filo, filo, filosofía

el blog filosófico del Río Nalón

Albert Camus

Publicado por SOLEDAD GARCIA FERRER el 12 Diciembre 2013

camus.jpg

Los alumnos de francés del instituto tienen entre sus lecturas de este curso la novela El extranjero de Albert Camus. Tienen esa suerte. Para que la aprovechen mejor, vamos a recordar alguna información sobre este filósofo francés.

Algunos conocemos a Camus de cuando estudiamos la asignatura de Ética en 4º de ESO y leímos la novela de Salinger titulada El guardián entre el centeno.  Allí veíamos cómo el protagonista, Holden Caulfield, perdiendo el rumbo y añorando su casa, experimentaba el absurdo de su propia vida y llegaba a plantearse el suicidio. Tenéis algún artículo en este mismo blog sobre este asunto, como por ejemplo, este: http://blog.educastur.es/pipa333/2010/06/25/catcher-in-the-rye/.

Entre el material que utilizamos para interpretar el sentimiento del absurdo al que llega Holden leímos un fragmento del ensayo de Camus titulado El mito de Sísifo. También tenéis un texto de Sartre en la etiqueta titulada “Textos de ética”. El de Camus es un texto breve en el que expone lo que se entiende por sentimiento del absurdo, un sentimiento que Camus asocia con la situación de Sísifo, condenado por toda la eternidad a subir una gran roca a una montaña de la que sabe perfectamente que va a volver a caer también eternamente.

Tanto Albert Camus como Jean-Paul Sartre son filósofos que se pueden enmarcar en el existencialismo francés. Sartre es más optimista y su filosofía está teñida de compromiso político. Sin embargo Camus, aunque también tuvo un importante compromiso político, se muestra más pesimista en sus obras, además de mejor escritor.

Las preguntas filosóficas que plantea en El extranjero versan sobre el sentido de la vida después de que los dioses o han muerto o nos han abandonado y ya no existe una instancia superior que nos dicte las normas morales que debemos seguir. Para él tampoco tiene sentido colaborar activamente con la marcha de la historia, que es algo que hacen los marxistas. No hay una comunidad que nos ampare, en la que podamos refugiarnos. El individuo está desarraigado e inevitablemente solo, como Sísifo. Ni siquiera encuentra explicación para su propia conducta. No tiene lazos familiares ni sentimentales que le hagan la existencia acogedora, sno que se siente como un permanente extranjero.

Yo leí esta obra cuando tenía vuestra edad y fue de las que me hicieron pensar mucho. Por eso me gustaría que dejárais en este blog vuestras impresiones filosóficas sobre la obra una vez que la hayáis leído para que las podamos compartir.

Además tenemos la suerte de contar aquí cerca con una exposición sobre la obra de Camus que se celebra con motivo del centenario de su nacimiento y a la que no podemos faltar. Si queréis saber los datos, leed el siguiente artículo:

http://ocio.lne.es/agenda/noticias/nws-248853-grado-cierra-actos-centenario-nacimiento-albert-camus.html

Allí nos veremos.

Estadísticas Este artículo ha sido visitado  591  veces

2 Comentarios a “Albert Camus”

  1. claudia escribe:

    Hola, me acordé hoy de que en el moodle habías puesto que ibas a decir por qué nuestro curso se llamaba ‘lechuzas y palomas’ y al final, creo, no lo dijiste. ¿Puedes contestarme? Es que me entró la curiosidad ahora…

  2. Soledad escribe:

    Hola, Claudia. Me alegro de saber de ti. Y me alegro de que sigas asomándote al blog de vez en cuando. De hecho, me interesa saber qué estás haciendo este año y cómo te va porque he visto a alguno de vosotros, pero en concreto a ti no. Te respondo dos meses después a tu comentario porque en vacaciones me he dedicado a otras cosas y el comienzo de curso ha sido un poco movido y, la verdad, es la primera vez que me doy un paseo por el blog desde el curso pasado. A partir de ahora procuraré tenerlo más al día. En cuanto al motivo de tu curiosidad, siento mucho no poder responderte, pero es que este año tengo el mismo curso moodle y si te respondo se lo doy demasiado fácil a los alumnos nuevos, que tendrían que poder averiguarlo por sí mismos. Pero no me opongo a que se establezca aquí un debate en cuanto al título y a que tú participes en él. Yo, por mi parte, cuando vea que alguien ha acertado o cuando vea que se desencamina completamente, intervendré en él, ¿vale?

Enviar un comentario


*
Para demostrar que eres un usuario (no un script de spam), introduce la palabra de seguridad mostrada en la imagen.
Anti-Spam Image