Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Archivo de la Categoría “Genética y Evolución”

Transfusiones de sangre y grupos sanguíneos

 

Distribución mundial de los grupos sanguíneos.

 

 

Herencia de los grupos sanguíneos (ABO)

 

 

Determinación de los grupos sanguíneos (ABO):

 

 Aglutinógenos (antígenos) y aglutininas (anticuerpos) de los grupos sanguíneos (ABO) presentes en los eritrocitos:

Compatibilidad entre los grupos sanguíneos (ABO):

Posibilidades de transfusión entre Factores Rh:

 Compatibilidades sanguíneas: donante universal y receptor universal.

 

 

 

 Enfermedad hemolítica del recién nacido (Eritroblastosis fetal)

 

En el Blog Ciencias Biológicas y educación para la salud puedes ver estas imágenes y también la información sobre el tema.

“El Mono Desnudo”, un estudio del animal humano con el que ya no te verás más de la misma manera

 

Seguro que después de leer este ameno libro (incluido en el plan de lectura y escritura del Ámbito Científico-Tecnológico) ya no te verás más de la misma manera: Aunque en la sociedad actual existe la idea de desmarcarnos del resto de los animales, en gran medida por nuestra gran consciencia histórica, por el dominio de las herramientas y la naturaleza y por nuestros adelantos tecnológicos, con la lectura de este obra no podrás ignorar nuestro pasado evolutivo animal ni que estás sometido a las leyes básicas del comportamiento animal.

Desmond Morris, un brillante zoólogo y etólogo inglés, es el autor de este ensayo científico o divulgación científica hecha novela, en el que trata de presentarnos el origen, evolución, vida y aspectos socioculturales del ser humano desde el punto de vista zoológico: Como si de un estudio de cualquier especie animal recién descubierta se tratase nos hace ver el comportamiento primate que aun subyace en nuestras reacciones, el sexo, las relaciones personales… Y aunque fue publicado en 1967 sigue estando vigente.

(Imagen obtenida de la página de Desmond Morris)

Explica también aquí, de forma sumamente sencilla y amena para nuestr@s alumn@s de Secundaria, la teoría de la evolución de Darwin, estableciendo las homologías anatómicas y fisiológicas existentes entre el ser humano actual y sus antecesores más recientes.

El titulo proviene del hecho de que, según la tradición zoológica, una nueva especie tiende a ser nombrada de forma que refleje lo más evidente de ella y, a primera vista, un ejemplar de la especie humana luce, a diferencia de las otras especies de primates, como un mono sin pelo. Así, Morris explica en la introducción: “Hay ciento noventa y tres especies vivientes de simios y monos. Ciento noventa y dos de ellas están cubiertas de pelo. La excepción la constituye un mono desnudo que se ha puesto a sí mismo el nombre de Homo sapiens.”

Entonces analiza las posibles causas de esta carencia de pelo: evitar ser infestado por parásitos, evitar enfermedades, el uso del fuego, o la interesante y extraña hipótesis de una etapa acuática posterior a la salida de los bosques, como sugieren las pruebas de que en nuestra espalda los pelos tienden a apuntar hacia atrás y al centro, siguen la dirección del agua que pasaría por encima de un nadador, que somos los únicos primates que poseemos una capa subcutánea de grasa, el velo interdigital incipiente en nuestras manos…. Son hipótesis un poco traídas por los pelos, como advierte el autor, pero estimulantes, sin duda, especialmente para trabajar con el alumnado el método científico.

Todo el libro es interesante para completar el estudio de la evolución humana que realizan los libros de texto, pues nos cuenta como hace quince millones de años, el clima empezó a cambiar, provocando que los frondosos y extensos bosques comenzaran a desaparecer y que muchos animales se vieran obligados a emigrar en busca de nuevos lugares de alimentación, hogar… Entre ellos se encontraban antecesores de chimpancés, gorilas y orangutanes, que tenían que competir con los ya eficazmente moradores del suelo: o tenían que convertirse en mejores cazadores que los viejos carnívoros, o habían de aprender a apacentarse mejor que los viejos herbívoros. Así transcurrieron cientos de años hasta su adaptabilidad definitiva al medio: se volvieron más erectos, más veloces, más buenos corredores para cazar y defenderse de posibles ataques; sus manos se libraron de las funciones propias de locomoción, se fortalecieron y adquirieron eficacia en el manejo de armas; su cerebro se hizo más complejo, más lúcido, más rápido en sus decisiones, se estaba fraguando un mono cazador apto para matar.

Su siguiente paso fue el de cómo cazar, lo hizo en grupos compuestos esencialmente de machos, pero al aumentar la complejidad de la caza, el mono cazador sintió la necesidad de abandonar la vida nómada y crear una morada base, un poblado en el que las hembras estuviesen cuidando de sus hijos y al que los machos llevaran la caza conseguida.

 

El capítulo que más atrae al alumnado adolescente es el que trata sobre el sexo, la procreación y la contribución de nuestro comportamiento sexual a la supervivencia del hombre. Por eso, siempre lo he utilizado en las clases de reproducción humana en Biología de ESO y Bachillerato y en las clases de educación afectivo-sexual de las tutorías. En él se explica el triunfo de la monogamia en la supervivencia,  la anatomía, la fisiología y la etología sexual del hombre y de la mujer, y la compara con la sociedad moderna actual, la cual trata de provocar más excitación sexual por todo tipo de costumbres y modas estéticas como el afeitado de barba, axilas y órganos sexuales, las diferentes posturas para hacer el acto sexual, etc.

No menos interesante es el capítulo que aborda la cría de la nueva progenie, y la anatomía y fisiología de la mujer desde la concepción hasta la lactancia, así como la etología en la cría de los niños, que aprenden principalmente por ver el comportamiento de los adultos. Y nos cuenta como un 80 por ciento de las mujeres; sean diestras o zurdas, amamantan a sus hijos con el seno izquierdo, por los latidos del corazón de la madre.

Aunque dedica un capítulo a narrar el impulso que supone la curiosidad del hombre en la exploración de nuevos territorios, descubrimientos energéticos, inventos, etc., quizá más interesante es el que intenta hacernos comprender la naturaleza de nuestros impulsos agresivos, aclarándonos que de los primates hemos heredado todo un sistema jerárquico que determina nuestras diferentes pautas de comportamiento y poder a escala social, incluso la creación de un Dios para controlar la agresividad del de la sociedad. Nuestro impulso siempre es el agresivo y se produce por una serie de cambios fisiológicos básicos del sistema nervioso: el simpático y el parasimpático. El primero nos incita a la violencia extrema y el segundo a detenerse a pensar y solucionar el conflicto razonadamente. Y ello nos sirve para introducir al alumnado en el estudio del sistema nervioso y endocrino.

