Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Archivo de la Categoría “Biografías”

En el Año Internacional de la Diversidad Biológica se cumplen 30 años de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente

Este polifacético naturalista y gran comunicador burgalés, “fascinado” por el fenómeno vital de la Tierra, llegó a ser un referente mundial indiscutible de la protección del medio ambiente en los años 60 y 70 del siglo pasado y un hombre adelantado a su tiempo, pues sus ideas sobre conservación abarcaban todos los aspectos del ecosistema y era muy consciente de la importancia de mantener un equilibrio para el cual todas las piezas son imprescindibles: “todo en la naturaleza tiene su razón de ser y forma parte de un conjunto que al mismo tiempo es fácil de destruir”. Por lo tanto, este compromiso conservacionista le llevó a la defensa del equilibrio ecológico por encima de cada animal individualmente considerado.

Como en otros jóvenes de la época, Félix Rodríguez de la Fuente despertó mí la vocación por la investigación,  la conservación y la divulgación del medio ambiente: en mi caso concreto por la Zoología. Pero, el 14 de marzo de 1980, el día en que cumplía 52 años, y cuando se encontraba en los hielos de Alaska junto a su equipo de El Hombre y la Tierra (famosa serie que semanalmente se asomaba a las pantallas de TVE y que él mismo dirigía y presentaba) murió en un trágico accidente aéreo (por motivos nunca bien aclarados). Intentaba, quizás con alguna de sus locuras, tomar, como siempre, las mejores imágenes, en este caso de la “Iditarod Trail Sled Dog Race”, la carrera de trineos tirados por perros esquimales más importante del mundo. Seguramente, ese animal, por su parecido, le atraía tanto como el lobo, el símbolo de  la lucha de Félix Rodríguez de la Fuente, y en el que, según Miguel Molina, le gustaría reencarnarse cuando muriese.

La noticia de la muerte de este licenciado en medicina y autodidacta en biología, conocido como El Amigo de los Animales“, conmocionó a todo el país. Incluso el dúo musical infantil de moda, Enrique y Ana, le compuso una canción: “Mi amigo Félix“.

Este año, coincidiendo con la celebración del treinta aniversario de su muerte, la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente ha presentado la primera biografía autorizada de Félix Rodríguez de la Fuente. Para ello el autor, Benigno Varillas, ha tenido acceso a documentación inédita guardada en el despacho del naturalista.

Éstos son algunos aspectos que podríamos destacar de Félix (el David Attenborough de los años 60 y 70):

  • Era un luchador incansable que no se rendía nunca, y por ello, a pesar de las dificultades que encontró, llegó a lo más alto de su profesión. Por ejemplo, su serie El Hombre y la Tierra se convirtió en un referente mundial. Consta de tres partes:

    • La serie sudamericana (filmada en Venezuela, en el Orinoco y en el Amazonas).

    • La serie ibérica (compuesta de tres partes y de una cuarta inconclusa donde filmó algunos animales por primera vez, como el desmán).

    • La serie norteamericana (de la que sólo se pudo filmar la parte canadiense y dos capítulos en Alaska).

  • Su pensamiento positivo le llevó a ser pionero en percibir la importancia de los medios de comunicación, especialmente de la televisión, para provocar cambios en la conciencia de las personas. Por ello no dudó en usar la divulgación para frenar el avance de los desequilibrios ambientales. Así, con su ingente trabajo y su saber sobre cetrería y etología, mostró a los españoles y españolas de entonces en “El Hombre y la Tierra: Serie Ibérica” cómo vivía el lobo, el lince ibérico, el oso, el desmán de los Pirineos, el urogallo, el muflón, el lirón careto, etc., cómo las nutrias desaparecían de nuestros ríos, cómo el majestuoso águila imperial atrapaba a sus presas… y con ello consiguió generar un cambio en la conciencia ecológica de España y un respeto y un aprecio de los animales por parte de la sociedad.

 

  • A costa de su enfrentamiento con pastores y cazadores, probablemente el lobo (y también las aves rapaces) le debe su supervivencia en la Península Ibérica, pues en la mayoría de países de Europa Occidental se ha extinguido.

  • Trabajó en la preservación de diferentes ámbitos de la geografía española, como las dunas de El Saler, el Parque de Doñana, las Tablas de Daimiel, el Monte del Pardo o la laguna de Gallocanta.

  • Emprendió diversos proyectos editoriales, como la coordinación de la Enciclopedia Salvat de la Fauna ibérica y europea, realizada con un equipo de jóvenes biólogos entre los que se encontraban Joaquín Araujo y Miguel Delibes, el hijo del escritor recién fallecido.

