Alegrando la Navidad

23 12 2018

Hoy he ido al Sanatorio Marítimo porque mi padre tiene una banda de música y el Sanatorio les pidió que si podían ir a tocar y nosotros dijimos que sí encantados.

Voy con ellos a muchos ensayos y conciertos y me dijeron si quería ir.  Me alegré y claramente dije que sí.

Al principio estaba un poco nerviosa porque nunca había ido al Sanatorio Marítimo y mucho menos le había alegrado la Navidad a otras personas.

Al empezar, tenía un micrófono para cantar más bajo que la cantante pero me hacía ilusión cantar y luego tenía una especie de instrumento que no sé exactamente cómo se llama pero que sirve para acompañar.

Allí estaba yo toda emocionada mientras  iban entrando uno a uno. Se les veía tan felices.  Al comenzar a tocar, todos se emocionaron y empezaron a dar palmas. Otros/as a decir guapa o guapo y a mí me prestó mucho.

Cuando concluimos la primera canción continuaba mi canción favorita Chica yeyé y, nada más empezar a tocarla, todos se pusieron de pie a cantar y a bailar.  Muchos/as me saludaban y yo les devolvía el saludo.

Finalizadas las canciones comenzamos con los villancicos todos juntos y se les veía una cara de felicidad enorme.

Al final, muchas/os me hicieron preguntas, otros/as se subieron al escenario a ver todo y otras/os no dejaban de saludar. La verdad que lo disfruté mucho, además, al acabar y subirme en el coche, dije cómo presta hacer feliz a tantas personas.

Cristina R.B.



Los viernes

23 12 2018

A quien no le gusta salir por la puerta del cole y pensar que ya es libre durante dos días y medio y que puede hacer lo que quiera.

Voy al comedor, como muchos, pero además tengo natación. Sé que algunos tenéis más actividades pero, yo y mi madre, llevamos en pele desde los 6 años.

Nunca quiero ir a natación pero después me siento bien. La pelea es que, como yo nunca quiero ir, le digo a mi madre: ”hoy no me apetece ir”, ya en Segundo de Infantil y me decía en Primaria veremos. Llego a Primero y me dice hasta Cuarto, luego hasta Quinto y ahora hasta el Instituto.

En fin, me siento bien y no quiero ir.  Además mi madre me obliga y me engaña, pero bueno ya me acostumbré, y así se explica que esté escribiendo esto.

Luis L.A.



Mi ídolo

23 12 2018

Soy una jugadora de baloncesto y me encanta ver partidos de la NBA, sobre todo los de los Philadelphia 76ers.

En este equipo juega Ben Simmons, mi jugador preferido y mi ídolo. Es el rookie del año 2018 que, para los que no lo sepáis, es ser el novato del año, es decir, el mejor jugador de todos los que entraron ese año en la NBA.

Para que Ben consiguiera este premio hubo muchas discusiones porque él, realmente, entró en la NBA un año antes pero en el primer partido, se lesionó y no pudo jugar más en toda la temporada.

Pero al final uno de los jefes intervino y declaró que como solo había jugado un partido era también un novato.

Juega muy bien y hace jugadas impresionantes.

En mi opinión, es el mejor de su equipo.

Carla R.M. 



La Navidad

23 12 2018

La Navidad es mi celebración favorita del año ya que nos reunimos con la familia y lo pasamos muy bien.

En la Navidad tenemos Nochebuena, que es una noche en la que cenamos con la familia ya que es el día antes del nacimiento de Jesús y, por otra parte, tenemos la Nochevieja, que es la noche en la que viene un año nuevo por eso se llama Nochevieja.

Cuando este año pasemos al 2019, el 2018 sería un año viejo  y, a las doce de la noche, empezamos un día nuevo, empezaría el 2019.

Días más tarde llegarán los Reyes Magos o Papá Noel a traernos regalos, si nos portamos bien.

Así es la Navidad. Espero que la disfrutéis y lo paséis muy bien.

 Cristina R.B.



Mi pasión por la Fórmula 1

19 12 2018

Desde pequeño me gustan las carreras. Pero desde los 3 años veo todos los domingos la carrera de Fórmula 1 y os voy a contar algunas cosas de esta gran competición.

La Fórmula 1 es una competición de 20 carreras y 20 corredores. Las carreras se disputan los domingos. En los entrenamientos libres les dan una hora para practicar, se celebran los jueves o viernes. El sábado se disputa la clasificación donde hay tres partes Q1, Q2 y Q3.

