Ciencia ficción: “El planeta desconocido”

17 01 2019

 

Una joven matemática, superinteligente, de nada más y nada menos que 16 años, llevaba 5 años trabajando en un proyecto especial. Un proyecto sobre una especie de máquina del tiempo.

Ella tenía un compañero, era Jon, que tenía 29 años. Pero no, no era superdotado, y llevaba siendo físico seis años, y Marie, su compañera, tenía la ilusión de ser los mejores del mundo en su trabajo. Un reto un poco complicado. 

Tenían que probar el invento, así que quisieron meterse ellos mismos, ya que como era su invento lo tenían que conocer bien. 

Se subieron y ¡poom! Iniciaron el viaje.

Marie, que tenía el control de la maquina, pensó en un lugar y bueno, no es que pensara en un lugar sino que fue lo que le había dicho Jon, su compañero, la película de Star Wars. Y entonces aparecieron en mitad de la nave del malvado Dark Veider y, de repente, se quedaron en shock. 

A Dark Veider le parecieron buenos porque podían inventar sus pistolas y así podrían ganar la guerra los malos.

Ellos se murieron de miedo y Marie pensó en otro lugar, pero no, otra vez había pensado en otra película y era Mary Poppins. Así aparecieron en mitad de escena mientras Mary Poppins decía la célebre frase SUPERCALIFRASGILISTICUESTIALIDOSO . Y fue una maravilla verla vocalizar esa larga frase pero no había tiempo que perder. Pensó en su compañero, que no le dejaba de decir que no volviera a imaginarse en otra película, que ya era suficiente el miedo que había pasado con Dark Veider y que no lo hiciera.

Ella le hizo caso y pensó en su hogar pero no sabían cómo hacerlo porque la maquina les daba error y no les dejaba volver y entonces el invento “máquina del tiempo” los llevo a un planeta rarísimo. Se arrepintieron de haberse subido porque llegados a ese punto no tenían nada más que hacer. Así que se presentaron, pero no les entendían nada. Solo acertaron a decir terrícolas. Les admitieron a vivir en ese planeta tan extraño.

Pocos años después, ya sabían hablar su idioma y además les trataban como dioses y se convirtieron en los mejores de su trabajo en ese nuevo planeta. Su sueño hecho realidad y se quedaron a vivir allí hasta el fin de sus tiempos.

FIN

Cristina R.B.



Ciencia ficción: “Equipo 274″

17 01 2019

Os voy a contar una historia que sucedió en el siglo XXII a mi aliado Diego 244 y a mí, Inés 30.

Había dos niños que estaban conduciendo la nave espacial más moderna del momento. Mi aliado y yo estábamos conduciendo la nave y, mientras la pilotábamos, oíamos ruidos muy raros.

Diego 244, que es muy valiente, fue a mirar lo que era. Era un asteroide metido en el motor, lo sacó con todas sus fuerzas y se arregló todo y dejamos la nave espacial en modo Alexa.

Le dijimos:

- Nave conduce tu sola.

Diego se despertó a los veinte minutos y le dije:

-Diego como tú ya estás levantado desconecta a Alexa, cuando necesites algo me despiertas .

Y con tanta tranquilidad yo empecé a oír: -Inésss despiertaaaa…

Y yo dije:

-¿Por qué?

Pues porque han llegado los enemigos.

- What? grité yo.

Cuando me desperté vi que era un marciano … También se podría llamar cosa amorfa. Sin embargo y sin ningún miedo comenzamos a pelear con todas nuestras habilidades.

Entonces, tras una intensa pelea, logramos ganar a aquel “coso” amorfo que tanto nos asustó y el equipo 274 venció y se proclamó campeón del universo XYZ.

Inés R.M.



Ciencia ficción: “Aventura interestelar”

17 01 2019

Esta es la historia de una chica llamada Estela y su amigo Leny y su pasión por pilotar cohetes. Estela y Leny se conocieron en el colegio. Desde pequeños fueron inseparables. Estudiaron durante muchos años y se convirtieron en astronautas debido a que en este siglo XXII, se viajaba mucho al espacio. 

Lo que más le gustaba a Estela era salir al espacio exterior y observar la Tierra y las estrellas. Un día, mientras sus compañeros trabajaban en la estación espacial internacional llamada ‘’Sal’’, Estela observó una estrella que parpadeaba. Llamó a su amigo Leny y le convenció para emprender el viaje.  

Cuando llegaron allí, descubrieron un planeta maravilloso, lleno de vida vegetal. Las plantas y flores desprendían luz, sus pétalos parecían neones y los árboles las protegían con sus enormes ramas. En ellas vivían unos extraños seres alienígenas parecidos a las mantis religiosas con enormes ojos rojos y patas largas. 

Estela y Leny dudaban si salir o no de la nave. ‘’Aquellos bichos daban mucho miedo’’. Leny, tuvo una gran idea, activaremos nuestros trajes para camuflarlos y que no nos puedan ver. Sigilosamente, consiguieron llegar hasta las flores luminosas. Llenaron sus bolsas con ellas, pero los descubrieron. Les perseguían queriendo comérselos. Finalmente, consiguieron llegar a la nave y con un extintor dispararon a los bichos, que se quedaban resbalando con sus patas en el polvo blanco. 

Llegaron a la Tierra acelerando al máximo, pero el susto valió la pena. Aquellas flores servirían para curar muchas enfermedades .

Raquel M.R.



Ciencia ficción: “Los nameks”

17 01 2019

Había una vez un comandante en su nave espacial con su ayudante. El comandante le llamaban Comandante Piccolo y su ayudante se llamaba Nail. Los dos estaban buscando su planeta natal porque habían pasado por un agujero de gusano. Su planeta se llamaba Namek, un planeta muy bonito porque tenía unas tonalidades  de colores muy llamativas, además casi era como nuestro planeta.  

Su hierba era verde azulada Las hojas de los árboles, también, y el cielo y el agua eran verdes. No había edificios solo pequeñas casas blancas.

Tenían un rey que era enorme se llamaba Saichoro, sí Saichoro un nombre muy peculiar, era muy sabio porque antes de que partieran en viaje Piccolo y Nail, Saichoro les había dicho que les iba a pasar algo grave pero ellos no le hicieron ni caso y les pasó.

Así que ahora están de camino pero lo grave no acabo ahí porque, como en toda historia “buena” hay un malo, así que cuando estaban a quinientos mil millones de kilómetros se les apareció el mejor vándalo de Namek y diréis ¿tan lejos de Namek? Pues sí porque estaba robando naves, el villano se llamaba Nappa, él entró en la nave de Piccolo sin que se diera cuenta, y cuando Nail fue a arreglar una cosa, vio a Napa y se alertó, por eso aviso a Piccolo y estuvieron planeando una trampa y esperaron a que Nappa se pusiera cerca de una trampilla para abrirla pero cuando la abrieron…  

¿FIN? 

Joel F.D.



Otro interesante vídeo del siglo XIX en España

17 01 2019