LA SEXTA LAMENTACIÓN (William Brodrich)

14 04 2010

La Segunda Guerra Mundial está tocando a su fin y París ha sido liberada. En secreto, un monasterio del norte de Francia ofrece santuario a Eduard Schwermann, un oficial nazi que, gracias a la identidad falsa que le proporcionan los monjes, consigue escapar y empezar una nueva vida.

Cuando cincuenta años después la prensa británica lo descubre, fray Anselm recibe el encargo del Vaticano de averiguar por qué la Iglesia ayudó a escapar a un criminal de guerra. Pero nadie le ha preparado para descubrir una historia de traiciones, valentía y amor.

La sexta lamentación es una novela trepidante sobre las sombras que la guerra deja a su paso y la estrecha línea que separa el heroísmo de la cobardía.



“Encuentros y conversaciones con Einstein” de Werner Heisenberg

10 03 2010

Uno de los padres de la Mecánica Cuántica, Werner Heisenberg (1901-1976), nos reflexiona en este ensayo, Encuentros y conversaciones con Einstein,  sobre la figura del Einstein de los años 20-40 del pasado siglo. Por aquella época, Berlín era uno de los  centros de la Física mundial, allí enseñaban: Planck, von Laue, Nernst y sobre todo Einstein.

                Heisenberg, no sólo nos relata sus encuentros con Einstein, como por ejemplo los que mantuvo  en los Congresos Solvay de 1927 y 1930; sino que también nos examina su  figura de pacifista controvertido y nos muestra pinceladas de la  gran excitación política de aquella Alemania: “Al ir a entrar en el gran salón de actos para asistir a la conferencia de Einstein, un joven me deslizó un panfleto rojo en la mano, en el que más o menos se decía que la teoría de la relatividad era una especulación judía absolutamente indemostrada y que su inmerecida fama se debía únicamente a la propaganda de los periódicos judíos a favor de su compañero de raza Einstein”.

Un dato  importante en la biografía de  Heisenberg  es que dirigió el intento de los alemanes de construir su bomba atómica, intento que no prosperó.  Él mismo argumentó, al acabar la guerra, que  demoraron su construcción por cuestiones éticas  y que además alertó a los aliados; ya que mantuvo  conversaciones en Copenhague con el científico sueco Niels Bohr, sobre las investigaciones que estaban realizando en Alemania y los  peligros de una bomba nuclear.  Aun así, siempre ha quedado una sombra de duda sobre la figura de Werner Heisenberg.  



Aktion T4

10 03 2010

Desde el Departamento de Ciencias Naturales te recomendamos realizar una búsqueda en internet para leer artículos y publicaciones sobre el proyecto AKTION T4, el proyecto nazi de eutanasia generalizada desarrollado fundamentalmente hasta 1942.



“Historia de la energía nuclear” de Isaac Asimov

10 03 2010

Isaac Asimov (1920-1992), ha sido uno de los escritores más renombrados en el campo de la divulgación científica, escribiendo también numerosas obras de ciencia ficción entre las que destacan: Yo, Robot y la trilogía sobre La Fundación.

                En esta, Historia de la energía nuclear, Asimov, nos introduce en el extraordinario mundo de los átomos. Explica el  descubrimientos de las partículas subatómica, la estructura del núcleo,   los conceptos de fisión y fusión nuclear, etc. Todo ello   tratado con la amenidad y  profusión de ejemplos características de este autor:  “Si se hiciese que todo el deuterio de los océanos de la Tierra experimentara una fusión gradual, la humanidad tendría energía como para seguir al ritmo actual durante 500 mil millones de años…”



“Nucleares, ¿Por qué no?” de Manuel Lozano Leiva

10 03 2010

 

Manuel  Lozano Leiva, es un prestigioso  catedrático de Física atómica y nuclear de la Universidad de Sevilla.  Recientemente ha aparecido en diversos medios de comunicación defendiendo el uso y mantenimiento de la energía  nuclear.

