Pegu ranciu

La vida es el don mas precioso que poseemos. No la destruyas, disfrútala.

Posts Tagged “refrescos con burbujas”

Experimento sobre la transformación de la materia: reacciones químicas con desprendimiento de gases

Aprovechando que mi hija pequeña tiene que hacer esta práctica para su clase de infantil de 5 años, os dejo este experimento, muy fácil de realizar en casa y en familia.

Material

 

  • Un vaso.

  • Una cucharilla.

  • Bicarbonato.

  • Agua.

  • Limón o vinagre.

Objetivo

  • Observar los tres estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso.
  • Ver cómo reacciona el bicarbonato de sodio (NaHCO3) con sustancias que tienen un carácter ácido (el vinagre o el zumo de limón,  que llevan disuelto ácido acético y ácido cítrico, respectivamente).

Procedimiento

  • Verter un poco de agua en un vaso.

  • Añadir unas gotas de zumo de limón (o vinagre).

  • Agregar a la disolución una cucharadita de bicarbonato de sodio en polvo.

Análisis y conclusión

Con el zumo de limón (o el vinagre) se descompone el bicarbonato y se desprende un gas, el dióxido de carbono (el gas que expulsamos cuando respiramos), que se observa en forma de espuma con burbujas.

La reacción química que tiene lugar es la siguiente:

NaHCO3 + HAc —-> NaAc + CO2 + H2O

Los productos que se obtienen son: una sal (NaAc), que queda disuelta en el agua (H2O), y dióxido de carbono (CO2), que al ser un gas burbujea a través del líquido.

 

 

Para comprobar que lo que se desprende es un gas podemos recogerlo con un globo. Repetimos  el experimento utilizando una botella, en vez de un vaso, en cuya boca colocamos un globo con dos cucharaditas de bicarbonato. Al levantar el globo y dejar caer el bicarbonato sobre la disolución con zumo de limón (o vinagre) se va desprendiendo el dióxido de carbono y el globo se va hinchando.

 

Los primeros refrescos burbujeantes (gaseosos) que se fabricaron se hacían con zumo de limón al que se le añadía bicarbonato sódico, lo que producía una reacción química y, como resultado, grandes cantidades de dióxido de carbono. En el siglo XVIII se empezó a añadir ácido carbónico al agua para carbonatarla y en 1832  John Mathews desarrolló la primera máquina que introducía dióxido de carbono a presión en agua.

Puedes consultar una práctica similar a ésta, pero con la cáscara de huevo, en el siguiente enlace:

La ósmosis en el huevo de gallina

 

Pegu ranciu. Alojado en Educastur Blog.
RSS | RSS de los comentarios
Powered by WordPress. Serpentine Theme by Educastur. Uses portions of code from Kubrick and Mandigo themes.