Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Posts Tagged “endemismos”

Día del Medio Ambiente en el Parque Nacional (y Reserva de la Biosfera) de Los Picos de Europa

El objetivo: Estudiar in situ el paisaje kárstico, el paisaje glaciar, los ecosistemas lacustres y los ecosistemas de montaña en una sencilla ruta alrededor de los Lagos de Covadonga. (Guía del Parque Nacional de los Picos de Europa).

 Introducción

El Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio) el alumnado de 3º de ESO y el del PDC visitó lo que fue el primer Parque Nacional español: El Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, creado en 1918 por Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa (enterrado en el Mirador de Ordiales), y que, desde 1995 forma la parte occidental del Parque Nacional de los Picos de Europa, mundialmente conocido por sus lagos Enol y Ercina (Lagos de Covadonga).

Aquí, Pelayo, con un reducido ejército, consiguió vencer en el 711 al ejército musulmán y, con ello, se inició la Reconquista, un proceso que duraría más de 600 años.

 

El Parque Nacional de Los Picos de Europa se encuentra enclavado en la Cordillera Cantábrica, entre las provincias de Asturias, Cantabria y León, siendo el único Parque Nacional perteneciente a tres comunidades autónomas diferentes y gestionado de forma conjunta. Además, con sus 64.660ha, constituye el espacio protegido de mayor extensión de toda España y el segundo Parque Nacional más visitado de España, después del Parque Nacional del Teide (Tenerife). También cuenta con otras figuras de protección que denotan la calidad natural y paisajística de esta zona:

 

  • Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).
  • Lugar de Interés Comunitario (LIC).
  • Reserva de la Biosfera (desde 2002).

Además, el Principado de Asturias, dentro de su Red Regional de Espacios Naturales Protegidos, ha declarado Monumentos Naturales las principales cavidades cársticas de los macizos central y occidental:

• Monumento Natural de la Red de Toneyo

• Monumento Natural del Sistema del Jitu

• Monumento Natural del Sistema del Trave

• Monumento Natural de la Torca Urriellu

Los Picos de Europa están formados por tres importantes macizos de caliza (la mayor formación de caliza de la Europa Atlántica) originada hace unos 300 millones de años en el mar, como atestiguan los fósiles de crinoideos que encontramos en los muros de las cabañas de la Majada de las Reblagas.

 

Estos macizos, que se elevaron hace 65 millones de años, son:

  • Macizo Oriental o de Andara.
  • Macizo Central o de los Urrieles.
  • Macizo Occidental o de Cornión.

Todos ellos se hallan limitados por profundos valles y gargantas, tienen en total más de 200 cotas que superan los 2000 m de altitud y forman un grandioso karst de montaña con una paisaje subterráneo espectacular: No olvidemos que aquí se encuentran más del 10% de las simas del planeta que superan los 1000 m de profundidad, incluida la 4ª sima más profunda del mundo: La Torca del Cerro del Cuevón (1.589 m), de las pocas que dispone de dos rutas de más de 1.000 metros de profundidad, y por la cual discurre un torrente subterráneo llamado río Marbregalo

El Parque está atravesado por cuatro ríos encauzados en profundas gargantas: Deva, Sella, Cares y Duje. Así, nos encontramos dos de las hoces más espectaculares de España (el desfiladero de los Beyos y la garganta del Cares) pues en apenas 10 kilómetros, los ríos de aguas cristalinas salvan más de 1.000 metros de desnivel.


En el macizo Central encontramos las cumbres más elevadas de la Cordillera Cantábrica:
Torrecerredo (2.648 m) y el emblemático Naranjo de Bulnes, también conocido como el Picu Urriellu (2.519 m), que obtiene su nombre del color anaranjado que toma debido a la composición de la roca y la incidencia de los rayos solares.


De las hermosas cumbres del macizo Occidental, destaca La Peña Santa de Castilla, con 2.596 metros.

 

En el paisaje contrastan las escarpadas cimas grises peladas de vegetación con las verdes majadas de ensueño (situadas a altitudes inferiores a los 1600 m).

 

Su clima se caracteriza por la humedad, los bancos de niebla y las constantes precipitaciones debidas a la cercanía al mar (apenas 20 kilómetros). La presencia de la nieve se acentúa durante los meses de invierno, pero no son raros los neveros que se mantienen de forma permanente. En la foto inferior (del mes de junio) apreciamos nubes de evolución.

 

Los principales agentes modeladores del paisaje de este Parque Nacional (además del hombre) son el agua, los ríos y los glaciares.

 

La meteorización biológica

Las raíces de las hayas se introducen entre las grietas actuando de cuñas. Al mismo tiempo segregan sustancias que alteran químicamente las rocas.

En la foto líquenes de varios colores. El blanco se ha raspado para ver el alga o ficobionte, de color verde. Los líquenes (simbiosis entre algas y hongos) son los primeros colonizadores de todo tipo de superficies, desde rocas volcánicas a cortezas de árboles. Con su metabolismo van “deshaciendo” la roca y van “construyendo” suelo en el que más tarde podrán enraizar organismos vegetales como los musgos, a los que más tarde seguirán organismos que se alimentan de ellos. Además, durante su actividad metabólica, fijan en nitrógeno en el sustrato, elemento químico indispensable para la vida vegetal, por lo que son un eslabón transcendental en el ciclo del nitrógeno.

La meteorización biológica desintegra las rocas existentes y desempeña un papel importantísimo en la creación de los suelos que cubren la superficie de la Tierra y sustentan toda vida.

Pero el principal agente del parque de la meteorización biológica es el hombre.

La meteorización física o mecánica: gelifracción

 

Canchales originados por la gelifracción.

La meteorización química de las calizas: carbonatación y paisaje kárstico

La karstificación es comparable a la del Cáucaso, Alpes y Pirineos. En estos paisajes calizos el agua en superficie desaparece rápidamente y por esos son escasos los cursos de agua superficiales en las zonas altas.<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>

La intensa karstificación da lugar en la parte exterior a algunas formas muy características, como los jous, grandes depresiones glacio-kársticas cerradas (hasta 1 km de diámetro y 100 m de profundidad).

Disolución de la roca caliza por el proceso de carbonatación.

Lenares  creados en la roca caliza por el proceso de carbonatación.

Lapiaces lineales  creados por la meteorización química de la caliza debido al agua de escorrentía (de lluvia) que se desliza por la pendiente.

Descansando sobre los lapiaces. En esta zona hay que tener cuidado pues existen aberturas (simas) que comunican la superficie con galerías subterráneas.

Dolinas en la Vega de Enol. Estas depresiones se forman donde el agua se estanca y disuelve indirectamente el carbonato de calcio de la caliza.

Poljés. Estas depresiones se caracterizan por ser alargadas, tener el fondo horizontal y estar rodeadas por vertientes abruptas. Concretamente esta es la Vega del Bricial o Tecer Lago de Covadonga, una laguna temporal (lago fantasma) donde el agua se filtra poco a poco por el fondo calcáreo. Al fondo el circo glaciar de Enol.

Los poljés están recorridos por corrientes de agua, que desaparecen súbitamente por sumideros o ponors y continúan circulando subterráneamente. (Vega de Comeya, antiguamente un lago y actualmente una turbera).

En Picos se encuentran los únicos poljés de Asturias.

Cerca del hayedo El Palomeru nos encontramos esta fuente.

 

Porra de Enol, conocido paisaje kárstico del Parque por la peligrosa subida en carrera que realizan los pastores el día de Santiago Apóstol (25 de julio).