La Q1 dura 20 minutos donde los corredores dan vueltas y miden sus tiempos. Los cinco últimos se quedan eliminados y por ese orden saldrán en la carrera el domingo.

En la Q2 pasa lo mismo los cinco últimos se quedan fuera y por ese orden se colocaran en la línea de salida el domingo.

Y la Q3 es una clasificación en la que saldrás en una posición que depende de tu tiempo.

La carrera como ya dije se disputa el domingo y los circuitos son estos: Australia, Bahrein, China, Azerbaiyán, España, Mónaco, Francia, Canadá, Austria, Inglaterra, Alemania, Italia, Hungría, Bélgica, Singapur, Rusia, Japón, EEUU, México, Brasil, Abu Dhabi y nos os digo nombres porque ya os armáis un jaleo.

También hay diferentes tipos de neumaticos: ultrablandos, superblandos, blandos, medios, duros, lluvia ligera, lluvia extrema. Cada uno se utiliza según el circuito o si llueve mucho o poco.

Por si te lo preguntas me lo sé todo de memoria después de siete años viendo esta competición.

Espero que te hayas quedado con algo, si tienes duda contactame al correo o pon un comentario que estaré atento a ellos.

Luis L.A. 



El número trece

19 12 2018

Seguramente sabréis que el número 13 es el número de la mala suerte; sin embargo, no sabréis por qué.  Pues os lo explico aquí y ahora:

El número trece se denomina número de la mala suerte porque cuando se escribieron todos los números en un antiguo pergamino, se olvidaron del trece, y se olvidaron de corregirlo. Seguro que no pensaban que la gente lo interpretaría así.

También se denomina número de la mala suerte ya que dicho número ha vivido a la sombra de su hermano perfecto, el 12. ¿Por qué perfecto? Pensarlo bien: doce horas tiene un día; doce meses hay en un año; es un número compuesto y también par.

Marcos G.B.



Los días de la semana

18 12 2018



Un mundo de azúcar

18 12 2018

Muchas veces pienso en lo que me gustaría que de verdad existieran chocolatinas y dulces como las que inventó Willy Wonka en libro Charlie  y la fábrica de chocolate: caramelos que cambian de color cada diez segundos, barritas de todos los chocolates existentes…

Bueno voy a parar que se me hace la boca agua. pero sobre todo me encantaría volver del colegio y pasar por delante de las grandes puertas de la fábrica tan grandes como montañas y ver la punta de grandes chimeneas emanando un delicioso aroma a chocolate.

¿A que sería genial?

Carla R. M.



¡Porque lo digo yo y punto!

16 12 2018

Me encanta jugar con mi hermana a la pelota, salvo cuando la tiramos muy alta. A veces, la encolamos en las casas y, como son chalets adosados, es muy fácil encolarlas. Y, si los vecinos no están, no te la pueden devolver. Así mi hermana la encoló y empezamos a discutir por quién iba a por ella. Nuestra madre salió y dijo:

-¡Otra vez lo mismo! ¿Quién la tiró?

Y como fue mi hermana, le dijo:

-Vete a por ella.

-¿Por qué?

-¡Porque te lo digo yo y punto!

Laura N. R.



¿Por qué juzgamos a las personas?

16 12 2018

Casi todas las personas tienes muchos prejuicios que deberíamos evitar. Sobre todo si son en cuanto al físico. No podemos dejarnos llevar por el aspecto, porque igual esas personas pueden ser unos grandes amigos.

Aparte, puede que la persona o personas nos parezcan raros simplemente porque tengan otra cultura o raza distinta de la nuestra. ¡Eso no es así! Tenemos que pararnos a pensar un rato y recapacitar. Piénsalo ¿es la mejor elección? Seguramente no le des mucha importancia, ya que algunas personas son tan malas que ni siquiera les importa nada que tenga que ver con esos niños. Pero supongo que si eres buena gente lo entenderás.

Otro caso muy común es cuando llega un niño/a al colegio y que le discriminen por cualquier cosa: porque tiene otra raza, nunca habla con nadie, es muy diferente a nosotros y por eso no voy a jugar con él… y cosas por el estilo.

Esto no solo se da en los colegios ni en niños, sino que se da en cualquier lugar del mundo, incluso en adultos.

¿Vosotros qué pensáis? ¿Creéis que eso es justo?

Mar S. R.



¡Porque lo digo yo y punto!

13 12 2018

 

Mi hermana y yo discutíamos en el jardín de mi casa.

-Déjame el rotulador. Me decía mi hermana.