De esta obra también podemos obtener ejemplos para las clases de ecología, como los comportamientos intraespecíficos e interespecíficos (domesticación, simbiosis, parasitismo, competencia).

Cuando explicamos en el aula los Reinos y las distintas categorías taxonómicas, podemos usar este libro como un ejemplo de estudio científico de una especie. También es interesante para conocer un poco más a fondo nuestra propia especie: El “Mono Desnudo, vertical, cazador, fabricante de armas, territorial, neoténico, cerebral, primate por linaje y carnívoro por adopción, dispuesto a conquistar el mundo“.

Además, cuenta con una original bibliografía ordenada por temas para consultar o para concienciar al alumnado de la importancia de la bibliografía en la confección de trabajos de investigación bibliográfica.

 

Por lo tanto “El Mono Desnudo” no es un libro solamente para los interesados en la antropología, sino que está escrito para poder ser leído y entendido por todo tipo de público.

En la web se encuentra esta versión del libro en word: “El Mondo Desnudo.doc” y esta otra en pdf: “El Mono Desnudo.pdf

 

En un próximo artículo  os comentaré sobre otro libro suyo más moderno, publicado en 2004, La mujer desnuda, basado en el gran interés del autor por las ideas feministas.

 Estos son otros libros en pdf del mismo autor:

 

 

Posidonia oceanica una planta acuática Angiosperma Monocotiledónea que sólo se encuentra en el Mar Mediterráneo

Catalogada como el organismo más grande del mundo desde que en 2006, en Baleares, se encontrase una planta de Posidonia de cerca de 8 km de largo, a la que se le atribuyó una edad de 100.000 años. El descubrimiento fue fortuito, ya que se estima que dentro de esta pradera viven cien millones de ejemplares de la misma especie.

DIVISIÓN Angiospermas o Magnoliófitas (Magnoliophyta)
CLASE Monocotiledóneas (Liliopsida)
GÉNERO Posidonia
ESPECIE Posidonia oceanica

Este año, en el Acuario de Gijón estudiamos los endemismos del Mar Rojo. Pero en el Mare Nostrum tenemos un endemismo muy original, una planta acuática Angiosperma Monocotiledónea, y no un alga como pudiera parecer, y de tal importancia que en 1999 las praderas de Posidonia oceanica existentes entre las islas de Ibiza y Formentera fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro de la denominación «Ibiza, Biodiversidad y Cultura».

Posidonia oceanica florece en otoño y produce en primavera frutos flotantes. Forma praderas submarinas que tienen una notable importancia ecológica pues constituyen la comunidad clímax del Mar Mediterráneo, donde muchos organismos encuentran alimento y protección. También ejercen una considerable labor en la protección de la línea de costa de la erosión. Además, esta especie, clave del ecosistema marino costero, se la considera un buen bioindicador de la calidad de las aguas marinas costeras.

 

El Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar (Almería), por ejemplo, cuenta entre su catálogo de vegetales con esta fanerógama o espermatófita junto con otra veintena de endemismos “vegetales” terrestres.

Linneo, en su “Systema Naturae“, describió la especie llamándola Zostera oceanica pero en 1813  Delile la renombró a Posidonia. En lo que respecta al orden y a la familia no hay acuerdo entre los estudiosos.

El nombre genérico Posidonia deriva del griego Poseidón (dios del mar), mientras que el epíteto específico oceanica hace referencia al hecho de que esta especie tenía una distribución mucho más amplia que la actual.

 

A lo largo del tiempo, los restos de posidonia han sido utilizados por el hombre con diferentes fines. Así por ejemplo, se ha usado para proteger y embalar objetos de vidrio y cerámica, para rellenar colchones almohadas u cojines, como cama del ganado en los establos, como abono…También se ha usado en medicina popular, donde se le atribuyen numerosas propiedades (astringente, respiratorio, limpiador facial, etc.).

 

Matte: raíces, rizomas y hojas

 

A diferencia de las algas, estas fanerógamas marinas son plantas vasculares con tejidos diferenciados en raíces, tallos, hojas, flores, frutos y semillas.

La matte es una formación en terraza que consiste en un entramado de estratos de rizomas muertos, raíces y sedimentos atrapados, que le permite a las posidonias colonizar un entorno que difícilmente podrían ocupar las algas, carentes de raíces.

La matte tiene una tasa de crecimiento muy lenta (1 m por siglo) y dado que la velocidad de descomposición de los rizomas es muy lenta, éstos pueden permanecer dentro de la matte incluso durante milenios.

En las zonas de fuerte hidrodinamismo los rizomas pueden ser arrancados y se forman canales en el interior de la pradera llamados “canales de intermatte“.

  • Raíces, lignificadas, para anclar la planta al sustrato.

  • Rizomas plagiótropos (crecen horizontalmente), anclan la planta al sustrato y permiten la reproducción asexual.

  • Rizomas ortótropos (crecen verticalmente), combaten el enarenamiento debido a la continua sedimentación y originan las hojas. La alta acumulación de sedimentos y la reducción del espacio disponible para el crecimiento horizontal estimula el crecimiento vertical de los rizomas, formando así las mattes.

  • Hojas cintiformes paralelinervias de ápices redondeados y color verde brillante, aunque se vuelven marrones con el paso del tiempo. Pueden llegar a alcanzar una longitud de 1,5 m y tienen una anchura de 1 cm. Se organizan en matas de 6 o 7 hojas, encontrándose las más viejas en el exterior y las más jóvenes en el interior. En otoño la planta pierde las hojas más exteriores, que pasan a ser de color marrón y que son fotosintéticamente inactivas. Durante el invierno se producen las hojas nuevas.

  

Reproducción sexual y asexual

  • La reproducción sexual se produce a través de la producción de flores y frutos. Sirve para colonizar zonas nuevas y garantizar la variabilidad genética.

  • La reproducción asexual por estolones sirve para la expansión de las praderas. Se realiza mediante los rizomas plagiótropos, que crecen cerca de 7 cm al año.

Flores 

 

 

  • La floración se lleva a cabo en septiembre y octubre en las praderas más cercanas a la superficie del mar, y dos meses más tarde mientras en las más profundas.