En las rocas calizas la escasez de agua hace que las plantas presenten adaptaciones que evitan al máximo la pérdida de agua, como en el ejempo de la foto superior.

Modelado glaciar

Los glaciares del Cuaternario abrieron grandes valles en los picos. La erosión glaciar es muy patente. Existes 9 microglaciares actualmente.

 

Valle glaciar en forma de U (Vega de Enol).

 

Valle glaciar de Enol y morrena central de La Picota o de Entrelagos (que separa el lago Enol del Ercina)  formada por la unión de las morrenas laterales de las lenguas glaciares de Enol y de Ercina.

Al fondo, el Macizo Central con Torrecerredo, detrás estos sedimentos glaciares o till (materiales de distintos tamaños, no estratificados y sin consolidar, formados por cantos y bloques de caliza que flotan en una matriz arenosa).

En este lago (Enol) se encuentra sumergida una imagen de la virgen de Covadonga, que cada 8 de septiembre es elevada para sacarla en procesión.

Vega de La Tiese, Pico o Porru El Mosquital y Lago Ercina, en cuyo final una obra de ingeniería retiene la masa de agua e impide que desaparezca por un sumidero natural producto de la meteorización química en la caliza (“erosión kárstica”). Al fondo el macizo de las Peñasantas.

 

 Morrena frontal, en la Vega de Enol, con la capilla del Buen Pastor en la cresta.

 

 

Los lagos no son frecuentes en paisajes kársticos, pero los de Enol y Ercina son de origen glaciar: ocupan depresiones excavadas por el hielo en un sustrato impermeable de pizarras rellenado, a su vez, con sedimentos glaciares (morrenas basales) también impermeables y donde la morrena frontal actúa de cerrojo una vez que se ha retirado el frente glaciar.

 

En la morrena lateral (La Llomba) se observan los sedimentos glaciares (till o depositos glaciares) de materiales heterogéneos poco erosionados.

Flora: flores de montaña, bosques mixtos, hayedos, vegetación de zonas encharcadas

Los líquenes de estos fresnos son buenos indicadores de la pureza del aire de este lugar. Encontramos estos árboles en las majadas pues el ganado aprecia mucho su hoja y el pastor se la ofrece en septiembre tras la poda.

Viven aquí alrededor de 1.600 especies de flora vascular. Las flores de alta montaña representan una buena parte de los endemismos de este Parque Nacional.

 

Estas flores protegidas de alta montaña suelen presentar llamativos colores.

Gentiana angustifolia  y Globularia repens.

Gentiana verna de las praderas de alta montaña.

En el mes de mayo hubiéramos visto estos preciosos narcisos.

No menos interesantes son las tres plantas tóxicas que vienen a continuación:

 

Helleborus viridis, Eléboro verde.

Aconitum napellus, matalobos de flor azul. Es menos tóxico que el de flor amarilla.

 

Anemone nemorosa.

En las zonas encharcadas nos encontramos estas otras dos plantas:

 

Pinguicula grandiflora , conocida comúnmente como la grasilla de flores grandes, violeta de agua, tiraña o flor de las fuentes, que es un planta insectívora de la familia Lentibulariaceae donde los insectos quedan atrapados en sus hojas pegajosas al posarse sobre ella.

La calta palustre, caléndula acuática o verruguera (Caltha palustris).

Aunque nos encontramos zonas con microclima mediterráneo con encinas, en el Parque predomina el bosque autóctono atlántico planifolio o caducifolio. (Pinchar aquí para ampliar información).

La mayoría de la superficie boscosa del Parque esta ocupada por el haya (Fagus sylvatica) que crece hasta cotas de 1.700 m de altitud. Aquí, el hayedo petrano El Palomeru en zona de umbría, visto desde la majada de El Bricial, donde los árboles crecen de forma caprichosa entre las rocas.

 

Valle en U, en la Vega de Enol, con hayas en las laderas.

A la sombra de un añoso ejemplar de haya situada en una zona rocosa y que, por lo tanto, se ha conservado pues no ha sido talada para pastizal para el ganado.

Interesante enlace: Flora de los Picos de Europa ordenada alfabéticamente

Fauna: anfibios, reptiles, aves, mamíferos, insectos, troglobios

En este Parque está representada toda la fauna cantábrica, cuya singularidad radica en que aquí se encuentra el límite sur de muchas especies propias del norte de Europa y el límite norte de muchas especies de distribución mediterránea. Otra de las razones de esta riqueza es su paisaje humanizado por un uso agroganadero histórico, que ha creado un mosaico de bosque, matorral y pastizal (de diente) ideal para los animales.

 

Así, encontramos del total de la fauna vertebrada (no peces) de la península Ibérica:

  • El 82% de los anfibios (de las 10 especies tres son endemismos ibéricos): la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica), el tritón alpino (Triturus alpestris), el tritón palmeado (T. helveticus),  la rana bermeja (Rana temporaria), que puede hacer las puestas incluso en la nieve, el sapo partero (Alytes obstetricans) que transporta la puesta de huevos en las patas traseras hasta el momento de la eclosión, el sapo común (Bufo bufo)…

  • El 63% de los reptiles.

  • El 72% de las aves reproductoras (170 especies observadas).

  • El 88% de los mamíferos.

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Destacan en el Parque:

  • Numerosas especies animales protegidas como el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus), el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) o el oso pardo (Ursus arctos). (La cabra pirenaica se extinguió en el s. XX).

  • Animales representativos de Picos de Europa como el rebeco cantábrico (Rupicapra rupicapra).

  • Especies emblemáticas como la perdiz pardilla, el acentor,  el gorrión alpino, el pico mediano, el lobo ibérico…

  • Escarabajos únicos en el mundo como la Rosalia alpina.

  • Insectos, miriápodos y crustáceos troglobios en el interior de las simas, algunos de ellos nuevos para la ciencia como el insecto colémbolo Ongulonychiurus colpus, el milpiés diplópodo Asturasoma fowleri

  • Cangrejo ibérico, especie introducida (no autóctona) pero en peligro de extinción en España, fochas, ánades reales, cercetas,  etc. en el Lago Ercina, eutrófico.

 

Enlaces interesantes sobre animales del Parque:

El hombre en Picos: majadas y minas

La búsqueda de alimento para el ganado ha provocado la transformación de los bosques en pastizales.

Las majadas son asentamientos temporales (desde la primavera al otoño) situados en vegas fértiles (zonas de poljés, uvalas, dolinas) con fuentes cercanas. En la Majada de Las Reblagas aún hoy se mantiene la actividad pastoril y se continúa elaborando el famoso queso de Gamonéu de una forma artesanal y ancestral, utilizando la leche de cabra, oveja (principalmente Lacha) y vaca (1kg requiere 10 l de dichas leches). Lo fabrican en estas cabañas de tejado a un agua y lo ahuman en la “talamera  (estantes). El de Cangas solamente se cura en dicha “talamera” y es más seco. El de Onís, después se lleva a las cuevas para que termine su proceso de madurez.

Con el suero del queso se alimentaban los cerdos que se alojaban en recitos llamados cuerres. (En la foto superior se se observan “les muries de les cuerres”).

Vacas asturianas de raza casina hibridadas con asturiana de los valles. Se caracterizan por sus patas cortas y robustas que les facilitan el tránsito por estos abruptos lugares.

 

Antigua “Mina Buferrera” a cielo abierto (1870-1979) de hierro, manganeso y cinabrio que a finales del XIX tenía 500 trabajadores pero que pasó a tener sólo 18 en los años 70 del siglo XX. En ella se trabajaba de abril a octubre y en malas condiciones (la guía nos informó que los trabajadores se bebían el aceite de los candiles a causa del hambre).

