Don Perfecto y Doña Perfecta

23 11 2018

Yo sí conozco a dos personas, muy cercanas a mí, que son unos maniáticos de la limpieza. Me están cada dos por tres diciendo:

-¡Iratxe, haz tu cama! ¡Recoge tu ropa! ¡Estudia! ¡Dúchate!

Y todos los días es lo mismo. A veces, pienso en taparme los oídos.

Y no solo a mí sino también a mi hermana. 

-¡Prepara tu mochila! ¡Vete a la cama!

Les queremos mucho, pero es que …

Iratxe R.B. 



Don Perfecto y Doña Perfecta

23 11 2018

Hay dos personas muy queridas por mí, no voy a nombrarlas, que son Don Perfecto y Doña Perfecta …

Cuando me subo en el coche, lo primero que me dicen es:

-”Cristina, no me toques los botones del coche que te conozco”.

Y yo lo único que quiero es bajar la ventanilla para que me dé el aire.

Luego cuando me bajo del coche y llego a casa después del colegio, lo primero que me dicen es:

-”Cristina, quítate los zapatos, déjalos en su sitio y no arrastres la mochila por el suelo”.

Al acabar de comer voy a la habitación antigua y ahí están para decirme:

-”Cristina, que no te subas en la cama”.

Por todo eso, para mí, son Doña Perfecta y Don Perfecto.

Pero que conste, que les quiero mucho.

Cristina R.B. 



Mi palabra enemiga es aguja

23 11 2018

No me gustan las agujas. Les tengo miedo. No es porque me duela al pincharme, es porque, al ver un objeto metálico y afilado, me entran nervios.

Las agujas son objetos metálicos superafilados, entonces yo, al verlas, me entran los nervios, y me empieza a doler la cabeza.

Además al oír la palabra aguja, me empiezan a sudar las manos. Y tampoco me gusta la forma en la que se pronuncia.

Por estas razones no me gusta la palabra aguja.

Cristina R.B.