso y Carex pendula.

Otras formaciones vegetales que se encuentran en el bosque de ribera son las zarzamoras (Rubus ulmifolius), el espino blanco o majuelo (Crataegus monogyna) y rosales silvestres (Rosa spp.)

La distribución de la vegetación en una catena es la siguiente:

1 Sauce.
2 Aliso.
3 Chopo o álamo.
4 Fresno.
5 Olmo.

Por encima de los 500 m los bosques de ribera toman la vegetación de los bosques próximos: fresnos, avellanos, arces…

Fauna del bosque de ribera

Los bosques en galería, como este de las Foces del Río Aller, crean un microclima suave y permiten una diversidad de plantas y animales más alta que en las zonas adyacentes, dando así cobijo a gran cantidad de animales, y particularmente de aves.

La existencia de una abundante y variada vegetación y la presencia de agua y de numerosos insectos que desarrollan parte de su vida en el medio acuático (libélulas, caballitos del diablo, efémeras, coleópteros acuáticos, etc.), son factores que favorecen especialmente la abundancia de aves, anfibios (ranas, sapos, tritones, salamandras) y serpientes (como las culebras de agua o de collar del género Natrix). En los cauces hay peces que se alimentan de insectos, que a su vez contribuyen también al alimento de otros animales como el martín pescador, las garzas, las garcetas o la nutria. Se complementan así unas cadenas tróficas muy variadas y complejas.

También pueden existir en el agua del río:

  • Crustáceos como el cangrejo rojo americano, especie introducida que ha desplazado al endémico cangrejo ibérico (Austrapotamobius pallipes lusitanicus).

  • Moluscos como la almeja de río (Unio sp.).

Entre la vegetación de los sotos vuelan numerosas especies de aves como el jilguero o el verderón. El milano negro puede criar en ellos, al igual que el ratonero, el cuco, el autillo, la oropéndola, el martín pescador, el mirlo acuático, la lavandera cascadeña, el ruiseñor, el papamoscas, o diversas anátidas, como el ánade real.

Por estas alisedas merodean mamíferos insectívoros como el erizo común, el ratón de campo o la rata de agua, aunque localmente también pueden encontrarse algunas especies  como la nutria o el turón.

Cabe destacar la presencia de aves migratorias que siguen las vías fluviales y que buscan también refugio en los sotos, como la garceta común (Egretta garzetta) y el cormorán (Phalacrocorax carbo).

No olvidemos que el bosque de ribera, une el río con los ecosistemas de su alrededor, por lo que resulta un compendio de especies de la fauna pertenecientes a otros ambientes: bosques, marjales, roquedos o los mismos cultivos circundantes aportan especies que encuentran aquí refugio o lo utilizan como zona de alimentación, formando un rico puzzle faunístico de gran valor.

Importancia de los bosques de ribera 

Los bosques galería, como los que discurren por el río Aller, son considerados hábitats de interés comunitario por la Unión Europea y forman un conjunto con una alta biodiversidad.

Esta vegetación influye de manera fundamental en el control de la entrada de energía al río, bien a través del aporte de restos vegetales, como fuente de alimento de muchos invertebrados acuáticos (interesante índice de contaminación) o a través de la regulación de la iluminación, controlando el crecimiento de las algas y plantas acuáticas. También lo hace con la temperatura del agua, que regula los ciclos biológicos e influye en la solubilidad de los gases, especialmente del oxígeno.

La vegetación de ribera actúa de filtro en el suelo e inmoviliza y metaboliza muchas sustancias contaminantes, que pueden llegar por el agua desde los ecosistemas adyacentes. Interviene secuestrando sustancias como los compuestos nitrogenados, metales pesados, etc., que son incorporadas por las raíces al crecimiento, y una vez fijadas son fácilmente desactivadas por los microorganismos que mineralizan los tejidos vegetales tras la muerte de las plantas.

Además, amortigua las riadas y controla la erosión,  a través de la sujeción del suelo, manteniendo la forma del cauce y reduciendo la entrada de tierra en él y permitiendo  la sedimentación del limo, fijando con sus raíces los márgenes naturales del río.

Por otro lado, ofrece refugio tanto a los organismos acuáticos, a través de sus raíces, como a los terrestres, de forma que la totalidad del bosque de ribera es como un corredor biológico que facilita la movilidad de las especies de distintos ecosistemas  y el intercambio genético entre poblaciones aisladas.

También proporcionan variedad al paisaje introduciendo un contraste de formas y colores en el entorno circundante y crean un microclima más suave que el de las zonas que los rodea.