Las Minas de Buferrera están excavadas en una morrena lateral (La Llomba) porque la disolución de las calizas del Carbonífero fue liberando los materiales insolubles (hierro, cinabrio y manganeso) contenidos en sus fracturas. Éstos se concentraron en las oquedades kársticas que en el Cuaternario quedaron cubiertas por los sedimentos glaciares (till o depositos glaciares).

Por lo tanto, los mineros necesitaron extraer previamente éstos de las morrenas quedando al descubierto un espectacular paisaje kárstico en pináculos.

 

Para ver todas las fotos de los Picos de Europa pincha aquí.

De regreso a nuestros hogares, en la cueva de Covadonga que está al lado de esta basílica podemos disfrutar de la surgencia del río Orandi, justo bajo la imagen de la Virgen.

 

INFORMACIÓN DE INTERÉS

-          Mapa de los Lagos de Covadonga.

http://s1147.photobucket.com/user/CesBal/media/Asturias-Cantabria%202012/Olla%20de%20San%20Vicente/316d1277.jpg.html

-          Guía del Parque Nacional de los Picos de Europa.

http://www.magrama.gob.es/fr/red-parques-nacionales/nuestros-parques/picos-europa/guia-picos_tcm12-288896.pdf

-          Picos de Europa: El esplendor del bosque atlántico.

http://www.magrama.gob.es/fr/red-parques-nacionales/nuestros-parques/picos-europa/valores-naturales/bosque-atlantico.aspx

-          Flora de los Picos de Europa ordenada alfabéticamente.

http://www.magrama.gob.es/fr/red-parques-nacionales/nuestros-parques/picos-europa/visita-virtual/flora/default.aspx

-          Fauna de los Picos de Europa ordenada alfabéticamente.

http://www.magrama.gob.es/fr/red-parques-nacionales/nuestros-parques/picos-europa/visita-virtual/fauna/default.aspx

-          Fauna y flora de los cursos de agua de los Picos de Europa.

http://www.magrama.gob.es/fr/red-parques-nacionales/nuestros-parques/picos-europa/valores-naturales/valores-naturales-cursos-agua.aspx

-          Día del Medio Ambiente en el Parque Nacional (y Reserva de la Biosfera) de Los Picos de Europa.

http://blog.educastur.es/peguranciu/2013/06/13/dia-del-medio-ambiente-en-los-picos-de-europa/

Abajo podéis ver y descargar la guía elaborada para realizar la ruta alrededor de los Lagos de Covadonga, en el Parque Nacional de los Picos de Europa.

Esta película necesita Flash Player 7

Posidonia oceanica una planta acuática Angiosperma Monocotiledónea que sólo se encuentra en el Mar Mediterráneo

Catalogada como el organismo más grande del mundo desde que en 2006, en Baleares, se encontrase una planta de Posidonia de cerca de 8 km de largo, a la que se le atribuyó una edad de 100.000 años. El descubrimiento fue fortuito, ya que se estima que dentro de esta pradera viven cien millones de ejemplares de la misma especie.

DIVISIÓN Angiospermas o Magnoliófitas (Magnoliophyta)
CLASE Monocotiledóneas (Liliopsida)
GÉNERO Posidonia
ESPECIE Posidonia oceanica

Este año, en el Acuario de Gijón estudiamos los endemismos del Mar Rojo. Pero en el Mare Nostrum tenemos un endemismo muy original, una planta acuática Angiosperma Monocotiledónea, y no un alga como pudiera parecer, y de tal importancia que en 1999 las praderas de Posidonia oceanica existentes entre las islas de Ibiza y Formentera fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco dentro de la denominación «Ibiza, Biodiversidad y Cultura».

Posidonia oceanica florece en otoño y produce en primavera frutos flotantes. Forma praderas submarinas que tienen una notable importancia ecológica pues constituyen la comunidad clímax del Mar Mediterráneo, donde muchos organismos encuentran alimento y protección. También ejercen una considerable labor en la protección de la línea de costa de la erosión. Además, esta especie, clave del ecosistema marino costero, se la considera un buen bioindicador de la calidad de las aguas marinas costeras.

 

El Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar (Almería), por ejemplo, cuenta entre su catálogo de vegetales con esta fanerógama o espermatófita junto con otra veintena de endemismos “vegetales” terrestres.

Linneo, en su “Systema Naturae“, describió la especie llamándola Zostera oceanica pero en 1813  Delile la renombró a Posidonia. En lo que respecta al orden y a la familia no hay acuerdo entre los estudiosos.

El nombre genérico Posidonia deriva del griego Poseidón (dios del mar), mientras que el epíteto específico oceanica hace referencia al hecho de que esta especie tenía una distribución mucho más amplia que la actual.

 

A lo largo del tiempo, los restos de posidonia han sido utilizados por el hombre con diferentes fines. Así por ejemplo, se ha usado para proteger y embalar objetos de vidrio y cerámica, para rellenar colchones almohadas u cojines, como cama del ganado en los establos, como abono…También se ha usado en medicina popular, donde se le atribuyen numerosas propiedades (astringente, respiratorio, limpiador facial, etc.).

 

Matte: raíces, rizomas y hojas

 

A diferencia de las algas, estas fanerógamas marinas son plantas vasculares con tejidos diferenciados en raíces, tallos, hojas, flores, frutos y semillas.

La matte es una formación en terraza que consiste en un entramado de estratos de rizomas muertos, raíces y sedimentos atrapados, que le permite a las posidonias colonizar un entorno que difícilmente podrían ocupar las algas, carentes de raíces.

La matte tiene una tasa de crecimiento muy lenta (1 m por siglo) y dado que la velocidad de descomposición de los rizomas es muy lenta, éstos pueden permanecer dentro de la matte incluso durante milenios.

En las zonas de fuerte hidrodinamismo los rizomas pueden ser arrancados y se forman canales en el interior de la pradera llamados “canales de intermatte“.

  • Raíces, lignificadas, para anclar la planta al sustrato.

  • Rizomas plagiótropos (crecen horizontalmente), anclan la planta al sustrato y permiten la reproducción asexual.

  • Rizomas ortótropos (crecen verticalmente), combaten el enarenamiento debido a la continua sedimentación y originan las hojas. La alta acumulación de sedimentos y la reducción del espacio disponible para el crecimiento horizontal estimula el crecimiento vertical de los rizomas, formando así las mattes.

  • Hojas cintiformes paralelinervias de ápices redondeados y color verde brillante, aunque se vuelven marrones con el paso del tiempo. Pueden llegar a alcanzar una longitud de 1,5 m y tienen una anchura de 1 cm. Se organizan en matas de 6 o 7 hojas, encontrándose las más viejas en el exterior y las más jóvenes en el interior. En otoño la planta pierde las hojas más exteriores, que pasan a ser de color marrón y que son fotosintéticamente inactivas. Durante el invierno se producen las hojas nuevas.

  

Reproducción sexual y asexual

  • La reproducción sexual se produce a través de la producción de flores y frutos. Sirve para colonizar zonas nuevas y garantizar la variabilidad genética.

  • La reproducción asexual por estolones sirve para la expansión de las praderas. Se realiza mediante los rizomas plagiótropos, que crecen cerca de 7 cm al año.

Flores 

 

 

  • La floración se lleva a cabo en septiembre y octubre en las praderas más cercanas a la superficie del mar, y dos meses más tarde mientras en las más profundas.

  • Las flores son hermafroditas y se agrupan en una inflorescencia de color verde en forma de espiga, contenida entre brácteas florales.

