Borrachera compulsiva

26 11 2009

 Un nuevo patrón de consumo ha empezado a asentarse entre los jóvenes llamado “Binge Drinking”. Las borracheras a contrarreloj sobrecogen a medio planeta.Beber de manera compulsiva triplica el riesgo de morir por un accidente cerebrovascular, revela un estudio elaborado en Corea del Sur y divulgado recientemente por las principales publicaciones médicas. Otro informe anterior, del Centro de Control y Prevención de Enfermedades en EEUU, relaciona los atracones etílicos con las conductas perniciosas y los malos expedientes académicos; los bebedores compulsivos son más propensos al tabaquismo, suicidio, participación en peleas, etc. El fenómeno está en alza y ni la práctica de deportes colectivos salva a los jóvenes de éste suceso ni de las continuas peleas.Un estudio encargado por el Defensor del Menor carga sobre los padres la responsabilidad de que sus hijos estén poco o mal informados sobre el consumo de drogas, alcohol o productos similares.

Así que ya sabéis, controlaros.

Información sacada de La Nueva España.Marcos López Rodríguez 4ºA



El alcohol y sus efectos

28 10 2009

alcohol.gif

 

 El abuso del alcohol es una de las principales causas de problemas de salud, de familia, de trabajo y de relaciones sociales.

El 24% de los adolescentes españoles de entre 14 y 18 años se ha emborrachado todos los fines de semana del mes.

El consumo exagerado de alcohol o determinados abusos pueden comportar enfermedades como: cirrosis hepática, pancreatitis, cáncer de labio, de boca, de laringe, de esófago y de hígado.

A la larga, beber excesivamente puede tener consecuencias en la salud como: pérdida del apetito, deficiencia vitamínica, mala digestión de alimentos, problemas de piel, impotencia sexual, obesidad, problemas del sistema nervioso central, pérdida de memoria, desórdenes psicológicos, etc.

Los médicos miden la cantidad de alcohol que puede ingerir una persona en unidades de medida estándar (UBE).

 Una UBE equivale a unos 10 g de alcohol, y es la cantidad que hay en una caña de cerveza, una copa de vino, un carajillo o un chupito.

 Dos UBE es la cantidad que hay en una copa de coñac, un whisky o un combinado.

 Aunque la misma cantidad de alcohol tiene efectos diferentes en distintas personas, los expertos sitúan la frontera del consumo de riesgo en 4 UBE diarias para los hombres y 2 UBE para las mujeres.

 

Para conocer mejor los hábitos de los jóvenes, hemos entrevistado a varios alumnos del centro:

  •  ¿Consumen alcohol habitualmente?
  • De los 10 entrevistados 7 han dicho que sí.
  • ¿Qué bebida suelen consumir cuando salen?
  • Las bebidas estrella son el calimocho (vino con coca-cola) y los combinados. También los chupitos son habituales.
  • ¿Beben siempre que salen?
  • De los 10 entrevistados 6 dicen que no.
  • ¿Crees que el alcohol puede afectar seriamente tu salud?
  • Todos conocen los efectos prejudiciales del alcohol para la salud.

 

 Toda la información en:

El colegio de farmacéuticos de la ciudad de Barcelona

 

Jara Canteli González 4ºC

Aida Álvarez Sedeño 4ºC