Acción humana y amenazas: degradación del bosque

La deforestación de las riberas está ocurriendo desde tiempos remotos pues los sotos han sido intensamente explotados por el hombre ya que el arbolado aquí es de rápido crecimiento. Por eso, el paisaje de nuestras riberas está marcado por la acción humana que ha ido reduciendo su distribución hasta el estado actual para:

(Alumnado trabajando en el soto del Soto y Santana)

  • La roturación de sus fértiles márgenes para su aprovechamiento como cultivo y como prados, por ser zonas fértiles, húmedas, llanas y con posibilidades de riego.

  • Los poblamientos humanos y posteriormente las urbanizaciones, por su microclima más benigno en verano y para el abastecimiento de agua.

  • La instalación de zonas industriales y de servicios.

  • La extracción de áridos.

  • Lugares de recreo, por el fácil acceso.

  • La disponibilidad de madera y leña, pues los árboles de ribera son de crecimiento rápido.

  • Las obras de ingeniería: canalizaciones que regulan el caudal de los ríos y evitan las inundaciones, construcción de embalses…

  • Las vías de comunicación.

Todo esto ha contribuido a erosionar los suelos de ribera, a aumentar la velocidad del agua en las avenidas y, al desaparecer estos árboles, también ha desaparecido el refugio que tenían muchos animales y uno de los paisajes singulares.

Otros bosques de ribera españoles

En el próximo artículo veremos información y fotos de los principales árboles del bosque de ribera.

¿Qué peces, anfibios, reptiles, aves, mamíferos, insectos… has identificado alguna vez en los bosques de ribera del concejo de Aller o en los de tu localidad? Desde las ventanas de nuestro IES podemos contemplar garzas, garcetas y ánades como los de la fotografía.

Salida de campo para el estudio geológico y ecológico del concejo de Aller

 

 

El 29 de octubre, el alumnado de 4º de ESO que cursa Biología y Geología/Ámbito Científico-tecnológico ha realizado una salida de campo por el concejo de Aller, siguiendo el valle fluvial del río del mismo nombre, para estudiar su geología y su ecología y así poner a prueba todos los conocimientos sobre Ciencias de la Naturaleza adquiridos en la secundaria. Aunque el tiempo no acompañó, pues a partir de las 12 del mediodía el agua hizo presencia dificultándonos la observación y el fotografiado del paisaje.

Desde las ventanas de nuestro IES podemos contemplar aves acuáticas como garzas, garcetas o estos ánades reales o “azulones”.

El verdadero organizador de la actividad fue el profesor Juan Luis Rodríguez López (del departamento Biología y Geología), pues no sólo confeccionó la guía para el alumnado sino que nos demostró en todo momento su  dominio de la geología y la botánica de la zona, como ya había hecho en otra ocasión durante el recorrido de las “Foces del Pino” (también en el concejo de Aller), catalogado como Monumento Natural, al igual que el Tejo de Santibañez de la Fuente.

Foces del río Aller.

 

Objetivos principales:

 

  • Valorar de la importancia del conocimiento del entorno para contribuir a su conservación y disfrute, rechazando algunas prácticas que tienen incidencia negativa en el medio ambiente.

  • Observar la diversidad biológica y geológica del entorno cantábrico.

  • Comprender las diferentes funciones que desempeñan los vegetales en los ecosistemas.

  • Observar el cambio de vegetación con la altitud.

  • Identificar los árboles más comunes de Asturias.

  • Identificar las rocas más comunes de la zona.

  • Medir altitudes y buzamientos de los estratos.

  • Analizar los distintos paisajes modelados por los agentes geológicos externos.

  • Analizar los riesgos geológicos como deslizamientos de ladera, aludes e inundaciones, así como los procesos que los pueden originar.

 

 

Estudiando el río y el bosque mixto y de ribera en Soto-Santa Ana

Algunos datos de interés sobre el concejo de Aller:

 

  • Extensión: 375 km cuadrados.

  • Población: 13000 habitantes aproximadamente.

  • Capital: Cabañaquinta (1500 habitantes aproximadamente).

  • Núcleos urbanos más poblados: Moreda, Caborana, Oyanco, Boo (en ellos vive el 60% de la población).

  • Situación: Sur de Asturias, en el oriente de la Cuenca Carbonífera Asturiana.

  • Pluviosidad media anual: 1200 mm a más de 1700 en las zonas altas.

  • Altitud: Fuerte orografía (concejo de montaña) desde los 350 m a 2104 m (Pico Torres).

  • Hidrografía: Río Aller que recibe aguas de los Ríos San Isidro y Negro. El puerto de San Isidro (a 1520 m de altitud y límite de Asturias con León) es una divisoria de aguas o de drenaje, unas van al Duero y otras al Aller. En él se encuentran dos estaciones de esquí, la de San Isidro en la vertiente leonesa y la de Fuentes de Invierno en la asturiana.