  • El gineceo está formado por un ovario unilocular.

  • El androceo consta de tres estambres con anteras cortas, en cuyo interior se haya el polen de forma esférica, pero que se vuelve filamentoso tan pronto como se libera en el agua.

  • La polinización es hidrófila y se puede producir autofecundación.

  

Fruto

  • Se forma a los 6 meses de la fecundación.

  • Es ligeramente carnoso, similar a una drupa, y con un pericarpio poroso y rico en una sustancia oleosa que permite la flotación cuando, al madurar, se separa de la planta.

  • Al pudrirse libera una semilla que cae al fondo y, si encuentra un sustrato humificado con las condiciones adecuadas de profundidad, estabilidad y tipo de sedimento, germina y da lugar a una nueva planta.

 

Otras adaptaciones a la vida acuática marina

  • Parénquima aerífero en muchos órganos para facilitar el intercambio de gases en todas las partes de la planta.
  • Hojas sin estomas.
  • Hojas con cutícula delgada para absorber los nutrientes del medio (iones y dióxido de carbono).
  • Raíces que, además de asegurar el anclaje y la absorción de los nutrientes, sirven como reserva del oxígeno producido en las hojas durante la fotosíntesis y transportado por el parénquima aerífero. No olvidemos que, a menudo, las posidonias viven en un sustrato anóxico (falto de oxígeno).

Evolución

Como todas las fanerógamas marinas, P. oceanica evolucionó hace unos 140 millones de años de angiospermas que vivían en la zona intermareal, en la frontera entre la tierra y el mar, y que por lo tanto eran capaces de soportar breves períodos de inmersión en el agua. Cuando la polinización pasó de anemófila a hidrófila, las plantas abandonaron por completo la tierra firme.

Los primeros fósiles del género Posidonia (P. cretacea) se remontan al Cretácico, hace unos 120 millones de años.

Actualmente existen unas 60 especies de fanerógamas marinas distribuidas en todas las zonas costeras del mundo excepto en el Ártico. La mayor concentración de especies se encuentra en las zonas tropicales y subtropicales del Pacífico, Índico y en el continente Australiano. En las zonas templadas el número de especies es considerablemente menor, como en el Mediterráneo, donde encontramos, además de P. oceanica, otras cuatro especies más: Cymodocea nodosa, Zostera noltii, Z. marina y Halophila stipulacea, esta última introducida en el Mediterráneo Oriental desde el Mar Rojo a través del Canal de Suez. En el Mediterráneo Occidental, P. oceanica y C. nodosa son las especies más abundantes.

En el litoral asturiano podemos encontrar praderas de Zostera noltii y Z. marina.

 

 

Hábitat

A diferencia de las algas, que viven sobre sustratos rocosos, P. oceánica vive en los fondos móviles (arenosos o detríticos) y a una profundidad de entre 1 y 30 metros, porque necesita una fuerte iluminación. También requiere valores de salinidad relativamente constantes, por lo que difícilmente se encuentra cerca de la desembocadura de los ríos o en las lagunas.

La planta puede implantarse en “suelos” colonizados previamente por macroalgas u otras fanerógamas. Se genera así una verdadera sucesión ecológica en la que la posidonia representa la última etapa.

En áreas resguardadas y de bajo hidrodinamismo, que provoca el aumento de la sedimentación, las matte pueden aumentar hasta crear una barrera llamada arrecife barrera que desempeña un papel importantísimo en la protección de la línea costera contra la erosión.

 

Comunidades asociadas a Posidonia oceanica

La pradera de Posidonia oceanica es el hábitat de una de las más diversas biocenosis del Mediterráneo. Casi 1.000 especies de seres vivos están vinculadas en algún momento de su vida a la Posidonia pues la gran cantidad de biomasa que produce le permite sostener comunidades epífitas, comunidades animales vágiles y sésiles y comunidades de organismos detritívoros.

Además, las hojas, degradadas por las olas y los microorganismos, una vez llegan a la playa, sirven de refugio y alimento a insectos, anfípodos e isópodos.

Comunidades epifitas

Cerca de la base de la hoja y sobre las hojas jóvenes, se implantan diatomeas y bacterias. Sucesivamente, en la parte central se implantan algas rojas y pardas incrustantes y briozoos. Por encima de las incrustantes y en la zona apical viven algas erectas filamentosas.

Las comunidades epifitas son consumidas por moluscos gaterópodos, crustáceos anfípodos y anélidos poliquetos,  y desempeñan un papel muy importante en la cadena trófica de las praderas de Posidonia, ya que son pocos los organismos capaces de nutrirse directamente de las hojas de la planta, debido al alto porcentaje de glúcidos estructurales, a los elevados valores de carbono y nitrógeno y a la presencia de compuestos fenólicos.

Las epifitas, sin embargo, también pueden dañar a la planta:

  • pueden provocar con su peso la caída prematura de las hojas,

  • disminuyen la luz,

  • obstaculizan los intercambios gaseosos y la absorción de nutrientes a través de las hojas.

Comunidades animales vágiles y sésiles

La fauna asociada a las praderas de Posidonia se compone de animales sésiles, que viven adheridos al sustrato de hojas y rizomas, y de animales vágiles, capaces de moverse dentro de la pradera.

Aproximadamente el 70% de la población animal total de la pradera es herbívora, como el erizo de mar (Paracentrotus lividus y Sphaerechinus granularis) o Sarpa salpa, que representa el 40-70% de la fauna íctica estival.

Los erizos son equinodermos herbívoros generalistas, es decir, que se alimentan de algas y de las hojas de Posidonia oceanica pero también de los restos de vegetación muerta, de algunos animales e incluso de partículas de alimento del agua. Su abundancia en las praderas es muy baja (0-5 individuos/m2), pero cuando hay un aporte de contaminación orgánica (p.e. granjas marinas o vertidos domésticos) pueden aumentar considerablemente sus poblaciones hasta 30 individuos/m2. Es, por tanto, otro buen indicador del deterioro de la calidad del agua.

Los carnívoros tienen su representación en peces (lábridos y espáridos), moluscos, equinodermos, poliquetos y decápodos.

 

Entre los moluscos, un habitante habitual y casi exclusivo de las praderas es Nacra (Pinna nobilis), el mayor bivalvo del Mediterráneo y en peligro de extinción en el mismo por la pesca de los coleccionistas y la contaminación. Al ser filtrador es considerado un indicador de la calidad del agua. Su fragilidad ante las anclas y artes de pesca le convierte también en un indicador del deterioro mecánico de las praderas por fondeo o arrastre.

El Espirógrafo (Spirographis spallanzanii) es un gusano anélido tubícula que se alimenta atrapando las partículas de alimento suspendidas en el agua gracias a un penacho de tentáculos especializados que conforman el aparato branquial del animal. Es, por tanto, otro buen indicador de la calidad del agua.

La estrella de mar roja (Echinaster sepositus) es un equinodermo depredador que se alimenta de esponjas y otros pequeños invertebrados.

Comunidades de organismos detritívoros

Los restos de las hojas caídas son colonizados por microorganismos y hongos y por eso los organismos que viven en el interior de las mattes  son principalmente detritívoros pues se alimentan de las partículas de alimento contenidas dentro del sedimento.

Un grupo particular de detritívoros son los poliquetos (Lysidice ninetta, Lysidice collaris y Nematonereis unicornis) y los isópodos (Idotea hectica, Limnoria mazzellae), que para alimentarse y ampliar su propio hábitat excavan galerías dentro de los restos de las bases de las hojas, que permanecen unidas al rizoma durante años.

