Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Posts Tagged “desfiladeros”

Estudio del modelado kárstico en el concejo de Aller

En la salida de campo del día 29 de octubre para el estudio geológico y ecológico del concejo allerano, nos paramos en las Foces de Ruayer (hoces creadas por el río Aller) con el objetivo de estudiar in situ el paisaje kárstico, muy característico de la cordillera Cantábrica, y propio de zonas de rocas calizas.

(Fotografía realizada y “retocada” por la alumna Samara)

Lo primero que hicimos fue comprobar la naturaleza calcárea de la zona. Para ello utilizamos el ácido clorhídrico, que produce efervescencia al reaccionar con el carbonato de calcio (CaCO3), que no es otra cosa que el gas  dióxido de carbono (CO2) que se desprende según la reacción química siguiente:

 HCl + CaCO3 → H2O + CaCl2 + CO2

El modelado kárstico es producido por un agente geológico externo: el dióxido de carbono de la atmósfera disuelto en el agua. Esta forma de relieve se origina por la meteorización química de las rocas calizas, es decir, por la carbonatación o disolución indirecta del carbonato de calcio de dichas rocas debido a la acción de aguas ligeramente ácidas.

CO2+ H2O + CaCO3 ↔ Ca2+ + 2 HCO3-

(Posando ante las surgencias)

Curiosamente la caliza es una roca impermeable y prácticamente insoluble en agua, pero al diaclasarse (romperse) aparecen fisuras por las que el agua se filtra. Este agua se acidifica cuando se enriquece en dióxido de carbono, por ejemplo cuando atraviesa un suelo, transformándose en   ácido carbónico (H2CO3).

  • Disolución del dióxido de carbono:

CO2 + H2O ↔ H2CO3

  • Disociación acuosa del ácido carbónico:

H2CO3 + H2O → H3O+ + HCO3-  

Este ácido ataca la calcita, el mineral que forma la caliza, y transforma el carbonato de calcio, insoluble, en bicarbonato de calcio (Ca(HCO3)2), soluble.

  • Ataque ácido del carbonato de calcio:

H3O+ + CaCO3 ↔ Ca2+ + HCO3- + H2O

 

La disolución y por lo tanto la formación del relieve kárstico, se ve favorecida, además de por la naturaleza caliza de las rocas y su pureza, por:

  • La abundancia de agua;

  • La concentración de CO2 en el agua;

  • La baja temperatura del agua (cuanto más fría este el agua, más está cargada de CO2);

  • Los seres vivos (que emiten CO2 en el suelo por la respiración y la descomposición de la materia orgánica presente en los horizontes del suelo);

  • El tiempo de contacto agua-roca.

Luego, este proceso es más eficaz en las regiones húmedas, como Asturias, por la mayor intensidad de las precipitaciones, y especialmente en las zonas frías de montaña de dichas zonas.

La erosión por disolución del carbonato cálcico avanza tanto desde la superficie como desde el interior gracias a la infiltración de agua a través de grietas, fisuras y cavidades de disolución. Por ello se habla de formas exokársticas y formas endokársticas, y es también lo que hace que externamente los karsts sean paisajes muy áridos y con escasa vegetación, pues la mayor parte del agua superficial se infiltra.

Además, es frecuente la presencia en superficie de aberturas que comunican con las cavidades endokársticas, en forma de simas, pozos, cavernas…, que además suponen cierto riesgo por la posibilidad de caídas.

Con la disolución de la caliza va quedando un residuo insoluble formado fundamentalmente por materiales arcillosos (arcillas de descalcificación).

En las Foces de Ruayer estudiamos concretamente las formas exokársticas que se producen en superficie por la disolución indirecta del carbonato de calcio de las rocas calizas de las laderas del Pico la Panda y de la sierra del Campanal:

  • Lapiaces o lenares: surcos o cavidades separados por tabiques más o menos agudos y formados por las aguas de escorrentía sobre las vertientes o sobre superficies llanas con fisuras. La disolución superficial puede ser muy profunda y alcanzar gran desarrollo, dando origen a terrenos muy accidentados.

  • Ollas, marmitas de gigante, pilancones.

 

  • Poljés: depresiones alargadas de fondo horizontal enmarcadas por vertientes abruptas y recorridas total o parcialmente por corrientes de agua, que desaparecen súbitamente por sumideros o pozos y continúan circulando subterráneamente.

  • Dolinas o torcas: grandes depresiones formadas en los lugares donde el agua se estanca y que al unirse con otras vecinas forman uvalas.

  • Gargantas, hoces, desfiladeros, cañones, tajos: valles de fondo estrecho con paredes abruptas o verticales, causados por los ríos, que frecuentemente son ciegos, terminan en fondo de saco, donde una surgencia o un sumidero dan nacimiento a una corriente fluvial o la hacen desaparecer, respectivamente. Este desfiladero del río Aller está integrado en la ruta de senderismo Foces del Pino-Foces de Ruayer, que une la localidad del Pino con la Paraya.

 

  • Simas: aberturas estrechas que comunican la superficie con las galerías subterráneas.

  • Ponors: aperturas de tipo de portal donde una corriente superficial o lago fluye total o parcialmente hacia un sistema de agua subterránea.

  • Surgencia, manantial o fuente: agua que sale del macizo calcáreo que contiene carbonato en disolución.

 

  • Toba: concreción calcárea al pie de la surgencia, formada por la precipitación del carbonato disuelto en el agua que sale del macizo calcáreo por las surgencias, y que se deposita sobre los vegetales.

No hemos visitado  formaciones endokársiticas como cuevas y galerías, que se crean al infiltrarse el agua. En ellas suelen formarse estalactitas a partir del agua, rica en carbonato cálcico, que gotea del techo, y estalagmitas a partir del agua depositada en el suelo.

(Surgencia en el macizo calcáreo)

Estas fotos últimas han sido tomadas en el angosto y estrecho desfiladero de  las Foces del Pino, durante  en el senderismo realizado en junio de 2009:

Esta película necesita Flash Player 7

Esta película necesita Flash Player 7

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.