 

Bosque mixto y de ribera.

Contenidos trabajados:

(Se irán subiendo, progresivamente, artículos sobre los mismos al blog).

Lugares de parada para el estudio del la naturaleza del concejo:

Moreda, Soto, La Paraya, Foces del Río Aller, Río Frío, Puerto San Isidro, Cebolledo.

 

Ver mapa turístico del concejo de Aller.

 

 

Con esta salida al campo pretendemos estudiar el paisaje, es decir, el aspecto que percibimos de un conjunto de elementos tanto geológicos como naturales. Y para ello utilizamos lo que tenemos más cerca, el Concejo de Aller.

Colmenas en las foces del río Aller.

¿Qué te parece la geología y la ecología de este concejo asturiano en el que no viven más de 13000 personas?

Senderismo por el Monumento Natural “Foces de El Pino” en el concejo de Aller

Quiero comenzar el nuevo curso en el lugar donde lo dejamos la mañana del 16 de junio, realizando una salida de campo programada en colaboración por los departamentos de Biología y Geología, Educación Física y Orientación del IES Valle de Aller para el alumnado de 3º de ESO. En ella participó profesorado de los tres departamentos:

  • Juan Luis Rodríguez López (Biología y Geología).

  • Diego Fernández Trelles y Graciela Bances González (Educación Física).

  • Diego Fernández Díaz (Orientación).

El objetivo era combinar  contenidos de varias disciplinas, con la intención desarrollar en el alumnado aprendizajes integrados de cara a la adquisición de competencias básicas: la práctica de la actividad física (senderismo) unida al conocimiento del entorno (botánica, zoología, ecología, geología) y la convivencia. Para ello, previamente el alumnado había trabajado en el aula los siguientes contenidos:

  • Clasificación de las rocas.

  • Meteorización de las rocas.

  • Formas de modelado del paisaje.

  • Origen de las rocas sedimentarias.

  • Interpretación de mapas topográficos.

  • Biodiversidad.

  • Normas y medidas de seguridad, equipamiento y alimentación en relación con el senderismo.

Ya durante la propia salida se trabajaron aspectos relacionados con:

  • Especies arbóreas más representativas en función de la altitud: Bosque de ribera, bosque mixto, hayedos, piornales y especies rupícolas.

  • Fauna: Tritón palmeado y gasterópodos rupícolas.

  • Estratigrafía de la Formación Lena del Carbonífero.

  • Relieve kárstico.

  • Senderismo.

Esta película necesita Flash Player 7

Quiero destacar antes de continuar:

  • La correcta actuación del alumnado, su esfuerzo en la ruta de senderismo y su trabajo sobre la guía de campo.

  • El dominio botánico, zoológico y geológico de la zona por parte del profesor de Biología, Juan Luis, así como la práctica guía que nos confeccionó.

Desde Moreda, siguiendo la carretera que nos lleva a Cabañaquinta, a Fuentes de Invierno y al Puerto de San Isidro, no tardamos más de media hora en llegar (en autobús) al pueblo de El Pino, donde comienza la ruta de senderismo por el monumento natural asturiano de las Foces de El Pino.

Sobre el puente que atraviesa el río San Isidro, y que da inicio a la sinuosa senda, pudimos observar algunos árboles característicos del bosque de ribera o bosque galería:

  • Aliso (Alnus glutinosa).

  • Sauce blanco (Salix alba).

  • Salguera cabruna (Salix cabruna).

 

Esta película necesita Flash Player 7

Una vez cruzado el puente, a mano derecha, intentamos ver en el abrevadero algún ejemplar de tritón palmeado (Triturus helveticus), aunque nos fue imposible. Lo conseguimos en otras fuentes que nos encontramos al borde del camino a lo largo de la ruta. También se pueden ver otros anfibios como la rana común y el sapo común.

Según vamos caminando nos paramos para recolectar algún “miruéndanu” (fresa silvestre), observar un extenso hayedo a ambos lados del valle, brezales y pastizales y anotar especies de árboles del bosque mixto:

  • Avellano (Corylus avellana).

  • Fresno (Fraxinus excelsior).

  • Arce (Acer pseudoplatanus).

  • Negrillo (Ulmus minor).

  • Castaño (Castanea sativa).

  • Roble albar (Quercus petrea)

  • Roble carvallo (Quercus robur).

  • Tilo de hoja pequeña (Tilia cordata).

  • Tejo (Taxus baccata).

  • Arraclán (Frángula alnus).