Holothuria sp es un equinodermo detritívoro que en las praderas podemos encontrar en forma de 4 especies diferentes (H. tubulosa, H. polii, H. foskalii y H. xantorii) y que puede ser indicador de un deterioro de la calidad del sedimento a consecuencia de un vertido orgánico.

Importancia de las praderas de posidonia

La pradera de posidonia (que en la región de Murcia se conoce con el nombre de “algares” o “argueles”) constituye la “comunidad clímax” del Mediterráneo, que representa el máximo nivel de desarrollo y complejidad que un ecosistema puede alcanzar. Se trata, por tanto, de uno de los ecosistemas más importantes del mar Mediterráneo.

En el ecosistema costero, la posidonia desempeña un papel fundamental por varias razones:

  • libera al ambiente hasta 20 litros de oxígeno por día y por m2 de pradera, gracias a su desarrollo foliar;

  • produce y exporta biomasa tanto a los ecosistemas vecinos como a los de profundidad;

  • proporciona refugio y es zona de reproducción para muchos peces, cefalópodos, bivalvos, gasterópodos, equinodermos y tunicados;

  • consolida los fondos de las costas y ayuda a contrarrestar un excesivo transporte de sedimentos debido a las corrientes costeras;

  • actúa como barrera, atenuando la fuerza de las corrientes y las olas y previniendo por tanto la erosión costera;

  • controla la regresión y perdida de arena de la playa, especialmente durante el período de temporales invernales, gracias a la amortiguación del oleaje sobre la orilla llevada a cabo por el estrato de hojas muertas (arribazones) en las playas;

  • los arribazones depositados en la orilla sirven de alimento a infinidad de crustáceos y moluscos, que a su vez son comidos por aves limícolas;

  • los restos de arribazones más alejados del agua u próximos al pie de las dunas son utilizados por el chorlitejo patinegro para colocar sus nidos o por la terrera Marismeña para camuflarlos.

Amenazas de las praderas de Posidonia oceanica

Como otras fanerógamas marinas estas praderas tienen una serie de propiedades biológicas que las hace especialmente vulnerables al impacto de la actividad humana:

  • Son organismos bentónicos, por lo que no pueden desplazarse frente a condiciones adversas.

  • Tienen un crecimiento lento y son muy longevas, por lo que su capacidad de respuesta y recuperación ante perturbaciones del medio es bastante limitada.

  • Desarrollan biomasas muy elevadas, por lo que tienen unos requerimientos ambientales (luz, nutrientes, etc.) muy elevados.

En todo el Mediterráneo las praderas de posidonia están en regresión, un fenómeno que ha ido aumentando en los últimos años con el incremento de la presión antrópica sobre el litoral.

La desaparición de las praderas tiene efectos negativos no sólo en el ecosistema de la posidonia sino también en otros ecosistemas, basta pensar que la pérdida de un sólo metro lineal de pradera puede conducir a la desaparición de varios metros de playa, debido a los fenómenos erosivos. Además, la regresión de las praderas comporta una pérdida de biodiversidad y un deterioro de la calidad del agua.

Por ello durante nuestras estancias, paseos y baños en la playa no debemos olvidar que los restos de posidonia arrastrados por las olas a la orilla de las playas (arribazones) forman parte de un proceso natural, que además es indicativo de la buena calidad de la playa y, por tanto, no son suciedad y solo debemos eliminarlos en verano de las zonas concretas de baño.

Estas son las principales amenazas de las praderas de posidonia:

  • contaminación: la posidonia es muy sensible a los agentes contaminantes;

  • pesca de arrastre;

  • práctica de deportes náuticos (daños debidos a las anclas, derrames de hidrocarburos, detergentes, pinturas, residuos sólidos, etc.);

  • construcción de obras costeras, que implican la instalación de desagües que liberan las aguas residuales al mar, aumentando la turbidez del agua y dificultando la fotosíntesis;

  • construcción de diques y otras barreras que modifican la tasa de sedimentación en el mar;

  • eutrofización de las aguas costeras, que causa un crecimiento anormal de algas epifitas, obstaculizando así la fotosíntesis;

  • competencia con dos algas alóctonas tropicales de crecimiento rápido del género Caulerpa, (Caulerpa taxifolia y Caulerpa racemosa) que fueron liberadas accidentalmente (probablemente por acuarios) en el Mediterráneo.

Posidonia oceanica como bioindicador

Posidonia oceanica es uno de los mejores y más eficaces indicadores biológicos del estado de salud y conservación de nuestros ecosistemas marinos, por ello se viene utilizando desde hace unos veinte años como indicador biológico ya que:

  • es una especie bentónica;

  • presenta un largo ciclo de vida;

  • está ampliamente extendida por todo el Mediterráneo;

  • tiene una gran capacidad de concentración de sustancias contaminantes en sus tejidos;

  • es muy sensible a los cambios ambientales.

Por lo tanto, a través del estudio de las praderas es posible conocer con bastante fiabilidad la calidad ambiental de las aguas marinas costeras.

Una señal inequívoca de la existencia de una pradera de Posidonia oceanica es la presencia de masas de hojas en descomposición en la playa, y, sobre todo en invierno, de “bolas” marrones de fibras de Posidonia formadas por el oleaje.

Las fotografías de este artículo se encuentran en Wikipedia y Wikimedia Commons.

Estudio de la biodiversidad acuática en el Acuario de Gijón

Después de dos años, y coincidiendo con el Año Internacional de la Diversidad Biológica, el alumnado del Programa de Diversificación Curricular del IES Valle de Aller ha vuelto el 4 de marzo al Acuario de Gijón para:

  • Viajar por todos los océanos, que con una extensión de 361 millones de kilómetros cuadrados y una profundidad media de 3.730 metros, cubren el 71% de la superficie del planeta.

  • Conocer la biodiversidad marina y los ecosistemas más representativos de los mares y océanos.

  • Descubrir los peligros a los que se encuentran expuestos los ecosistemas acuáticos a causa de nuestras actividades e ignorancia, para sensibilizarse sobre la necesidad de conservar la vida, los hábitats naturales y la biodiversidad de nuestro planeta.

  • Preparar la exposición de las Jornadas Culturales 2010 del IES Valle de Aller sobre “El Universo Acuático: Biodiversidad Marina”.

  • Realizar trabajos expositivos sobre los siguientes temas (que se incluirán en posteriores artículos):

    • El Río Cantábrico.

    • El “pedreru” de la Costa Cantábrica.

    • Arrecifes de coral.

    • Manglares.

    • Invertebrados comestibles.

    • Condrictios.

    • Peces comestibles.

    • Quelonios marinos.

    • Pingüinos.

    • Mamíferos marinos.

    • Fósiles vivientes.

    • Endemismos.

    • Especies alóctonas.

 

En esta visita hemos vistos por primera vez las lampreas, pero hemos echado de menos al colosal pez luna y el cartel informativo sobre basura y contaminación de nuestros mares, situado antes al final del recorrido.

También hemos notado un aumento de la oscuridad en el Acuario que dificultaba la visualización y lectura de la información de las fichas de los tanques y de los paneles divulgativos, así como las anotaciones en nuestros cuadernos de campo y guías que habíamos elaborado para la ocasión.

(Pincha aquí si quieres ver la visita realizada anteriormente al Acuario de Gijón.)

Esta película necesita Flash Player 7

¿Conoces los ecosistemas marinos?