  • Las flores son hermafroditas y se agrupan en una inflorescencia de color verde en forma de espiga, contenida entre brácteas florales.

  • El gineceo está formado por un ovario unilocular.

  • El androceo consta de tres estambres con anteras cortas, en cuyo interior se haya el polen de forma esférica, pero que se vuelve filamentoso tan pronto como se libera en el agua.

  • La polinización es hidrófila y se puede producir autofecundación.

  

Fruto

  • Se forma a los 6 meses de la fecundación.

  • Es ligeramente carnoso, similar a una drupa, y con un pericarpio poroso y rico en una sustancia oleosa que permite la flotación cuando, al madurar, se separa de la planta.

  • Al pudrirse libera una semilla que cae al fondo y, si encuentra un sustrato humificado con las condiciones adecuadas de profundidad, estabilidad y tipo de sedimento, germina y da lugar a una nueva planta.

 

Otras adaptaciones a la vida acuática marina

  • Parénquima aerífero en muchos órganos para facilitar el intercambio de gases en todas las partes de la planta.
  • Hojas sin estomas.
  • Hojas con cutícula delgada para absorber los nutrientes del medio (iones y dióxido de carbono).
  • Raíces que, además de asegurar el anclaje y la absorción de los nutrientes, sirven como reserva del oxígeno producido en las hojas durante la fotosíntesis y transportado por el parénquima aerífero. No olvidemos que, a menudo, las posidonias viven en un sustrato anóxico (falto de oxígeno).

Evolución

Como todas las fanerógamas marinas, P. oceanica evolucionó hace unos 140 millones de años de angiospermas que vivían en la zona intermareal, en la frontera entre la tierra y el mar, y que por lo tanto eran capaces de soportar breves períodos de inmersión en el agua. Cuando la polinización pasó de anemófila a hidrófila, las plantas abandonaron por completo la tierra firme.

Los primeros fósiles del género Posidonia (P. cretacea) se remontan al Cretácico, hace unos 120 millones de años.

Actualmente existen unas 60 especies de fanerógamas marinas distribuidas en todas las zonas costeras del mundo excepto en el Ártico. La mayor concentración de especies se encuentra en las zonas tropicales y subtropicales del Pacífico, Índico y en el continente Australiano. En las zonas templadas el número de especies es considerablemente menor, como en el Mediterráneo, donde encontramos, además de P. oceanica, otras cuatro especies más: Cymodocea nodosa, Zostera noltii, Z. marina y Halophila stipulacea, esta última introducida en el Mediterráneo Oriental desde el Mar Rojo a través del Canal de Suez. En el Mediterráneo Occidental, P. oceanica y C. nodosa son las especies más abundantes.

En el litoral asturiano podemos encontrar praderas de Zostera noltii y Z. marina.

 

 

Hábitat

A diferencia de las algas, que viven sobre sustratos rocosos, P. oceánica vive en los fondos móviles (arenosos o detríticos) y a una profundidad de entre 1 y 30 metros, porque necesita una fuerte iluminación. También requiere valores de salinidad relativamente constantes, por lo que difícilmente se encuentra cerca de la desembocadura de los ríos o en las lagunas.

La planta puede implantarse en “suelos” colonizados previamente por macroalgas u otras fanerógamas. Se genera así una verdadera sucesión ecológica en la que la posidonia representa la última etapa.

En áreas resguardadas y de bajo hidrodinamismo, que provoca el aumento de la sedimentación, las matte pueden aumentar hasta crear una barrera llamada arrecife barrera que desempeña un papel importantísimo en la protección de la línea costera contra la erosión.

 

Comunidades asociadas a Posidonia oceanica

La pradera de Posidonia oceanica es el hábitat de una de las más diversas biocenosis del Mediterráneo. Casi 1.000 especies de seres vivos están vinculadas en algún momento de su vida a la Posidonia pues la gran cantidad de biomasa que produce le permite sostener comunidades epífitas, comunidades animales vágiles y sésiles y comunidades de organismos detritívoros.

Además, las hojas, degradadas por las olas y los microorganismos, una vez llegan a la playa, sirven de refugio y alimento a insectos, anfípodos e isópodos.

Comunidades epifitas

Cerca de la base de la hoja y sobre las hojas jóvenes, se implantan diatomeas y bacterias. Sucesivamente, en la parte central se implantan algas rojas y pardas incrustantes y briozoos. Por encima de las incrustantes y en la zona apical viven algas erectas filamentosas.

Las comunidades epifitas son consumidas por moluscos gaterópodos, crustáceos anfípodos y anélidos poliquetos,  y desempeñan un papel muy importante en la cadena trófica de las praderas de Posidonia, ya que son pocos los organismos capaces de nutrirse directamente de las hojas de la planta, debido al alto porcentaje de glúcidos estructurales, a los elevados valores de carbono y nitrógeno y a la presencia de compuestos fenólicos.

Las epifitas, sin embargo, también pueden dañar a la planta:

  • pueden provocar con su peso la caída prematura de las hojas,

  • disminuyen la luz,

  • obstaculizan los intercambios gaseosos y la absorción de nutrientes a través de las hojas.

Comunidades animales vágiles y sésiles

La fauna asociada a las praderas de Posidonia se compone de animales sésiles, que viven adheridos al sustrato de hojas y rizomas, y de animales vágiles, capaces de moverse dentro de la pradera.

Aproximadamente el 70% de la población animal total de la pradera es herbívora, como el erizo de mar (Paracentrotus lividus y Sphaerechinus granularis) o Sarpa salpa, que representa el 40-70% de la fauna íctica estival.

Los erizos son equinodermos herbívoros generalistas, es decir, que se alimentan de algas y de las hojas de Posidonia oceanica pero también de los restos de vegetación muerta, de algunos animales e incluso de partículas de alimento del agua. Su abundancia en las praderas es muy baja (0-5 individuos/m2), pero cuando hay un aporte de contaminación orgánica (p.e. granjas marinas o vertidos domésticos) pueden aumentar considerablemente sus poblaciones hasta 30 individuos/m2. Es, por tanto, otro buen indicador del deterioro de la calidad del agua.

Los carnívoros tienen su representación en peces (lábridos y espáridos), moluscos, equinodermos, poliquetos y decápodos.