Esta película necesita Flash Player 7

En una de esas paradas visualizamos un afloramiento rocoso del Carbonífero medio (Westfaliense) formado hace unos 300 millones de años y que pertenece al denominado Grupo Lena. Pudimos apreciar en el estudio de dicha estratificación las siguientes rocas: areniscas, lutitas, pizarras, calizas y capas de carbón.

Una hora después de haber comenzado la senda ya nos encontrábamos en las Foces (hoces) para estudiar in situ el karst producido por la disolución indirecta del carbonato de calcio de las rocas calizas debido a la acción de las aguas ligeramente ácidas (por su contenido en dióxido de carbono): El ácido carbónico presente en el agua reacciona con el carbonato de calcio para formar bicarbonato de calcio, soluble en agua.

Además es posible observar formas erosivas como pilancones o marmitas de gigante.

Esta película necesita Flash Player 7

Estas son las fotos del angosto y estrecho desfiladero de paredes casi verticales, que en algunos puntos no tiene más de seis metros de anchura, que forma el río Pino en su tramo medio ofreciéndonos un bello espectáculo de numerosos saltos, rápidos y cascadas de potente acción erosiva, pues en menos de 5 km salva un desnivel de más de un kilómetro (1200 m).

Esta película necesita Flash Player 7

Si tienes suerte en el río puedes encontrarte con la trucha común (Salmo trutta), la nutria (Lutra lutra) y el mirlo acuático (Cinclus cinclus).

Adheridos a las rocas calizas de “les foces” nos encontramos:

  • Fauna rupícola, como los pequeños caracoles del género Conchlostoma y los reptiles lagarto verdinegro y lagartija roquera.

  • Flora rupícola, que no es destacable por su abundancia a causa de la verticalidad de las paredes de caliza y lo masivo del roquedo: únicamente algún tejo (Taxus baccata) y pequeños ejemplares del arbusto escuernacabras (Rhamnus alpina), creciendo en las escasas fisuras de la roca.

El sendero a lo largo de las foces está pavimentado con anchas losas de caliza y es la vía por la que los vecinos de El Pino y proximidades acceden a los mayaos de Caniella, la Mermegona y Vegarada, a donde suben el vacuno durante los meses del estío. Por lo tanto, aunque se respira naturaleza salvaje apreciamos un valle de paisaje profundamente humanizado: extensas majadas, sembradas de cabañas y parceladas por muros de piedras, donde resuenan los mugidos de las vacas, los ladridos de los perros que acompañan a las cabras, cencerros y voces de pastores reuniendo a sus reses… Los fresnos, integrados por los pastores en la estructura de las majadas, y pequeñas masas de acebos salpican la subida a la Collada de Pando.

Esta película necesita Flash Player 7

Después de media hora más de senderismo por este monumento natural descansamos en la primera majada de ascenso a Caniella.

 

Esta película necesita Flash Player 7

Reanudamos la marcha a Caniella por un camino denominado la Cabritera para ver y oler la caliza fétida y observar el magnífico hayedo (Fagus sylvatica), las orlas de acebos (Ilex aquifolium) y espinera o espino albar (Crataegus monogyna), los abedules (género Betula), los serbales, los mostajos y los brezales, tojales, piornales y retamares de Calluna vulgaris, Daboecia cantabrica, Erica sp., Ulex europeaus, Genista hispanica subsp. Occidentalis, el endemismo cantábrico G. legionensis, Cytisus, etc. junto a los pastizales de alta montaña.

La niebla nos hace dar la vuelta en dirección a El Pino antes de llegar a Caniella (majada con cabañas y una buena fuente donde se puede descansar y acceder a la collada de Caniella, una hermosa atalaya desde donde se contemplan cumbres como el Estobín, Puerta Faro, Peña Redonda, etc.

Esta película necesita Flash Player 7

La fauna de este área es rica e interesante, encontrándose en el área de distribución del urogallo cantábrico (Tetrao urogallus). Pero otras aves que se pueden ver en la zona son: alimoche, buitre leonado, águila real, ratonero común, abejero europeo, cernícalo vulgar, bisbita arbóreo, bisbita alpino, avión común, avión roquero, chochín, acentor común, mirlo acuático, tarabilla común, petirrojo, colirrojo real, colirrojo tizón, mirlo común, reyezuelo listado, carbonero garrapinos, carbonero común, herrerillo común, arrendajo, corneja negra, cuervo, chova piquigualda, jilguero, pardillo común…
Aunque de mamíferos salvajes solamente pudimos ver huellas de jabalí (Sus scrofa), aquí se encuentran presentes especies como el lobo (Canis lupus), el zorro, el rebeco (Rupicapra rupicapra), el corzo (Capreolus capreolus), el ciervo (Cervus elaphus), el topo ibérico, los topillos, …