En el mar existen ecosistemas pelágicos y bénticos, esto es de la masa de agua o asociados a los fondos marinos. A su vez, cada zona se diferencia en costera (nerítica) u oceánica, según se ubique o no sobre la plataforma de continentes o islas. Cabe diferenciar, además, los situados en la zona donde la luz es suficiente para sostener procesos fotosintéticos (zona eufótica) de los que viven en permanente oscuridad (zona afótica) y por lo tanto dependen del aporte de otros sistemas.

¿Sabías que la vida se originó en el mar?

Los primeros fósiles conocidos, datados en 3.500 millones de años, corresponden a organismos marinos.

Las primeras especies animales también aparecen en el mar hace 640 millones de años, mientras que las primeras especies animales terrestres aparecieron hace 400 millones de años.

A nosotros nos impresionaron los fósiles vivientes invertebrados como el nautilus y el cangrejo cacerola.

¿Sabías que la Biodiversidad Marina es mayor que la terrestre?

En el mar se encuentra una enorme y poco conocida diversidad de regiones, ecosistemas, plantas, animales, algas, microorganismos, genes y moléculas orgánicas. Así, un  80% de la biodiversidad de nuestro planeta se encuentra bajo las saladas aguas de los océanos y mares: manglares y arrecifes, profundidades abisales, sistemas pelágicos de mar abierto, sistemas quimiosintéticos en las fisuras submarinas de la corteza terrestre

No obstante, a pesar de haber contado con más tiempo para diversificarse, la biodiversidad marina descrita (230.000 a 250.000 especies) representa el 15% de la biodiversidad global descrita (aproximadamente 1´6 millones de especies), pues conocemos mucho menos de los secretos que oculta el fondo del mar que de la lejana Luna, ya que la biodiversidad marina ha sido objeto, hasta el presente, de menos estudio que la terrestre.

Cada año se describen 1.635 nuevas especies marinas de las que se estima que existen más de 1.400.000 desconocidas. Y según el estudio ‘La exploración de la biodiversidad marina’, elaborado por la Fundación BBVA y coordinado por el profesor del CSIC Carlos Duarte, “se necesitarían de 250 a 1.000 años para finalizar el inventario de las especies marinas, con el riesgo de que para entonces muchas de ellas se habrán perdido definitivamente“.

Los grupos taxonómicos: esponjas, celenterados, algas, moluscos, crustáceos, equinodermos y peces, muchos de ellos representados sólo en el mar, desafían la riqueza terrestre basada en fanerógamas e insectos. Así, si se descuentan las especies de insectos terrestres, que son el 75% de la biodiversidad del planeta, más del 65% de las especies restantes serían marinas: los moluscos son, junto con los crustáceos, el grupo de invertebrados más diverso adaptado a la vida en el mar. En uno y otro grupo hay especies de gran utilidad al hombre, principalmente como alimento, y también unas pocas dañinas o peligrosas.

¿Qué sabes de las algas?

Aunque de las algas apenas hay información en el Acuario, las algas (planctónicas o bentónicas) de las zonas neríticas de continentes e islas, aportan la mayor parte de la producción autóctona del mar, pues hay que tener en cuenta que la mayoría de las zonas oceánicas del planeta tienen productividades cercanas a las de los desiertos terrestres.

Además, los ecosistemas pelágicos o de la masa de agua se basan en la producción del fitoplancton y son responsables del 90% de la producción marina mundial, no tanto por ser muy productivos sino por ocupar la enorme superficie del mar. El fitoplancton y la producción dependen de la concentración de nutrientes en el agua, pudiendo ser más baja que la de los más áridos desiertos terrestres en vastos sectores del océano mundial. En aguas ricas fertilizadas por surgencias o ríos, la productividad puede ser superior a la de un campo de cultivo.

¿Son importantes las aves?

De las 8.700 especies en el mundo, por lo menos 450 especies, pertenecientes principalmente a las Caradriformes (alcaravanes, chorlitos, avefrías, agachadizas, chochas, corregimos, zarapitos, andarríos, ostreros,  avocetas, cigüeñuelas…), Pelecaniformes (pelícanos, cormoranes, alcatraces, rabihorcados), Procelariiformes (albatros, paíños, pardelas, petreles) y Esfenisciformes (pingüinos) están adaptadas a ambientes marinos y cumplen un significativo papel en la interconexión del mar con los sistemas costeros.

En el Acuario solo podemos observar los pingüinos de Magallanes.

Los mamíferos marinos son sin duda uno de los más apasionantes objetos de estudio de la biología marina

En el Acuario no se encuentra ningún mamífero marino (ballenas, delfines, orcas, cachalotes, focas, leones marinos, morsas, manatí…) aunque sí podemos observar un mamífero acuático dulceacuícola autóctono de los ríos cantábricos, la nutria.

Pero sí podemos pasar bajo el esqueleto de una ballena con el fin de hacernos idea de su enorme tamaño y sentirnos tragados como Pinocho.

¿Sabías que el Indo-Pacífico tropical es el más biodiverso, seguido del Caribe?

Ello se debe a que el Indo-Pacífico tropical no sufrió glaciaciones ni grandes perturbaciones tectónicas, siendo, por lo tanto, el mar que mayor tiempo ha existido en condiciones ecológicas similares.

¿Sabías que los principales ecosistemas del Indo-Pacífico son los arrecifes de coral, la expresión más avanzada de la evolución ecosistémica marina?

Las formaciones coralinas puedan contener hasta un 5% de la biodiversidad total del planeta. Resultan de un proceso de transformación del medio marino por dos organismos que viven en simbiosis: los corales (animales coloniales del grupo de los cnidarios) y las zooxantelas (algas microscópicas).

El sistema que forman acumula, a lo largo de siglos, nutrientes y estructuras de carbonato de calcio de sus esqueletos, hasta cambiar la topografía marina y acumular recursos vitales. A corales y algas se asocian innumerables organismos. El ecosistema que conforman es quizá la mayor maravilla de la naturaleza viviente, a la cual sólo se compara la selva tropical.

Las formaciones coralinas van desde simples coberturas discontinuas hasta inmensos complejos arrecifales formadores de islas y exigen condiciones ecológicas que sólo se encuentran en ciertos mares tropicales: temperatura superior a 20ºC, salinidad marina promedio (36%) estable, pocos sedimentos, alta luminosidad, aguas oligotróficas, corrientes y oleaje fuertes.

Existen 2 tipos básicos de formaciones coralinas: a) las comunidades y alfombras de coral, que no modifican la topografía y b) los arrecifes coralinos, estructuras topográficas resultantes de crecimiento superpuesto de sucesivas generaciones de coral. Estos últimos presentan 4 formas diferenciadas: arrecifes costeros, arrecifes barrera (como la Gran Barrera de Coral Australiana, visible desde el espacio), atolones y parches o bancos de coral.

pez vaca

El arrecife actúa como un gran filtro para lo cual cuenta con diversas e ingeniosas estrategias de filtración activa y pasiva. Parte importante de la materia orgánica es aprovechada por detritívoros muy diversos: sedimentívoros y filtradores como anélidos, esponjas, moluscos, equinodermos y crustáceos, además de muchos y variados peces.

La riqueza de los arrecifes conlleva una gran fragilidad, pues es producto de un proceso milenario de acumulación en condiciones de gran estabilidad ambiental, en medios oligotróficos. Los daños, además de sobreexplotación, provienen de extracción de corales por turistas, buceo poco cuidadoso, daños por motores fuera de borda y por la vibración de los mismos, sedimentos por erosión terrestre, por obras costeras o aportada por ríos y eutrofización.

¿Sabías que el arrecife de coral es uno de los pulmones del planeta?

Las algas del arrecife fijan el dióxido de carbono durante la fotosíntesis produciendo a su vez  oxígeno.