-No. Contesté yo.

-Estoy utilizándolo.

-Pero déjamelo un momento. Me repitió.

De repente salió mi padre a la terraza y nos dijo:

-¿A qué vienen tantos gritos? Bajad la voz.

Mi hermana repitió:

-Déjame el rotulador.

-No. Contesté yo.

En ese instante salió mi otra hermana.

-Dejad de pegar gritos. Nos dijo.

-No puedo estudiar.

Cuando se marchó mi hermana por cuarta vez repitió lo mismo.

-No. Contesté muy enfadada.

Pero mi hermana no se rindió y empezó a gritar:

¿Por qué? ¿por qué? ¿por qué?

Y yo aún más enfadada le grité:

¡Porque lo digo yo y punto!

Sara V. A.O.



El cómputo silábico

13 12 2018



Problemas de fracciones

12 12 2018



El problema de la fábrica

12 12 2018



Problema de fracciones

12 12 2018



Suma de fracciones

12 12 2018



Lettering, el arte de dibujar letras

11 12 2018

Da rienda suelta a tu creatividad y combina colores, formas y tipos de letras.

 



¡Porque te lo digo y punto!

10 12 2018

Todo empezó una mañana que me levanté y todo estaba del revés. Llegué al colegio y seguía igual.

En una materia no lleve el libro y me riñeron. Pregunté:

-¿Por qué es tan importante el libro?

Y me contestaron: 

-Porque lo digo yo y punto.

Luego fui a entrenar y me mandaron sacar los balones.

Y pregunté: 

- ¿No puede hacerlo otro que yo estoy cansado?

Me contestaron: 

-Porque lo digo yo y punto.

Luego para recoger igual.

Más tarde fui a merendar a casa de un amigo y me mandó que recogiese la mesa. Yo le dije que recogiese él pero él me dijo:

-Porque lo digo yo y punto.

Al día siguiente me di cuenta que todo había sido una pesadilla. Se lo conté a mis amigos y les gustó tanto que querían que se lo repitiese y dije que no.

Me preguntaron:

-¿Por qué?

Y les respondí:   

-Porque quiero, puedo y soy capaz.

Enol R.F.



¡Porque te lo digo yo y punto!

10 12 2018

Un día, estaba con mi madre en casa y me preguntó que si quería poner las luces de Navidad y yo le dije que sí.

El problema vino cuando mi habitación quedó hecha un desastre. Estaba llena de papeles y luces por todos lados ¡un desastre!

Como nos sobraban luces, mi madre me dijo que las podíamos poner en la terraza. Me pareció buena idea.

Me puse a recoger mi habitación, cuando de repente mi madre me dice que si puedo poner las luces en su sitio y le contesté que, como eran muchas, no podía con todas. Ella respondió que ahora no podía, que estaba dándole una medicina a mi padre. Le dije que podríamos recogerlas después, pero me dijo que no que las recogiese yo.

Estuve un rato intentando convencerla pero era imposible. En una de estas me cansé y le dije que no iba a recogerlas sola y me respondió:

-¡Porque te lo digo yo y punto!

Mar S.R.



Mi día perfecto

9 12 2018

Un día perfecto es un día que todavía no me ha ocurrido pero me gustaría que sucediera alguna vez.

Que no tuviera que madrugar ni ir al colegio, desayunar tortitas y estar con mis amigas.

Ir a comer a la Competencia, que es uno de mis restaurantes favoritos, queda donde la playa de San Lorenzo, después de comer, para bajar la comida, dar un paseo viendo tiendas.

Por la tarde ir a un spa con diferentes chorros de relajación y terminar con un masaje.

Por último, ir a cenar a un gran bufete donde hubiera gran cantidad de postres y, para finalizar, una fiesta de pijamas con mis amigas en mi casa.

Carlota T.A.



¡Porque lo digo y punto!

9 12 2018

Un día de verano un grupo de niños fuimos de excursión al bosque, para conocer los distintos árboles y la flora que había.

Íbamos con dos monitores que nos explicaron todo lo que veíamos a lo largo del camino. Al principio del recorrido, caminábamos por el sendero que nos indicaban los monitores, pero Alejandro, un niño del grupo, vio un atajo que quedaba escondido por un tronco caído. Nos preguntó qué nos parecía la idea de coger el atajo en vez de seguir por el sendero marcado. La mayoría aceptamos la idea de Alejandro, ya que nos parecía una pequeña aventura y nos fuimos por donde él nos indicaba.