 

Entre los moluscos, un habitante habitual y casi exclusivo de las praderas es Nacra (Pinna nobilis), el mayor bivalvo del Mediterráneo y en peligro de extinción en el mismo por la pesca de los coleccionistas y la contaminación. Al ser filtrador es considerado un indicador de la calidad del agua. Su fragilidad ante las anclas y artes de pesca le convierte también en un indicador del deterioro mecánico de las praderas por fondeo o arrastre.

El Espirógrafo (Spirographis spallanzanii) es un gusano anélido tubícula que se alimenta atrapando las partículas de alimento suspendidas en el agua gracias a un penacho de tentáculos especializados que conforman el aparato branquial del animal. Es, por tanto, otro buen indicador de la calidad del agua.

La estrella de mar roja (Echinaster sepositus) es un equinodermo depredador que se alimenta de esponjas y otros pequeños invertebrados.

Comunidades de organismos detritívoros

Los restos de las hojas caídas son colonizados por microorganismos y hongos y por eso los organismos que viven en el interior de las mattes  son principalmente detritívoros pues se alimentan de las partículas de alimento contenidas dentro del sedimento.

Un grupo particular de detritívoros son los poliquetos (Lysidice ninetta, Lysidice collaris y Nematonereis unicornis) y los isópodos (Idotea hectica, Limnoria mazzellae), que para alimentarse y ampliar su propio hábitat excavan galerías dentro de los restos de las bases de las hojas, que permanecen unidas al rizoma durante años.

Holothuria sp es un equinodermo detritívoro que en las praderas podemos encontrar en forma de 4 especies diferentes (H. tubulosa, H. polii, H. foskalii y H. xantorii) y que puede ser indicador de un deterioro de la calidad del sedimento a consecuencia de un vertido orgánico.

Importancia de las praderas de posidonia

La pradera de posidonia (que en la región de Murcia se conoce con el nombre de “algares” o “argueles”) constituye la “comunidad clímax” del Mediterráneo, que representa el máximo nivel de desarrollo y complejidad que un ecosistema puede alcanzar. Se trata, por tanto, de uno de los ecosistemas más importantes del mar Mediterráneo.

En el ecosistema costero, la posidonia desempeña un papel fundamental por varias razones:

  • libera al ambiente hasta 20 litros de oxígeno por día y por m2 de pradera, gracias a su desarrollo foliar;

  • produce y exporta biomasa tanto a los ecosistemas vecinos como a los de profundidad;

  • proporciona refugio y es zona de reproducción para muchos peces, cefalópodos, bivalvos, gasterópodos, equinodermos y tunicados;

  • consolida los fondos de las costas y ayuda a contrarrestar un excesivo transporte de sedimentos debido a las corrientes costeras;

  • actúa como barrera, atenuando la fuerza de las corrientes y las olas y previniendo por tanto la erosión costera;

  • controla la regresión y perdida de arena de la playa, especialmente durante el período de temporales invernales, gracias a la amortiguación del oleaje sobre la orilla llevada a cabo por el estrato de hojas muertas (arribazones) en las playas;

  • los arribazones depositados en la orilla sirven de alimento a infinidad de crustáceos y moluscos, que a su vez son comidos por aves limícolas;

  • los restos de arribazones más alejados del agua u próximos al pie de las dunas son utilizados por el chorlitejo patinegro para colocar sus nidos o por la terrera Marismeña para camuflarlos.

Amenazas de las praderas de Posidonia oceanica

Como otras fanerógamas marinas estas praderas tienen una serie de propiedades biológicas que las hace especialmente vulnerables al impacto de la actividad humana:

  • Son organismos bentónicos, por lo que no pueden desplazarse frente a condiciones adversas.

  • Tienen un crecimiento lento y son muy longevas, por lo que su capacidad de respuesta y recuperación ante perturbaciones del medio es bastante limitada.

  • Desarrollan biomasas muy elevadas, por lo que tienen unos requerimientos ambientales (luz, nutrientes, etc.) muy elevados.

En todo el Mediterráneo las praderas de posidonia están en regresión, un fenómeno que ha ido aumentando en los últimos años con el incremento de la presión antrópica sobre el litoral.

La desaparición de las praderas tiene efectos negativos no sólo en el ecosistema de la posidonia sino también en otros ecosistemas, basta pensar que la pérdida de un sólo metro lineal de pradera puede conducir a la desaparición de varios metros de playa, debido a los fenómenos erosivos. Además, la regresión de las praderas comporta una pérdida de biodiversidad y un deterioro de la calidad del agua.

Por ello durante nuestras estancias, paseos y baños en la playa no debemos olvidar que los restos de posidonia arrastrados por las olas a la orilla de las playas (arribazones) forman parte de un proceso natural, que además es indicativo de la buena calidad de la playa y, por tanto, no son suciedad y solo debemos eliminarlos en verano de las zonas concretas de baño.

Estas son las principales amenazas de las praderas de posidonia:

  • contaminación: la posidonia es muy sensible a los agentes contaminantes;

  • pesca de arrastre;

  • práctica de deportes náuticos (daños debidos a las anclas, derrames de hidrocarburos, detergentes, pinturas, residuos sólidos, etc.);

  • construcción de obras costeras, que implican la instalación de desagües que liberan las aguas residuales al mar, aumentando la turbidez del agua y dificultando la fotosíntesis;

  • construcción de diques y otras barreras que modifican la tasa de sedimentación en el mar;

  • eutrofización de las aguas costeras, que causa un crecimiento anormal de algas epifitas, obstaculizando así la fotosíntesis;

  • competencia con dos algas alóctonas tropicales de crecimiento rápido del género Caulerpa, (Caulerpa taxifolia y Caulerpa racemosa) que fueron liberadas accidentalmente (probablemente por acuarios) en el Mediterráneo.

Posidonia oceanica como bioindicador

Posidonia oceanica es uno de los mejores y más eficaces indicadores biológicos del estado de salud y conservación de nuestros ecosistemas marinos, por ello se viene utilizando desde hace unos veinte años como indicador biológico ya que:

  • es una especie bentónica;

  • presenta un largo ciclo de vida;

  • está ampliamente extendida por todo el Mediterráneo;

  • tiene una gran capacidad de concentración de sustancias contaminantes en sus tejidos;

  • es muy sensible a los cambios ambientales.

Por lo tanto, a través del estudio de las praderas es posible conocer con bastante fiabilidad la calidad ambiental de las aguas marinas costeras.

Una señal inequívoca de la existencia de una pradera de Posidonia oceanica es la presencia de masas de hojas en descomposición en la playa, y, sobre todo en invierno, de “bolas” marrones de fibras de Posidonia formadas por el oleaje.