 

Esta película necesita Flash Player 7

USO EN EL AULA DEL ARTÍCULO:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, la biodiversidad, la naturaleza asturiana, los monumentos naturales, los ecosistemas de montaña, los bosques, los bosques mixtos, los bosques de ribera, los hayedos, la zonación vegetal con la altitud, los árboles, las hojas, las redes tróficas, el nicho ecológico, el Carbonífero, las adaptaciones, la flora y fauna rupícula, los brezales, los tojales, los piornales, las rocas calizas, el paisaje kárstico, el paisaje fluvial, el modelado del paisaje, los pastizales…

LLINGUA ASTURIANA: Al abordar los nombres comunes de los seres vivos de la zona y de la terminología ganadera.

LENGUA ESPAÑOLA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científico.

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de las especies, etc.

Si eres de la zona, la visitas frecuentemente, la conoces… no olvides aportar tus conocimientos y experiencias.

Lauráceas: Laurel (”lloréu”). La especia y el símbolo del triunfo que regalan ahijadas y ahijados asturianos a sus madrinas y padrinos

Con este artículo envío buenos deseos a mi ahijado Alejandro, a mis alumnos de Bachillerato de Luces, Badajoz, los Santos de Maimona y Zafra, y a todas aquellas personas que creen que todavía no han triunfado.

DIVISIÓN: Magnoliophyta (Magnoliófitas).

CLASE: Magnoliopsida (Magnoliópsidas)

SUBCLASE: Magnoliidae.

ORDEN: Laurales.

FAMILIA: Lauraceae (Lauráceas).

GÉNERO: Larus.

ESPECIE:   Laurus nobilis. (Laurus es el nombre latino del laurel).

NOMBRE COMÚN CASTELLANO: Laurel, laurel común, laurel noble, laurel de Apolo.

NOMBRE COMÚN ASTURIANO: Lloréu, lloreo, choríu, lloureiro, lloreru, llorín, alloru, alloriu.

NOMBRE COMÚN EN INGLÉS: Bay tree.

OTRAS LAURÁCEAS: alcanfor, canelo, aguacate y lindera.

Árbol perennifolio dioico (con pies masculinos y pies femeninos) y ornitocórico (se reproduce a través de las aves, que portan sus semillas), que se ramifica desde la base y que presenta ramas verdes, glabras y lustrosas de jóvenes pero que se tornan de color gris oscuro al envejecer. Se puede multiplicar por esquejes, tanto de raíz como de tallo (estacas).

El laurel es un árbol muy conocido en Asturias que procede de la cuenca del Mediterráneo y Asia Menor, habiéndose cultivado y naturalizado desde la antigüedad, por lo que su área natural en la Península Ibérica está poco definida.

Es el origen de numerosos topónimos asturianos como Llauréu (Grau), Lauredo, Laurante, Ladredo, Lloreda (Corvera), etc.

Existe un dicho antiguo que dice que “el que planta un laurel nunca lo verá crecer”, aludiendo al lento crecimiento de la planta, aunque en la cultura popular alude a la muerte del que lo planta.

HOJAS

  • Simples, alternas y con peciolo corto.

  • Oblongo-lanceoladas, con el borde en ocasiones algo ondulado, ápice agudo y base atenuada.

  • Color verde oscuro lustroso por el haz y más pálido y mate por el envés.

  • Nerviación pinnada, con el nervio principal bien visible en el haz y prominente en el envés.

  • Consistencia algo coriácea.

  • Aromáticas (olor penetrante y acre).

  • Pelos en las axilas.

  • Componentes activos: aceite esencial, cineol, engenol, lactona, sesquiceneol, taninos.

FLORES

  • Aparecen en marzo-abril.

  • De color amarillo pálido.

  • Dispuestas en umbelas sésiles de 4-6 flores en las axilas de las hojas.

  • Unisexuales y situadas en árboles distintos: unos masculinos (”lloreru”) y otros femeninos de hojas más anchas y más flor (”llorera”). La unisexualidad de las flores es debido a un fenómeno de aborto, y prueba de ello es la presencia de 2-4 estaminodios en las flores femeninas.

  • Masculinas con nectarios.

FRUTOS

  • Maduran a principios de otoño.

  • Bayas pequeñas ovoides exclusivas de los pies femeninos.

  • De color verde primero y negro brillante en la madurez.