Ha publicado este libro, Nucleares, ¿por qué no?, en el que nos ayuda a entender el problema de la energía y nos acerca al controvertido mundo de la energía nuclear. Su objetivo es, según sus propias palabras: “ofrecer al lector la oportunidad de que participe en el debate de manera algo más ilustrada de lo que  hacen infinidad de ardorosos atacantes de la energía nuclear y no menos enardecidos defensores de ella”

 Empieza explicando  los diversos tipos de centrales eléctricas y haciendo un repaso de la historia de la energía nuclear, contándonos curiosidades y anécdotas de sus personajes más míticos (los Becquerel, los Curie, Rutherford, Thomson, Einstein, etc,). Después pasa a adentrarse en la energía nuclear, la bomba atómica, las centrales nucleares, su seguridad, etc. No deja de lado  los accidentes nucleares más importantes, Chernóbil  y  Three Mile Island. En otro capítulo nos habla del uranio, principal combustible de las centrales nucleares: de dónde viene el uranio, cómo se extrae, cómo se enriquece, su abundancia… En los capítulos finales, el profesor Lozano, reflexiona sobre el problema de los residuos radiactivos, las cuestiones medioambientales y el futuro de la energía nuclear.

En Nucleares, ¿por qué no?,  Manuel Lozano, trata lo nuclear en toda su extensión,   con claridad y sencillez, sin bajar la guardia en el rigor científico y considerando los temas espinosos. Un interesante libro para aprender y profundizar. No podemos quedarnos sólo con la famosa  frase, ¿Nucleares?, no gracias. Debemos ir más allá: ¿podemos prescindir de la  energía nuclear?, ¿debemos dejar de desarrollar su tecnología?, ¿acaso no es la energía nuclear la fuente primordial de energía en el Universo?



Carta de Albert Einstein a Roosevelt

10 03 2010

 Berlín 1938, el físico  Otto Hahn  descubre la reacción de fisión nuclear. Hahn escribe a Lise Meitner (su antigua colaboradora que había abandonado Alemania por ser judía y que se había instalado en Estocolmo) para que interprete los resultados experimentales. Inmediatamente Lise se da cuenta de la transcendencia del fenómeno y no tarda en darle una explicación  satisfactoria.  Meitner pone la información en conocimiento de Niels Bohr,  el cual lleva la noticia a un congreso de físicos celebrado en los  Estados Unidos.  En cuestión de semanas la comunidad científica confirma la realidad de la fisión del uranio.  Entretanto se desata la Segunda Guerra Mundial y muchos científicos refugiados en Norteamérica temen  que Hitler  consiga desarrollar una bomba basada en la reacción de fisión del uranio. Einstein, el científico más prestigioso de todos ellos,   envía una carta al presidente de los Estados Unidos,  Franklin D. Roosevelt,  en la que le alerta de este peligro.

Con esta carta podemos decir que comienza  el llamado Proyecto Manhattan  o lo que es lo mismo el proyecto para construir la bomba atómica. Se reunió un gigantesco equipo en el que participaron científicos, militares  e industriales, siendo probablemente una de las operaciones más ambiciosas de la historia. http://media.nara.gov/Public_Vaults/00762_.pdf

  

Albert Einstein

Old Grove Rd.Nassau Point
Peconic, Long Island
2 de Agosto de 1939

   
Franklin D. Roosevelt
Presidente de los Estados Unidos
White House
Washington, D.C.

Señor:
Algunos recientes trabajos de Enrico Fermi y L. Szilard, los cuales me han sido comunicados en manuscritos, me llevan a esperar, que en el futuro inmediato, el elemento uranio puede ser convertido en una nueva e importante fuente de energía. Algunos aspectos de la situación que se ha producido parece requerir mucha atención, y si fuera necesario, inmediata acción de parte de la Administración. Por ello creo que es mi deber llevar a su atención los siguientes hechos y recomendaciones:

En el curso de los últimos cuatro meses se ha hecho probable -a través del trabajo de Loiot en Francia así como de Fermi y Szilard en los Estados Unidos- el inicio de una reacción nuclear en cadena en una gran masa de uranio, por medio de la cual se generaría enormes cantidades de potencia y grandes cantidades de nuevos elementos parecidos al uranio. Ahora parece casi seguro que esto podría ser logrado en el futuro inmediato.

Este nuevo fenómeno podría ser llevado a la construcción de bombas, y es concebible -pienso que inevitable- que puedan ser construidas bombas de un nuevo tipo extremadamente poderosas. Una sola bomba de ese tipo, llevada por un barco y explotada en un puerto, podría muy bien destruir el puerto por completo, así como el territorio que lo rodea. Sin embargo tales bombas podrían ser demasiado pesadas para ser transportadas por aire.