Pero nuestra aventura duro poco. Pronto se dieron cuenta nuestros monitores que habíamos tomado un camino diferente. En ese momento empezaron a llamarnos a gritos para que diéramos la vuelta y volviéramos al sendero correcto.

Nos riñeron y Alejandro protestó. En ese momento un monitor, muy enfadado, nos dijo ¡porque lo  digo yo y punto!

Carlota T.A.



Sin cantina… ¡no hay bocata!

9 12 2018

 

Como muchos otros niños de mi edad, juego al fútbol. Es mi segundo año de campo. Ya sabía que me iba a tocar mojarme y hasta pasar frío, pero eso también es parte del fútbol, como ganar o perder, el respeto, la disciplina y el compañerismo.

Ya son muchos los campos que voy conociendo y todos tienen su cantina, más grande o más pequeña, pero ahí está. No os podéis imaginar lo bien que sienta un bocata de lomo después de un partido… y la ducha.

Pero en mi club no podemos gozar de ese placer. En cambio, tenemos unas vistas fabulosas, ¿visteis alguna vez La Laboral al atardecer? Os lo recomiendo. Pero no tenemos cantina, no hay olor a lomo frito y a tortilla en el descanso, no hay dónde resguardarse del frío tomando algo caliente mientras esperas a que te vengan a recoger después del entreno.

Pero sí tenemos algo muy grande…, las madres del equipo. Sí, nuestras madres, que los días de frío y lluvia nos traen Cola-Cao caliente al vestuario, ¡qué bien sienta!

En cambio, ellas, los visitantes y nuestra afición se mojan, pasan frío (tampoco tenemos grada cubierta) y no tienen dónde tomar algo caliente.

Me explicaron que las instalaciones son del Ayuntamiento o del Patronato y que no dejan poner cantina, pero yo conozco algún campo municipal con cantina y bocatas y me gustaría que el mío también oliera a lomo frito y a caldo recién hecho en los descansos. Y seguro que no soy el único.

Bueno…, acaba de llegar el míster, así que me voy a entrenar… Por suerte, ¡hoy no llueve!

Marco R.G.



Superlópez

8 12 2018

El martes pasado fui con mis padres a ver la película Superlópez en el cine a las 8.30 de la tarde.

La película está basada en la creación de Superlópez. Sus padres lo crearon para salvar su planeta de la dictadura. Cuando los dictadores se enteraron de la existencia de Superlópez, sus padres lo mandaron a EEUU. En el viaje, el dictador envió a su hija Agatha para seguirle. Superlópez chocó contra un satélite y esto hace que caiga en España y Agatha en EEUU.

Me gustó mucho. El final no me lo esperaba. Me encantaría que hiciesen otra película. Una segunda parte.

Juan P.G.



¡Porque te lo digo yo, y punto!

7 12 2018

Un día había llegado del colegio y me puse a comer. Cuando acabé, me puse a ver vídeos en el móvil cuando, de repente, llegó mi madre y me dijo:

-¡Ponte a hacer los deberes!

Cuando me dijo eso le respondí:

-Espera que tengo mucho tiempo para hacerlos y además no son para mañana.

Ella se enfadó y me dijo:

-¡Hazlos!

Y le dije:

-¿Por qué ahora?

Luego roja de enfado me dijo:

-¡Porque te lo digo yo y punto!.

 Joel F.D.



Por qué sí soy un robot

7 12 2018

A veces pienso que soy un robot porque siempre sigo la misma rutina.  Me levanto a las 8.00, salgo de casa a las 8.45, entro al colegio a las 9.00, trabajo 4 horas y media y vuelvo a casa y me pongo a hacer deberes o a estudiar.

Los fines de semana tampoco parezco humana, los sábados me quedo en casa sin hacer nada y los domingos voy a un bar con mis padres, pero el resto del día no hago nada.

Por todo esto, a veces, pienso que soy un robot.

Cristina D.M. 



Por qué no soy un robot

7 12 2018

Todos andan hablando de si son robots o no. Pero yo no soy un robot porque si lo fuera estaría en la cárcel robot por matar al remoto control de la televisión y por la esclavitud de mi ordenador, de mi tablet y de mi televisión.

No, no soy robot.

Abdullah B.M.A.F.



Mi palabra favorita

3 12 2018

Hay muchas palabras que me gustan pero elegí cielo por los muchos recuerdos que me trae. Como por ejemplo la primera vez que volé por el cielo en parapente o cuando me tumbaba en la hierba a observarlo junto con las nubes.