  • Componentes activos: aceite esencial (cineol, pineno, linalol, geraniol, eugenol, terpineol, rabinero, limonelo, caufeno, p-cimeno), lactonas sesquitérpénicas y glicéridos de los ácidos láuricos, oleico, palmítico, linoléico.

HÁBITAT Y ECOLOGÍA

  • Crece en cualquier tipo de suelo pero en los sueltos calizos y bien iluminados es donde mejor se desarrolla.

  • Aparece como sotobosque en encinares como recuerdo de un clima más cálido de épocas pasadas, también en setos (”sebes”), cantiles, robledales oligotrofos y castañales, siempre que se trate de suelos secos. Es por lo tanto una planta característica de las comunidades de Querco-Fagetea.

USOS MEDICINALES

  • Antiséptico (el aceite extraído de sus bayas se utilizó en veterinaria para combatir los piojos y los ácaros).

  • Antirreumático, en forma de pomadas y linimientos, por las propiedades antiinflamatorias del alfa-pineno y beta-pineno.

  • Tratamiento externo de las afecciones de la piel contra afecciones causadas por hongos gracias a las propiedades fungicidas del ácido acético.

  • Regenerador de la epidermis en golpes, úlceras, quemaduras, acné,…

  • Bactericida, antitusivo y antibronquítico en afecciones del aparato respiratorio, debido al cineol (ácido acético, alfa-pineno y canfeno).

  • Antiarteriosclerótico, por los ácidos oleico, linoleico y láurico.

  • Regulador de la menstruación, disminuyendo las menstruaciones demasiado abundantes y favoreciendo aquellas que son pobres.

  • Diurético: favorece la eliminación de líquidos y toxinas (especialmente el ácido úrico) en caso de obesidad y enfermedades circulatorias, hepáticas, gota, artritis, reumatismo, etc.

  • Regenerador del cuero cabelludo y capaz de combatir la caspa, la seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello.

USO CULINARIO

  • Las hojas secas se usan como especia (la más utilizada en Asturias) para aromatizar platos diversos (arroz blanco, patatas guisadas, estofados de caza, cocidos, guisos, sopas, asados de cordero, preparados picantes, etc.).

  • En adobos con vinagre (escabeche) suaviza el sabor.

  • Como muchas otras hierbas utilizadas en la cocina (el romero, el tomillo), ayuda a facilitar la digestión (eupéptico) de los alimentos más pesados (legumbres y caza, por ejemplo) y a eliminar los gases, haciendo las legumbres menos flatulentas (carminativo).

  • No se debe servir al comensal la hoja cocinada pues, si la introducimos en la boca, puede cortarnos con facilidad. En Rubianu (Grau) existe la creencia de que el que encuentra en su plato la hoja de laurel no se casará en un año.

TOXICIDAD

  • No conviene tomar dosis altas de esta planta, pues puede resultar perjudicial en personas con estómago sensible, a las que les produce vómitos por sobreestimulación del aparato digestivo.

  • Las personas alérgicas a esta planta deben abstenerse de tomarla incluso cocinada.

  • Es una de las plantas que, en contacto con la piel, con más frecuencia producen dermatitis de contacto y fenómenos de fotosensibilización.

  • Cuidado de no confundir el laurel (Laurus nobilis) con el tóxico laurel cerezo o laurel real (Prunus laurocerasus).

RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN

  • Las hojas deberían recogerse después de la floración de la planta, aunque pueden recolectarse durante todo el año.

  • Los frutos se recogen cuando están bien maduros.

  • Hojas y frutos deben secarse a la sombra y guardarse en recipientes herméticos en un lugar oscuro y seco.

  • Las hojas no deben almacenarse más de un año pues pierden su aromaticidad.

CURIOSIDADES

  • En la edad media eran coronados con laureles los poetas y los artistas, y los doctores recibían una corona adornada con bayas de laurel (Bacaae lauri).

  • La palabra bachillerato deriva de Bacca laureatus (baya o fruto del laurel), el símbolo de los triunfos.

  • Las ramas cortadas del laurel y colocadas en los armarios ahuyentan a polillas y otros insectos, además de dejar un aroma muy agradable.

  • Una hoja de laurel colocada en la maceta mantiene alejados de ella a los insectos y parásitos no deseados.

  • En el S. XIX era costumbre introducir en las cartas que se enviaban con buenos deseos una hoja de laurel. El origen de esta tradición se encuentra en los pastores romanos: cuando se trasladaban con sus ganados recogían hojas de laurel que luego iban repartiendo a lo largo de su viaje a las personas con las que se encontraban en señal de paz, armonía y prosperidad (PAP).

  • Cuando se terminaba el tejado de una casa en construcción se celebraba colocando el “ramu” de laurel en lo más alto de la vivienda.