Los Estados Unidos tienen muy pocas minas con vetas de uranio de poco valor, en cantidades moderadas. Hay muy buenas vetas en Canadá y Checoslovaquia, mientras que la fuente más importante de uranio está en el Congo Belga.

En vista de esta situación usted podría considerar que es deseable tener algún tipo de contacto permanente entre la Administración y el grupo de físicos que están trabajando en reacciones en cadena en los Estados Unidos. Una forma posible de lograrlo podría ser comprometer en esta función a una persona de su entera confianza quien tal vez podría servir de manera extraoficial. Sus funciones serían las siguientes:

a) Estar en contacto con el Departamento de Gobierno, manteniéndolos informados de los próximos desarrollos, y hacer recomendaciones para las acciones de Gobierno, poniendo particular atención en los problemas de asegurar el suministro de mineral de uranio para los Estados Unidos.

b) Acelerar el trabajo experimental, que en estos momentos se efectúa con presupuestos limitados de los laboratorios de las universidades, con el suministro de fondos. Si esos fondos fueran necesarios con contactos con personas privadas que estuvieran dispuestas a hacer contribuciones para esta causa, y tal vez obteniendo cooperación de laboratorios industriales que tuvieran el equipo necesario.

Tengo entendido que Alemania actualmente ha detenido la venta de uranio de las minas de Checoslovaquia, las cuales han sido tomadas. Puede pensarse que Alemania ha hecho muchas acciones, porque el hijo del Sub-Secretario de Estado Alemán, von Weizacker, está asignado al Instituto Kaiser Guillermo de Berlín donde algunos de los trabajos americanos están siendo duplicados.

Su Seguro Servidor,
Albert Einstein



La seconde guerre mondiale

8 03 2010

Aportaciones del departamento de francés al plan lector del centro.

COMPRENSIÓN ORAL:

Visionado de una película en V.O. francesa, ambientada en la II Guerra Mundial.

ESO: “Espías en la sombra “  (“Femmes dans l’ombre”) una película  de Jean-Paul Salomé, en la que un comando compuesto por cinco mujeres intenta que los alemanes no descubran los preparativos del desembarco de Normandía.

 BACHILLERATO: “El último metro” (Le dernier métro) de François Truffaut. Durante la ocupación alemana, en París, un grupo de teatro monta una obra. En la película vemos en paralelo avanzar la representación y la vida cotidiana de los personajes: el director de origen judío, que debe esconderse de la GESTAPO; su mujer, actriz y empresaria del teatro; el actor principal, miembro de la resistencia; un crítico, colaboracionista con los alemanes,etc.

 COMPRENSIÓN ESCRITA: 

Búsqueda en fuentes escritas en francés de información sobre conceptos y personajes fundamentales en la Francia de la II Guerra mundial:

-         Resistencia

-         Ocupación alemana

-         Zona libre

-         Gobierno de Vichy

-         Desembarco de Normandía

-         General De Gaulle

-         Mariscal Pétain

  EXPRESIÓN ORAL: 

Respuesta oral a un cuestionario tras la visualización de la película.

cuestionario Les femmes de l´ombre

 EXPRESIÓN ESCRITA: 

Elaboración de carteles bilingües en francés y castellano sobre los personajes y acontecimientos sobre los que previamente han buscado información.

mapa francia IIGM



El libro negro (The black book)

7 03 2010

RepartoDolf De Vries, Carice van Houten, Peter Blok, Waldemar Kobus, Diana Dobbelman, Derek De Lint, Christian Berkel, Sebastian Koch, Halina Reijn, Thom Hoffman

DirectorPaul Verhoeven

ProductorTeun Hilte, Marcus Schöfer, San Maltha, Jeroen Beker, Frans Gestel

EstrenoFebrero 2007

GéneroIntriga.

PaísHolanda,Reino Unido,Alemania

SINOPSIS:

Cuando el escondrijo de Rachel Steinn, una bella cantante judía, queda destruido por una bomba fortuita, decide atravesar el parque natural de Biesbosch junto a un grupo de otros judíos hacia los ya liberados Países Bajos meridionales. Sin embargo, su barca resulta interceptada por una patrulla alemana y todos los que van en ella son masacrados. Sólo Rachel logra sobrevivir. La joven se une a la resistencia y bajo el seudónimo Ellis de Vries logra entablar amistad con Müntze, un oficial alemán de la SD. El militar siente atracción hacia la joven y le ofrece trabajo. Entretanto, la resistencia concibe un plan para liberar un grupo de combatientes de sus filas que ha sido capturado, y para ello cuenta con la ayuda de Ellis. El plan falla estrepitosamente porque ha habido traición. Tanto los resistentes como los alemanes culpan a la joven quien se oculta una vez más con Müntze a cuestas. Juntos, deciden esperar el fin de la guerra.