Las fotografías de este artículo se encuentran en Wikipedia y Wikimedia Commons.

Lanzarote: porque en vacaciones la playa y el sol no están reñidos con el conocimiento de la naturaleza

En las vacaciones de verano podemos disfrutar (con las ya conocidas precauciones) de la playa y del sol, y aprovechar para conocer la naturaleza de nuestro propio país, en este caso la de origen volcánico, la gran desconocida en la península. Por eso vamos a visitar la Isla de Lanzarote, declarada íntegramente Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 1993 debido a:

- En plantas vasculares hay 21 endemismos macronésicos, 67 canarios y 21 lanzaroteños.

- En fauna: hay más de 20 subespecies de aves nidificantes exclusivas de la isla; los dos reptiles de la isla son endémicos de ella; existen multitud de invertebrados endémicos, etc.

  • Sus peculiares y únicos ecosistemas.

  • Que es un excelente lugar de observación de procesos de colonización de espacios vírgenes.

 

Esta película necesita Flash Player 7

1. - GENERALIDADES DE LANZAROTE

  • Lanzarote, situada a 125 km de África y a 1.000 km de la Península Ibérica, es una isla de origen volcánico, como atestiguan sus más de 300 conos volcánicos, ofreciendo un paisaje misterioso y lunar. Así, gran parte de la superficie está recubierta por cenizas y escoria, malpaís (campos de lava) que junto con los conos volcánicos constituyen unos de los elementos característicos del paisaje.

  • Posee 213 km de costa, predominantemente rocosa y con pequeños acantilados, aunque existen algunas playas de arena blanca, bañadas por claras aguas de color turquesa del Atlántico.

  • Su clima es árido y con escasas lluvias (subdesértico árido).

  • La temperatura media en Enero es de 17º C y en Agosto de 24º C, y, como luce el sol todo el año, se puede disfrutar de sus playas en cualquier estación, pues la temperatura en la superficie del agua oscila entre los 17º C de mínima y 24º C de máxima.

  • Es la isla más oriental del Archipiélago Canario y la menos montañosa, estando el punto más alto a 678 m, en Las Peñas de Chache (próximo al pueblo de Haría).

  • Posee una superficie total de 860 km2 con una distancia máxima en longitud de 60 km y una distancia máxima en sentido transversal de 35 km. Esto facilita enormemente el poder conocerla casi por competo durante las vacaciones: las fotos de este artículo fueron tomadas en las vacaciones de verano del 2005.

  • La isla mayor más próxima es Fuerteventura, a 15 km de Lanzarote, y junto con Gran Canaria forman las tres la provincia de Las Palmas.

  • A pesar de ofrecer un paisaje difícilmente habitable por el hombre, viven en Lanzarote unos 120.000 habitantes. A los nacidos en la isla se les denomina conejeros, ya que los isleños la denominan Isla Conejera, porque tras la introducción del conejo los pobladores intercambiaban sus pieles. Pero, los primeros habitantes de Lanzarote fueron llamados “majos“, quizás beréberes del norte de África llegados a la isla en el transcurso del último milenio a.C. en primitivas embarcaciones empujadas por el viento.

  • El nombre actual de la isla deriva del navegante genovés Lancellotto o Lanzarotto Malocello, que desembarcó en 1312 en la costa del Rubicón o bahía de las Coloradas (nombre que recibe por el color rojizo del volcán Montaña Roja). Ahí Lanzarotto levantó un castillo y residió durante dos décadas en la isla.

  • La isla fue conquistada por el navegante normando Juan de Béthencourt en 1402, pero no se integró en la administración del archipiélago canario hasta 1526 durante el reinado de Carlos V. Con el descubrimiento de América, se convirtió, al igual que el resto de las islas, en escala indispensable de todas las expediciones de ultramar.

  • En la isla crece de forma autóctona la liliácea Pita Sábila, flor del desierto o Aloe Vera (Aloe barbadensis (Miller)) con enormes propiedades médicas: inhibidor del dolor, antiinflamatorio, cicatrizante, digestivo, depurativo, regenerador celular, antibiótico, antiséptico, coagulante antiviral, etc.

  • Playa Blanca es una población marinera situada en la parte sur de la isla, que celebra en julio sus populares fiestas del Carmen. Es un bonito lugar para alojarse puesto que hay numerosos hoteles en primera línea de mar con vistas a las Islas de Lobos y Fuerteventura, situados incluso en la misma falda del volcán Montaña Roja. Siguiendo el paseo marítimo desde la Montaña Roja, se puede visitar la Playa de Flamingo (artificial) y llegar a lo que en su día fue el Castillo de San Marcial Rubicón o de las Coloradas (s.XV) y a la Torre de las Coloradas o Fortaleza del Águila construida en 1741 y 1742 y destruida y reformada durante el reinado de Carlos III. Es el único elemento defensivo que se construyó en el sur de Lanzarote.

2. - EL PARQUE NACIONAL DE TIMANFAYA Y LA COSTA DE LAVA

El Timanfaya, creado en 1974, es uno de los Parques Nacionales más singulares del mundo y uno de los atractivos naturales más importantes de Lanzarote. En él también puso su arte el artista conejero César Manrique.

En el Islote Hilario los visitantes tienen la oportunidad de comprobar, mediante pruebas geotérmicas, las altas temperaturas que aún se registran en Timanfaya, pues a menos de un metro de profundidad se encuentran valores de temperatura de 100º C y a 10 metros unos 600º C. Su nombre lo recibe de aquel Hilario isleño que solía visitarlo para hacer acopio de hojas de unas higueras que crecían a su pie y con las que alimentaba a su camella.

Estas anomalías geotérmicas también se observan en La Casa de los Camelleros, y ambas tienen su origen en la existencia de una cámara magmática residual situada a 2 ó 3 km de profundidad. De naturaleza distinta son las del cráter del Timanfaya.

En “guagua” se realiza la Ruta de los Volcanes (Monumento Natural de las Montañas del Fuego) que originaron las erupciones volcánicas que formaron el parque en el siglo XVIII (entre los años 1730 y 1736) y que además afectaron a la cuarta parte de la isla. Mientras tanto, se puede escuchar la narración de los hechos según el manuscrito del cura Párroco de Yaiza en aquel entonces, D. Andrés Lorenzo Curbelo, que relató los acontecimientos desde el comienzo de la erupción hasta que la población emigró ante los últimos procesos volcánicos que se sucedieron. En el s. XIX (1824) se produjeron nuevas erupciones documentadas por el cura de San Bartolomé, D. Baltasar Perdomo.