USO SIMBÓLICO, RITUAL Y MÁGICO

  • Nobilis, en latín, significa noble, notable, célebre, puesto que el laurel es símbolo de gloria, triunfo y victoria en las culturas mediterráneas desde la antigüedad: cuando Jesús hizo su entrada en Jerusalén, se le recibió con palmas y laurel; los griegos y los romanos lo utilizaban para realizar coronas con las que coronaban a los poetas y premiaban a los ganadores, tanto en el juego deportivo (olimpiadas) como en la batalla (la corona triunfal o laureola fue la distinción concedida al general/emperador victorioso que entraba en Roma. Consistía en un cerco de ramas, elaborado en un primer momento de laurel (de allí en latín: lavrĕa o laura), pero realizándose luego en oro. De aquí deriva Laura y laureado/a (que contemporáneamente se refiere a la persona que ha logrado cumplir y superar las exigencias de educación y cultura, especialmente al concluir los estudios de bachillerato y, sobre todo, los universitarios. Si alguien se “duerme en los laureles” significa que ha dejado de trabajar o de esforzarse en un asunto después de haber conseguido un triunfo.

  • Es un árbol que aparece consagrado al dios Apolo (rey de la sabiduría y del heroísmo). Ver Mitología: Apolo y Dafne.

  • Es el objeto simbólico preferido en la astrología para el signo Aries.

  • Existía la creencia de que este árbol no podía ser alcanzado por los rayos e incluso los alejaba, por lo que algunos romanos contaban con la presencia de unas ramas en las casas, que cogían en el momento de las tormentas para no ser alcanzados por alguna descarga eléctrica. También se cuenta que el emperador Tiberio César siempre que oía tronar se ponía en la cabeza una corona de laurel. Andrés de Laguna (1570) cuenta que en el año 1539 cayó en Roma, en el palacio del Duque de Castro, un rayo que destruyó un hermoso laurel que allí había. Como quiera que este hecho rompía con la histórica tradición de que el laurel alejaba a los rayos, se interpretó como “un muy infeliz agüero“, y pocos años después murió de forma trágica el propio Duque, que había caído en la codicia, y su hacienda se vio inmersa en la ruina y la tragedia.

  • En muchas culturas se han masticado hojas de laurel o se han quemado ramas de esta planta para provocar visiones proféticas o sueños clarividentes. Así, en Grecia las pitonisas y adivinos mascaban o quemaban el laurel en honor a Apolo antes de las ceremonias de adivinación.

  • Espiritualmente se ha considerado desde la antigüedad que hay una relación entre el laurel y la fortuna, por lo que desde hace muchos años se viene plantando cerca de las casas para que transmita esas virtudes a sus moradores. Albert Fargas cuenta que en el País Vasco se emplea la expresión “esta casa no tiene laurel” para hacer referencia a que sus moradores han caído en desgracia y se encuentran desamparados. Como el laurel se reproduce a través de las aves, se considera que cuando nace un laurel de forma natural junto a la entrada de una casa, los moradores de esta casa han sido escogidos por la fortuna y conforme el árbol se vaya consolidando y creciendo, también crecerán sus riquezas materiales y espirituales. El origen de esta tradición se encuentra en la antigua Roma, donde se cuenta que un águila enviada por Júpiter dejó caer en el regazo de Drusilla, mujer de Augusto, una gallina muy blanca, la cual llevaba a su vez en el pico una ramita de laurel cargada de frutos, que en los lugares donde se plantaron se multiplicaron las abundancias.

  • Es la hierba protectora y purificadora por excelencia: se dice que un laurel que crezca cerca de una casa, protege a sus moradores de la enfermedad, y que quemar hojas de laurel, solas o mezcladas con sándalo, puede deshacer maldiciones y malos encantamientos, o purificar las “malas vibraciones” de un hogar. Así, en Asturias se ha utilizado en prácticas mágicas o religiosas para desaojar o quitar el “agüeyamiento” o mal de ojo a los niños y para quitar los maleficios a las vacas. Además, los ramos de laurel benditos en la procesión del Domingo de Ramos sirven para preservarse de las tormentas eléctricas, proteger las casas, defender las cosechas y animales y curar los enfermos reumáticos.

  • En Asturias también se ha empleado en ritos funerarios depositando hojas y ramas de laurel en el fondo del ataúd, quizás como una primitiva forma de embalsamamiento pastoril.