  • Tuvo la genial idea de utilizar, para conseguir imágenes impactantes, animales troquelados (animales no domesticados acostumbrados a la presencia humana pero que conservan sus pautas naturales de comportamiento).

  • Hacía su serie sin guión, de forma que Félix improvisaba el desarrollo de cada capítulo.

  • Nos daba una sensación de cercanía y nos hacía sentir capaces de salir al campo para observar a los animales en su hábitat e incluso hacernos sus amigos.

 ¿Has visto sus documentales? ¿Cuál te ha gustado más? ¿Por qué?

Aquí tienes la página de RTVE para ver on line la serie venezolana, canadiense y fauna ibérica de: “El hombre y la Tierra“.

Una mujer científica fue la primera persona que obtuvo dos veces el Premio Nobel

Este artículo se lo dedico a mis hijas Nerea e Itziar, y a mi  mujer Isabel: tres mujeres ejemplares.

 

  • ¿Quién fue la primera persona que obtuvo dos veces un Premio Nobel? Una mujer.
  • ¿Quién fue el primer científico al que se le otorgó dos Premios Nobel? La misma mujer.
  • ¿Quién fue la primera mujer en doctorarse en Francia y que accedió a una cátedra en un centro universitario francés, es decir, la primera mujer en ser profesora en la Universidad de Paris? Una científica.
  • ¿Quién fue una de las pioneras en la incorporación de la mujer al trabajo científico? Una mujer científica de origen polaco.
  • ¿Quién fue una figura excepcional de la investigación y la docencia? Una mujer científica nacida en Varsovia (Polonia).
  • ¿Quién fue la primera mujer que se enterró en el Panteón de París, reservado, según reza en su frontispicio, “a los grandes hombres”? Una científica francesa de origen polaco.
  • ¿Quién acabó sus estudios de física con el número uno de su promoción y un año más tarde la segunda en su promoción en los estudios de matemáticas? Una mujer especializada en radioactividad.
  • ¿Quién vivió para la ciencia y por la ciencia? Marja Sklodowska.
  • ¿Quién fue la primera mujer en recibir un Nobel, que además ideó el primer servicio de radiografía móvil? Marie Curie.

Esta película necesita Flash Player 7

Marie Curie (1867-1934), científica francesa de origen polaco especializada en radioactividad, descubrió en 1898, junto con su marido, dos nuevos elementos químicos: el POLONIO y el RADIO.

 

Licenciada en Física y Matemáticas, fue la primera mujer que accedió a una cátedra (en la Sorbona) en un centro universitario en Francia, por lo tanto fue la primera fémina en impartir clases en los 650 años de historia de la Sorbona.

 

Esta figura excepcional de la investigación y de la docencia también está considerada como una de las pioneras en la incorporación de la mujer al trabajo científico (entró en un laboratorio para algo más que barrer).

 

Marie Curie fue la primera mujer que consiguió un Premio Nobel , la primera persona que obtuvo dos veces el Nobel y la única galardonada en dos disciplinas científicas distintas  de dicho premio (Física y Química). Todo ello por sus trabajos sobre la radioactividad:

 

  • Premio Nobel de Física en 1903, compartido con su marido y con H. Becquerel, por el descubrimiento de la radioactividad natural trabajando con uranio.
  • Premio Nobel de Química en 1911, en solitario, por sus investigaciones sobre el radio.

Los Premios Nobel se conceden a personas que han sobresalido en ciertos campos realizando aportaciones lo suficientemente importantes a la sociedad. Se entregan anualmente en Estocolmo, desde 1901, el 10 de diciembre (fecha en la que murió Alfred Nobel) y en los siguientes campos: Física, Química, Fisiología y Medicina, Literatura, Paz y Ciencias Económicas.

 

La otra persona que lo ha obtenido en dos campos distintos hasta el presente es Linus Pauling (química y paz). Aunque existen dos personas que han obtenido dos de estos premios en el mismo campo: John Bardeen (física) y Frederick Sanger (química).

 

Por sus grandes logros, Marie recibió un sillón en la Academia Francesa de Medicina, pero el machismo y la xenofobia estaban muy presentes en Francia, como en el resto del mundo, y le fue negada la merecida entrada a la Academia de Ciencias. Aunque con su valentía, inteligencia y tenacidad logró destacarse a nivel mundial, a pesar del entorno machista que reinaba en esa época.

