La historia del “porque te lo digo yo y punto”

2 12 2018

Hace unos días un niño le preguntó a su madre:

-Mamá.

-¿Qué, hijo?

-Mis amigos me han dicho que irán al cine esta tarde, ¡y me han invitado!

-Pero … ¿tú no tenías examen mañana?

-¿Si?

-¡Debes estudiar!

-Ya he estudiado mucho.

-Vamos a ver, trae el libro que te pregunto.

-A ver, dime el recorrido de la sangre.

-Eeehhh, hum!

-Vale, como no te lo sabes y mañana, te lo recuerdo, tienes un examen, por tanto, a la habitación a estudiar hasta que te lo sepas. Luego, te lo preguntaré de nuevo.

-Pero ¡mamá!

-No hay “peros” que valgan.

-¿Por qué?

-Porque te lo digo yo, ¡y punto!

Irene F.M.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  10  veces


Acciones

Informaciones

3 Comentarios a “La historia del “porque te lo digo yo y punto””

9 12 2018
lucasrr02 (13:14:51) :

Está muy bien desarrollado.

10 12 2018
marcogrg51 (10:27:33) :

Me recuerda mucho a mi casa.

17 12 2018
irenemf90 (19:55:15) :

Eso le pasa a todos.

Enviar un comentario

Debes estar autentificado para enviar un comentario