La liberación no le aporta a Ellis ninguna libertad; ni siquiera cuando logra demostrar quién ha sido el auténtico traidor. En cierto modo, cada superviviente es culpable.

CRÍTICA:

La Segunda Guerra Mundial y el Holocausto judío continúan siendo sólidos argumentos para construir buenos filmes. Esta producción holandesa, británica, alemana y belga cuenta una historia mil veces retratada. Tiene el atractivo de que la dirige el siempre acertado Paul Verhoeven y, sobre todo, deja un sabor de boca indescriptible. Al final, qué importa la justicia. Solo sobrevivir ya te convierte en un culpable. Adelantar esto sin contar antes algo del argumento deja esta explicación un tanto huérfana. “El libro negro” es una historia de persecución, supervivencia, resistencia y amor. Parte de una historia individual la de la cantante judía Rachel Steinn que sobrevive a situaciones en las que otros mueren masacrados. Supera una acusación de traición por parte de la resistencia judía y acaba enamorándose del enemigo, un alemán llamado Müntze. Es una historia con muchas moralejas y una de ellas es que no solo hay que ser honrado, también hay que parecerlo… y sobre ideas y fanatismos hay razones que superan cualquier obstáculo. Hay personas que han nacido para sobrevivir a lo que se les ponga por delante. Son ejemplos de pundonor que acaban percibiendo que hay que sustraerse de los supuestos generalizados para poder llegar a vivir en paz con uno mismo.



Enigma: el secreto que cambió el rumbo de la Historia

3 03 2010

En 1923, el ingeniero alemán Arthur Scherbius patentó una máquina diseñada específicamente para facilitar las comunicaciones seguras. Se trataba de un instrumento parecido a una máquina de escribir, que se llamó Enigma.  Era aparentemente simple, pero gracias a la complejidad de su combinación de cálculos numéricos, era capaz de generar más de 105.456 posibles alfabetos completamente distintos. La máquina fue utilizada por el mando militar alemán durante la Segunda Guerra Mundial, para intercambiar mensajes cifrados, de manera que sólo pudieran ser recibidos y entendidos por el destinatario establecido.

En 1939, Alan Turing, matemático, teórico de la informática y filósofo inglés y uno de los padres de la inteligencia artificial, a la cabeza de un equipo de matemáticos polacos, franceses e ingleses, logró desenmascarar las claves de Enigma y diseñar una máquina electromecánica denominada la Bomba, que exploraba las posibles combinaciones generadas por Enigma.

Había nacido pues, al servicio de la guerra, la criptografía moderna, ciencia que busca cifrar y descifrar la información, por medio de la teoría de números, así como el criptoanálisis, cuya finalidad es  romper los códigos ajenos para acceder a la información cifrada. En la actualidad, con las nuevas tecnologías informáticas, se ha producido una auténtica revolución criptográfica.

Enigma

Fue tal la importancia de la criptografía en la Segunda Guerra Mundial, que se dice que de no haberse roto el código Enigma, probablemente la guerra habría podido extenderse al menos un año más, o habrían podido desequilibrase las cargas en favor del eje alemán, cambiando por completo el curso de la historia. Esto demuestra que la matemática en la gran contienda fue mucho más allá de las balas y las bombas, y que su utilización marcó el rumbo de los acontecimientos.

El último mensaje cifrado se encontró en Noruega, firmado por el Almirante alemán Doenitz. Decía: “El Führer está muerto. La batalla continúa”. Los alemanes nunca sospecharon que su preciada máquina había sido descifrada. 

Para entender mejor estos acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial, te recomendamos la película “Enigma” (Michael Apted, 2001). Es una película de intriga y suspense que podrás encontrar en la Biblioteca del Instituto, basada en la novela homónima de Robert Harris (1995). En este enlace puedes consultar su ficha.



Kurt Vonnegut en vivo

25 02 2010

  matadero cinco

En este enlace puedes oír a Kur Vonnegut leyendo un fragmento de su novela.