 

Falleció, ya ciega, a consecuencia de una leucemia con anemia perniciosa severa provocada por la larga exposición a las radiaciones durante la realización de sus trabajos (35 años de manipulación del radio y 4 años de la Primera Guerra Mundial en  contacto permanente con los rayos X).

 

Como podremos observar a lo largo del artículo, Marie Curie fue una mujer que VIVIÓ PARA LA CIENCIA Y POR LA CIENCIA“.

 

Esta película necesita Flash Player 7

 

MARIE Y PIERRE, UN EJEMPLO DE TENACIDAD Y DE PASIÓN POR LA CIENCIA

 

En 1894, un año después de licenciarse en Física, conoce al que sería su marido, Pierre Curie, de 35 años (diez más que Marie), un profesor de física y también un apasionado por la ciencia. Los dos empiezan a trabajar juntos en los laboratorios y al año siguiente Pierre se declara a Marie y se casan. Con el dinero de la boda se compran dos bicicletas y se pasan todo el verano de luna de miel viajando por Francia con ellas, hospedándose en fondas y comiendo poco.

 

El punto en común más relevante del matrimonio Curie es una tenacidad fuera de lo corriente. Sobre todo teniendo en cuenta que sus condiciones de vida son deplorables (su laboratorio consiste en un miserable local, donde, durante el invierno la temperatura desciende a seis grados).

 

A pesar de la gran envergadura de sus descubrimientos, Marie y Pierre continúan viviendo en condiciones muy modestas. La situación empeoró con la llegada de su hija mayor, Irene, y posteriormente de Eva. Por ello, se ven obligados a tomar una de las decisiones más radicales de su vida: ¿patentan su descubrimiento para asegurarse un buen sustento económico de por vida o bien publican sus resultados para que cualquiera que quisiese seguir investigando pudiese hacerlo? Optan por la pobreza con tal de dejar sus descubrimientos abiertos a la investigación universal y así poder ver crecer la ciencia.

 

Debido a sus grandes aportes, Pierre y Marie son reconocidos y admirados mundialmente. Incluso el gobierno de Francia le da dinero a Pierre para que su mujer disponga de un laboratorio más digno, pero nunca llega a conocer ese laboratorio pues un día lluvioso y oscuro de abril de 1906, cuando se dirige de vuelta a su hogar para contarle a su esposa que el laboratorio está prácticamente listo, cruza descuidadamente una calle y es arrollado por una carreta de caballos. Hay que tener en cuenta que ya se encontraba muy debilitado debido a todos los años en los que ingenuamente se había expuesto a los nocivos rayos.

 

Esta película necesita Flash Player 7

 

 

MARIE CURIE, UN EJEMPLO PARA LOS ESTUDIANTES POR SU SACRIFICIO Y SU VOLUNTAD EN LA BÚSQUEDA DEL CONOCIMIENTO

 

 

También destaca de esta inteligente mujer:

 

  • La excepcional capacidad de concentración.
  • La inusitada afición por la lectura desde pequeña (a la edad de cuatro años ya leía perfectamente).
  • La capacidad de estudio constante.
  • La inquebrantable voluntad.
  • El dominio de los idiomas: ruso, polaco, alemán y francés.
  • La obsesión por aprender.

En la secundaria fue siempre la primera alumna de su clase, y se destacó por influir en sus compañeras el entusiasmo por el trabajo.  Como en la Polonia ocupada por las tropas zaristas no se permitía a las mujeres asistir a la Universidad, sólo pudo acudir a las clases clandestinas de la llamada Universidad Volante. Finalmente, gracias a su hermana mayor, Brosnia, médica casada con un parisino de la misma profesión, logra emigrar a la capital francesa, donde su familia le pasa una pequeña dotación económica. Pero el dinero nunca es suficiente y siempre acaba gastándoselo en libros antes que en la comida y el carbón que necesita.

 

En el otoño de 1891 se matriculó en el curso de ciencias de la Universidad parisiense de la Sorbona. Brosnia le ofreció alojamiento pero ella prefirió ahorrarse las dos horas de viaje para dedicarlas al estudio y se fue a vivir al Barrio Latino, en un humilde ático, donde pasaba horas y horas escribiendo números y ecuaciones. Hasta ese sexto piso (sin ascensor) subía, para todo el invierno, dos sacos de carbón; y para ahorrarlo sólo encendía el fuego cuando tenía visitas (para ser hospitalaria). Por eso se dice que en invierno no requería de armario ya que vestía toda la ropa que poseía para mantenerse temperada.