 

Esta película necesita Flash Player 7

Durante el recorrido se pueden observar:

  • Numerosos conos volcánicos (estratovolcanes): más de 25 cráteres.

  • Tubos volcánicos o túneles originados por ríos de lava fluida (coladas) que, tras su solidificación en superficie, continuaron fluyendo en su interior dando lugar a ríos subterráneos de lava. De forma que, al finalizar la emisión de lava, el nivel de la misma en dicho túnel desciende hasta desaparecer. Si el techo se desploma formando huecos se originan los jameos.

  • Estafilitos o gotas de lava en el interior de los tubos volcánicos.

  • Hornitos o conos adventicios formados por la acumulación de gases o expulsión de lava sin llegar a formar edificios volcánicos de grandes dimensiones, siendo el más famoso el denominado Manto de la Virgen.

  • Islotes.

  • Distintos tipos de rocas ígneas o magmáticas de tipo intrusivo, efusivo o volcánico: basalto negro, piedra pómez o pumita de color claro, toba volcánica

  • Distintos tipos de lava:

- Viscosa “aa”, que al enfriarse forma una superficie de lava suelta áspera, rugosa e intransitable, conocida como malpaís.

- Fluida pahoe-hoe (cordada), de superficie lisa.

- Lapilli, también denominado por los campesinos rofe o picón, de color rojo y negro.

- Cenizas volcánicas.

También se realiza un paseo por este “paisaje lunar” a lomos de dromedarios con silla inglesa.

Aunque no lo parezca, en este paisaje desolado y abrupto, la vida está muy presente, incluso con gran número de endemismos: más de 200 líquenes (que salpican de distintos colores las rojas y negras arenas y lapilli y los oscuros basaltos), 5 algas, 15 musgos y plantas superiores como los juncos (que requieren alto índice de humedad) y la aulaga majorera o Launacea arborenscens (usada para las demostraciones de cremación). Pero no faltan reptiles como el lagarto de Haria (Gallotia atlantica) y el perenquén rugoso o majorero (Tarentola angustimentalis) salamanquesa que se alimentan de insectos y algunas plantas. Y tampoco podemos olvidar los troglobios o fauna cavernícola de los tubos volcánicos.

Por otra parte, el parque cuenta con un importante recurso cultural como son los cultivos agrícolas tradicionales, entre los que merece especial atención el cultivo de la higuera (Ficus carica), de forma similar al de la vid.

El pueblo de Yaiza, numerosas veces galardonado como pueblo más limpio de España, limita con el mar de lavas pertenecientes a Timanfaya.

Próximo al parque se halla la costa de lava, también de formación volcánica del s. XVIII.

Esta película necesita Flash Player 7

Allí es imprescindible pasear por:

  • Los Hervideros, que toman su nombre cuando el “mar hirvió” a causa de la lava volcánica, y que se han formado por erosión del oleaje sobre los acantilados volcánicos, que creó grutas, oquedades y cavernas. Además, el golpear de las olas sobre los pasadizos de lava cuando el mar está embravecido hace que el agua pase por los agujeros y suba a la superficie como si de agua hirviendo se tratara.

  • El Golfo, que es uno de los raros ejemplos de hidrovulcanismo, erupción volcánica con aporte de agua, porque se produce cerca de la costa. Aquí un volcán ha creado formaciones espectaculares en toba porosa (roca formada de cenizas y lodo volcánico). Pero de él queda solamente medio cráter erosionado por las olas del mar y separado de éste por barras de arena negra. Y lo que es más singular, posee una laguna de aguas cristalinas esmeraldas (debido a las algas superficiales ruppia maritima), que es conocida como Laguna de los Clicos o Lago Verde.

  • Las Salinas del Janubio, salinas escalonadas en las que el agua marina es elevada, antiguamente mediante molinos de viento, a las terrazas más elevadas, para ir decantando por evaporación la sal contenida en el agua. Además, es punto de recalada de aves limícolas y hábitat de numerosos vertebrados e invertebrados halohidrófilos (algunos endemismos de Lanzarote y amenazados de extinción).

En las inmediaciones del parque se puede ver como La Geria (Paisaje Protegido) quedó afectada por las erupciones del Timanfaya, pero además podemos apreciar el ingenio del campesino canario a la hora de sacar provecho al desastre, la pobreza del suelo y a la escasa humedad, para el cultivo de la vid. Así, construye una sucesión de pequeños cráteres protegidos del viento por paredes semicirculares de roca de lava (gerias) y extiende sobre su superficie una fina capa de ceniza volcánica que absorbe el rocío de la noche y proporciona el grado de humedad necesario para la vid, que crece en el fondo. De esta forma pueden obtener de cada cepa 50 kg de uva de malvasía (muy dulce), llegándose algún año a cosechar en cada una de dichas cepas hasta 150 kg. Con ello los agricultores elaboran vino de moscatel y vino blanco de malvasía.

En La Geria también se encuentra un tubo volcánico de gran interés: el Monumento Natural de la Cueva de los Naturalistas.

3. - PARQUE NATURAL DE LAS DUNAS DE CORRALEJO E ISLOTE DE LOBOS

El Parque Natural de las Dunas de Corralejo es uno de los atractivos más importantes de la isla de Fuerteventura por sus fantásticas playas de fina arena blanca coralina (unas de las mejores de Canarias) que no se calienta con las radiaciones solares y sus turquesas aguas cristalinas. Posee, además de dunas móviles de arena que parecen haber llegado directamente del Sáhara y numerosas especies endémicas y amenazadas.

Forma también parte de este parque el Islote de Lobos (con colonias de focas monje hasta el siglo pasado), interesante por:

  • Sus más de 130 especies de vegetales.

  • Sus áreas encharcadas que forman saladares de alto interés biológico.

  • Su avifauna variada, entre las que se encuentra el águila pescadora (guincho).

  • Sus hermosos fondos marinos (declarados Área de Reserva Submarina).

  • La elevada presencia de hornitos.

 

Para visitar todo esto existen numerosos cruceros diarios con salida en Lanzarote desde los que, además, se puede aprovechar para ver:

  • Delfines, ballenas y peces voladores (exocoeutus volitans).

  • El Monumento Natural de los Ajaches, con fósiles del Plioceno.