También me gusta mucho cuando está en colores rosados y anaranjados, ya sea por el amanecer o el atardecer.

¿Sabías que es imposible ver dos iguales?

Otra razón por la que me gusta mucho está palabra es porque su pronunciación me parece muy bonita y es como si te acariciase “cielo”.

Blanca C.A.

 



¡Cállate ya!

3 12 2018

 

-¡Cállate ya!

Le contesté a mi primo cuando empezó a recordarme, a propósito, que se iban al día siguiente.

Y es que, como todos los veranos, mis primos vienen siete días a visitarnos y durante ese tiempo pudimos hacer un montón de cosas, como ir a Ribadesella, bañarnos en la playa, ir al parque, visitar el Elogio, la Muyerona … y ademá cuando le contesté así, estábamos en el cine viendo la película “Los Increíbles 2″que, por cierto, me gustó mucho.

Y como quiero tanto a mis primos y me pone triste pensar en que se tienen que marchar, le contesté:

-¡Cállate ya!

Julia C.H.

 



Poema del balón

3 12 2018

El balón,

me da emoción.

La pelota,

cómo bota.

Le dio al balón,

con el tacón

pegó con el cabezón,

lo mandó al Nalón

y metió un gol.

Luis L.A.



Por qué sí soy un robot

3 12 2018

Yo pienso que, a veces, soy un robot porque mi vida puede llegar a ser monótona como la de un robot.

Además cuando me dan órdenes las cumplo como cuando programan a un robot y también en los fines de semana mi cuerpo siempre me hace levantarme pronto como en los días laborales, como si estuviera programada.

Y, a veces, me quedo pensando sin saber qué hacer como cuando un robot no tiene algo grabado en su disco duro.

¡A ver si en realidad voy a ser como un robot!

Julia C.H.



Mi teoría

2 12 2018

Creo que los alienígenas existen pero no como los de las películas, vestidos con trajes, pistolas láser y llenos de baba. Paraos un momento a pensar o a reflexionar, con todo lo gigantesco que es el mundo, ¿somos los únicos con vida? ¿Lo creéis?

Aparte, en el Área 51, no creo que se hayan gastado millones en esconder cosas a la gente para que no lo vea. También he leído que si trabajas allí, no vuelves porque podrías desvelar los secretos que esconde ese sitio. Y, si intentas escapar, te hacen desaparecer. 

Tienen muchas medidas de protección para que no hubiera nada escondido, y si vas a trabajar en ese sitio misterioso, ten cuidado.

No sé lo que harán, si trabajarán toda la vida o tendrán alguna casa para los mayores.

Lucas R.R.



Mr. Lagarto

2 12 2018

mr-lagart.jpeg

Esta vez exponemos “Mr. Lagarto“, obra original de Lucas R.R. 



Diferencias y semejanzas entre un robot y un humano

2 12 2018

El humano está creado por otros humanos tras la reproducción, mientras que los robots se han creado por la ciencia y la tecnología.

El robot está formado por todo tipo de cachivaches pero, en cambio, el humano está formado por células que forman tejidos.

Los robots, como son creados por humanos, tienen inteligencia pero artificial o algo así, mientras la nuestra es natural.

Hay ocho cosas que no sabías que los robots pueden hacer:

Darte la bienvenida en casa.

Crear una receta de comida muy rica.

Aspirar tu casa.

Jugar a juegos de mesa.

Cuidar de niños y personas mayores.

Repartir y entregar paquetes.

Conducir vehículos.

Ser camarero en un restaurante.

Irene F.M.



Mi viaje a Baqueira

2 12 2018

La semana que viene voy a Baqueira Beret, en el valle de Arán. Estoy muy nerviosa porque he ido a muchas estaciones de esquí pero a Baqueira no.

No sé qué pistas habrá. Lo único que sé es que nos hospedaremos en el hotel Himalaia y que se encuentra a pie de pista.

Tomaré nota de todo y, a la vuelta, os contaré.

Bueno, en conclusión, estoy muy nerviosa.

Laura N.R.



Mi palabra favorita es …

2 12 2018

Mi palabra favorita es jugar ya que me encanta hacer deporte y jugar a la PS4 con mis amigos. Jugar al fútbol, también con mis otros amigos. Me lo paso genial moviéndome ya que me gusta. Por todo esto, mi palabra favorita es jugar.

Por cierto, se me olvidaba, cuando juego suelto toda mi energía y golpeo con toda mi fuerza el balón.

Arturo C.C.