¿Sabías que el Mar Rojo posee un alto endemismo de especies?

El mar Rojo posee unas características excepcionales que no se dan en ninguna otra parte del planeta por ser un sistema semicerrado. En sus arrecifes de coral habitan especies que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo.

¿Sabías que los manglares son bosques anfibios tropicales y subtropicales?

Los manglares son biotopos (conjuntos de hábitat) con características acuáticas y terrestres localizados en lugares con alta humedad atmosférica y concretamente en la zona intermareal (entre pleamar y bajamar), de costas protegidas o poco expuestas -golfos y ensenadas, marismas y estuarios o desembocaduras de ríos- con fondos blandos fangosos anóxicos (de arenas, limos o arcillas, nunca rocosos) y que reciben periódicamente agua dulce por escorrentía. Por lo tanto, están sometidos a mareas fuertes y salinidad fluctuante.

Al manglar confluyen animales y plantas marinos y terrestres que contribuyen y aprovechan su gran productividad.

El ecosistema depende de la producción primaria neta del bosque, que se transfiere en forma de mantillo. El aporte de las algas de las raíces es comparativamente muy menor. Menos de un 10% de la producción es consumida por organismos terrestres. La mayor parte cae al suelo o al agua y se vuelve detritus, base de la cadena alimenticia del manglar: bacterias, meio y macrobentos (cangrejos, anfípodos, isópodos e innumerables gusanos) que pueden clasificarse según su modo de alimentación en trituradores y en filtradores de materia en suspensión o depositada en los sedimentos. Son alimento de carnívoros terrestres y acuáticos: cangrejos, peces. Muchos de estos organismos aprovechan las raíces del mangle como sustrato. Juveniles de peces y langostas se refugian entre las raíces, convirtiendo al manglar en área de cría.

 

Parte importante de la producción del manglar no se aprovecha en él sino que se transfiere a ecosistemas adyacentes como el mar, estuarios y lagunas costeras, gran parte de cuya productividad pesquera es debida al manglar.

Además, de los manglares se obtiene:

  • Madera y taninos.

  • Pesca.

  • Consolidación de playas contra erosión costera derivada del oleaje y las mareas y la erosión eólica.

  • Control de contaminación, al atrapar contaminantes (compuestos orgánicos tóxicos persistentes y metales pesados).

  • Purificación de las aguas cloacales.

  • Disminución del cambio climático, no sólo por ser fijadores de CO2, sino además porque el manglar inmoviliza grandes cantidades de sedimentos ricos en materia orgánica.

  • Ecoturismo.

  • Conservación de vida silvestre.

 

 

No obstante, en todo el mundo están en deterioro por sobreexplotación, por obras de “adecuación” de tierras, por alteración de regímenes hidrológicos, por asentamientos humanos.

Se estima que por cada especie de manglar destruida se pierden anualmente 767 kg de especies marítimas de importancia comercial (Turner, 1991).

¿Sabías profundidades marinas albergan uno de los mayores reservorios de biodiversidad?

Las profundidades marinas son el mayor ecosistema de la Tierra, pues casi el 50% de la superficie de nuestro planeta se encuentra por debajo de los 3.000 metros de profundidad.

Existen cerca de 100.000 montañas submarinas que superan los 1.000 metros de altitud en el conjunto de océanos de la Tierra, y, debido a su elevada productividad, concentran grandes reservas de peces con valor comercial y muy diversa fauna bentónica.

Actualmente, con la ayuda de nuevos estudios basados en medios tecnológicos como los vehículos de control remoto (ROV), o las cámaras incorporadas a remolcadores de grandes profundidades, los científicos están ampliando el conocimiento sobre estos ecosistemas con el objetivo de adoptar medidas para favorecer su adecuada gestión y conservación.

El caladero de Carrandi, en Asturias, es uno de los puntos más importantes del mundo en cuanto a presencia de ejemplares de calamar gigante Architeuthis y Taningia danae.

¿Sabías que los ecosistemas estuarinos son uno de los más productivos de la naturaleza?

Se debe a que en la confluencia de aguas dulces con el mar se crean condiciones idóneas de productividad: salinidad fluctuante, aporte de aguas dulces fértiles y con sedimentos, influencia marina.

¿Sabías que de los sustratos arenosos y fangosos depende gran parte de la pesca marina?

Ello es debido a que, aunque su productividad sea relativamente baja, los sustratos arenosos y fangosos son el elemento dominante en los fondos marinos del mundo.

¿Sabías que el mar es una fuente agotable de recursos?

El mar es, por su riqueza biológica, fuente de alimentos, materias primas y recreación, aunque respecto al mar el hombre no ha logrado superar la fase paleolítica de recolector.

El mar es fuente potencial de biotecnología, de medicinas, productos químicos, cosméticos, materias primas, combustible, y sistemas de bioquímica.

Por otra parte, el número de especies marinas cultivadas tras sólo 30 años de acuicultura intensiva supera con creces a las especies animales terrestres sujetas a explotación después de casi 10.000 años de actividad ganadera. Y actualmente es de potencial importancia el cultivo de algas.

Como la diversidad de la vida en el mar es enorme, nos permite afirmar que será objeto de creciente atención, a pesar de que en la actualidad la exploración de los ecosistemas marinos todavía se halla en sus comienzos, debido fundamentalmente a las limitaciones tecnológicas asociadas a la exploración oceanográfica. Por esta razón, los océanos aún siguen y seguirán deparando sorpresas en sus hábitats más remotos y extremos, en los que se están llevando a cabo constantes hallazgos. Y seguro que surgirán inesperadas alternativas de desarrollo humano.

¿Sabías que nuestros mares y océanos están en peligro?

El uso del mar, su contaminación y en especial la ocupación humana de las costas, determina fuertes presiones sobre los ecosistemas, dentro de los cuales los manglares y los arrecifes coralinos se cuentan entre los más frágiles y amenazados. También el mar Mediterráneo, con una gran cantidad de especies endémicas, presenta en peligro una gran parte de los hábitats más importantes debido a la sobrepesca y la urbanización de las playas.

El retraso en la investigación sobre la biodiversidad marina es enorme en comparación con la biodiversidad terrestre (el volumen de estudios científicos terrestres es diez veces superior al de estudios marinos). Este retraso se hace también patente en el ámbito de la conservación, pues los arrecifes de coral y las praderas submarinas sufren una tasa de pérdida cinco veces superior a la de los bosques tropicales y, a pesar de ello, el área marina protegida es inferior al 0,1% de su extensión, frente al 10% de protección de la superficie terrestre.

Aunque los más conocido por el público sea la caza de ballenas, la caza de focas, la sobreexplotación del atún rojo…, muchas especies marinas se encuentran amenazadas por:

  • Las reservas pesqueras.

  • La pesca industrial, que ha causado un daño tremendo en los ecosistemas marinos, ya que este tipo de explotaciones redujo la biomasa de las comunidades en un 80 por ciento en 15 años de explotación.

  • La destrucción del hábitat marino.

  • La acidificación de los océanos provocada por el vertido de residuos nitrogenados y sedimentos.

  • El cambio climático.

  • La basura: bolsas de plástico, botellas, plásticos, colillas,

  • Los vertidos de combustible y mareas negras.

 

 

Aquí tienes unas vistas del Acuario y de Gijón desde la Playa de Poniente.

Esta película necesita Flash Player 7

Envía un comentario explicando lo que más te ha impresionado de la visita al Acuario de Gijón.