 

Iba a la biblioteca porque tenía que economizar, ya que allí había luz de gas y estaba abierta hasta las diez de la noche. Luego, volvía a su buhardilla y allí seguía estudiando.

 

En la universidad, a pesar de ser tímida, llamaba la atención por sentarse siempre en primera fila, por su cabellera, de color rubio cenizo y por su austera forma de vestir. Sólo tenía un par de zapatos agujereados que se le caían a trozos. Para comprarse otros, tuvo que ajustar el presupuesto dejando de comprar comida y carbón.
No hablaba con nadie y tampoco los jóvenes ocupaban su atención; su pasión era el estudio de las ciencias. Consideraba perdido cualquier minuto que no dedicara a los libros.

 

Marie estaba en desventaja con respecto a sus compañeros, pues no entendía del todo bien el francés hablado, muy distinto del aprendido en los libros.

 

Viendo que le faltaba base matemática, dedicó todo su tiempo libre a ir a la biblioteca para seguir estudiando. Trabajaba hasta bien entrada la noche y al acabar su primer año universitario se quedó en París para recibir clases complementarias de matemáticas.
Dada la escasa cantidad de dinero con que contaba, muchas veces pasó hambre y frío, pero jamás lo admitió. Apenas entraba en una carnicería: era demasiado cara. Llegó a pasar semanas enteras sin tomar otro alimento que té con pan y mantequilla y enfermó varias veces por la falta de comida y sueño, pues este régimen alimentario volvió anémica a la muchacha que unos meses antes había salido de Varsovia rebosante de salud.
Tantos sacrificios dan sus frutos: en 1893 se licencia como la primera de su promoción en física, y, un año después, como la segunda en matemáticas. En 1903 publicó su tesis doctoral titulada “Investigaciones sobre las sustancias radiactivas”; obtuvo el doctorado y recibió mención cum laude. Consiguió ser la primera mujer en doctorarse en Francia y también la primera en poseer una cátedra en la Sorbona. Como estaba convencida de que la educación podía cambiar muchas cosas, se esforzó en dar a sus dos hijas los estudios por los que ella tanto tuvo que luchar. Tal es así, que Irene recibió en 1935 el premio Nobel de química por el descubrimiento de la radioactividad artificial, y su otra hija, Eva, estudió periodismo, realizó una biografía de su madre y contrajo matrimonio con el diplomático H. R. Labouisse, quien recibió en 1965 el premio Nobel de la paz como director de UNICEF.

 

MARIE CURIE, UN EJEMPLO EXCEPCIONAL DE LA INVESTIGACIÓN CON GRAN ENTUSIASMO POR EL TRABAJO CIENTÍFICO

 

Dos acontecimientos de la época le abrieron la mente a Marie Curie: el descubrimiento de los Rayos X por Wilhelm Roentgen y la observación de Henri Becquerel de que los minerales que tenían uranio emitían rayos. Ella quiso medir con toda exactitud la radiactividad recientemente descubierta por Becquerel.
Lo único que había que hacer era tomar el material e ir midiendo presiones. Se dio cuenta que la cantidad de radiación era siempre proporcional al número de átomos de uranio, inde­pendientemente de cómo estén combinados químicamen­te con otros elementos. Además, descubrió que otro metal pe­sado, el torio, también emitía rayos parecidos.

 

Y un buen día, en el año 1898, sucedió lo inesperado. Los Curie dieron con un trozo de pecblenda muy radiactivo. Tanto, que tendría que haber alber­gado más átomos de uranio en su seno que los que real­mente cabían. Asombrados, llegaron a la única conclusión posible: en la pecblenda había elementos aún más ra­diactivos que el uranio y como esos elementos no se conocían, tenía que tratarse de alguno que aún no se hubiese descubierto. Por otro lado, jamás se habían observado elementos extraños en la pecblenda, por lo cual debían de hallarse presentes en cantidades muy pequeñas. Y para que cantidades tan pequeñas mostraran tanta radiación, los nuevos elementos tenían que ser enormemente  radiactivos.

 

Entonces el matrimonio comenzó por fraccionar la pecblenda, sin perder la pista de la radiactividad. Eliminaron el uranio y, tal y como esperaban, la mayor parte de la radiactivi­dad persistió. Hacia el mes de julio de ese año habían aislado una traza de polvo negro que era 400 veces más radiactiva que el uranio; este polvillo contenía un nuevo elemento que se comportaba como el teluro (que no es radiactivo). Decidieron bautizar al nuevo elemento con el nombre de polonio, en honor de la patria de Marie. Pero con ello sólo quedaba explicada parte de la ra­diactividad, así que siguieron fraccionando y trabajando sin tregua. En diciembre de ese año tenían una preparación que era aún más radiactiva que el polonio: contenía un nuevo elemento que poseía propiedades parecidas a las del bario, un elemento no radiactivo que ya se cono­cía. Los Curie lo denominaron radio por su alto nivel de radioactividad.