  • Las Playas de Papagayo (espacio natural protegido de arena dorada y mar quieta).

  • Playa Quemada (de negras arenas).

  • Puerto Del Carmen y Puerto Calero (con los yates más lujosos de la isla).

A través de las ventanas de visión submarina se puede contemplar igualmente el fondo marino de Lanzarote con su espectacular vida marina.

Por otra parte, en estas excursiones siempre ofrecen actividades acuáticas para niños y mayores en el mar.

Esta película necesita Flash Player 7

4. - NATURALEZA Y ARTE: EL NORTE DE LANZAROTE Y LAS OBRAS DE CÉSAR MANRIQUE

César Manrique nace en 1919 en Arrecife y muere en Teguise en un accidente de tráfico el 25 de septiembre de 1992. Este artista (pintor, escultor y autor de trabajos de arquitectura integral adaptados a la naturaleza de Lanzarote) destacó por su talento y genialidad a la hora de combinar naturaleza y arte.

En la escultura del autor son importantes los juguetes de viento (móviles) dispersos por toda la isla.

En el desplazamiento se pueden visitar hermosos pueblos costeros como Punta Mujeres y la principal zona de cultivo ecológico de Aloe Vera (Ozorla y ).

4.1. - MOZAGA: CASA MUSEO DEL CAMPESINO Y MONUMENTO AL CAMPESINO

El Monumento al Campesino (1968) fue el primer monumento del artista conejero César Manrique para homenajear con sus 15 m de altura la sacrificada labor del campesino de la isla. Titulado “Fecundidad”, está construido con hierro pintado y la unión  de los depósitos de agua de distintos tamaños de los barcos colocados en diferentes posiciones. Simboliza el agua, un bien escaso en Lanzarote, lo que ha hecho penoso y miserable el trabajo del agricultor. Así ve el autor “la gesta heroica del campesino, capaz de fecundar con su esfuerzo y tesón una tierra seca”.

La Casa museo del campesino es un antiguo caserío restaurado y ampliado por el artista.

4.2. - HARÍA o EL PUEBLO DE LAS DIEZ MIL PALMERAS

En este pueblo vivió César Manrique hasta su accidente. Su peculiar paisaje, que recuerda a un oasis, es debido a la humedad reinante en dicha zona.

Esta película necesita Flash Player 7

4.3. - MIRADOR DEL RÍO

Desde esta obra de César Manrique (inaugurada en 1973) se contempla una fantástica panorámica a una altura de 475 m (el punto más alto de la costa norte de la isla) de:

a) El Parque Natural del Archipiélago Chinijo, creado en 1986, y formado por las islas La Graciosa (Reserva Marina), La Alegranza (con un cráter de 1′1 km de diámetro y 289 m de altura) y Montaña Clara.

En el norte presenta un amplio sector de acantilados muy escarpados y de difícil acceso (Acantilados de Famara), pero en el sur la costa se hace baja y se forma la Playa de Famara, un paraíso para el surf por sus bravías aguas.

Es importante por la gran cantidad de endemismos en flora y fauna, especialmente de comunidades rupícolas y de aves.

En él hay varios puntos de yacimientos de huevos de aves prehistóricas que habitaban la isla y, actualmente, es una zona de especial protección para las aves (especialmente marinas y rapaces).

Además, en sus aguas podemos encontrar 228 especies distintas de peces y 304 de macroalgas marinas.

b) El Monumento Natural del Volcán de la Corona.

c) Las Salinas del Río, las más antiguas del archipiélago, usadas desde los tiempos de los romanos.

Todo esto también puede ser observado desde el Mirador de Guínate.

4.4. - JAMEOS DEL AGUA Y CUEVA DE LOS VERDES

Son dos de las grandes obras maestras de César Manrique, situadas en el Malpaís de la Corona, consistentes en tramos fantásticamente acondicionados por el autor de uno de los tubos volcánicos más grandes del mundo (más de 7 km bajo tierra y otros tantos sin determinar bajo el agua), cuyo núcleo principal está situado en el municipio de Haría, y que fue creado por la solidificación de la lava expulsada por el Volcán de la Corona hace 3.000 ó 4.500 años.

Los JAMEOS DEL AGUA (1966-1976) es quizá la obra más característica del artista conejero.

Esta película necesita Flash Player 7

En realidad, un jameo es una oquedad que se produce tras el desplome natural (por el peso o la presión de los gases) del techo de una cueva volcánica. Primero se visita el “Jameo Chico”, para seguir por el “Túnel de la Atlántida” e introducirnos en una espectacular gruta sumergida que avanza por las entrañas del océano y que presenta diversas formas de vida abisal. En la siguiente etapa vemos el lago subterráneo interior, de agua salada y cristalina, que se rige por la pleamar y bajamar del océano, y cuyas aguas se filtran a través de la corteza volcánica. Además, el lago proporciona una espectacular gama de colores cuando la luz solar penetra por un orificio abierto en el techo de la gruta como consecuencia de la explosión de los gases en su proceso de formación. Asimismo, pueden observarse los jameillos o jameitos (diminutos cangrejos ciegos únicos en el mundo y endémicos (exclusivos) de ese tubo volcánico) pertenecientes a la especie Munidopsis polymorpha, que en realidad tiene su hábitat natural en mares más profundos. Actualmente, son el símbolo de la naturaleza de la isla de Lanzarote.

Pero en los jameos hay otras 14 especies de invertebrados endémicas como Speleonoectes ondinae (artrópodo de la clase Remipedia), que vive en tubos volcánicos inundados por el agua marina.

El “Jameo Grande” posee una brillante piscina blanca rodeada de vegetación perfectamente integrada y que armoniza con la roca volcánica predominante en este espacio.

En los Jameos del Agua se encuentra también La Casa de los Volcanes, centro científico de ámbito internacional destinado al estudio de la vulcanología.

LA CUEVA DE LOS VERDES (1964) debe su aspecto al verde musgo que cubre sus paredes y fue utilizada por los isleños para defenderse de los piratas.

4.5. - JARDÍN DE LOS CACTUS

Situado en Guatiza, es la última obra del artista, en una zona de cultivo de la cochinilla (Coccus cacti): un parásito del cactus (particularmente de Opuntio coccinifera) del que se extrae uno de los colorantes más fuertes del mundo, el carmín. Para ello se secan y trituran las hembras, ya que está presente en los huevos de los insectos fecundados.