Acuario de Gijón

Dedico este artículo a mis alumnos de 4º del Programa de Diversificación de este año y del año anterior y a la profesora de inglés Beatriz, que ya no se encuentra en el IES “Valle de Aller”.

El curso pasado, el Ámbito Científico-Tecnológico, en coordinación con el Departamento de Lengua Inglesa, se fue de visita con los alumnos y alumnas del Programa de Diversificación al Acuario situado en la Villa de Jovellanos (Gijón).  Y resultó ser valiosa e interesante tanto para el alumnado como para los profesores acompañantes, Beatriz García García y Diego Fernández Díaz.

Esta película necesita Flash Player 7

Todos, motivados por el gran misterio de lo desconocido, disfrutamos en el interior del Acuario del inaccesible y todavía secreto medio marino, sin necesidad de correr ningún peligro,  ni de mojarnos, ni de utilizar el equipo alguno de submarinismo. Y, aunque es un espacio artificial, presenta un alto interés didáctico para conocer “los mundos del agua”, especialmente, la biodiversidad marina y los peligros a los que se encuentran expuestos los ecosistemas acuáticos a causa de nuestras actividades e ignorancia. Así, esta excelente actividad complementaria sirvió para que los alumnos pudiesen completar tres de los cinco temas del Ámbito Científico-Tecnológico (el agua, el medio natural y la nutrición y dietética). Y, por supuesto, fue una herramienta muy útil para que los profesores, mediante la explicación en grupo y la observación directa, pudieran trabajar los aprendizajes de una manera más fácil y divertida.

En el caso de la Lengua Inglesa, las fichas del acuario y los paneles divulgativos permitieron trabajar el vocabulario en inglés relacionado con la vida en las aguas: nombres comunes de las especies, características biológicas más importantes de las especies, manglares, arrecifes de coral, simbiosis, mimetismo, etc.

Estos son los contenidos trabajados en el Ámbito Científico-Tecnológico durante la visita al Acuario de Gijón:

Esta película necesita Flash Player 7

Pero, previamente, también se había hecho hincapié en algunos de estos temas:

En el aula, se habían visualizado en presentaciones de PowerPoint los distintos filos de invertebrados marinos y algunos aspectos curiosos de su anatomía, fisiología y biología.

En casa, los alumnos habían realizado trabajos de investigación bibliográfica, individuales y en grupo, sobre especies autóctonas y alóctonas de nuestros ríos, los animales de la Costa Cantábrica, los arrecifes, los manglares, las adaptaciones a la vida en las rocas y en los fondos arenosos, los condrictios y los osteictios,…

En el autocar, se les explicó a los estudiantes los perfiles de las distintas personas que trabajan en el acuario.

En el aula de audiovisuales del instituto, se había proyectado “Finding Nemo” en idioma inglés con subtítulos en español, con previa explicación de los principales términos en lengua inglesa relacionados con el mar.

La actividad dentro del Acuario comenzó en EL RÍO CANTÁBRICO, admirando los arcaicos peces productores de caviar (esturiones), conociendo las migraciones de peces anadromos (salmones) y catadromos (anguilas), diferenciando los peces dulceacuícolas de gran valor culinario y deportivo (salmón y trucha), distinguiendo los anfibios anuros de urodelos, discerniendo entre especies autóctonas y alóctonas. Pero, además, disfrutando de la actividad de las nutrias y de la observación de sus adaptaciones al agua en las burbujas de visión subacuática.

Esta película necesita Flash Player 7

En LA COSTA Y PLATAFORMA CONTINENTAL CANTÁBRICA se ha podido aprender todo lo referente a las mareas y la fauna de los acantilados, de la playa y del pedrero (especialmente sus adaptaciones y zonación), observar las diferencias entre las anémonas y actinias y distinguir las distintas especies comerciales de crustáceos decápodos y de peces, sin olvidarnos del cultivo de mejillones en bateas. Nos llamó la atención el hermafroditismo secuencia de las julias. Sin embargo, en la zona toca-toca, el tacto pasó a ser el protagonista en la identificación de actinias, estrellas de mar, erizos de mar, quisquillas, cangrejos ermitaños, mejillones, bígaros, lapas, lenguados, gobios,…

Esta película necesita Flash Player 7

Del ATLÁNTICO TEMPLADO podemos destacar el tanque de las medusas, que invita a conocer su biología, especialmente su particular nutrición y reproducción.

En  EL ATLÁNTICO TROPICAL nos impresionaron los manglares.

Espectaculares son los Pingüinos de Magallanes de los MARES FRÍOS del hemisferio sur: las únicas aves del acuario, perfectamente adaptadas al frío y a la vida acuática.

Esta película necesita Flash Player 7

En EL INDOPACÍFICO los alumnos contemplaron entusiasmados las olas de la laguna de arrecife, que bien puede representar un atolón polinesio o una porción de la Gran Barrera Australiana (el mayor arrecife del mundo). En estos ecosistemas, de gran colorido y biodiversidad comparable a la de la Selva Amazónica, observamos peces venenosos, simbiosis (como la de la anémona y el pez payaso), peces lábridos limpiadores, etc.

En los arrecifes de coral del MAR ROJO, nos paramos, sobretodo, para apreciar los endemismos. Y, al igual que el Indopacífico, es el lugar ideal para estudiar la coloración y el mimetismo de los pobladores.

Esta película necesita Flash Player 7

En EL ÍNDICO AFRICANO no se nos olvidará la impresión que dejó en nuestras retinas un fósil viviente de la clase Cefalópodos, el Nautilus. Ya habíamos observado en la entrada del acuario otro fósil viviente, del filo Artrópodos, el cangrejo cacerola.

En EL ATLÁNTICO SUR dedicamos buena parte de nuestro tiempo a observar el tanque de los océanos desde el mirador principal. Aquí nos llamó la atención el gigante pez luna, las voluminosas tortugas verde y boba, los distintos bancos de peces y,  en especial, los distintos tipos de condrictios: tiburones de fondo, tiburones nadadores, rayas, pastinacas, peces guitarra,… Esta es una buena zona para comparar la anatomía, fisiología, biología y reproducción de condrictios y osteictios, así como para sensibilizarnos ante el finning.

Esta película necesita Flash Player 7

De REGRESO AL PUERTO ASTURIANO, nos sorprendieron los huevos del tiburón conocido popularmente como pintarroja y el tanque de las basuras.

A la mayoría, también les llamó mucho la atención las distintas especies de morenas.

Esta película necesita Flash Player 7

USO EN EL AULA:

BIOLOGÍA: Al abordar la nomenclatura binomial, la sistemática y las categorías taxonómicas, la naturaleza asturiana, la naturaleza de la Península Ibérica, la anatomía y fisiología de los peces, el gregarismo y la comunicación social, el parasitismo, la defensa, el mimetismo, las redes tróficas, el nicho ecológico,  las adaptaciones a las rocas, las adaptaciones al fondo arenoso, los ecosistemas acuáticos, los ecosistemas marinos, los ecosistemas del litoral, los arrecifes de coral, los manglares, la biodiversidad marina, los endemismos, las especies alóctonas, las especies autóctonas, el finning,  la biología evolutiva,…

LENGUA ESPAÑOLA: Al abordar la etimología, la semántica de las palabras, el lenguaje científico,…

LLINGUA ASTURIANA: Al abordar los nombres de especies animales en bable.

LECTURA: Usándolo como texto de lectura, para la posterior realización de: preguntas sobre el mismo, subrayado, esquema, resumen, elaboración de fichas identificativas de las especies.

Si conoces alguna actividad interesante que se pueda realizar en el acuario o sobre el acuario envía un comentario. Gracias.

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.