Por qué sí soy un robot

2 12 2018

Yo creo que sí soy un robot porque me levanto a la misma hora siempre. Voy al colegio, como, estoy un rato a mi bola, meriendo, hago los deberes, me ducho, ceno, me voy a dormir y me duermo. Todos los días, lo mismo.

Y los fines de semana, parecido, duermo mucho más, voy a ver a mi abuela, juego a la PS4, descanso y vamos a cenar con mis abuelos.

Esa es mi vida cotidiana.

Arturo C.C.



¡Porque te lo digo yo y punto!

2 12 2018

Un día cualquiera fui a cortar el pelo en la peluquería. Yo no quería, así que le dije a mi madre:

-Mamá, yo no quiero cortarme el pelo.

Y mi madre me dijo:

-Sí, venga Inés.

Y yo continuaba con mi no.

Y ya cuando nos teníamos que ir, me dijo:

-Venga vamos.

-No.

-¿Por qué no?

-Porque no quiero. ¿Por qué tengo que ir?

-¡Porque lo digo yo y punto!

Inés R.M.



Mi color, el azul

2 12 2018

Mi color preferido es el azul, como el mar, pero me gusta más el azul del cielo cuando está claro. Tengo muchísimos gustos en común con Papo. Nos gusta el fútbol, el baloncesto, Bruno Mars, Cold Play, el azul y muchas cosas más. Como ya he dicho en otro trabajo, mi palabra favorita, Papo, es bajito con mucho músculo y tiene el pelo marrón y corto.

Bueno, volviendo al tema, siempre me ha encantado el azul, para todo: la ropa, las mochilas, las fundas, hasta libros con portada azul.

Es una barbaridad lo que me gusta el azul. Yo creo que, si de mayor tengo una empresa, la llamaría “Azulín, azulón, esta empresa mola mogollón”.

Lucas R.R.



Refranes clásicos

2 12 2018

 

“Hablando del rey de Roma, por la puerta asoma”.

“Ojos que no ven, corazón que no siente”.

“Al pan, pan, y al vino, vino”.

“Perro ladrador, poco mordedor”.

“De oca en oca y tiro porque me toca”.

Marco R.G.



¡Mójate ya!

2 12 2018

Un día mi hermana, que nunca tiene vergüenza, me dijo que tenía vergüenza de leer un trabajo que le habían encargado. Y yo le respondí:

-Mójate ya. No hay nada que temer.

Lo leyó y se sintió muy bien. Orgullosa de haberse decidido.

Laura N.R.



Por qué sí somos robots

2 12 2018

 

Creo que sí somos robots porque:

1.- Alguna vez puedes no equivocarte, por ejemplo, puedes hacer un examen perfecto.

2.- A los robots les cambian piezas y a nosotros también, es decir, nos pueden transplantar órganos.

3.- Nosotros somos igual de inteligentes que ellos ya que los hemos creado.

4.- Y, por último y no menos importante, los robots pueden pasar desapercibidos entre los humanos. Es decir, que pueden hacer que se parezcan a nosotros.

Laura N.R.



La historia del “porque te lo digo yo y punto”

2 12 2018

Hace unos días un niño le preguntó a su madre:

-Mamá.

-¿Qué, hijo?

-Mis amigos me han dicho que irán al cine esta tarde, ¡y me han invitado!

-Pero … ¿tú no tenías examen mañana?

-¿Si?

-¡Debes estudiar!

-Ya he estudiado mucho.

-Vamos a ver, trae el libro que te pregunto.

-A ver, dime el recorrido de la sangre.

-Eeehhh, hum!

-Vale, como no te lo sabes y mañana, te lo recuerdo, tienes un examen, por tanto, a la habitación a estudiar hasta que te lo sepas. Luego, te lo preguntaré de nuevo.

-Pero ¡mamá!

-No hay “peros” que valgan.

-¿Por qué?

-Porque te lo digo yo, ¡y punto!

Irene F.M.



¿Por qué digo tantas veces por qué?

2 12 2018

Esta es una buena pregunta. Yo creo que digo tantas veces “¿por qué?”, por estos motivos:

1.- Cuando tú dices ¿por qué? es porque algo te interesa.

2.- A veces, tus padres te dicen: “no digas tanto ¿por qué?

El porqué, a veces, puede llegar a cansar. Por estas razones, yo creo que debemos pararnos a reflexionar. En mi caso, yo diría:

-¿Qué tal si en lugar de decir tanto ¿por qué?, nos paramos a pensar nosotros mismos, sin preguntar tanto.

Irene F.M.