 

Con todo, incluso sus mejores preparaciones sólo con­tenían ligeras trazas del nuevo elemento, cuando lo que necesitaban era una cantidad suficiente para verlo, pe­sarlo y estudiarlo. En la pecblenda había tan poco de ese elemento, que había que empezar con una cantidad muy grande de mineral. Así que los Curie se procuraron otra tonelada de pecblenda y trabajaron sin cesar durante otros cuatro años.
El trabajo constante, la rigurosidad y la pasión por su trabajo,  les permitió obtener un gramo de cloruro de radio manipulando hasta ocho toneladas de uranio en forma de pechblenda.

 

Marie Curie fue una científica sobresaliente que marcó un hito en la historia de la ciencia (su contribución le mereció dos Premios Nobel), convirtiéndose en el símbolo de la mujer científica por excelencia. Y quizás uno de los científicos del siglo XX que con más fuerza ha significado los valores de la ciencia y de la humanidad. Además esta extraordinaria mujer no conocía obstáculos (puede que no haya existido otra científica que haya tenido tantas dificultades como las que tuvo Marie). Por esto también fue un ejemplo para las mujeres que luchaban por el reconocimiento y la independencia.

Fue Pierre el que abandonó sus campos de investigación para unirse a Marie en la investigación de la radioactividad, que ella había comenzado en 1897 al elegirla para su tesis doctoral. Pero su colaboración fue corta, menos de diez años, ya que el murió en 1906.

Se codeó con los mejores científicos, incluidos Einstein y Rutherford. Y todos con los que estuvo en contacto, absolutamente todos, le tuvieron un gran respeto. Y jamás perdió su humildad ni su forma sencilla de ver la vida.
Su carácter, su pasión por investigar y su capacidad de trabajo y sacrificio están totalmente fuera de escala.

 

Esta película necesita Flash Player 7

LAS APLICACIONES INMEDIATAS DE LA RADIOACTIVIDAD

 

Los descubrimientos del matrimonio Curie no terminaron ahí. Pierre investiga los efectos del radio sobre su piel y nota que produce una quemadura que evoluciona rápidamente a herida. Estas investigaciones conllevan a que se comience a usar el radio en el tratamiento de tumores malignos, naciendo así la “Curieterapia”, posteriormente llamada radioterapia.Con el pasar de los años, la salud de Marie fue empeorando, pero ella no parecía verlo y seguía exigiéndose el máximo a diario. Incluso, durante la Primera Guerra Mundial, junto a su hija Irene, idearon el primer servicio de radiografía móvil, organizando equipos de rayos X portátiles para que los médicos pudieran atender con más precisión a los soldados heridos en  el frente. Lograron formar 200 unidades estacionarias y 20 autos equipados con las máquinas correspondientes, que fueron conocidos como los “Petit Curie”.

 

El trabajo y la investigaciones de Marie Curie sobre la radioactividad ampliaron, por lo tanto, nuestros conocimientos sobre la Física Nuclear y permitieron la creación de una nueva disciplina científica denominada  Física Anatómica, con una impresionante variedad de aplicaciones: tratamientos para el cáncer, técnicas para determinar la edad de objetos y usos en biología nuclear y genética.

 

USO EN EL AULA DEL ARTÍCULO

 

BIOLOGÍA: Al abordar la radioactividad, la leucemia, el cáncer, la anorexia, la alimentación, el método científico, los científicos, las mujeres científicas,  los Premios Nobel, etc.

 

GEOLOGÍA: Al abordar los minerales, el método científico, los científicos, las mujeres científicas, etc.

 

FÍSICA Y QUÍMICA: Al abordar la radioactividad, las centrales nucleares, el uranio, los elementos radioactivos, el sistema periódico, el método científico, las mujeres científicas, los científicos, los Premios Nobel, etc.

 

TUTORÍA: al abordar coeducación, el Día Internacional de la Mujer, la concentración en el estudio, la voluntad en el estudio y en el trabajo, el esfuerzo, el intento de superación, la importancia de la lectura, el aprendizaje, la biblioteca, etc.

 

LENGUA ESPAÑOLA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científico,…

 

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, etc.

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.