En él se muestran más de 10.000 cactus.

4.6. - FUNDACIÓN CÉSAR MANRIQUE

En realidad es una casa del lugar conocido como Taro de Tahiche donde habitó César Manrique. Para ello, en 1968, acondicionó totalmente el interior de cinco burbujas volcánicas (de 8 m de diámetro y 5 de altura) pertenecientes a las erupciones que forjaron el Parque Nacional de Timanfaya: la de la fuente, la blanca, la roja, la negra y la amarilla, que se hallan decoradas de igual color que su nombre.

Debe aclarase que “taro” significa construcción de piedras superpuestas sin argamasa.

USO EN EL AULA:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, la naturaleza de la Península Ibérica, la biodiversidad, el nicho ecológico, la evolución, las adaptaciones, los endemismos, las sucesiones ecológicas, …

GEOLOGÍA: Al abordar los minerales, las rocas, los fósiles, la tectónica de placas, el vulcanismo, etc.

LENGUA ESPAÑOLA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científco,…

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de las especies y rocas volcánicas, etc.

GEOGRAFÍA, HISTORIA Y ARTE

Las cucarachas: Uno de los grandes éxitos de la evolución

Este artículo se lo dedico a mis profesores y profesoras de EGB del colegio “El Lloréu” (antiguo “Sagrado Corazón”) y de BUP y COU del instituto “Padre Feijoo”, que me dieron las bases para evolucionar en mi profesión.

FILO: Artrópodos (Arthropoda).

CLASE: Insectos (Insecta, Hexapoda).

ORDEN: Dictiópteros (Dictyoptera).

SUBORDEN: Blatarios (Blattaria o Blattodea).

FAMILIA: Blátidos (Blattidae).

GÉNERO: Blatta.

ESPECIE:   Blatta orientalis.

NOMBRE COMÚN CASTELLANO: Cucaracha negra doméstica u oriental.

NOMBRE COMÚN EN INGLÉS: Cockroach.

Estos son los distintos taxones de la cucaracha negra doméstica u oriental, que pertenece al mismo orden que las mantis o santateresas.

Las cucarachas, esos bichos que tanta gente detesta, llevan viviendo en la Tierra unos 350 millones de años, por lo tanto, ya existían cuando se extinguieron los dinosaurios. Desde su aparición no han necesitado cambiar de aspecto, por lo que son verdaderos fósiles vivientes, al igual que el cangrejo cacerola, el nautilo, el cocodrilo, el celacanto o el tiburón.

Se conocen unas 4.000 especies de cucarachas, la mayoría lucífugas, que habitan en todos los lugares, excepto en las regiones polares. Sólo unas 25 especies de cucarachas viven en las casas, junto al ser humano. Su presencia es índice de la mala higiene ambiental. Y además de dejar un olor rancio, actúan de vectores transportando virus y bacterias, contaminado con su cuerpo, sus patas y sus deposiciones, comida y utensilios y causando enfermedades como la hepatitis, polio, tifus, peste bubónica y salmonelosis. También pueden causar reacciones alérgicas a las personas, que van desde el lagrimeo de ojos hasta disnea severa.

La mejor manera de prevenir las plagas de cucarachas es mantener la casa limpia e impedirles el acceso al agua, que necesitan para sobrevivir.

Blattella germanica, foto realizada por la Universidad de Florida.

 

Las cucarachas se caracterizan por poseer:

  • Un cuerpo aplastado dorsoventralmente, que les permite introducirse, circular y esconderse en rendijas, grietas y hendiduras.

  • Un pronoto que cubre, a modo de escudo, la cabeza.

  • Una cutícula aceitosa, que si resulta dañada mueren por deshidratación.

(Imagen de Periplaneta americana de Biology Teaching Resources by D G Mackean).

 

Son uno de los grandes éxitos de la  evolución, debido principalmente a que son no especialistas, es decir, que son capaces de comer cualquier cosa, ya que son saprófagas y omnívoras.  Gracias a la variedad de bacterias y protozoos que proliferan en su aparato digestivo, comen incluso algas, insectos muertos, sales de las zapatillas de deporte, cables eléctricos, pegamento, papel, jabón y cucarachas más débiles. Además, la mayoría de las cucarachas prueban la comida antes de meterla en la boca ya que aprenden a rehuir los venenos de sabor desagradable.

Algunas especies pueden pasar meses sin comer, un mes entero sin agua y soportar dosis masivas de radiación. Y una especie, por lo menos, puede sobrevivir a la congelación durante 48 horas.

(Imagen tomada de blattodea species file).

Pueden escapar a los depredadores y a un pie humano que las persiga gracias a:

  • Las antenas largas filiformes (que en la mayoría pueden detectar leves movimientos de aire).

  • Los cercos aguzados y peludos del final del abdomen (sensores de vibración, responsables de su carácter escurridizo).

  • Las alas (elitroides), en algunas especies. Aunque las hembras tienden a ser ápteras o braquípteras (micrópteras). Las alas son reticulares, de ahí el nombre de Dyctiópteros.

  • Los tiempos de respuesta relámpago (0′05 segundos): más rápido de los que podemos pestañear.

 

Sus altas tasas de reproducción también contribuyen a su supervivencia de dos maneras distintas:

  • Aumentando enormemente su número: Por ejemplo, en un solo año, las puestas de huevos, en ootecas, de una única hembra de cucaracha asiática (especialmente extendida en Florida) y de sus hijos pueden hacer que la población de cucarachas tenga unos 10 millones de individuos más.

  • Permitiéndoles desarrollar rápidamente resistencia genética a casi cualquier veneno de los que le echemos, al igual que hacen las bacterias ante los antibióticos.

Pero no debemos olvidar que las cucarachas también constituyen una parte importante del ecosistema, pues desempeñan un papel significativo en la descomposición rápida de los residuos forestales y de la materia fecal de los animales.

 

Si quieres saber más sobre este insecto consulta el siguiente enlace:

101-cosas-que-no-sabias-sobre-las-cucarachas

USO EN EL AULA DEL ARTÍCULO:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, los seres de las viviendas, el comensalismo, los artrópodos, los insectos, el sistema inmune, las alergias, las enfermedades del aparato respiratorio, las adaptaciones, las redes tróficas, etc.

LENGUA ESPAÑOLA: Al abordar la etimología y la semántica de las palabras, el lenguaje científico,…

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de la especie, etc.

¿Dominarán las cucarachas el planeta Tierra?

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.