  • En todas las localidades asturianas, y sus parroquias, se celebra el Domingo de Ramos la bendición de los ramos de laurel y romero y de las palmas ya que existe una tradición muy arraigada por lo cual los ahijados y las ahijadas llevan el “ramu benditu” (antiguamente adornado con caramelos, rosquillas de anís y naranjas) a los padrinos y a las madrinas pues con esta ofrenda se cree que les guardará de todo tipo de enfermedades y desgracias. A la semana siguiente, en el Domingo de Pascua, dichos ahijados recibirán, a cambio, el bollu“, (pan dulce, coleta de pan dulce, afilada, enfilada alfilada, bollo mantecado de Avilés, bollu de Pascua, siendo en la actualidad regalos de toda índole, incluso dinero en metálico). En Rubianu (Grau), por ejemplo, este pan dulce lo hacía la mujer de la casa en Pascua para familiares que vivían fuera del pueblo.

  • En Pola de Siero los ahijados regala a sus padrinos, el Martes de Pascua, el tradicional “Güevu pintu“.

MITOLOGÍA GRIEGA: APOLO Y DAFNE

Este mito, cuya transformación de Dafne relata Ovidio en sus “Metamorfosis”, ilustra el origen de uno de los símbolos típicos del dios Apolo, la corona de laurel.

Dafne, cuyo nombre significa “laurel” en griego, era una ninfa (hija del dios del río Peneo) consagrada a Artemisa, la diosa de la caza y hermana de Apolo, que había jurado no pertenecer jamás a ningún varón.

El bello Apolo (hijo Zeus y de Leto) era dios de la música y de la poesía y tocaba la lira. Afectado por una de las flechas de Eros, amaba a Dafne, pero ella no le correspondía y le esquivaba. Un día, el dios Apolo, la sorprendió cantando, y ella, al notar su presencia, dejó de cantar y quedó inmóvil por el susto, mientras buscaba con ojos aterrados un escondite a su alrededor. Apolo la sedujo con mágicas palabras de amor, y aunque Dafne le suplicó que se detuviera no escuchó su ruego. Entonces Dafne echó a correr por el bosque hacia las montañas, pero como no tenía a donde huir y viéndose indefensa, pidió ayuda a su padre o a Zeus. Comienza así a metamorfosearse entre los brazos del Dios: su suave piel se recubre de una corteza, sus uñas delicadas se alargan en hojas multiplicadas con mágica velocidad, sus cabellos y brazos forman un denso ramaje, el rostro desaparece detrás de la corteza y el cuerpo se transforma en tronco, de sus pies iban saliendo raíces que se hundían en la tierra y con las que quedó fijada, rígida e inmóvil. Apolo abraza tristemente el árbol y entre lágrimas declara que ese árbol será consagrado a su culto.

La más famosa de las obras inspirada en este relato mitológico es el grupo escultórico de estilo barroco de Lorenzo Bernini (1621-1623), quien con su arte captó el grito de horror y toda la angustia de la ninfa fugitiva, así como las diferentes etapas de sus cambios. Vista desde la espalda de Apolo, la figura de Dafne queda oculta, mostrándonos sólo el árbol de laurel en que se transforma, pero girando alrededor de la estatua tenemos una visión en el tiempo de la metamorfosis de la ninfa. Apolo es percibido como un muchacho andrógino, joven y delgado, con un peinado casi femenino y con el rostro perplejo por la metamorfosis, y que aunque predicaba la virtud griega de la armonía interior, la moderación y la sobriedad, aquí se muestra persiguiendo desesperadamente a su amor, en vano.

USO EN EL AULA DEL ARTÍCULO:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, la naturaleza asturiana, la naturaleza de la Península Ibérica, el bosque caducifolio, los tipos de hojas, los tipos de flores, los tipos de frutos, las plantas medicinales, las hierbas y plantas aromáticas, la alimentación,…

LLINGUA ASTURIANA: Al abordar los términos Lloreu, lloreo, choriu, lloureiro, lloreru, llorín, alloru, alloriu, la toponimia, las costumbres y tradiciones populares, el mal de ojo, los ritos, el Domingo de Ramos, el Domingo y Lunes de Pascua, los ramos, etc.

LENGUA ESPAÑOLA y LITERATURA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científico, la expresión “dormirse en los laureles”, Federico García Lorca, …

HISTORIA Y ARTE: Al abordar los símbolos, la mitología, la escultura, el barroco, Lorenzo Bernini, las costumbres y tradiciones populares, los ritos, etc.

CULTURA CLÁSICA: Al abordar la mitología, Apolo, Dafne, las Metamorfosis, Ovidio, etc.,

RELIGIÓN: Al abordar la mitología, la Semana Santa, el Domingo de Ramos,…

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de la especie, etc.

¿Qué usos tiene el laurel en tu localidad? Envía un comentario.

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.